4 años manteniendo el peso

Ninguna novedad, lo que en sí mismo es buena noticia y motivo de celebración. Fue más o menos hace 4 años cuando alcancé mi objetivo de pérdida de peso. Quizá luego subí algo, pero no me preocupa porque no fue grasa corporal o al menos yo no veo que haya ganado grasa corporal. Sigo sin pesarme así que todo lo que tengo son mis sensaciones en el espejo: me veo genial, algo que para mí es más que suficiente.

Hace unos meses me lesioné el codo (epicondilitis que yo atribuyo al pádel). A ojo me pareció que subí un poco de grasa corporal, pero todo volvió a su sitio al retomar mi ritmo normal de actividad deportiva. Fue un error despistarme y bajar mi frecuencia normal de deporte. Estaré atento para que no vuelva a pasar.

Como en los últimos tiempos se me ha preguntado (en privado) si soy otra persona en las redes sociales, aprovecho para aclarar que no uso las redes sociales salvo como observador y que no tengo ninguna cuenta abierta en ninguna red social. Ni la tengo ni la he tenido ni creo que la vaya a tener nunca. Tampoco tengo otro blog. Bastante tiempo invierto en este blog como para emplear más aún en otros sitios. Tampoco tengo ningún tipo de interés comercial en estos temas ni lo voy a tener nunca. Si alguien está esperando a que venda un suplemento, un libro o el secreto para perder peso, puede esperar sentado. No vendo nada y eso va a ser así siempre.

Tranquilidad, información y esfuerzo

El primer par de años tras perder el peso que me sobraba tenía miedo de recuperarlo, pero ese miedo ha desaparecido por completo. Ahora me siento muy tranquilo con la alimentación que sigo: no me preocupa la comida. Tengo totalmente integrada en mi vida la dieta que sigo y, como he dicho otras veces, si la dieta no me falla yo no fallaré a la dieta.

Supongo que habrá personas que querrán llevar un resultado como el mío al terreno del esfuerzo: me he esforzado y lo he conseguido. Pero no es cierto. No es eso lo que ha cambiado en mí. La diferencia, en mi opinión, ha venido de leer, no de esforzarme más. La persona que yo era hace 5 años ni siquiera era consciente de que no sabía nada de nutrición y obesidad. Creo que en aquel entonces no había ni escuchado que existieran dietas bajas en carbohidratos, ni sabía lo que era una dieta cetogénica ni, por supuesto, era consciente de la gran estafa que es la teoría del balance energético y la dieta hipocalórica.

¿Ahora sí me esfuerzo? Por no presumir de nada, conozco gente que tiene un gran problema de peso y que de lunes a viernes trabaja de 7 a 7 en una fábrica y que los fines de semana trabaja en un bar. ¿Exceso de peso porque no se esfuerzan? ¡Venga ya! Veo constantemente a jóvenes pasados de peso en equipos deportivos, aguantando el chaparrón de ser un estorbo para l@s compañer@s porque no tienen velocidad suficiente en los partidos. ¿Exceso de peso porque no se esfuerzan en remediarlo? En mi opinión, todo ese sufrimiento lo causa esa “ideología del esfuerzo”, desde la causa por la que tienen exceso de peso hasta las razones por las que no son capaces de resolverlo.

Felicitarme por mi esfuerzo sería no querer entender nada. No sería un halago: sería querer interpretar los hechos de una forma que no se corresponde con la realidad de los mismos.

No fumo. No juego. No bebo alcohol. No requiere esfuerzo no hacerlo porque ni lo necesito ni me interesa.

¿Azúcar, harina, chocolate, coca-cola? Cero esfuerzo para no consumirlos. No me interesan y no tengo intención ni deseo de volver a caer en los mismos errores que me volvieron obeso y que me crearon problemas de salud. Sólo hay sacrificio y renuncia si hay deseo y yo no tengo ese deseo. Sé lo que me pierdo y no me pierdo nada: estoy mejor que nunca.

Anuncios

16 respuestas a “4 años manteniendo el peso

  1. No podemos tirarnos años enteros hablando de que la comida, basura, el azúcar y el alcohol son mierda. Joder, vamos a avanzar de una vez. Leónidas

    SIN SALUD NO HAY RENDIMIENTO Me acaban de mandar ésta foto y realmente es lo que pasa en nuestra CULTURA. Un claro ejemplo es ver dos personas con 25 años. Una puede ser un claro ejemplo de SALUD, y otra no. Y no me refiero simplemente a la estética. Siempre abogo un cuerpo bonito siendo la CONSECUENCIA siempre de tener salud. Sino por aquí, nunca lo voy a defender. Y pido disculpas por no ser neutral y quedar bien, pero no lo respeto. Simplemente mo hablo del tema. Dicho esto la instantánea me encanta porque da a entender que si te alimentas a bases de sustancias comestibles. Sobre todo la comida basura, pero TAMBIÉN lo que te sube la insulina y a lo que no estamos adaptados. Hay que hablar del motivo de engordar y del ORIGEN. No podemos tirarnos años enteros hablando de que la comida, basura, el azúcar y el alcohol son mierda. Joder, vamos a avanzar de una vez Todo el mundo sabe eso. ¿Cuál es el PROBLEMA? Principalmente las calorías. Al hablar de calorías puede comerte esa galletita si entra en los macros o ese sándwich. Ahí está el problema. Y luego entras en un círculo vicioso. De hambre. Azúcar. Hambre. Me siento mal. Y te echan la culpa. Muchos de nosotros sabemos las calorías que tienen X cosas, pero no nos hablan del efecto ni del origen de estos. Todo está enfocado en rebajar los síntomas y en crear enfermedades que no existen para vender remedios que no funcionan. Maldita industria. Maldito miedo. Y maldito nutricionismo. Da pena ver como juegan con los circuitos de recompensa. Persona que quiere comer cereales, irá con quien le ponga cereales. Y se burlará porque no l sientan mal. Animalitos peludos con 20-25 años tenemos las hormonas a full. Luego pasa el tiempo, y pasa lo que pasa. No. Es por comer mucho es porque tu sensibilidad a la insulina va a menos unido a hipertrofia/hiperplasia de adipocitos. Pero entiendo que es más fácil hablar de calorías y dar de comer a las personas a la que son adictos. "Tiene mérito dar mensajes tan nefastos". Y mientras falacias argumentativas, creencias erróneas y verdades intersubjetivas predominan en una sociedad egoica que solo piensa en el sabor y en evadirse de la realidad.

    A post shared by joderconLeónidas (@joderconleonidas) on

    Me gusta

  2. En temas de obesidad, manifestarnos a favor del esfuerzo sirve para cultivar nuestro ego a costa de hundir más a las personas que tienen exceso de peso. Los obesos llevamos décadas siendo tratados con un tratamiento ineficaz con la excusa de que no funciona porque no nos esforzamos suficientemente. Y no digas que el tratamiento no funciona porque entonces los obesos dejaremos de esforzarnos.

    ¿Cultura del esfuerzo? No, gracias: tratamiento respaldado por la evidencia científica.

    Me gusta

  3. Gracias Vicente. Yo ya llevo 17 kg perdidos desde febrero, a ritmo desigual (verano, veránito……), sólo cambiando mi dieta a una cetogénica, total mientras pierdo, e introduciendo hidratos sanos poco a poco cuando alcance mi objetivo. Acompaño de HIIT caminando (sí, se puede hacer, no tiene impacto, y vale para cualquiera, antes corría) 3-4 veces por semana, como 30 minutos. De paso, me da el sol a mediodía. También utilizo el ayuno de 16 horas como norma de vida (haciendo alguno de 24, y dos de 48 horas, de momento, para romper mesetas), acabo de incorporar el aceite de coco para sustituir la nata en el famoso “bullet proof coffe”, y para cocinar, ya que no se oxida al calentarlo, omega 6, etc. Así que poco a poco, leyéndote sobre todo, y buscando otras fuentes, creo que voy dando forma a una manera de adelgazar sin pasar hambre en absoluto, aún saltándome alguna comida (la grasa sacia mucho). Ahora estoy preparando un programa de ejercicio en casa enfocado a ganar masa muscular, porque me estoy quedando el los huesos. No es que pierda músculo con la dieta, es que nunca lo he tenido :-). Lo mejor, es que mi mujer me acompaña, perdiendo más despacio, pero perdiendo. Cuando es cosa de dos o más, siempre es más fácil. Estoy a 7-8 kilos de mi objetivo, pero no de composición corporal (malditos depósitos de grasa localizados, y malvada piel sobrante). Pero sigo adelante, y contento. Fue tu blog lo que me impulsó hacia el estudio del metabolismo de los azúcares y las grasas, y eso, de verdad, no tiene precio.

    Lo último que estoy mirando es si hay una forma real de provocar la apoptosis en los adipocitos. Parece que una clave puede estar el el consumo de CLA (sobre todo t10 y c12) de forma moderada, según he leído en unos “papers”, en experimentos sobre ratones, cerdos, y humanos, pero siempre acompañados de ejercicio mas o menos contundente. A ver si te animas a darle una vuelta, que seguro que lo cuentas para que todos lo podamos entender.

    Me despido dándote las gracias otra vez por tu esfuerzo didáctico, y tus ganas de aprender y saber, para luego transmitirlo desinteresadamente.

    Me gusta

    • Hola Miguel,

      Sí, en mi familia también estamos todos en el mismo barco. Así es más fácil. No es buena idea tener en casa cosas que no quieres comer.

      A ver si hay suerte con esos kilillos que todavía quieres perder.

      Muchas gracias por leer las cosas que escribo. 🙂

      Me gusta

  4. Gracias por todo tu esfuerzo y dedicación, tus artículos son una gran fuente de conocimiento. Aún sigo buscando mi camino para lograr rendimiento y salud, dado que sobrepeso no tengo pero si tengo bastante desgaste por el deporte de resistencia y la nula flexibilidad metabólica de mi cuerpo.

    Me gusta

    • Hola Miguel,
      muchas gracias por el voto de confianza en que sería capaz de arreglármelas (e implícitamente en que aporto algo en el debate sobre la obesidad). No tengo nada claro qué se puede hacer para abrir una grieta en la charlatanería institucionalizada que denuncio en el blog.

      Me gusta

  5. A este tipo no le parece bien que haya gente como yo que no consume azúcar y harina en navidades. Al parecer así estoy demostrando lo poco que valoro las reuniones familiares y estoy recreándome en lo que no es más que una pose para las redes sociales.

    Alucinante.

    Me gusta

  6. ¿Ofreces productos azucarados a quien no quiere consumirlos? “Buena educación” mal entendida. Los que no consumimos azúcar sabemos lo que nos perdemos. Y en mi caso, lo complicado que es parar cuando empiezas a consumir algo azucarado: el cerebro cambia y la voluntad de no comer más desaparece. ¿Ofreces alcohol a un exalcohólico?

    Me gusta

  7. Me gusta

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.