18 estudios en que los participantes “comieron menos” y no funcionó

La gran mentira de la nutrición y la obesidad es la teoría del balance energético. No es que sea la única mentira que nos están contando, pero por sus gravísimas consecuencias y por lo absolutamente estúpido de su origen, es, en mi opinión, la más importante de todas.

Como parte del gran engaño que es la teoría del balance energético, encontramos las dietas hipocalóricas. Estas dietas han fracasado sistemáticamente en la vida real y en los estudios científicos, pues, tal y como muestra la curva verde de la gráfica, hacen perder algo de peso a corto plazo (en media no llega a los 10 kg), pero con el tiempo la pérdida de peso desaparece y comienza una fase de recuperación del peso perdido. No es que se recupere muy deprisa, pero al cabo de 3 ó 4 años la pérdida de peso ronda los 4 kg (ver,ver,ver):

¿Cómo es posible que médicos y nutricionistas estén recetando un tratamiento para la obesidad que desde hace décadas se sabe que no funciona (ver,ver)? Pues porque o bien creen que tiene que funcionar, porque creen que así lo dictaminan las leyes de la física, lo que es una burrada de dimensiones intergalácticas, o porque sencillamente tienen interés económico en ignorar que el tratamiento no funciona (algunos reconocen abiertamente que no funciona, pero dicen que quedarse cruzados de brazos no es una opción). La explicación “oficial” es que la dieta hipocalórica no da resultados porque la gente abandona la dieta. Como parte de la campaña de desinformación, se llega a afirmar que prácticamente todas las dietas funcionan, por lo que hay que intensificar los esfuerzos en convencer a los obesos de que no las dejen, o, en la misma línea, se afirma que se ha demostrado que la adherencia a la dieta es la principal determinante del resultado obtenido (ver).

Al margen de las razones por las que estamos engañando a los obesos con un tratamiento que según la evidencia científica no funciona, lo que realmente me parece muy grave es el efecto que tiene en el obeso que se le haga creer que el tratamiento funciona y que el fracaso es culpa suya por no mantener el tratamiento. El efecto perjudicial del engaño va mucho más allá de que los obesos no salgan de su problema de peso (ver,ver,ver).

Revisando las entradas del blog he encontrado 18 estudios científicos en los que:

  1. los participantes están recuperando el peso perdido, y
  2. los datos de ingesta energética dicen que mientras recuperaban lo perdido, seguían manteniendo la restricción calórica (también el incremento en la actividad física, si era parte de la intervención).

Nótese además que rara vez se llega a los 10 kg perdidos.

¿La dieta hipocalórica sí funciona y son falsos los datos de ingesta energética de todos estos estudios?

NOTA: Pinchando en las imágenes se puede acceder al título del estudio y los datos de ingesta energética.

1. Jakicic et al. (2008)

Selección_514

2. Sanghvi et al. (2015)

3. Dulloo et al. (2012)

4. Ello-Martin et al. (2007)imagen_1097

5. Bazzano et al. (2014)Selección_151

6. Saslow et al. (2017)imagen_0567

7. Leermakersa et al. (1999)

Selección_898

8. Guldbrand et al. (2012)9. Ebbeling et al. (2007)

10. Jakicic et al. (2016)imagen_0161

11. Mellberg et al. (2014)Selección_507

12. Trepanowski et al. (2017)13. Saquib et al. (2008)

14. Jakicic et al. (2015)

15. Jakicic et al. (2012) (fuente)

16. Gardner et al. (2007)

17. Viegener et al. (1990)

18. Das et al. (2009)

peso

¿Cuál es la reacción de un animal ante el hambre? Ser más eficiente acumulando grasa corporal:

¿Nos sorprende que pasar hambre produzca ese mismo efecto en humanos?

¿Por qué estamos tratando la obesidad con una dieta que NUNCA ha demostrado funcionar?

Leer más:

Anuncios

18 thoughts on “18 estudios en que los participantes “comieron menos” y no funcionó

  1. La pseudociencia del balance energético establece que “comer menos y/o moverse más” es la única vía para adelgazar. Así pues, el tratamiento oficial para adelgazar es “pasar hambre” para que tu cuerpo se vea obligado a deshacerse de la grasa corporal que sobra.

    ¿Durante cuánto tiempo más vamos a seguir tratando la obesidad con un tratamiento que la evidencia científica dice que no funciona y que está basado en ideas estúpidas?

    La teoría del balance energético nos está destrozando la salud a los obesos.

    Le gusta a 1 persona

  2. En qué estaría pensando, las prisas; aunque no hay excusa.
    Gracias.
    Por cierto, mi mujer va a comenzar a comer lchf por razones de peso (literalmente), lleva un tiempo comiendo menos carbohidratos pero con muchas excepciones, aún así lo ha notado.Yo hace un año y medio que dejé los cereales y comencé con paleo, y hace 6 meses con lchf, y viendo que todavía sigo vivo, pues hemos llegado a pensar que, aunque todos nos digan que es muy peligroso, puede ser que la mayoría esté equivocada, nunca se sabe.
    Como comentario final, después de año y medio sin cereales y muy pocos carbohidratos, mis sensaciones son muy buenas, tengo mucha menos grasa corporal y mis análisis de sangre han mejorado en riesgo cardiovascular. No sé si comeré más paleo o más lchf, voy variando alimentos depende como me sientan, pero lo que sí tengo claro es que no pienso volver a comer trigo ni ningún otro grano o legumbre. Y seguiré informándome sobre nutrición, es lo único importante.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Diego,
      gracias por contar tu experiencia. Yo no soy más que un exobeso interesado en mantener el peso, o sea que siguiendo ese mismo proceso que vosotros de ir aprendiendo.

      aunque todos nos digan que es muy peligroso

      Para mí el peligro era seguir como estaba y comiendo como comía. Asumo el riesgo de alimentarme a base de huevos, carne, pescado, frutos secos y vegetales de hoja.

      Me gusta

  3. 21. Marinilli et al. (2008)

    Participants enrolled in STOP Regain were adult men and women (N = 314) who had lost at least 10% of their body weight within the 2 years before study entry (amount and timing of weight loss was confirmed in writing by a physician, friend, or weight-loss counselor).

    A los 6 meses el grupo VLCD dice haber reducido su ingesta en 350 kcal/d:

    Pero en ese periodo ha ganado 4.5 kg:

    El 71% de los participantes de ese grupo son mujeres y pesan 84.6 kg. ¿Es de esperar que ganen peso con ingestas de 1500-1800 kcal/d?

    NOTA: el grupo VLCD perdió 24 kg con dieta hipocalórica, de los cuales recuperó 8-9 kg en el siguiente año y medio.

    NOTA: los participantes de este estudio no son una representación de la población general. Si no habías conseguido perder al menos un 10% de tu peso en los dos años previos, no podías participar en este estudio.

    Me gusta

  4. Los charlatanes que defienden la dieta hipocalórica dicen que los datos de ingesta de estos estudios no son fiables. Seguramente tienen razón en eso. Pero curiosamente no muestran la misma actitud crítica ante el hecho de que no tienen ningún experimento científico que demuestre que la dieta hipocalórica es efectiva para perder peso a largo plazo (por supuesto en personas obesas y con ingestas razonables, no ingestas que te destrocen la salud). Si no comes nada durante meses vas a adelgazar, pero eso no demuestra que la dieta hipocalórica sea ni efectiva ni segura.

    Although evidence of physiological adaptations to weight loss which encourage weight regain continues to accumulate, there are currently no non-surgical treatments available with demonstrated long-term safety and efficacy to circumvent these changes and assist weight-reduced obese people who are unable to maintain weight loss (http://www.clinsci.org/content/ppclinsci/124/4/231.full.pdf)

    Aunque se acumula cada vez más evidencia sobre estas adaptaciones fisiológicas que fomentan la recuperación del peso perdido, no hay disponible a día de hoy ningún tratamiento no-quirúrgico con eficacia y seguridad demostradas a largo plazo para evitar estos cambios y ayudar a los obesos que han perdido peso y que son incapaces de mantener lo perdido

    Ningún tratamiento, porque no se sabe cómo mantener el peso perdido.

    Me gusta

  5. Dieta hipocalórica:
    1) Se constata repetidamente que el método no funciona, ni en la vida real ni en los estudios científicos
    2) El método está basado en la mayor ESTUPIDEZ de la historia de la humanidad, como es el caso de la teoría del balance energético
    2) Se sabe que existe una adaptación fisiológica al hambre (o a algo relacionado con la restricción en la cantidad de comida). Es algo que está documentado una y otra vez en la literatura científica. Se conocen múltiples mecanismos por los que el cuerpo humano fomenta la recuperación de la grasa corporal (aumento de la activación de la LPL, especialmente de su respuesta a la insulina, reducción de la lipólisis, mayor eficiencia muscular al realizar actividad física, reducción de la tasa de oxidación de grasas, etc.)

    ¿Conclusión de los “expertos” en obesidad? ¿Conclusión de los sabios que creen que engordamos porque comemos más de lo que gastamos? Que fallan los obesos.

    Los “expertos” en obesidad no tienen vergüenza ni la han conocido en su vida.

    These observations are of importance to understand the progressive resistance to weight loss seen in so many studies in which weight plateaus after 6–12 months of caloric restriction despite self-declared adherence to a hypocaloric dietary prescription

    Estas observaciones son importantes para entender la resistencia progresiva a la pérdida de peso vista en tantos estudios en los que el peso deja de bajar a los 6-12 meses de restricción calórica a pesar de que el obeso declara estar siguiendo la dieta

    this study supports a ‘metabolic adaptation’ in response to weight loss in humans and demonstrates for the first time a reduction in all components of daily energy expenditure with dietary-induced weight loss, including the level physical activity

    Este estudio respalda la “adaptación metabólica” en respuesta a la pérdida de peso en humanos y demuestra por primera vez una reducción en todos los componentes del gasto energético diario en la pérdida de peso inducida por dieta, incluyendo los niveles de actividad física.

    http://journals.plos.org/plosone/article/file?id=10.1371/journal.pone.0004377&type=printable

    Me gusta

  6. Hay mucho mentiroso suelto. Acabo de leer que nadie dice que todas las calorías son iguales, que eso es un hombre de paja creado para no se qué… ¿Cuántos casos queréis? Médicos, nutricionistas y gurús de la musculación a partes iguales.

    Y que no nos engañen hablando de saciedad, porque quien habla de saciedad te está hablando del balance energético.

    Me gusta

  7. the CICO diet, which stands for “calories in, calories out,” is challenged by nutritionists as an old way of thinking

    Esto en inglés se llama “wishful thinking”. La charlatanería del balance energético es absolutamente predominante entre las/los nutricionistas, médicos y científicas/os. Los que critican el balance energético son casi peores, porque hacen creer que avanzamos cuando en realidad son la misma “sustancia”.

    Me gusta

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s