¿Es esto adelgazar? (XXVIII)

Long-term weight-loss maintenance: a meta-analysis of US studies

Metaanálisis que incluye estudios de pérdida de peso realizados en Estados Unidos.

En la curva roja de la gráfica se puede ver el resumen: en término medio se llegan a perder 10 kg el primer año, pero la tendencia es a recuperar lo perdido, ya hagas dieta muy hipocalórica (círculos) o dieta hipocalórica convencional (cuadrados). En término medio, 3 kg perdidos al cabo de 5 años.

Observaciones:

  1. Conforme pasa el tiempo el número de participantes cuyos datos se usan suele reducirse, con lo que los resultados mostrados son engañosos. Los datos completos, incluyendo también a los que dejan los experimentos son, probablemente, peor de lo que se ve en la gráfica anterior.
  2. Es imprescindible usar datos a largo plazo a la hora de hablar de dietas y pérdida de peso, pues a corto plazo casi cualquier dieta hace perder peso.
  3. Otra forma en la que los datos de los estudios son engañosos es porque, al ver que se ha recuperado el peso, la gente inicia un nuevo cambio en la dieta. Eso puede hacer confundir la bajada de peso inicial del nuevo intento con un resultado del intento anterior.

Leer más:

Anuncios

¿Es esto adelgazar? (XXVII)

Effects of an Intermittent, Low-Fat, Low-Calorie Diet in the Behavioral Treatment of Obesity

Las participantes en este estudio, unas 60 mujeres, pesan inicialmente entre 95 y 99 kg y miden 1.65 metros de altura, en término medio. O sea pasadísimas de peso.

El estudio se prolonga durante un año. Durante los primeros seis meses se pierde peso, pero durante los segundos seis meses en un grupo no se pierde nada, y en el otro se recupera 1 kg. Peso perdido, en libras:

Durante los segundos seis meses, en el grupo en que el peso está estancado están consumiendo unas 1300 kcal/d, mientras que en el grupo en que el peso ha subido la ingesta ha sido de unas 1200 kcal/d.

Según los investigadores el peso ideal de estas mujeres ronda los 62 kg. Al final del estudio pesan en media 86 y 90 kg y están consumiendo 1300 kcal/d. Es decir,

  • no han conseguido llegar a ser delgadas (les sobran unos 25 kg en término medio)
  • llevan meses con una ingesta de comida bajísima
  • no sólo no están perdiendo el peso que todavía les sobra, sino que al menos en uno de los grupos ni siquiera consiguen mantener el nuevo peso.

¿Es esto adelgazar? ¿Cómo sigue la historia para estas mujeres? ¿Qué va a pasar a partir de este momento?

Leer más:

“No había sobrepeso en los campos de concentración nazis”

Is it too early to mention Nazi Germany and the cachectic bodies of concentration camp survivors and dead victims? (Steve Parker)

¿Es demasiado pronto para mencionar los cuerpos caquécticos de los supervivientes de los campos de concentración nazis y los muertos?

there were no overweight people in the concentration camps. Now, they weren’t exercising a lot, they just weren’t eating (Ric Gordon)

no había gente con sobrepeso en los campos de concentración nazis. Pero que quede claro, no es que hicieran mucho ejercicio. es que sencillamente no comían

¿Has leído algo de Auschwitz? Allí no había ni un obeso. ¿Me puedes explicar porqué? (David Díaz)

Más que una falta de respeto

Por supuesto, es una falta de respeto a las víctimas de horribles crímenes de guerra y me parece perfecto que este tipo de declaraciones sean criticadas duramente por ese motivo (ejemplo,ejemplo).

The entire function of the Auschwitz camp was the extermination of the prisoners within its fences. Every part of the camp functioned to that end (fuente)

La única misión del campo de Auschwitz era el exterminio de los prisioneros confinados entre sus vallas. Todas las partes del campo servían a ese propósito.

Pero si sólo criticamos la falta de sensibilidad hacia las víctimas de esa atrocidad, estamos dejando pasar otro aspecto importante: se está usando esa horrible experiencia como supuesta demostración de que “comer menos y moverse más” es un método efectivo para adelgazar.

Analicemos la dieta de los campos de exterminio nazis desde los siguientes puntos de vista:

  • Participantes
  • Dieta
  • Protocolo
  • Resultados
  • Seguridad

Participantes

¿Eran las personas sometidas a la dieta personas obesas que necesitaban perder peso? ¿Qué porcentaje de las víctimas lo era? De haber alguna persona obesa entre ellos, ¿era su obesidad comparable cualitativa y cuantitativamente a la obesidad que tenemos actualmente en el mundo occidental? ¿Estamos hablando de pérdida de peso en personas que no tienen peso que perder?

Reitero el asco que produce comparar los campos de exterminio nazis, destinados a matar personas, con un experimento de pérdida de peso. Matar a la gente de hambre, literalmente, es una atrocidad y motivo de vergüenza para los seres humanos, no un experimento de pérdida de peso.

Dieta

¿Cuál era exactamente la composición de la dieta? Nos lo podemos imaginar: productos de bajo nivel nutritivo y prácticamente nada de proteína: pan, algo de salami, algo de jamón, margarina y agua (fuente,fuente,fuente)

The combination of insufficient nutrition with hard labor contributed to the destruction of the organism, which gradually used up its stores of fat, muscle mass, and the tissues of the internal organs. This led to emaciation and starvation sickness, the cause of a significant number of deaths in the camp. A prisoner suffering from starvation sickness was referred to as a “Musselman,” and could easily fall victim to selection for the gas chambers.

La combinación de nutrición insuficiente con trabajo duro contribuyó a la destrucción del organismo, que gradualmente consumió sus reservas de grasa, masa muscular y los tejidos de los órganos internos. Esto condujo a emaciación y la enfermedad por inanición, la causa de un número significativo de muertes en el campo. Un prisionero que sufría de inanición era llamado “hombre palo” y podía ser elegido fácilmente para las cámaras de gas.

Protocolo

La dieta hipocalórica es una dieta insostenible a largo plazo. Supuestamente se ha de seguir sólo durante unos meses y luego retornar a una cantidad de comida normal basada en la “dieta las harinas”. ¿Es ése el protocolo seguido en los campos de exterminio? ¿Se aplicó la dieta durante unos meses y luego se retomó una dieta sostenible a largo plazo? No, no es eso lo que se hizo: se mantuvo la escasez de alimento a largo plazo, hasta que los prisioneros morían.

Suponiendo que hubiera algún prisionero obeso, ¿cómo podemos saber que iba a mantener el peso perdido a largo plazo, de retomar una ingesta normal de alimentos? ¿Cómo sabemos que su cuerpo no iba a fomentar la acumulación de grasa corporal, al margen de la ingesta energética? (ver)

¿Qué dice la evidencia científica actual que habría pasado si se hubiera retomado una cantidad normal de comida? (ver)

Resultados

Tomemos como ejemplo el campo de concentración de Berga. La mayoría de los soldados norteamericanos que fueron encerrados en ese campo pesaban en media 80 kg cuando llegaron. Diez semanas después, cuando fueron liberados, la mayoría de los supervivientes pesaba unos 40 kg.

Most of the American GIs weighed around 160 to 170 pounds when they arrived at Berga. When they were released ten weeks later, most of the survivors weighed around 80 to 90 pounds. (fuente)

O este otro dato de Auschwitz: las mujeres encerradas en ese campo de concentración pesaban unos 43 kg y la falta de nutrientes les causaba todo tipo de problemas de salud

Needless to say, the lack of nutrients of the women’s diet caused many health-related problems. The average weight of the female laborers was 90 to 100 pounds. “Women who were once robust and sensual turned into walking skeletons overnight.” Most stopped menstruation completely due to the lack of body fat. (fuente)

¿Es éste el resultado que estamos buscando? ¿Es ésta la pérdida de peso saludable y que se puede mantener a largo plazo que busca una persona obesa?

Seguridad

Sólo en Auschwitz fueron asesinados un millón de judíos (ver). Los que proponen la dieta de los campos de exterminio como dieta de adelgazamiento deberían proporcionar las cifras de cuántos de ellos fueron víctimas directas de la dieta que promueven.

En resumen

Con una insuficiente ingesta de alimentos hace 75 años unos dementes mataron a millones de personas que no necesitaban ni querían seguir una dieta. La dieta no sólo mató sino que ocasionó todo tipo de problemas de salud.

¿Es prueba esta atrocidad de que con el “come menos y muévete más” una persona obesa puede adelgazar a largo plazo de forma saludable? Hagamos un pequeño ejercicio de abstracción. Supongamos que alguien propone el uso de un fármaco inventado por los nazis para matar gente, que de hecho fue usado en personas sanas ocasionando muertos y todo tipo de problemas de salud. Y esa persona nos dice que aunque la evidencia científica actual dice que ese tratamiento no funciona para pérdida de peso, la demostración de que es efectivo es que los cadáveres en los campos de concentración apenas pesaban 40 kg.

¿De verdad no nos llama la atención que un tratamiento médico tenga como demostración de funcionamiento los campos de exterminio nazis y experimentos de mierda a corto plazo como el de Mark Haub (ver), al tiempo que se evita informar a la población de cuáles son los resultados publicados en la literatura científica de esa dieta? ¿Qué otros tratamientos médicos dejaron como legado los nazis y seguimos usando aunque fracasen sistemáticamente en los estudios científicos, ocultando a los clientes que no funcionan?

Injustificada confianza en que se entiende el problema

¿Cómo es posible que titulados universitarios empleen argumentos de tan bajo nivel como el de los campos de concentración?

Cualquier hijo de vecino cree entender que engordar y adelgazar son una cuestión de cantidad de comida, de calorías. Se nos ha dicho que así lo determinan inviolables leyes de la física, y no sólo nos lo hemos creído, sino que no vemos razón para cuestionar ese mensaje.

imagen_1592

Los “expertos” y “expertillos” en obesidad tienen una injustificada confianza en su capacidad para entender el problema de la obesidad. Como creen que la solución es obvia —comer menos y moverse más—, la única explicación que encuentran para que los obesos no consigamos adelgazar es que en realidad no seguimos sus instrucciones, digamos lo que digamos. Si los obesos estuviéramos en un campo de concentración y no pudiéramos saltarnos la dieta, se vería que han tenido razón desde el principio. Es su creencia, pero sólo es eso, una creencia basada en prejuicios y gravísimos errores de pensamiento. Lo único que es seguro es que el origen de esa creencia, la teoría del balance energético, es la mayor burrada cometida nunca por el ser humano. Si un tratamiento basado en la estupidez humana fracasa, sólo un necio culpa al cliente del fracaso.

Leer más:

 

¿Es esto adelgazar? (XXV)

Dietary energy density in the treatment of obesity: a year-long trial comparing 2 weight-loss diets

Estudio de pérdida de peso de 1 año de duración, en el que todas las participantes son mujeres obesas. Se crean dos grupos, ambos orientados hacia reducir la ingesta energética (mediante la selección de productos bajos en grasa o con mucha agua, por ejemplo).

La gráfica muestra la típica evolución de la pérdida de peso: hay pérdida durante los primeros seis meses, no llegándose a los 10 kg, y a partir de ese momento se produce una paulatina recuperación de lo perdido. En este experimento al finalizar los 12 meses se han perdido 6.4 kg en un grupo y 7.9 kg en el otro.

imagen_1097

Según la gráfica anterior durante la segunda parte del estudio las participantes están recuperando peso. Según los datos de ingesta y actividad física, en todo momento durante el experimento estuvieron “comiendo menos” y “moviéndose más”. No dejaron la dieta ni el plan de ejercicios, y durante ese tiempo el peso no bajaba, subía.

imagen_1095
 

Los autores del artículo consideraron que las estrategias seguidas en ambos grupos habían sido efectivas para perder peso y para mantenerlo:

The 2 strategies […] that were tested in this trial were both effective in reducing body weight and maintaining weight loss

Claro, han perdido 6-8 miserables kilos, están comiendo una miseria y están recuperando el peso perdido poco a poco. ¡Qué gran éxito! Reitero que las participantes eran todas mujeres obesas (90 kg de media al inicio del experimento) y, según los datos del estudio, pesando más de 80 kg y consumiendo tan sólo 1300-1400 kcal/d estaban recuperando peso. ¿Con qué argumentos se puede justificar que esto es un éxito? ¿Es que no importa cómo sigue la historia a partir de ese momento? ¿Qué creemos que va a suceder pasado el experimento? ¿Siguen con 1300-1400 kcal/d y recuperando lo perdido? ¿Qué éxito es ése? Pero claro, ¿quién aguantaría morirse de hambre mientras el peso encima está subiendo? Y cuando dejen esa fraudulenta dieta les echarán la culpa de no haber adelgazado ¡por haberla dejado! Miremos nuevamente los datos del estudio: la dieta ha fracasado a pesar de la adherencia a la misma de las participantes.

Si hay algo que la evidencia científica deja claro es que “comer menos y moverse más” NO funciona para adelgazar.

NOTA: Nunca se pueden tomar al pie de la letra las conclusiones de los autores de un experimento, sin analizar por nuestra cuenta los datos del mismo, porque ya vemos que los autores son capaces de llegar a conclusiones increíbles. 

Leer más:

 

En respuesta a la restricción calórica nuestro cuerpo prioriza almacenar grasa en el tejido adiposo (6 de 6)

Y hace mucho tiempo que se sabe que la dieta hipocalórica NO funciona

un fallo no de esas personas, sino de los métodos de tratamiento que se usan […] Tenemos que dejar de recomendar tratamientos inefectivos para pérdida de peso (fuente)

La realidad es que no tenemos un tratamiento efectivo que ofrecer, y debemos ser sinceros sobre esto hasta que haya pruebas sólidas de lo contrario (fuente)

no hay virtualmente ninguna evidencia de que una pérdida de peso clínicamente significativa pueda ser mantenida a largo plazo en la inmensa mayoría de la gente (fuente)

Supongo que para ti, una dieta funciona si te hace perder mucho peso sin luego recuperarlo. Si es así, te puedo decir categóricamente: las dietas no funcionan (fuente)

Es complicado decir que estos tratamientos de la obesidad son efectivos cuando los participantes mantienen una pérdida de peso tan reducida. Claramente estos participantes siguen siendo obesos (fuente)

todos podemos respaldar la llamada a un estilo de vida más saludable, pero debemos ser realistas acerca de lo que puede y no puede lograr — y entre ello no está como tal un enfoque eficaz para el tratamiento de la obesidad a largo plazo. Si ocultamos cierta información porque entra en conflicto con algún otro mensaje que estamos tratando de enviar, ese científico “cherry-picking” se descubrirá en última instancia, en detrimento de la confianza que el público tiene en los científicos. (fuente)

¿Por qué se consiente esta situación?

Como hemos visto en este artículo, es abrumadora la evidencia científica de que la restricción de comida produce cambios fisiológicos que pueden explicar la característica recuperación del peso perdido a partir de los seis meses de seguir la dieta (ver,ver).

Los hechos:

  • Tratamiento basado en la estupidez humana (ver)
  • La evidencia científica constata que no funciona (ver,ver)
  • Y como hemos visto en este largo artículo, existe una ingente cantidad de evidencia científica sobre los mecanismos fisiológicos subyacentes en la recuperación del peso perdido

¿Por qué se sigue engañando a la población obesa con la dieta hipocalórica?

¿Por qué se sigue promoviendo un tratamiento que se sabe que no funciona?

¿Por qué seguimos culpando a la víctima de un fracaso que, de forma clara y objetiva, es atribuible al tratamiento y no a la persona?

¿Por qué nuestra sociedad consiente este abuso?

¿Cuál es la excusa de los “expertos” en nutrición?

En respuesta a la restricción calórica nuestro cuerpo prioriza almacenar grasa en el tejido adiposo (5 de 6)

En esta parte del artículo voy a comentar resultados relacionados con una lipólisis intracelular reducida (dificultad para liberar la grasa atrapada en los adipocitos) y eficiencia muscular aumentada (síntoma de una menor tasa de oxidación de grasas en el tejido muscular) en personas que han bajado de peso con dieta hipocalórica. Sin ánimo de menospreciar su relevancia, no entraré a hablar de la hiperplasia del tejido adiposo, pues traté el tema en este otro artículo del blog.

Lipólisis reducida

Prospective and controlled studies of the actions of insulin and catecholamine in fat cells of obese women following weight reduction

Lipólisis reducida de forma importante en los post-obesos en comparación con individuos control que tienen la misma grasa corporal:

differences in lipolysis between controls and post-obese subjects were more pronounced than those between controls and the cases as a whole. Basal lipolysis was almost 60% lower in the post-obese state, and maximal isoprenaline lipolysis was about 50% lower among the post-obese than among their controls. The antilipolytic effects of insulin and lipogenesis were completely normalised in the post-obese.

Un dato interesante es el tamaño de los adipocitos en los post-obesos, comparado con los individuos control:

¿Por qué es eso relevante? Porque la lipólisis guarda relación con el tamaño de la célula grasa:

There is an apparent linear relationship between mean values for fat cell volume on the one hand and basal, isoprenaline, forskoline and dcAMPinduced lipolysis on the other hand.

En la gráfica se puede ver que la magnitud de la lipólisis por adipocito está reducida en los post-obesos (cuadrados blancos) respecto de los individuos control (círculos blancos) de una forma que en parte puede explicarse por el reducido tamaño de las células.

Los autores del estudio indican que la hiperplasia del tejido adiposo puede explicar la incapacidad (impotencia más bien) de los post-obesos para mantener un peso reducido, pues en tal caso lo que tendrían serían muchos más adipocitos que una persona delgada y por tanto más vacíos y propensos a llenarse, no a seguir vaciándose:

Bearing in mind the strong relationship between fat cell size and lipolysis, it is probable that the low rates of lipolysis seen in the weight-reduced subjects are secondary to the ‘too-small’ fat cells.

A major problem with the treatment of obesity is the frequent regain of lost weight after antiobesity therapy. The underlying mechanisms behind this phenomenon are not known. It is tempting to speculate that the low ability to mobilise fat from adipose tissue is secondary to adipose hypercellularity and that low lipolytic activity could, at least in part, explain the frequent relapse of body weight after weight reduction in obese individuals.

adipose tissue hyperplasia (many small fat cells) is present in the weight-reduced state and probably explains the low rates of adipocyte lipolysis in this condition.

Hormone sensitive lipase expression and adipose tissue metabolism show gender difference in obese subjects after weight loss

Un año después de bajar de peso, las mujeres tenían un cociente LPL/HSL (algo así como cociente lipogénesis/lipólisis que se puede interpretar como propensión a almacenar grasa corporal de forma neta) aumentado, pero no los hombres:

after 1 y weight loss, the ratio increased markedly in women, reaching the level of 4.0 (P < 0.028), whereas there was no change in men (2.7 after operation).

Eficiencia muscular

Effects of experimental weight perturbation on skeletal muscle work efficiency in human subjects

En este experimento la pérdida de peso indujo cambios en la eficiencia muscular que dificultan el mantenimiento del nuevo peso:

The major findings of the present study are that skeletal muscle work efficiency changes after weight loss or gain in a manner that opposes the maintenance of an altered body weight.

Y esos cambios se detectan con mayor facilidad cuando se realizan medidas a bajos niveles de actividad física:

these studies show that maintenance of an altered body weight is associated with in vivo changes in skeletal muscle work efficiency and fuel utilization that are most evident at low levels of muscle work.

En la gráfica vemos la reducción en el coste de energético de la actividad física para distintos niveles de intensidad. La gráfica indica que tras perder peso se gastan menos calorías para realizar el mismo esfuerzo físico. Las barras negras son la medida realizada cuando se fijan en los muslos masas que compensan la masa grasa perdida y vemos que sigue existiendo ese aumento de la eficiencia, luego la explicación no es que simplemente ahora tienen que mover un peso corporal menor:

El “síntoma energético” de estas adaptaciones fisiológicas es una reducción en el gasto energético que no se puede explicar con los cambios en la composición corporal. Perder 10 kg de peso no justifica una reducción en el gasto energético de 550 kcal/d.

Effects of Obesity and Stable Weight ReductionEffects of Obesity and Stable Weight Reductionon UCP2 and UCP3 Gene Expression in Humans

En los post-obesos el músculo se hace eficiente: desperdicia menos energía en las proteínas desacopladoras UCP3. Los autores resaltan que este hecho podría tener como síntoma un gasto energético reducido en los post-obesos:

we provide evidence in two independent studies that UCP3 mRNA levels in skeletal muscle decline in individuals who are weight-stable at reduced body weight. Conversely, we show that UCP2 mRNA levels increase in skeletal muscle and adipose tissue of weightreduced individuals. The discordant regulation of UCP2 and UCP3 suggest the possibility of unique roles for these two mitochondrial proteins. Given that UCP3 is extremely abundant in skeletal muscle, an important site of energy expenditure in humans, and that UCP3 may be an uncoupler of mitochondrial respiration (15,16), it is possible that reduced UCP3 expression could be responsible, at least in part, for the decreased energy expenditure in stable weight-reduced individuals observed in other studies (56).

Reduced expression of uncoupling proteins-2 and -3 in adipose tissue in post-obese patients submitted to biliopancreatic diversion

Los cambios en el gasto energético total de los post-obesos guardaron relación con los cambios en la expresión de la UCP3:

In a multiple-regression analysis changes in 24-h EE/FFM after BPD were significantly correlated with changes in UCP-3 expression (P < 0.05)

Conclusion: These findings suggest that UCPs in adipose tissue may play a role in the reduction in 24-h EE observed in post-obese individuals.

The effect of weight reduction on skeletal muscle UCP2 and UCP3 mRNA expression and UCP3 protein content in Type II diabetic subjects

Al perder peso el contenido en proteína desacopladora UCP3 se redujo y lo hizo de forma relacionada con el cambio en el IMC, sugiriendo que la reducción de la UCP3 (aumento de la eficiencia muscular) puede estar relacionada con la paralización de la pérdida de peso:

The negative correlation between the change in UCP3 protein content after weight loss and the change in BMI, suggests that the decrease in UCP3 during weight loss could prevent further weight loss.

Influence of expression of UCP3, PLIN1 and PPARG2 on the oxidation of substrates after hypocaloric dietary intervention

Seis semanas de dieta hipocalórica (1200 kcal/d) y 8.4 kg perdidos. La eficiencia muscular aumentó (o equivalentemente se redujo el gasto energético del músculo), aparentemente por inactivación de la UCP3:

Uncoupling protein-3 gene expression: reduced skeletal muscle mRNA in obese humans during pronounced weight loss

Las mujeres que perdieron 37 kg con restricción de la comida y que siguieron con dieta hipocalórica tenían menos expresión genética de la UCP3 que mujeres obesas o delgadas. Los autores sugieren que esa reducción puede estar relacionada con el reducido gasto energético que se observa con un ayuno prolongado.

Women who had lost 37 ± 22 kg of weight in response to dietary restriction and continued a hypocaloric diet displayed lower mRNA than obese (p < 0.005) or lean women (p < 0.05).

The reduction in muscle UCP3 mRNA expression that occurred in our postobese patients could contribute to the reduced energy expenditure that has been reported after prolonged fasting

Resumen de lo visto

Intentando perder peso con restricción calórica:

  • Se dificulta liberar grasa corporal (lipólisis intracelular reducida) algo que en parte podría estar motivado por un tamaño de adipocitos excesivamente reducido. En tal caso este efecto sería inevitable en caso de que el intento de adelgazar lo realice una persona que tiene hiperplasia del tejido adiposo (i.e. excesivo número de adipocitos).
  • Se reduce la actividad de la UCP3 o, en otras palabras, existe una mayor eficiencia del tejido muscular a la hora de aprovechar los sustratos disponibles. Este cambio podría estar relacionado con la observación de un gasto energético reducido en esas personas, pero a la vista de los posibles mecanismos fisiológicos implicados (ver), esa reducción de la actividad podría ser sólo un síntoma (y no una causa) de que el tejido adiposo tenga una mayor tendencia a acumular grasa.