Pizza con base de pollo

Definitivamente en casa hemos abandonado la pizza con base de coliflor y nos hemos pasado a la pizza con base de pollo. Las ventajas:

  • Mucho más rápida de preparar
  • La masa no se rompe al coger las porciones con la mano

Los ingredientes de la masa los he sacado de esta página: en esencia, lo más relevante es que para preparar la masa de cada pizza (2 personas) necesitamos

  • 250g de pechuga de pollo,
  • 3 huevos,
  • sal y orégano.

Ponemos todos los ingredientes en el recipiente de la batidora-trituradora y con ésta en un segundito está preparada la masa. Es importante que usemos una parte del pollo que no tenga nervios, o podemos atascar la trituradora.

A veces la masa nos ha salido demasiado gorda. Para evitarlo, lo que hacemos es extender la masa sobre una hoja de papel vegetal, y tapar la masa con otra hoja. Luego con una espátula de plástico repartimos la masa de forma homogénea haciendo presión sobre la hoja superior. Metemos la masa (con una hoja por encima y una por debajo) en el horno unos 10 min a 180-200º y al sacarla para darle la vuelta ya dejamos sólo una hoja de papel vegetal, y volvemos a meter la masa otros 10 min. Al cabo de esos 10 min ya completamos la pizza con el resto de ingredientes y la volvemos a introducir otros 15 min (a ojo, la dejamos hasta que el queso hierve).

Ninguna novedad respecto de los ingredientes que van sobre la masa, comparada con la pizza con base de coliflor:

  • Tomate triturado
  • Champiñones (una bandeja da para las dos pizzas)
  • Queso mozzarella (unos 150-200 g por pizza)
  • Queso emmental (rallado para gratinar, unos 100g por pizza)
  • Bacon al gusto

Añadiré fotos la próxima vez que la hagamos.

Que aproveche 🙂