No mereces estar obeso

(english version: click here)

“Nadie obliga a esta gente a comer calorías suficientes para llegar a tener sobrepeso. Ellos son los que levantan el tenedor, y es su tarea asumir la responsabilidad de su comportamiento y hacer cambios positivos para hacer frente a sus problemas.

Estar delgado no es un derecho. Es un privilegio que se gana trabajándolo.”( ver )

“Los verdaderos culpables de la epidemia de la obesidad son la falta de responsabilidad personal y su secuaces, la gula y la pereza.” ( ver )

Tú tienes la culpa de tu propia obesidad porque eres un glotón y un perezoso. Por el contrario, ellos, las personas delgadas, son virtuosos y responsables y muestran un alto grado de auto-control.

Pero también nos dicen que La genética es la culpable (ver), los padres son los culpables (ver), No dormir lo suficiente es el culpable (ver), la Comida rápida es la culpable (ver), el Aumento de tamaño de las raciones es la culpable (ver), Ver demasiada televisión es la culpable (ver), etc.

¿Eres realmente culpable de tu propia obesidad?

¡Ni hablar! No tienes la culpa, porque has sido engañado para comer alimentos nada saludables.

 “¿Qué pasa si al culpar a los obesos estamos culpando a las víctimas?[…] Personalmente, no puedo permitirme el lujo de la arrogancia nunca más”.  Peter Attia (charla TED)

Y puede haber algo de verdad en el resto de posibles culpables, pero son esencialmente una cortina de humo. Muchas personas consideran todos los posibles culpables, menos el real. Culpando a otros factores, el verdadero culpable de la obesidad permanece oculto.

Esto es lo que causa la obesidad:

  • Una  dieta basada en hidratos de carbono y cereales, consecuencia de la mentira de que “la grasa saturada es mala”.
  • La estúpida teoría Calories In Calories Out (y su corolario “Puedes comer lo que quieras, siempre y cuando luego quemes esas calorías“)
  • Los alimentos procesados​​, llenos de azúcar, cereales y grasas no saludables (grasas trans y los aceites de semillas)

Entonces, ¿quién tiene la culpa?

  • Las autoridades sanitarias, los que te dijeron que comer muchos cereales y muchos carbohidratos, los alimentos que nos engordan, es saludable. Los que hablan del balance de energía. Los que dicen que eres culpable de tu obesidad porque comes demasiado y te mueves muy poco.
  • Las grandes farmacéuticas. Ellos no sólo se benefician de la enfermedad de los ciudadanos, vendiendo fármacos para la diabetes, la hipertensión o la hipercolesterolemia: pagan a asociaciones y particulares para que el problema no se resuelva y sus medicamentos se recomienden como la “solución”.
  • Los grandes fabricantes de comida. La mayoría de ellos añaden azúcar, fructosa, grasas trans y aceites de semillas a los productos. Otros venden los productos basados en cereales que te engordaron. Emiten anuncios destinados a los niños. También pagan a “asociaciones de salud” para que las recomendaciones dietéticas no cambien.
  • Las grandes empresas agrícolas. Cambiaron de trigo para que fuera más rentable. Pero este nuevo trigo es también peor para tu salud. Ellos son los inventores de la pirámide nutricional. Te dicen que el consumo de cereales y aceites de semillas es saludable, y que los alimentos de origen animal son peligrosos. Esos son los mensajes que sirven para vender sus productos y también para hacerte obeso.
  • Asociaciones de salud. Son financiadas por las grandes farmacéuticas, los fabricantes de comida y las empresas agrícolas. No muerden la mano que les da de comer. Sus recomendaciones dietéticas son las que te han enfermado y te han vuelto obeso.

No estás obeso por ser un glotón y un perezoso: estás obeso porque esta gente te ha engañado.

Por favor, lee la siguiente cita:

“Los fumadores son las víctimas y culparles es crear falsos parias. Ellos necesitan apoyo, ayuda y cuidado. Tienen que hacer todo lo posible para dejar de fumar. Sin embargo, acusar a los fumadores hace más difícil el tratamiento de su adicción y su innecesaria culpabilización retrasa el tratamiento. También nos distrae de la necesidad imperiosa de acabar con los traficantes de drogas que venden productos con nicotina. Para con ellos no debe haber relajación, piedad, ni consideración. Para con ellos no debe haber nada más que señalarles como culpables”. ( ver )

Al atacar a la persona, se ignora al verdadero culpable detrás de la epidemia de obesidad. Hablar de factores de décimo orden (ver), por ejemplo, no dormir lo suficiente, también retrasa la solución del problema.

Leer más:

Anuncios

11 thoughts on “No mereces estar obeso

  1. y que los hidratos de carbono y todo lo refinado es tremendamente adictivo… entonces es el pez que se muerde la cola. Comes eso, te sientes culpable, te crea ansiedad, la calmas comiendo más, te crea más mono y andas siempre picando, que si galletitas, que si pan con no se que… pero eso se acabó!! Ya hemos dado con la clave y ahora no nos baja del carro ni dios!

    Me gusta

  2. Hola Carmen,
    ante todo, ¡bienvenida!

    A mí sinceramente me da miedo caer de nuevo en ese círculo vicioso. Pero creo que conforme pasa el tiempo cada vez es más sencillo: dejas de ver ciertos alimentos, aunque los tengas delante, y verte mejor físicamente te ayuda a recordar la decisión tomada sobre lo que quieres para tu salud.

    Es curioso que según algunos cuando yo era obeso era por mi falta de fuerza de voluntad, y ahora sin embargo la gente se sorprende al ver que no me salto la dieta ni por error. Pues no, no me bajo del carro mientras esta forma de comer me funcione.

    Muchas gracias por el comentario 🙂

    Me gusta

  3. Como siempre, me meto en la conversación. A mí me da mucho coraje que en las fiestas de amigos, cuando llega el momento de la tarta o las 200 variedades de dulces, no cojo ni uno, y siempre escucho el típico comentario jocoso, “anda, por uno no pasa nada”. Por uno no pasa nada, puede ser, pero es probarlo… y de repente me entra una psicosis que me hace coger otro, otro y otro. Me ha pasado y como lo he vivido, prefiero evitarlo porque conozco las consecuencias. Yo soy free carb, que me pasen el plato de queso curado o el jamón y que se queden ellos con sus pasteles.

    Me gusta

  4. Para eso están las conversaciones, Elena 🙂

    Esta misma semana me ha pasado en una comida en el bar, cuando por simple curiosidad le pregunté a un amigo si la tarta de chocolate que estaba tomando estaba buena, y éste me ofreció un poco. Otro de los comensales me dijo que porqué no la probaba, que por saltarme la dieta una vez no pasaba nada. La verdad es que no siento la necesidad: bienvenidos los hidratos con la verdura fresca, los frutos secos, el kéfir y alguna pieza de fruta aquí y allá, pero no quiero los hidratos del azúcar o el trigo.

    Ellos tienen pasteles, nosotros bacon, mantequilla y abundantes frutos secos. Ya soy mayorcito para tomar decisiones responsables. Tengo claro que lo que quiero no tiene que ver con la boca, sino con el abdomen.

    Me gusta

    • Cierto, la cantidad de alimentos ricos en grasa que se niegan ellos es descomunal: mantequilla, aceitunas, frutos secos, carnes grasas, No saben lo que se pierden. Están tan cegados por el azucar que opinan que una dieta LowCarb es poco variada e insulsa.

      Me gusta

  5. Tienes razón, es muy fácil echar la culpa a los obesos que reconocer que nos puede pasar a cualquiera con el tipo de alimentación oficial, es bonito para un delgado decir que el controla y que el gordo no pero ay! Cuando el delgado de pronto empieza a engordar! Y siguen sus paradigmas no adelgaza tan facilmente e incluso engorda más y encima perdiendo masa muscular….. eso lo veo a menudo y generalmente son personas que antaño jugaban a los gordos de su condición, perdón por la expresión si a alguien le dieta mal pero a cada cerdo le llega su San Martín si se continúa comiendo como dicen que comamos

    Me gusta

    • Hola Helenaklara,
      son prejuicios que están muy arraigados. Incluso las propias personas obesas lo acaban creyendo: “es que me gusta mucho comer”. No, no es que te guste mucho comer y eso te haya creado un problema: estás comiendo mal, estás muy grande y por tu exceso de peso tienes más hambre que una persona delgada. Y el hambre excesiva desaparece cuando pasas a comer bien, luego no es culpa de la persona sino de una mala alimentación (y posiblemente de una genética con predisposición para que esa mala dieta dé ese resultado).

      Me gusta

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s