Etiquetado: nutricción

Visita al médico

(english version: click here)

Acabo de volver de la consulta del médico de cabecera porque quiero hacerme un análisis de sangre. En mis últimos análisis (febrero 2014) la ferritina y el hierro seguían elevadas y quiero saber el efecto de las donaciones de sangre que he hecho desde entonces. No me preocupan el colesterol ni las transaminasas porque estoy convencido de que seguirán muy bien. También quiero ver la glucosa, porque aunque está en el rango de normalidad, salió un poco alta.

Era mi primera visita a este médico. Le he contado un poco mi historial médico y al contarle el tipo de dieta que sigo me ha preguntado qué comía exactamente. Y se lo he contado. A partir de ese momento ha sido una visita un poco extraña, diciéndole varias veces al médico que discrepaba de lo que me estaba contando. Me ha dicho que no veía claro “comer más de 2 ó 3 huevos a la semana“, y me he callado porque contarle la poca influencia del colesterol dietario en el colesterol en sangre era demasiado largo. Cuando me ha dicho que él “no veía claro tomar demasiada grasa animal” y que él recomendaba la grasa de pescado y la vegetal, le he dicho que según el último meta-análisis, que revisó 72 estudios, no se ha encontrado una relación entre la grasa saturada y la enfermedad cardiovascular (ver). Casi acabando me ha contado que, según decía un profesor suyo, “la nutrición era más cuestión de matemáticas que de medicina. Al final todo es una cuestión de Calorías“. Nuevamente no me he contenido y le he dicho que discrepaba completamente (de hecho adelanto que hablaré de eso en una de mis próximas entradas). También me ha dicho que en su opinión “ahora que había adelgazado debería volver a comer carbohidratos, porque es necesario comer de los tres tipos de macronutrientes“. Le he contestado que no era así, que con tomar grasa y proteínas es suficiente y que los carbohidratos no son necesarios. Cuando le he dicho que si quería referencias bibliográficas se las pasaba, me ha contestado que no. “En estos temas se pueden encontrar estudios para todos los gustos y opiniones“, me ha dicho. Y es verdad.

He salido de la consulta con una sensación rara. No era mi intención discutir con él, ni tratar de convencerle de nada.