¿Debate con Álex Ruiz? Sí, pero partiendo del respeto

Hace unos días Álex Ruiz (@MartianOtter) usó twitter para proponer un debate conmigo sobre la teoría CICO:
imagen_3315

Como podemos ver, la propuesta de debate vino acompañada del insulto explícito hacia mí, jaleado por Álex Ruiz:

imagen_3316

¿Se puede debatir con quien te difama con mentiras y además te falta al respeto con descalificativos?

Si Álex Ruiz quiere debatir conmigo, estoy dispuesto a hacerlo, pero primero debe disculparse por sus descalificativos y por su mentira. Además de disculparse por la mentira, estaría bien que explicara por qué ha mentido para difamarme. La mentira sabe perfectamente cuál es (ver), aunque copio el tuit en el que miente sobre mí bajo estas líneas.

Una vez se haya disculpado por ambas cosas y haya explicado qué le llevó a mentir, que concrete su propuesta de debate. Lo digo bien claro:

NO TENDRÉ NINGÚN INCONVENIENTE EN DEBATIR POR ESCRITO CON ÉL

Adelanto que en ese debate que propone el respeto es condición ineludible: sólo podrá existir debate mientras se guarden las formas y el debate se base en las ideas, sin insultos ni argumentos ad hominem.

PD: Álex Ruiz me acusa de haber hecho cherry-picking de sus tuits. No sé si debo entender que él ha escrito tuits que no representan su pensamiento y yo, maliciosamente, he aprovechado para escoger esos tuits y atribuirle a él esos tuits escritos por él. Debería aclarar en tal caso qué tuits son esos y cuál es la diferencia entre lo que piensa y lo que ha dejado por escrito.

Leer más:

Anuncios

El dogma incuestionable

Empiezo esta entrada con un ruego: si eres defensor de la pseudociencia del balance energético, te pediría que le pases el enlace a esta entrada a alguien que creas que es inteligente y le pidas que te aclare dónde están los errores en lo que voy a explicar. Sin ánimo de menospreciar la inteligencia de otros colectivos, quizá conozcas a algún profesor universitario de matemáticas o física que te parezca especialmente lúcido. Pregúntale a esa persona en qué me equivoco en lo que expongo, y luego me lo cuentas en el blog.

En estos dos tuits podemos ver resumida la hipótesis CICO: en pocas palabras, engordamos porque, consumidas calorías en exceso, sin que importe su origen, nuestro cuerpo se ve obligado por las leyes de la física a almacenar el exceso como grasa corporal. Y esto se nos presenta como un dogma incuestionable.

imagen_3219

Para combatir esta pseudociencia he empleado tres vías diferentes en el blog:

  1. Explicar los paralogismos y falacias que son el fundamento de la hipótesis CICO.
  2. Comentar experimentos científicos que refutan ese planteamiento.
  3. Exponer teorías alternativas también compatibles con la Primera Ley de la Termodinámica.

En esta entrada voy a optar por la vía #3.

Nos dicen que criticar la hipótesis CICO, descrita como hemos visto en los dos tuits anteriores, es negar las leyes de la termodinámica, en concreto la Primera Ley de la Termodinámica, que es la que enuncia el principio de conservación de la energía. Es decir, lo que se afirma es que CICO es incuestionable porque es tal cual una ley de la física y no es posible, por tanto, concebir un comportamiento del cuerpo humano que sea diferente del propuesto por CICO, que también sea coherente con el principio de conservación de la energía. 

Consideremos la siguiente hipótesis:

Supongamos que consumes las mismas calorías que ayer y realizas la misma actividad física que ayer. Y ayer ni ganaste ni perdiste ni peso ni grasa corporal. Pero hoy has cambiado la composición de la dieta y como consecuencia de ello ha habido una activación excesivamente alta de la lipoproteína lipasa: el porcentaje de ácidos grasos dietarios que son capturados por el tejido adiposo (encapsulados en quilomicrones) es mayor de lo normal y como consecuencia de ello acumulas 3 g de grasa corporal. Debido a la mayor eficiencia de absorción de ácidos grasos, el total de grasa que es derramada a sangre (el spillover) se reduce. Por esa razón, las proteínas desacopladoras del tejido muscular van a disipar menos energía en forma de calor (el equivalente a 3 g de grasa), en su tarea de regular los niveles plasmáticos de ácidos grasos.

En resumen, en esta hipótesis el tejido graso decide acumular 3 g de grasa corporal, y el tejido muscular se adapta disipando menos energía en forma de calor. No has comido de más, ni has engordado por comer de más, ni ha sido la ecuación del balance energético la que ha obligado a tu cuerpo a acumular grasa corporal.

¿Cómo viola la hipótesis que acabamos de ver el principio de conservación de la energía?

No lo hace.

Por tanto, la deducción lógica es que el comportamiento del cuerpo que propone la hipótesis CICO no es la única posibilidad respetuosa con las leyes de la termodinámica, y, no es, por tanto, una obviedad incuestionable avalada por las leyes de la termodinámica.

Éste es el argumento. ¿Qué errores hay en este argumento?

NOTA: da igual si la hipótesis que he planteado es coherente o no con lo que sabemos de fisiología. Que no lo fuera no afectaría al argumento, pues lo que está en cuestión es si el comportamiento del cuerpo humano propuesto por CICO deriva de las leyes de la termodinámica y si negar que sea la única posibilidad concebible equivale a negar las leyes de la termodinámica.

NOTA: Álex Ruiz sigue sin indicar dónde he soltado la burrada que me atribuye. Álex Ruiz miente.

Leer más:

¿No tienes argumentos con los que defender tus ideas frente a los críticos? En tal caso estás defendiendo dogmas

He explicado frecuentemente en el blog que la pseudociencia del balance energético se basa en la injustificada premisa de que únicamente dos términos de la (falsa) ecuación del balance de energía pueden variar por sí mismos (ver): la ingesta energética (CI) y el gasto energético (CO). Como podemos comprobar fácilmente, los defensores de la charlatanería caloréxica sólo consideran explicaciones a por qué engordamos o a cómo funcionan las dietas que sean fieles a ese injustificado dogma. Un clarísimo ejemplo lo vemos en el siguiente intercambio en twitter: Cecilia dice que una cierta dieta no funciona consumiendo menos kcal, sino activando el metabolismo lipolítico del tejido adiposo, y Álex Ruiz lo resume como “entonces funcionaría según tú por aumentar el gasto energético“. Según la hipótesis CICO, si la explicación no es CI, ha de ser CO. Y ese dogma es irrenunciable en esa pseudociencia.

¿Es que Álex Ruiz desconoce por qué sus ideas son charlatanería pseudocientífica? Aparentemente sabe que la crítica a sus dogmas existe, pero no la entiende. Le parece que la crítica es “jugar con términos y palabras” e “ignorar las premisas científicas más básicas”, pero no es capaz de explicar dónde está el error en la crítica ni qué premisas científicas se están violando en la crítica a sus dogmas.


Por otro lado, Álex Ruiz presume de no creer en nada con fe, de ser capaz de rectificar cuando está equivocado y de preocuparse de seguir aprendiendo.

“Se me pudre el cerebro” no es un argumento racional

Decir “se me pudre el cerebro” o que la crítica son “flipadas enormes” no es la respuesta propia de una persona que presume de estar dispuesta a aprender y a cambiar de opinión si está equivocada. Decir que la crítica “ignora las premisas científicas más básicas” tampoco es un argumento, es despreciar la crítica a los dogmas propios sin ser capaz de detallar dónde están los errores en esa crítica. ¡¡¿Dónde están los argumentos?!!

Tener dificultad para entender una argumentación no es una excusa aceptable: si no eres capaz de encontrar y verbalizar los errores que hay en la crítica a la propia ideología, tienes dos opciones:

  1. aceptas que estás defendiendo dogmas
  2. buscas a alguien que creas que sí tiene capacidad para entender un razonamiento y le pides ayuda. Imprimes mis textos y pides la opinión/ayuda de alguien más capacitado que tú.

Pero si sigues defendiendo las mismas ideas ignorando la crítica, no presumas de estar en contra de los dogmas, porque sencillamente no será cierto.

¿Dices que nadie escapa a la termodinámica? Estoy de acuerdo. ¿Puedes detallar cómo mi explicación de por qué CICO es una hipótesis basada en premisas injustificadas (ver,ver,ver) supone decir que las personas no cumplen las leyes de la termodinámica? ¿Te das cuenta de que estás faltando a la verdad haciendo creer que la crítica a tus dogmas supone violar las leyes de la termodinámica? No entender la crítica no debería llevar a hacer afirmaciones falsas. Y te aseguro que no vas a poder explicar cómo niego el cumplimiento de esa ley. No lo hago.

¿Dices que si la explicación a por qué funciona la dieta cetogénica no está en las calorías ingeridas (CI), entonces ha de estar en el gasto energético (CO)? ¿Puedes detallar por qué afirmas que la explicación ha de estar exclusivamente en esos 2 términos del balance de energía? ¿No puede ser la causa de que funcione una dieta, algo que sucede en otro término de la ecuación? ¿Por qué presupones que el resto de términos de la ecuación del balance de energía son pasivos (caso del tejido adiposo) o inexistentes (caso del resto de energía acumulada en el cuerpo)? ¿Es esa idea que defiendes un dogma sin fundamento o puedes justificar de alguna forma que tiene que ser así? ¿Cuál es el origen de ese dogma?

El movimiento se demuestra andando, Álex. Si, como dices, estás en contra de los dogmas y estás abierto a corregir tus errores, demuestra que es así con actos: defiende tu ideología con argumentos y entabla debate con los críticos.

What matters is not how strong and clear own our views are, nor how vigorously we defend them, but how much we really engage with our critics. Julian Baggini

Lo que importa no es cómo de fuertes y claras son nuestras posturas, ni con qué intensidad las defendemos, sino en qué medida somos capaces de entablar diálogo con nuestros críticos.

¿No tienes argumentos con los que defender tus ideas frente a los críticos? En tal caso estás defendiendo dogmas.

NOTA: no voy a entrar en una guerra de descalificaciones personales. Me interesa el debate de ideas. ¿Dónde están los argumentos que detallan en qué me equivoco?

NOTA: ¿dónde he hecho esta afirmación, Álex? ¿Estás mintiendo?

Leer más: