Etiquetado: moderación

La abstinencia total es más fácil de cumplir que la moderación perfecta

No es lo que queremos escuchar. Queremos que nos digan que podemos comer un trozo de pastel, sin pasarnos, que podemos beber Coca-cola, con moderación, o que no pasa nada por comer pan, mientras solo sea un poco al día.

El ludópata quiere escuchar que puede seguir jugando, pero que debe hacerlo con moderación.

Al menos en mi caso, la abstinencia total elimina por completo la tentación. Escoger “moderación” sería tratar de convivir con el ariete de la tentación golpeando incesantemente la puerta del castillo, sabiendo que tarde o temprano la fuerza de voluntad cederá definitivamente.