El sedentarismo NO causa obesidad

Perder peso es una cuestión de disciplina, de comer menos o más equilibrado y, sobre todo, de hacer más deporte.

La obesidad, lisa y llanamente, viene de comer demasiado y punto. Cualquier intento de buscar otras causas que no sean la auto-indulgencia solo refuerzan a pacientes que ya buscan cualquier medio para evadir su propia responsabilidad (Obesity, it is flatly stated, comes from eating too much and that is all there is to it. Any attempt to search for causes deeper than self-indulgence can only give support to patients already seeking every possible means to evade their own responsibility.)

Charlando con Carolina, surgió el tema de el sedentarismo como causa de obesidad. Me parece muy lamentable que supuestos expertos en salud o nutrición lancen el mensaje de que las personas obesas lo son por sedentarias. Antes de culpabilizar a alguien de su propia situación, hay que tener datos muy fiables al respecto (pero obviamente, pedir comportamiento responsable y ceñido a la evidencia científica es pedir demasiado). No se puede lanzar un mensaje tan dañino, tan destructor, basándolo en una corazonada (o más bien en la propia arrogancia). Es más, cuando identificas como causa algo que no lo es, estás dificultando que esas personas resuelvan su problema.

Básicamente esa teoría, la de que el sedentarismo es causa de obesidad, dice que:

Si los gordos hubiesen sido activos físicamente, no estarían tan gordos

Ésa es la hipótesis, la teoría, de algunos “expertos”. Pero la evidencia científica es clara al respecto:

Si los gordos son activos físicamente, siguen estando igual de gordos

La contradicción es evidente. La evidencia científica dice lo contrario que los “expertos”: la actividad física no adelgaza, luego no están gordos por sedentarios.

Se podría argumentar que en realidad la teoría del sedentarismo como causa de obesidad dice que:

Si los delgados son activos físicamente, no engordan.

Admito el argumento: hipotéticamente el sedentarismo podría engordar aunque la actividad física no adelgace. Pero:

  1. ¿Dónde están las pruebas de que “si los delgados son activos físicamente no engordan”? Sigue siendo una teoría no respaldada por la evidencia científica. Es más, las pruebas apuntan a que es falso, pues la actividad física no sirve para predecir si vas a engordar o no (como comento más abajo).
  2. Casi más importante que lo anterior: independientemente de que el sedentarismo fuese o no la causa, de acuerdo con la evidencia científica el ejercicio físico seguiría sin ser la solución.

Y aunque hay poco más que discutir, estoy abierto a que alguien me presente la evidencia científica de que simplemente incrementando la actividad física al cabo de cinco años estás más delgado. No es cuestión de querer escurrir el bulto: al contrario, no hay evidencia científica de que esa “carga” sea culpa de la víctima. Y culpabilizarla sin una certeza absoluta es inaceptable. En ningún caso ayuda a resolver el problema.

¿Cómo se entiende entonces que haya “expertos” que responsabilizan a las personas obesas de su propia situación, creando una injusta sensación de culpabilidad que en nada las ayuda? ¿Qué razón puede haber para estigmatizar a las personas con sobrepeso, si no existe evidencia científica que respalde la acusación? Pues una mezcla de incompetencia, corrupción y arrogancia.

Como en tantas cosas, esto solo es la opinión de una persona, yo, perdida en la infinidad de la blogosfera. A las personas con sobrepeso el único mensaje que les va a llegar es que ellos se lo han ganado. Los miles de expertos se suben al púlpito, sacan pecho y pontifican sobre el tema, resaltando lo maravillosos que ellos son, delgados gracias a sus infinitas virtudes, mientras los pobres obesos tienen la culpa de su condición, por vagos y faltos de disciplina. Ése es el mensaje que les llega a las personas con sobrepeso, procedente de los que se supone que les van a ayudar.

Solo un apunte más: algunos estudios epidemiológicos encuentran relación entre sendentarismo y obesidad, lo que desde el púlpito se interpreta como que los obesos lo son porque no mueven el culo. Ése es el peligro de poner un estudio epidemiológico en manos de un incompetente. Por supuesto es más bien al revés: cuando tienes sobrepeso no tienes energía:

Fatness leads to inactivity, but inactivity does not lead to fatness: a longitudinal study in children

“La grasa corporal predijo cambios en la actividad física en los siguientes tres años, pero los niveles de actividad física no predijeron cambios en la grasa corporal en el mismo periodo de seguimiento”

Prospective associations between sedentary lifestyle and BMI in midlife

“El IMC estuvo consistentemente asociado con un riesgo aumentado de volverse sedentario, tanto en hombres como en mujeres […] Un estilo de vida sedentario no predijo cambios en el IMC”

Y es que prestando atención a la literatura científica, todo encaja (ver):

la incapacidad de la persona obesa para extraer abundante ATP de la oxidación de grasas contribuirá a la fatiga y a resistirse a realizar tareas no esenciales, como un regimen de ejercicio voluntario. Las personas obesas, inconscientemente, racionarán el gasto energético en las actividades cotidianas para adaptarse a la [deficiente] habilidad de su cuerpo para extraer ATP de la mitocondria y rápidamente experimentarán fatiga y dolor muscular con la actividad física, pues una mitocondria disfuncional es incapaz de convertir de forma eficiente ácidos grasos en ATP.

Se puede decir más alto, pero no más claro.

Pero todo esto da igual: los “expertos” saben que el sedentarismo causa obesidad. Ellos “saben” que las personas obesas no tienen disciplina ni autocontrol y que se lo han ganado a pulso. ¿Para qué consultar la evidencia científica si ya tienes una “hermosa” teoría? Los expertos generan un problema, fallan al diagnosticar las causas y proponen una solución que está demostrado que no funciona.

Para acabar, una cita interesante de Gary Taubes:

“When you look at the data from research on obesity and exercise, there’s no compelling evidence that exercise has any effect on weight. The American College of Sports Medicine says in its guidelines, which were issued jointly with the American Heart Association, that it’s reasonable to assume that if you exercise more, you’ll be less likely to gain weight over time. But in those same guidelines, it also says that so far, data to support this hypothesis are not particularly compelling. Which is the kiss of death. It’s a 100-year-old hypothesis—if the data aren’t compelling by now, you can be pretty confident that the hypothesis is wrong.”

Nota: tampoco comer demasiado es la causa de la obesidad, pero ése es otro tema.

Leer más:

Anuncios

6 thoughts on “El sedentarismo NO causa obesidad

  1. Vaya, no había visto este post y comenté el otro, jeje. Sí que dio de sí la conversación! 🙂

    Especialmente clarificador lo del ATP. Quizás el delgado se cansa con pero no llega a ese agotamiento/fatiga/dolor que conoce el gordo prácticamente en cuanto pone un pie en movimiento (o tal vez sí tras enormes/prolongadísimos esfuerzos). Tal vez sea como el umbral del dolor, que cada cual tiene uno y el que soporta bastante ve a otro y le dice “anda anda si eso no es nada, quejica”. Y quizás no lo diga con maldad, pero la arrogancia puede (suele) ser dañina. No lo sé, quizás de ahí venga parte del “no-entendimiento”. No son más que reflexiones. Pero esto es muy interesante, además que entender bien el mecanismo puede resultar de gran utilidad para alcanzar una solución (o que ésta goce de respaldo científico y prestigio por ello) y extenderla a toda la población con este problema.

    Ya que estoy reflexiva… 😛 pienso que dicha obesidad no causa “vagancia” sólo para ejercitarse sino más bien “letargo generalizado”. Antes si por ejemplo olvidaba un ingrediente “me arreglaba”, ahora no me importa volver a salir a por él. Habrá quien piense que es que al adelgazar ya no me da vergüenza que me vea la gente en la calle (no lo invento, me lo han dicho)… En fin yo cuando voy al super ni pensaba “dios qué vaca” ni pienso “ole mi cuerpo”, me quedo en el “uff qué pereza” y el “venga es un momento”. O igual es que espabilé en 6 meses tras años de comportarme así, y no sólo hago cosas sino que tengo ganas de hacerlas… todo puede ser. Pero n=1 no sirve de nada, claro. No tengo a mano estudios ni sé siquiera si los hay, pero tengo la sensación de que obesidad y depresión tienen cierta relación (y ahí habría que diferenciar qué parte es fisiológica pura y qué parte psicológica -que la sociedad te juzgue y culpe de algo de lo que en realidad no eres responsable, machaca-). Como digo, son sólo dudas y opiniones, espero que antes o después la ciencia bien hecha (la manipulada abunda, quien paga manda) pueda confirmar si hay algo de cierto ahí o son simples majaderías. Seguro que en el proceso sale mucho conocimiento.

    Gracias por el post, Vicente, muy inspirador.

    Me gusta

    • Y también quizá lo que comentábamos el otro día de la necesidad de descanso: yo antes necesitaba dormir mucho más que ahora y me levantaba más cansado. Quizá por roncar, puede ser, pero el caso es que no aprovechaba el sueño y posiblemente eso te pasa factura el resto del día.

      Contar nuestro n=1 y aprender de nuestro n=1 es muy importante.

      Desde luego que te llamen vaga no aporta nada para que te sientas mejor.

      Me gusta

      • Pues igual tiene relación también y es otra parte de ese aletargamiento. Yo del descanso aún no puedo hablar porque sigo necesitando bastantes horas y aunque las duerma rara vez descanso bien (se nota todo el día, cuando sí descanso no hay color). Pero quizás sea porque aún tengo un % de grasa alto, por la luz de las farolas que se filtra por los agujeritos de la persiana (no hay forma de que me dejen bajarla del todo), porque el mozo ronca una barbaridad (él sí descansa bien)… o por una combinación de esos o/y otros factores, a saber. Desde luego lo 1º que tengo que hacer es marcarme un horario y respetarlo, porque no se descansa igual de 1 a 8 que de 4 a 11 y menos con variaciones de +-2h.

        Jaja con el n=1 me refiero a que no se puede extrapolar, pero si ese 1 soy yo vaya si importa! XD Autoconocimiento y autoexperimentación son claves.

        Saludos!

        PD: ya dejo de monopolizarte el blog, jeje, es que es difícil contenerse ante la alegría de poder hablar y debatir sobre algo que te interesa sin toparte con un muro.

        Me gusta

  2. Aparte del origen real de esa teoría (mezcla de estupidez y de prejuicios contra los obesos), existe interés económico en seguir transmitiendo ese falso mensaje. Mira quién te habla de sedentarismo y casi seguro que te está queriendo vender algo. No es casualidad.

    Por otro lado, me encanta hacer deporte (tenis y pádel), y por temporadas, hasta musculación en gimnasio. Creo que el deporte, sin pasarse, es sano y recomendable. Pero no comparto la idea de que la gente que no hace deporte es perezosa, ni que sería delgada si hiciera deporte.

    Me gusta

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s