Crónicas caloréxicas (VIII): José Miguel Mulet

José Miguel Mulet, científico y profesor universitario, nos da las claves para adelgazar:

Adelgazar requiere una disciplina, ingerir menos calorías, y hacer más deporte. Y no hay más. José Miguel Mulet

Perder peso es una cuestión de disciplina, de comer menos o más equilibrado y, sobre todo, de hacer más deporte“. José Miguel Mulet

adelgazar no es un milagro sino cuestión de esfuerzo y disciplina durante varios meses, pero nunca es una misión imposible. José Miguel Mulet

El fundamento número uno para adelgazar es hacer ejercicio y comer menos. José Miguel Mulet

“Y no hay más”.

Las ideas de José Miguel Mulet sobre cómo adelgazar son pura charlatanería, sin más base real que los prejuicios y los errores de pensamiento. ¿Por qué? Lo resumo en dos ideas clave:

  1. La teoría CICO no es la Primera Ley de la Termodinámica.
  2. La teoría CICO está basada en dos premisas injustificadas, que son las que crean la falsa causalidad que hace creer que la causa obvia de engordar es un “exceso calórico” y que la solución obvia es crear un “déficit calórico”.

No hace falta tener una titulación universitaria para entender las trampas en que se basa la Teoría CICO. No me extiendo más aquí: remito a estos dos artículos:

Leer más:

Anuncios

Sigo esperando respuestas…

Parece que los dos individuos que hicieron referencia a este blog y a mi persona hace un par de días no han encontrado tiempo para responder a mis preguntas. Vuelvo a lanzarlas, a ver si se animan a contestarlas:

  1. Define “importan” y hazlo de forma que lo que estás diciendo pueda ser sometido a proceso de “falsación”.
  2. Explica cuáles son los mecanismos fisiológicos que enlazan la ingesta energética y los cambios en toda la energía acumulada en nuestro cuerpo en todas sus formas. Explica también cuáles son los mecanismos fisiológicos que enlazan el ejercicio físico con los cambios en toda la energía acumulada en nuestro cuerpo en todas sus formas.
  3. Indica qué receptores hay en nuestro cuerpo sensibles a las calorías y cuál es el proceso mediante el cuál se detecta que hay un “exceso calórico” y cómo se transmite la orden a los adipocitos de que tienen que acumular grasa corporal. Detalla la secuencia de acontecimientos fisiológicos.
  4. Defiendes la idea de que dos dietas con el mismo contenido calórico y proporción de proteína son equivalentes a efectos del peso corporal. Aclara si es así porque así lo determinan las leyes de la física o si es así porque es lo que se demuestra en la práctica (ver).
  5. Explica dónde está la trampa en la siguiente afirmación: “si se segrega un exceso de insulina vas a acumular grasa corporal, al margen de las calorías que hayas consumido”. (ver)
  6. Explica por qué la teoría del balance energético no se aplica en ningún otro crecimiento de un tejido en un ser vivo. Indica si también es de aplicación, por ejemplo, en el gigantismo y cómo ayuda a corregirlo (ver,ver). Explica si la teoría del balance energético es de aplicación en el crecimiento de un tumor y cómo se puede usar para combatir ese crecimiento. Explica por qué tu ideología sólo se usa en la obesidad si, como afirmas, es una teoría que deriva de una ley inviolable de la física. Explica si las calorías importan en todos esos crecimientos y en tal caso explica qué significa “importan” en esos otros crecimientos de tejidos.
  7. Explica qué aporta a nuestra comprensión de cómo funcionan los esteroides anabolizantes decir que cuando se usan entra en el cuerpo más energía de la que se gasta. ¿Dicen las leyes de la física que dichos productos actúan aumentando la ingesta energética y/o reduciendo el gasto energético? ¿Cómo actúan?
  8. ¿Crees que importan los gramos? (ver) En caso de respuesta afirmativa, define importan.

NOTA (21/06/2018): añado pregunta nº 8, ¿importan los gramos?

Leer más:

“Yo prefiero ser burro que cuerpoalien”

Un par de capturas de un foro llamado http://foro.musclecoop.com:
musclecoop1musclecoop2

No voy a entrar al trapo del fat-shaming. ¿Estuve gordo? Sí, lo estuve. Obeso, con 95 kg. Nunca lo he negado y ahí están las fotos en el blog. Me centro en los argumentos.

Dice que las calorías no importan, aunque metas 6000 al día de realfood

Las falacias del argumento son varias. En primer lugar, nótese que el argumento incluye una cantidad desorbitada de comida para transmitir la idea de “exceso” y así identificar la cantidad de comida como causa del resultado. Y además se hace referencia a las calorías, señalando fraudulentamente a las calorías como causa del resultado. Por otro lado, se pretende extrapolar el resultado de esa hipotética situación extrema a una situación en la que una persona engorda sin forzarse a consumir una cantidad ingente de comida cada día. ¿De verdad son comparables esas dos situaciones, una en la que sabemos que un ser humano alimentado con comida de humano no engorda y una en la que estamos forzando al cuerpo a salir de su funcionamiento normal? (ver) Es una falacia de falsa analogía, entre otras cosas.

Creo que con la siguiente frase vamos a ver muy bien que se trata de un argumento ad-hoc, argumentos que son falaces pues son creados “para la ocasión” pero que no aguantan el más mínimo intento de ser generalizables:

Dice que los gramos no importan, aunque consumas cada día 4 kg de pasteles

¿Aceptamos la frase anterior como demostración de que los gramos importan? (ver) ¿Pero sí serviría para demostrar que las calorías “importan”? Argumento ad-hoc.

Yo no digo que no vayas a engordar si consumes cada día 4kg de pasteles, igual que no digo que no vayas a engordar si consumes cada día 6000 kcal de pasteles. La cuestión no es ésa, la cuestión es: ¿por qué atribuímos el resultado a los gramos o a las calorías? Y la otra pregunta es, ¿por qué para explicar una situación en la que la gente no se fuerza a comer 6000 kcal/d se recurre a supuestos extremos que no son esa situación? No sé si vale la pena insistir más. Creo que en el librito están suficientemente explicadas todas las trampas que encierra este argumento.

Cambiemos el supuesto: en lugar de una cantidad excesiva de comida que lleva falazmente a interpretar que el problema es de cantidad, supongamos lo siguiente: tenemos dos niños gemelos idénticos, a los que alimentamos desde pequeños con una dieta paleo. Pero a uno de ellos le damos todos los días 3 gramos extra de grasa dietaria respecto a lo que consume su hermano gemelo. Y 30 años después pesamos a esos dos adultos. Según los defensores de la pseudociencia del balance energético, tendría que haber una diferencia de decenas de kg entre ellos. ¿De verdad la habría? Yo no lo creo y en ningún caso se deduce de las leyes de la física que esa diferencia vaya a existir. Nótese cómo en este supuesto hipotético, no estamos introduciendo fraudulentamente el “exceso” como culpable prefabricado. Para que tengamos una referencia, Kevin Hall, un conocido defensor de la charlatanería caloréxica, dice que la epidemia de obesidad se explicaría si cada persona ingiriese un gramo de más de grasa cada día (ver). ¿Pesaría más un gemelo que el otro?

Otro supuesto: a uno de los gemelos lo alimentamos desde pequeño con una dieta paleo (igual que antes, sin azúcar, sin harinas y sin productos creados en fábricas), pero al otro lo alimentamos con una dieta que proporciona las mismas calorías pero en la que la mitad de las calorías de la dieta son azúcar y en la que el consumo de grasa saturada procedente de productos industriales es altísimo. ¿Pesarán lo mismo esas dos personas al cabo de 30 años de seguir esa alimentación? Yo no lo creo. Y las leyes de la física nada tienen que decir al respecto.

El fulano pregunta y los caloréxicos no van responder:

  1. ¿Por qué no se usa la teoría del balance energético para tratar de prevenir o tratar el crecimiento de un tumor? ¿Es consumir demasiada comida la Causa Próxima de que crezca un tumor? (ver)
  2. ¿Cuál es el mecanismo fisiológico mediante el cuál nuestro cuerpo mide la ingesta energética y cómo se transmite la orden a los adipocitos de que tienen que engordar? (ver)
  3. ¿Importan los gramos? En caso de respuesta afirmativa, ¿qué significa “importan”? (ver,ver)

Yo estuve gordo. Pero no soy yo el que tiene que salir por piernas de una conversación cuando se plantean ciertas preguntas, ni soy yo el que defiende postulados pseudocientíficos como si fueran válidos. Yo estuve gordo, pero son los caloréxicos los que se quedan mudos ante ciertas preguntas. Estar equivocado es una cosa, pero insistir en el error cuando no puedes defender tus creencias más que con falacias argumentativas, es una cosa bien diferente.

Añado (19/06/2018): he publicado mi lista de preguntas a estos dos individuos en una entrada posterior.

Leer más:

¿Quién haría eso? (II)


Recomiendo, antes de leer esta entrada, ver unos segundos de este vídeo (pinchar en la tercera pestaña en la parte de la derecha, la que tiene el típico triángulo de “play”, y seleccionar a partir del minuto 0:54). Lo que nos cuentan:

individuals that consume the highest amount of animal-based proteins have somewhat higher rates of mortality, in particular cardiovascular mortality

las personas que consumen mayor cantidad de proteínas de origen animal tienen tasas de mortalidad algo mayores, en particular la mortalidad cardiovascular

¿Es eso cierto? Vamos a verlo.

Resumen de la noticia en una página web (sciencedaily): hay asociación con una mayor mortalidad

The largest study to examine the effects of different sources of dietary protein found that a high intake of proteins from animal sources — particularly processed and unprocessed red meats — was associated with a higher mortality rate,

El texto de esa misma noticia (sciencedaily): débilmente asociado con una mayor mortalidad

After adjustment for lifestyle and other dietary risk factors, a high consumption of protein from animal sources — any types of meat, eggs or dairy — was weakly associated with an increased rate of death, while high consumption of protein from plant sources — breads, cereals, pasta, beans, nuts and legumes — was associated with a lower mortality rate.

El abstract del artículo en revista científica: no asociado con una mayor mortalidad

After adjusting for major lifestyle and dietary risk factors, animal protein intake was not associated with all-cause mortality (HR, 1.02 per 10% energy increment; 95% CI, 0.98-1.05; P for trend = .33)

Tabla de datos del artículo en revista científica: el HR en mortalidad por cualquier causa no pasa de 1.03 en ningún quintil de consumo de proteína animal

 

¿Qué explicación tiene?

En su artículo original los autores habían dado a entender que sí había una asociación con una mayor mortalidad (el mensaje que hemos visto en el vídeo, sin ir más lejos) y tuvieron que corregir esa tomadura de pelo, negando posteriormente esa asociación y haciendo explícito que el HR era —un ridículo— 1.02 en la mortalidad por cualquier causa:

“After adjusting for major lifestyle and dietary risk factors, animal protein intake was weakly associated with higher mortality, particularly cardiovascular mortality (HR, 1.08 per 10% energy increment; 95% CI, 1.01-1.16; P for trend = .04), whereas plant protein was associated with lower mortality (HR, 0.90 per 3% energy increment; 95% CI, 0.86-0.95; P for trend < .001).” should be replaced with “After adjusting for major lifestyle and dietary risk factors, animal protein intake was not associated with all-cause mortality (HR, 1.02 per 10% energy increment; 95% CI, 0.98-1.05; P for trend = .33) but was associated with higher cardiovascular mortality (HR, 1.08 per 10% energy increment; 95% CI, 1.01-1.16; P for trend = .04).

Aun así, mantuvieron en sus conclusiones que sí hubo asociación con un tipo concreto de causa de muerte (enfermedad cardiovascular). HR de 1.08 por 10% de incremento en la energía, nos dicen. Ésta es la tabla de datos del artículo:

No te mueres más, pero sí más por causa cardiovascular y, aunque no se puede hacer, intentan dar a entender una relación causa-efecto. ¿Quién haría eso? Por otro lado, para una persona es muy importante no morir de causa cardiovascular, aunque mueras igual, sólo que por una causa diferente. Es el típico engaño de los estudios de fármacos que reducen el colesterol y que se cuentan como un éxito aunque no muestren diferencias en la mortalidad total (ver). Para vender como éxito lo que no lo es sólo hay que definir un parámetro irrelevante para el cliente como objetivo principal del estudio para poder concluir que el fármaco es exitoso, aunque no retrase ni un día la muerte de los participantes y venga acompañado de efectos secundarios. Y, ya que estamos, recordemos que ningún fármaco salva vidas: sólo retrasan la muerte, en el mejor de los casos.

HR=1.08… Evidencia mucho más sólida que un HR=1.02… ¿cómo no alertar a la población del gran peligro que corremos por no volvernos veganos? ¡¡Por nuestro bien!!

¿Quién usaría la epidemiología para hacer avanzar su agenda? Sí, ¿quién haría eso?

Leer más:

“Cuándo debemos llamar charlatán a un charlatán”

Ése es el título de un artículo de la web “Science Based Medicine”: “Cuándo debemos llamar charlatán a un charlatán”. Algunos extractos del artículo o de los comentarios en él recogidos:

I think the most dangerous ones are doctors like Andrew Weil who combine good scientific medicine with nonsense in such a way that patients can’t tell the differenceHarriet Hall

Creo que los más peligrosos son los médicos como Andrew Weil que combinan buena medicina científica con tonterías de tal manera que los pacientes no pueden detectar la diferencia

Regarding who does more harm, true believers or con artists, I would not be so quick to conclude it’s the true believers. Think of Kevin Trudeau. Perhaps con artists are much more crafty and deliberate in what they do.

Regarding the distinction, while I think there are pure con artists out there, I think things are much more fuzzy at the other end of the spectrum. I think most true believers are guilty of overstating claims, sloppy thinking, and accepting BS because it fits their belief. They rationalize their cons, but there is still some con in the mix. Steven Novella

Con respecto a quién hace más daño, si verdaderos creyentes o estafadores, yo no sería tan rápido concluir que son los verdaderos creyentes. Piensa en Kevin Trudeau. Quizá los estafadores son mucho más astutos y deliberados en lo que hacen.

En cuanto a la distinción, aunque creo que hay estafadores puros por ahí, creo que las cosas son mucho más difusas en el otro extremo del espectro. Creo que la mayoría de los verdaderos creyentes son culpables de exagerar afirmaciones, pensamientos descuidados, y aceptar charlatanería porque encaja con su creencia. Racionalizan sus engaños, pero todavía hay algo de estafa en la mezcla.

We are all affected by the tension between wanting to call a spade a spade and respecting our cultural need to be polite […] please don’t be offended by the legitimate exasperation of writers who have suffered through decades of observing swindlers swindle (Val Jones en Science Based Medicine)

Todos estamos influenciados por la tensión entre querer llamar pala a una pala y respetar nuestra necesidad cultural de ser corteses […] por favor no te ofendas por la legítima exasperación de escritores que han sufrido durante décadas por observar estafar a los estafadores 

¿Y cómo saben que no son ellos los charlatanes? ¿Y cómo saben que sus “exasperaciones” son realmente “legítimas”?

Voy a comentar un texto de Steven Novella, uno de los autores de la mencionada web. Este señor es médico (neurólogo) y pertenece a los autodenominados “escépticos”.

Copio dos extractos de este artículo de Novella, y, aunque no los traduzco, los analizo a continuación:

In the “diet wars” the first law of thermodynamics has been thrown around a lot. Up to now I have been aware of two camps defending their position with thermodynamic arguments. The first (and the one that I find most compelling) is the calorie in vs calorie out camp, that argues that the laws of thermodynamics apply to people too. This means that weight management must be a function of calories in (the total calories consumed by a person) – calories out (the total caloric expenditure, including metabolic processes, waste heat, exercise, and others). Thermodynamics must be obeyed and so if one wishes to lose weight they must burn more calories than they consume.

The second camp are the defenders of special weight-loss diets who claim that the type of calories one consumes significantly affects weight loss. They reject the “calorie is a calorie” mantra, and instead preach about the evils of carbs, or fats, or glycemic index. They argue that all calories are not equal because some calories are more efficient than others – they require less energy to metabolize. If you want to lose weight you want to consume inefficient calories (i.e. – more of the energy from these calorie sources is wasted as heat, or they require greater overall metabolic activity, so less is available for muscles and other uses). Therefore, they argue, thermodynamics (when efficiency is considered) favors manipulating macronutrients (protein, carbohydrates, and fats) for weight loss.

El fragmento me parece ilustrativo del bajísimo nivel intelectual que tiene, en general, la defensa de la teoría CICO (Calorías que Entran, Calorías que Salen). Fijémonos en cómo Steven Novella afirma:

  1. Que los defensores de la teoría CICO son los que creen que la primera ley de la termodinámica también es aplicable en personas (¡guau!)
  2. Que, por tanto, el control del peso corporal tiene que ser función de las calorías que entran y las calorías que salen (¡doble guau!)
  3. Que si alguien quiere perder peso, esas personas tienen que quemar más calorías de las que consumen (¡triple guau!)

Enseguida analizo los puntos anteriores, pero antes destaco algo que me parece revelador: Novella enmarca las críticas a la teoría CICO en un problema de energía. Dice concretamente que los críticos a esa teoría hablan de “distinta eficiencia energética”. Este señor no se entera de nada, lo que no le impide dar lecciones. Si alguien afirma que para desarrollar la musculatura hay que “comer más de lo que se gasta”, ni esa persona está defendiendo que “la primera ley de la termodinámica también es aplicable en personas”, ni los críticos de esa idea estaríamos argumentando que “no todas las ‘calorías’ son igual de eficientes haciendo crecer los músculos”. El crecimiento de un tejido vivo no es un problema de energía y los que decimos que la teoría del balance energético es pseudociencia no estamos argumentando que unas calorías son más eficientes que otras. Ni aumentando el tejido adiposo ni aumentando el tejido muscular.

1. “Los defensores de la teoría CICO son los que creen que la primera ley de la termodinámica también es aplicable en personas”

Ni de casualidad: la teoría CICO es patética charlatanería, pero la primera ley de la termodinámica es aplicable también en los seres vivos. Lo he explicado una y otra vez en el blog. Los defensores de la teoría CICO que creen estar defendiendo una ley de la física sencillamente no se enteran de qué va el asunto ni aunque se lo expliquen.

Diez entradas del blog en las que explico que no son lo mismo: ver,ver,ver,ver,ver,ver,ver,ver,ver,ver

2. “Por tanto, el control del peso corporal tiene que ser función de las calorías que entran y las calorías que salen”

El argumento es que “puesto que la primera ley de la termodinámica es aplicable también en el caso de la hipertrofia muscular, el crecimiento del músculo tiene que ser función de las calorías que entran y las calorías que salen“. ¿Qué significa eso, que para hacer crecer la musculatura lo que en última instancia hay que controlar es cuánto comes y cuánto ejercicio haces?

¿Es comer más y moverse menos el camino señalado por las leyes de la física para desarrollar el músculo? (ver,ver,ver)

La pseudociencia del balance energético (o teoría CICO) se basa en jugar con las palabras hasta llegar a conclusiones que son falaces (ver,ver). Parte del engaño es jugar con términos ambiguos que tienen dobles interpretaciones, sin aclarar en qué momento se emplea un significado u otro. ¿Qué significa que el peso corporal es “función de” las calorías? Esto es típico de las pseudociencias, pues en la ambigüedad suele radicar el engaño. Lo analizo en el siguiente apartado.

“Si alguien quiere perder peso, ellos tienen que quemar más calorías de las que consumen”

Nótese cómo los defensores de la teoría CICO a veces hablan de “perder peso” pero otras veces de “perder grasa”. No se puede hablar de “perder grasa”, pues están aplicando la primera ley de la termodinámica al nivel de todo el cuerpo, no en el tejido adiposo (ver), pero hablando de “perder peso” están dejando a la vista una parte de cómo funciona el fraude: ¿qué dicen las leyes de la física que tengo que hacer para ganar musculatura? Puesto que si gano musculatura ganaré peso, tengo que consumir más calorías de las que gasto, ¿no?

Hecho el inciso anterior, fijémonos en cómo el engaño se basa en el uso de un verbo de definición ambigua: tienen“. Se introduce en la oración con un sentido, pero se da a entender otro. Y en el mismo sentido también hay un “ellos” que refuerza el sentido fraudulento de “tienen”, que es el segundo de los dos que expongo a continuación:

  1. Tiene que” significa que obligatoriamente en su cuerpo sucederá lo que se dice en la oración subordinada
  2. Tiene que” significa que la oración subordinada describe lo que la persona tiene que hacer para adelgazar

El primer significado hace la frase carente de interés, el segundo la hace un fraude intelectual. Para que tu musculatura crezca “tienes” que consumir más calorías de las que quemas. No sólo es inútil, ¡es falso! (ver,ver) Incorrecto e inútil como descripción del resultado desde el punto de vista de la conservación de la energía, pues hay otras formas de energía acumuladas en el cuerpo, y estúpido y falaz si se interpreta como las instrucciones que hay que seguir para desarrollar la musculatura (ver). Insisto en que tampoco es correcto en el primer caso, pues la aplicación de la primera ley de la termodinámica en todo el cuerpo no permite NUNCA particularizar el resultado para un tejido concreto (ver).

En fin, si Novella tenía razón en su afirmación de que “racionalizan sus engaños, pero todavía hay algo de estafa en la mezcla, eso le deja en muy mal lugar, pues es reconocer que, de alguna forma, es consciente de lo que está haciendo. Yo no creo que sea consciente de estar difundiendo dañina charlatanería como si fuera ciencia.