Mis postres azucarados

Todos sabemos que el azúcar nos da la felicidad. Es la felicidad. Es así, queramos o no queramos reconocerlo.

¿Pasar las Navidades sin excesos y sin deleitarnos con productos azucarados? ¡Una vida así no merece ser vivida! Y además consumir productos con azúcar aumenta nuestra adhesión a la dieta, pues comemos lo que queremos comer.

En esta entrada voy contaros los postres azucarados que yo voy a tomar estas Navidades. Son muy laboriosos, pero el resultado vale la pena.

Helado de frutos rojos

Es un helado casero.

Ingredientes: Necesitamos una bolsa de frutos rojos congelados y otra de arándanos congelados. Yo compro las de Mercadona.

Preparación: coger un tazón y llenar la mitad con arándanos congelados, luego la otra mitad con frutos rojos congelados. Es importante no invertir el orden. Comer inmediatamente con cucharilla.

Tiempo de preparación: unas 2 h, aunque depende de la maña de cada uno.

Bomba de azúcar (con algo de yogur y cacao)

Éste es un poco más laborioso que el anterior, y quizá demasiado dulce para algunas personas.

Ingredientes: Un yogur griego natural y un cuadradito de chocolate 85%. Sólo un cuadradito. Importante: los ingredientes deben estar en la nevera hasta el momento de su utilización.

Preparación: vertemos el yogur en un tazón. A continuación, con un cuchillo afilado o un rayador de zanahorias rayamos el cuadradito de chocolate, recién sacado de la nevera, haciendo que las virutillas caigan sobre el yogur. Yo lo hago así para evitar que el chocolate se ablande: las virutillas caen sobre el yogur, todavía frío. Comer inmediatamente con cucharilla (o con los dedos).

Tiempo de preparación: 3-4 h. Vale la pena empezar a prepararlo a media mañana, si se quiere disfrutar de este postre en la comida.

NOTA: si crees que este postre es lo mismo que comerte un cuadradito de chocolate al tiempo que te comes el yogur griego, pruébalo, pero no es lo mismo… 

Recuerda que añadiendo azúcar a todo lo que comes mejora la calidad de tu dieta.

Bueno, eso es todo.

NOTA: feliz día de los inocentes 🙂

Pizza con base de pollo

Definitivamente en casa hemos abandonado la pizza con base de coliflor y nos hemos pasado a la pizza con base de pollo. Las ventajas:

  • Mucho más rápida de preparar
  • La masa no se rompe al coger las porciones con la mano

Los ingredientes de la masa los he sacado de esta página: en esencia, lo más relevante es que para preparar la masa de cada pizza (2 personas) necesitamos

  • 250g de pechuga de pollo,
  • 3 huevos,
  • sal y orégano.

Ponemos todos los ingredientes en el recipiente de la batidora-trituradora y con ésta en un segundito está preparada la masa. Es importante que usemos una parte del pollo que no tenga nervios, o podemos atascar la trituradora.

A veces la masa nos ha salido demasiado gorda. Para evitarlo, lo que hacemos es extender la masa sobre una hoja de papel vegetal, y tapar la masa con otra hoja. Luego con una espátula de plástico repartimos la masa de forma homogénea haciendo presión sobre la hoja superior. Metemos la masa (con una hoja por encima y una por debajo) en el horno unos 10 min a 180-200º y al sacarla para darle la vuelta ya dejamos sólo una hoja de papel vegetal, y volvemos a meter la masa otros 10 min. Al cabo de esos 10 min ya completamos la pizza con el resto de ingredientes y la volvemos a introducir otros 15 min (a ojo, la dejamos hasta que el queso hierve).

Ninguna novedad respecto de los ingredientes que van sobre la masa, comparada con la pizza con base de coliflor:

  • Tomate triturado
  • Champiñones (una bandeja da para las dos pizzas)
  • Queso mozzarella (unos 150-200 g por pizza)
  • Queso emmental (rallado para gratinar, unos 100g por pizza)
  • Bacon al gusto

Añadiré fotos la próxima vez que la hagamos.

Que aproveche 🙂

Pizza con base de coliflor (sin cereales)

Edito (22/10/2018): recomiendo probar la base de pollo.

Mi hija mayor ha creado esta receta para el blog. Espero que os guste.


¿Que mejor manera de disfrutar una comida con la familia que con esta deliciosa pizza de coliflor?

Sabrosa, sana y baja en hidratos de carbono.

Picture20

 

  • Ingredientes: 1 Coliflor, 3 huevos, tomate triturado y toppings: bacon, queso mozzarella, champiñones, etc.
  • Material: Batidora o thermomix, boles(2), tenedor, papel vegetal, y servilletas de tela.

ELABORACIÓN:

  1. Lo primero que hay que hacer es cortar nuestra coliflor en pequeños pedazos. Es importante que los pedazos sean pequeños ya que luego habrá que triturarlos con nuestra batidora o thermomix.

Picture1

Picture2

 

  1. A continuación, poco a poco, trituramos los trozos de coliflor con nuestra batidora hasta que no quede ningún trozo grande de coliflor

Picture4

Picture6

Podemos ir poniendo el horno a calentar, si no queremos tener que esperar más tarde.

  1. Una vez batida toda la coliflor, nos deshacemos del agua que contiene escurriéndola con nuestra servilleta de tela. Se recomienda escurrir la coliflor a tandas pequeñas, poco a poco.

Picture7

Picture8

La coliflor pasará de tener una consistencia húmeda a una menos húmeda y más áspera.

  1. Añadimos los 3 huevos y los batimos junto a nuestra coliflor y una pizca de sal.

 

Picture9

Picture11

 

  1. Nuestra masa ya está preparada. ¡Es la hora de darle forma a la pizza! Solo nos falta esparcir la masa en nuestra bandeja, encima del papel vegetal.

Picture15

  1. Una vez esparcida la masa la metemos al horno durante 20 minutos aproximadamente (175-200º) o hasta que esté doradita.

Picture16

Picture17

 

  1. ¡TOPPINGS! Ponemos una fina capa de tomate frito sobre la masa y adornamos nuestra pizza con los toppings que queramos (queso, bacon, champiñones, etc.).

Picture18

  1. Metemos la pizza en el horno otros veinte minutos o hasta que se vea hervir el queso y….¡LISTO! ¡A disfrutar la pizza!

Picture20