“No hay alimentos buenos y malos sino dietas buenas y malas”

O dicho de otra forma: “Tú me das cremita, yo te doy cremita”.

Y cuando te dan cremita el Bollycao ya puede ser parte de una dieta equilibrada.

Productos de mierda con sello de calidad.