Fat Head Kids

naughton

Hace un par de días me llegó el libro (el primer capítulo se puede leer aquí). Tom Naughton lo ha escrito, su mujer Chareva lo ha ilustrado, y ahora mismo se están dedicando a preparar la versión película del libro. Tom Naughton es un comediante que hizo el interesante documental “Fat Head“. Si no me equivoco, se gana la vida como programador informático. Su blog de temas de nutrición: http://www.fathead-movie.com/

Lo he comprado para mi hija pequeña (10 años), aunque a la vista del primer capítulo, que es lo único que he leído, intuyo que las explicaciones van a ser demasiado complicadas para ella. Mi objetivo en este momento es que no se sienta presionada y que nazca de ella ponerse a leer, es decir, la dificilísima tarea de estarme calladito y esperar acontecimientos.

Anuncios

3 thoughts on “Fat Head Kids

  1. https://www.ketovangelist.com/episode-104-tom-naughton-helps-kids-learn-about-nutrition/ (Minuto 9)

    — one of the things that you talk about in there, is you make sure the kids that are reading it and the parents that are reading it to their kids understand, you make a point about that, your physical status is not about your character, it’s not about your personality, it’s not like it’s a character flaw if you’re not the ideal shape, right?

    — I really wanted to pound that home and it’s a theme that I have explored in my blog several times. I wrote a whole series of posts called “Character versus chemistry”. And what I want kids to understand is —because I went through this, you probably went through this— you are in this phase where you are trying to lose weight and you can’t because you’ve been given the wrong advice. And you start to blame yourself: “I must be weak”, “There must be something wrong with me”, and I really want kids to understand this is not about your character. You did not get fat by being weak-willed, by being lazy. You got fat because your body followed a set of instructions that are written into your chemical programming. And what you ate triggered those instructions. That’s basically what the book is down to: what you eat triggers programs within your body. Those programs do exactly what they are programmed to do. They produce the result they are supposed to produce.

    — una de las cosas de las que hablas en ese capítulo, y te aseguras de que tanto los niños que lo leen como los padres que lo leen a sus hijos entiendan, tocas el asunto de que tu estado físico no es indicativo del carácter, no es indicativo de la personalidad, no es que no tener el cuerpo perfecto equivalga a un defecto del carácter. ¿Es así?

    — Realmente quería ser machacón con eso y es un tema que he explorado en mi blog varias veces. Escribí toda una serie de posts llamados “carácter frente a química”. Y lo que quiero que los niños entiendan es —porque yo pasé por eso, tú probablemente pasaste por eso— que estás en esta fase donde estás intentando perder el peso y no puedes porque te han dado un consejo erróneo. Y empiezas a culparte a ti mismo: “debo de ser débil”, “debe de haber algo mal en mí “, y realmente quiero que los niños entiendan que no se trata de tu carácter. No se engorda por ser débil, por ser perezoso. Engordas porque tu cuerpo obedece un conjunto de instrucciones que están escritas en tu programación química. Y lo que comiste activó esas instrucciones. Eso es básicamente lo que el libro viene a contar: lo que comemos pone en marcha programas dentro de nuestro cuerpo. Esos programas hacen exactamente lo que están programados para hacer. Producen el resultado que se supone que tienen que producir.

    Part OnePart TwoPart ThreePart FourPart FivePart Six

    Me gusta

  2. according to the Piggy Bank Theory, you could avoid growing as tall as your dad by eating a little less than he did. Would that work?

    If there’s one thing I hope you understand after reading this book, it’s this: if you tried to lose weight by following advice based on The Piggy Bank Theory and couldn’t do it, YOU didn’t fail. The advice failed.

    Tom Naughton ha publicado en su web el segundo capítulo del libro.

    Creo que esta entrada mía guarda relación con alguno de los ejemplos que pone.

    Me gusta

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s