Éste es el paradigma que necesitamos derrocar por el bien de nuestra salud

Un tema recurrente de este blog, y sorprendentemente no es el único tema, es la pseudocientífica teoría del balance energético. Esta teoría, cuyo Origen se nos dice son ineludibles leyes de la física, ha monopolizado en las últimas décadas la lucha contra la obesidad, llevando a la comunidad de científicos y expertos en obesidad a ciertas Conclusiones, a partir de las cuales se han propuesto Soluciones para este problema. Estamos hablando del discurso oficial de nuestras instituciones en materia de salud. Salirse del discurso “caloréxico” oficial es equiparado a negar el cumplimiento de leyes universales y se nos alerta sobre no hacer caso a soluciones “milagro” que niegan la importancia del balance energético (ver).

conclus

He explicado, una y otra vez, los errores de razonamiento que se cometen para llegar desde el proclamado Origen, la primera ley de la termodinámica, hasta las erróneas Conclusiones. Es importante explicar esos errores, pero lo que quiero en esta entrada es centrarme en resumir esas Conclusiones, pues a final de cuentas, son el problema. Tampoco las Soluciones son la clave: veo contraproducente proponer Soluciones sensatas (e.g. comida real, ejercicio físico, descanso, etc.), si se hace partiendo de premisas erróneas. Por un lado, con ese proceder se mantiene viva la pseudociencia del balance energético, lo que en sí mismo es grave y dañino, pero además se hace con un mensaje inevitablemente ambiguo que sigue incitando a adoptar Soluciones que se saben estériles.

la causa próxima sería que comemos mucha comida, la causa última que comemos mala comida. Marcos Vázquez (FitnessRevolucionario)

Lo que quiero decir, es que si a una persona le dices que el problema es “comer más de la cuenta” (conclusión errónea) y que una Solución eficaz es consumir comida real —por ejemplo, argumentando que no bloquea los mecanismos de saciedad de tu cuerpo— lo que le estás diciendo es que no necesita cambiar nada, que no necesita privarse de nada, que le basta con controlar un poco mejor cuánto come. En definitiva, entenderá lo que quiere entender, que es que si puede comer menos por otros medios, llegará al mismo fin. La gente, lógicamente, no quiere dejar de comer las cosas que lleva toda la vida comiendo, en las que muchas veces basa su vida social, y el resultado es que las supuestas Soluciones “correctas” sólo lo son en apariencia: no son más que el mismo fallido mensaje de siempre. Así no avanzamos nada.

El paradigma que necesitamos derrocar es el formado por estos sofismas:

  • Las calorías importan
  • Importan más las calorías totales que la composición de la dieta
  • Al final del día es balance energético el que determina si vas a ganar o perder peso
  • Para perder peso hay que crear un déficit calórico
  • La causa de la obesidad es un superávit calórico sostenido
  • Engordamos porque comemos más de la cuenta
  • Por mucho que comas saludablemente, si comes más de lo que gastas vas a engordar
  • Cualquier dieta que hace adelgazar lo hace porque te ayuda a comer menos
  • La causa de la obesidad son los alimentos pobres en nutrientes y de alta densidad calórica
  • Las causas obvias de la obesidad son una excesiva ingesta energética combinada con un estilo de vida sedentario
  • Es más fácil engordar consumiendo grasa que carbohidratos o proteínas, pues tiene más calorías por gramo
  • No existen alimentos engordantes, importando únicamente su contribución calórica en el conjunto del día
  • Lo importante es la adherencia a la dieta. Cualquier dieta que se pueda seguir a largo plazo va a ser útil para adelgazar
  • Las dietas hipocalóricas no funcionan porque la gente come más de lo que cree y además las abandona al poco tiempo
  • Si dos dietas son isocalóricas y tienen la misma proporción de proteína adelgazan o engordan lo mismo
  • En experimentos científicos controlados se ha demostrado que la única característica de la comida que afecta a la pérdida o ganancia de peso son las calorías
  • Nunca se ha encontrado otra propiedad de la comida distinta de las calorías que afecte al peso corporal

En mi opinión, ésta es la verdadera causa por la que tenemos un problema de peso.

Leer más:

Anuncios

72 respuestas a “Éste es el paradigma que necesitamos derrocar por el bien de nuestra salud

  1. Caloréxicos sin cerebro: las calorías importan pero contarlas es a menudo innecesario, una caloría es una caloría pero el tipo de comida importa, no hay una solución para la obesidad pero esa solución es cambiar el entorno alimentario.
    NQwOcQwHRE

    El destino de las diferentes fuentes de calorías depende del balance energético, pierdes peso si gastas más de lo que comes, y ganas peso si comes más de lo que gastas, pero el balance energético no da ningún tipo de respuestas, y las respuestas que no da pueden ser usadas para estudiar la obesidad y diseñar estrategias para reducir la obesidad.

    ZEerzgLvIt

    Los caloréxicos son una broma macabra de la naturaleza.

    Me gusta

  2. En los tratamientos que funcionan no hace falta creer. Funcionan y punto. No deciden a qué paciente le va a ir bien y a cuál no dependiendo de su actitud.

    Pero con la teoría del balance energético vamos a hacer una excepción, ¿de acuerdo? Ésta sí funciona aunque no funcione. Y la culpa es del cliente.

    PD: los que tanto se inflaman contra la homeopatía son, curiosamente, ciegos con las charlatanerías establecidas desde estamentos oficiales.

    Me gusta

    • De la misma fuente:

      Por cierto, la quimio es eficaz, no como la homeopatía

      Entonces, la eficacia demostrada en experimentos científicos es una medida válida de lo que es charlatanería y lo que es ciencia. De acuerdo.

      Me gusta

  3. Me gusta

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.