La historia de Christoph, un joven austríaco

Christoph800

Acaba de publicar Andreas Eenfeldt en su página web la historia de Christoph, un joven austríaco, que harto de intentar adelgazar con dietas hipocalóricas ha acabado consiguiéndolo con una dieta baja en hidratos y alta en grasa (LCHF). Él dice que ahora tiene su cuerpo soñado (dream-body), con un 9% de grasa corporal, pero realmente no lo es. Es el cuerpo que siempre debería haber tenido, si no le hubieran engañado sobre lo que es comida saludable. Las dietas LCHF no hacen milagros con la salud, solo corrigen los dañinos efectos de las dietas basadas en los hidratos de carbono. Las dietas LCFH simplemente nos devuelven el cuerpo y la salud que merecemos y que siempre debimos tener.

Anuncios

5 thoughts on “La historia de Christoph, un joven austríaco

    • Hola Rubén,
      eso mismo me ha pasado a mí: me he sentido identificado con partes de la historia: cómo se estancaba su pérdida de peso a pesar de comer muy poco y matarse a hacer ejercicio, y cómo tuvo la fortuna de al buscar en internet encontrar a alguien hablando de las dietas low-carb y acabar recuperando la salud y en su caso un cuerpo espectacular (ya quisiera yo tener un six-pack).

      A mí también me gusta mucho más el nuevo aspecto del blog 🙂

      Me gusta

  1. Efectivamente somos muchos así. Yo hace unos años me maté a hacer ejercicio (varias horas diarias) y me leí los libros de la paleodieta y la Zona, todo fue muy bien, perdí 16 Kg y estaba en mi peso ideal.

    Pero ese ritmo era bastante insostenible, empecé a hacer menos ejercicio, luego me resultaba muy pesado tener que medir todo lo que comía y hacer cálculos inverosímiles para estar en la Zona y sin darme cuenta volví a caer en lo fácil de comer hidratos y recuperé esos 16 Kg y 4 más ….

    Afortunadamente un día descubrí los libros de Centinel y posteriormente tu blog, lo que me llevó a investigar sobre LCHF y fácilmente en unos pocos meses ya se han ido casi 12 Kg y bajando. Hago ejercicio “por placer” y no por obligación, cuando me apetece y sin matarme, y me siento estupendo. ¿Qué más puedo pedir?

    Le gusta a 1 persona

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s