La ralentización del metabolismo y la “tumba metabólica”

En personas sobrealimentadas, se ponen en marcha mecanismos que se opondrán a la pérdida de peso cuando intenten crear un déficit calórico prolongado. Son múltiples, complejos, individuales e incluyen cambios en el gasto energético (comer menos > se gastará menos) además de señales fisiológicas que alterarán el apetito. Alberto Hernández

Todos creemos saber cuáles son las causas de que la dieta hipocalórica no funcione:

  1. La gente vuelve a sus viejos hábitos (i.e. vuelve a comer “demasiado”).
  2. Hacer dieta produce una ralentización del metabolismo que hace que la ingesta calórica que estaba sirviendo para bajar de peso ya no cree un “déficit calórico”.

El problema de estas explicaciones es que son parte de la Teoría CICO (o teoría del balance energético). Esa teoría está basada en una falsa ecuación del balance energético (es falsa porque en lugar de hablar de la energía total acumulada en el cuerpo, habla únicamente de la energía acumulada en un tejido concreto, el tejido adiposo), y en esa falsa ecuación únicamente se permite hablar de la fisiología/hormonas que afectan a 2 de los 3 términos de la ecuación. La Teoría CICO no permite hablar de la fisiología y hormonas que afectan al término 3 en la siguiente imagen. ¿Por qué no? Porque no.

Como decía, las explicaciones típicas de por qué fracasa la dieta hipocalórica son parte de la Teoría CICO:

  • ¿Se vuelve a “comer mucho”? Es hablar del término 1.
  • ¿Se reduce el gasto energético? Es hablar del término 2.

Yo mismo he caído en el pasado en la trampa de relacionar la recuperación del peso perdido con una reducción del gasto energético (ejemplo). Pero es erróneo, porque es seguir dando por supuesta la falsa causalidad impuesta por la pseudociencia del balance energético. A diferencia de lo que se da por supuesto en las injustificadas premisas de la Teoría CICO (ver), la causa de la recuperación de la grasa corporal perdida puede estar en los cambios fisiológicos que afectan directamente al tejido adiposo (ver). Pero, insisto, esos cambios no son permitidos en la Teoría CICO: esa teoría no permite que el tejido adiposo cambie por sí mismo, sólo los otros dos términos de la ecuación pueden hacerlo. Y no puede ser de otra forma, porque desde el momento en que esos cambios se tengan en cuenta, la Teoría CICO es demolida: toda la falsa causalidad de esa Teoría se basa en las injustificadas premisas de que el tejido adiposo es pasivo y que es la única energía que puede cambiar en el cuerpo (ver,ver).

La “tumba metabólica”

La recuperación del peso perdido no es demasiado rápida (entre otras cosas porque no se suele bajar mucho, así que el cuerpo tiene poco que recuperar). Por ejemplo, acumulando 5 g diarios, en tan sólo 3 años hemos recuperado 5.5 kg. Si asumimos que hemos bajado inicialmente 9 kg, estaríamos en una pérdida total al cabo de 3 años y medio de tan sólo 3.5 kg. No creo que estos datos sean muy diferentes de la realidad publicada en la literatura científica (ver)

Si creemos que el problema de esos 5 g diarios es que nuestro metabolismo se ha reducido 50 kcal/d llegaríamos a dos conclusiones:

  1. lo de la “tumba metabólica” es un mito sin sentido: la reducción del metabolismo es insignificante, y
  2. simplemente consumiendo un poco menos de comida se habría evitado el efecto.

Y, de hecho, esto es lo que nos cuentan los caloréxicos: nos dicen que lo de la tumba metabólica es una mentira y que sencillamente la gente come más de lo que dice y que el efecto rebote se podría haber evitado comiendo un poco menos (ejemplo,ejemplo,ejemplo,ejemplo):

se necesita que consumamos más calorías de las que gastamos, nunca se podrá dar un efecto rebote en una dieta hipocalórica. Si el peso se estanca, hay que dudar de que el consumo calórico sea el reportado.

Es lo que dice la Teoría CICO, que el método tiene que funcionar si se sigue. Si fracasa, la explicación es que no se ha seguido.

Pero, las conclusiones anteriores parten de una premisa injustificada, que es que la explicación de por qué se recupera el peso tiene que estar o bien en una ingesta calórica aumentada o en un metabolismo reducido. Pero, si la explicación está en el tercer término, las conclusiones son radicalmente diferentes:

Si tu tejido adiposo decide acumular cada día 5 g, al margen de cuánto estés comiendo o de cuánto ejercicio físico hagas, reducir aún más la ingesta energética o aumentar tus niveles de actividad física no son la solución para evitar ese proceso fisiológico.

Tu cuerpo puede haberse adaptado a lo poco que estás comiendo, aprovecha lo que necesita, que es menos de lo que necesitaba unos meses atrás, almacena esos 5 g diarios en el tejido adiposo, y disipa el resto como calor. Y, la clave de lo que estoy diciendo es que esos gramos no se acumulan por tener un gasto energético reducido, se acumulan porque la fisiología del tejido adiposo lo busca, toma la iniciativa para acumular grasa corporal. Con esa causalidad, comer unas calorías menos cada día no sólo no lo resuelve, sino que puede agravarlo un poco más, pues puede ser precisamente la escasez de comida lo que ha detonado ese proceso. Otra posibilidad es que se esté pretendiendo vaciar demasiado los adipocitos, un objetivo factible a corto plazo, simplemente comiendo menos, pero prácticamente imposible a largo plazo (ver).

Nótese por otro lado que se construye un hombre de paja: se convierte la teoría a desmontar en un caso extremo —¡tumba! metabólica— y se pretende haber refutado ese mecanismo simplemente demostrando que el efecto “no es extremo”, es decir, derrotando al hombre de paja. Como he tratado de explicar, no sólo hablar de la reducción del metabolismo como única causa posible es seguir dentro del injustificado paradigma energético, sino que un efecto realmente pequeño como recuperar 5 g diarios puede explicar la observada recuperación a largo plazo del peso perdido. Y no hay razones reales para pensar que consumir 5 gramos de grasa menos cada día sea la solución a ese problema. La Teoría CICO nos hace creer que sí, pero no es necesariamente cierto. Es sólo un hipótesis basada en errores de pensamiento y sin evidencia científica que la respalde.

Resumen

esto es un clavo directamente en el ataúd del daño metabólico y demás cuentos y magufadas. Héroe Fitness

Si cada día recuperas 5 g, el efecto puede parecerte pequeño, pero esa “insignificancia” supone no haber conseguido nada a largo plazo. Y el problema de hablar de la ralentización del metabolismo o de la “tumba metabólica” es que es un concepto perteneciente al injustificado paradigma energético: si una persona sigue consumiendo muy poca comida, ésa es la única causa permitida por la Teoría CICO para que la pérdida de peso se paralice. Pero es una trampa: la recuperación del peso perdido puede producirse por causas fisiológicas que la Teoría CICO —de forma injustificada— no admite como posibles.

Nótese que a todos la Teoría CICO nos ha parecido lógica en algún momento, pero es una teoría fraudulenta, no el corolario de una ley inviolable de la física. La Teoría CICO es charlatanería pseudocientífica.

Leer más:

Anuncios

27 respuestas a “La ralentización del metabolismo y la “tumba metabólica”

  1. Si no puedes bajar de peso con dieta hipocalórica, lo que sucede es que comes más de lo que dices. Es la única explicación permitida por la charlatanería pseudocientífica que defienden.

    View this post on Instagram

    TUMBA METABÓLICA: LA EXCUSA PERFECTA Como he comentado en otras ocasiones, el fenómeno de tumba metabólica o "metabolismo dañado" que nos impide perder grasa, no tiene ninguna base científica. Aquí tenéis dos estudios claros sobre el tema. En el primero, se observó como las personas decían consumir 1028Kcal cuando realmente estaban consumiendo 2081Kcal. Por otro lado, sobreestimaban la cantidad de calorías que quemaban durante el ejercicio en un 50%. Si sumamos ambos hechos, ¿Qué obtenemos? Pues un grupo de personas que creen que están haciendo un déficit calórico agresivo cuando realmente estan en una dieta normocalórica ¿Resultado? La persona se cree que es incapaz de perder grasa. Justo por esto, nos encontramos el siguiente caso, donde 29 mujeres declaraban no perder grasa con dietas de 1000kcal. Los investigadores, para comprobar si esto era cierto, le dieron dietas de 1500kcal durante 3 semanas. ¿Resultado? De esas 29 mujeres, 19 perdieron grasa. No existe tumba metabólica. Lo que si existe es "esa comida tiene más calorías de las que crees" y "no eres un horno quemando grasa". Cuando empecemos a entender eso, entenderemos que es lo que falla a la hora de perder grasa. #SergioEspinar #IIFYM #MetabolicDamage #TumbaMetabolica #FatLoss #Bodybuilding #DietaFlexible

    A post shared by Sergio Espinar (@sergio.espinar) on

    Me gusta

    • Bueno, ese $ergio E$pinar en toda su dimensión, un tío que por estar titulado y tener cierta masa muscular sin antecedente de obesidad, cree poder tener la licencia para aseverar magufadas eligiendo a “dos estudios” que concuerdan con el bolazo. Me da algo de rabia que la población española le pase tanta cabida. Son tipos teóricamente formados. Por qué no hablan de metabolismo y bioquímica? Que el sendero no es sencillo, lo sé, pero ello justifica inventar o defender supuestas fisiologías? En nombre de qué? Adherencia a la dieta?

      Me gusta

      • Uno más de tantos que andan por ahí divulgando charlatanería. Éste tiene los músculos más gordos que otros, pero son todos la misma historia.

        Sí que hablan de metabolismos y bioquímica, pero sólo de los que afectan a ingesta energética y gasto energético. Ése es el fundamento de su pseudociencia, suponer que el tejido adiposo es pasivo, sin regulación hormonal/fisiológica.

        Cuando defiendes una teoría estúpida con arrogancia, luego es casi imposible reconocer haber metido la pata de esa manera. Mientras encuentren respaldo en la manada no rectificarán, aunque ya sean conscientes de la magnitud de la burrada que están diciendo.

        Me gusta

      • Si, claro E$pinar, casi todos los pacientes, en casi todos los estudios de alimentación, en todo el mundo, han decidido esconder chocolates y donuts del escutrinio de los investigadores, en vez de ponerse a entrenar, porque ya sabemos, son flojos y glotones.

        No se puede vender la dieta flexible y ponerse a hablar del daño que causan los pseudo alimentos al mismo tiempo. Si tu público son deportistas jóvenes y sanos, con buena sensibilidad a la insulina, entonces, tal vez, no importa comer chatarra en tanto cuadren los macros y las calorías, aunque por experiencia propia me permito dudarlo. Sin embargo, eso no es extrapolable a personas con daño metabólico.

        Me gusta

        • Cuando el tratamiento pseudocientífico fracasa, la razón es que la gente no lo aplica correctamente. ¿Qué otra cosa van a decir, que el método está basado en juegos de palabras falaces y que tiene toda la evidencia científica en contra (en lo que importa, que es a largo plazo y perder todo el peso que nos sobra)? Como dices, contando la verdad no se venden burras.

          De todos modos, insisto en que Espinar sólo es uno más de tantos.

          Me gusta

        • Si, claro E$pinar, casi todos los pacientes, en casi todos los estudios de alimentación, en todo el mundo, han decidido esconder chocolates y donuts del escutrinio de los investigadores, en vez de ponerse a entrenar, porque ya sabemos, son flojos y glotones.

          En lugar de demostrar que su tratamiento funciona, lo que hacen es buscar argumentos ad-hoc para por qué no funciona. Por muchas explicaciones que tengan a mano, siguen sin tener evidencia científica de que la dieta hipocalórica funcione. Pero llevamos casi un siglo permitiendo que sea usada en el tratamiento de la obesidad. Como creemos que viene respaldada por las leyes de la física, no hace falta que demuestre funcionar. Y así seguimos, en el ciclo de la estupidez y los prejuicios.

          NOTA: no tengo problema en aceptar que en los estudios científicos la gente come más de lo que dice: siguen teniendo toda la evidencia científica en contra de su tratamiento. La fantasía de que sí funcionaría si la gente la siguiera, es sólo eso, una fantasía. Y para tratar a los clientes deberían tener algo más que una teoría pseudocientífica y prejuicios.

          Me gusta

  2. Nótese que las matemáticas nada nos dicen sobre las causas por las que suceden las cosas. Si, por ejemplo, un médico tiene la teoría de que un tumor crece porque el cliente consume más calorías de las que gasta, comprobar que cuando el tumor ha crecido se han consumido más calorías de las que se han gastado NO confirma la teoría del médico. Las cuentas siempre van a cuadrar: es qué causa qué lo que no es correcto.

    Y si erramos en el diagnóstico de cuál es la causa, erramos al proponer soluciones al problema.

    Me gusta

  3. ¿No es curioso que en esa condición tan compleja y de origen tan multifactorial que es la obesidad, sólo se estudian los factores que afectan a términos que no tienen que ver con la acumulación de grasa en el tejido adiposo, como son la ingesta energética y el gasto energético, y, sin embargo, la acumulación de grasa en el tejido adiposo no se analiza?

    ¿Qué narices nos importa qué tipos de gasto energético hay en nuestro cuerpo? Y al mismo tiempo la fisiología del propio tejido implicado es ignorada como si fuera irrelevante en el proceso de su crecimiento. En lugar de CICO, esa teoría debería llamarse “así, con un par de cohones”.

    Me gusta

  4. Por cierto, de la cita que he puesto, nótese:

    En personas sobrealimentadas…

    De forma fraudulenta nos hemos inventado que el problema de la obesidad es un problema de “sobrealimentación”. Pero eso no deriva de las leyes de la termodinámica: es parte de la Teoría CICO, la que convierte mágicamente una ecuación que no habla de causas y que no tiene nada que ver con nuestra fisiología en la clave para entender la obesidad. No es de extrañar que no estemos consiguiendo nada.

    Me gusta

  5. La tumba metabólica y los campos de concentración nazis.

    Todos adelgazaban hasta morir

    La “ciencia” de los caloréxicos son los campos de concentración nazis, la dieta twinkie y que a sus clientes sí les funciona.

    Me gusta

    • Los argumentos de este podcast:
      — Al autor no le gusta mi tono.
      — En parte el error contando calorías explica que la dieta hipocalórica no funcione.
      — Hay herramientas que permiten luchar contra ese cambio fisiológico (dieta oscilante, ejercicio físico, etc.)
      — Si aplicas esas técnicas, vas a lograr tus objetivos y es muy probable que no recuperes el peso perdido.
      — La estima de calorías necesarias para adelgazar debe adaptarse a la evolución del peso del cliente. Hay que individualizar el tratamiento.

      La pregunta que yo le haría a este señor es, ¿en qué basa sus creencias de que sus ideas tienen que funcionar?

      1. En el aspecto teórico la teoría CICO es un fraude: es presentada como una teoría derivada de una ley inviolable de la física, pero he explicado repetidamente dónde están las trampas en esa teoría. Lo que se presenta como ciencia pero es falso, es, por definición, pseudociencia (ver,ver).
      2. En el aspecto práctico, los experimentos científicos (no habladurías, no lo que dicen sus defensores que hacen, no lo que se publica en las redes sociales) dicen que hay pérdida de peso los primeros seis meses, pero a partir de ahí se recupera el peso perdido (ver)

      Reitero la pregunta: ¿cuál es la base científica de la creencia de que el método tiene que funcionar y que si no funciona es porque no se ha acertado con la cantidad de comida o que el cliente se salta la dieta? ¿Por qué creemos que es así?

      Sin ánimo de atacar al autor de este podcast, hay una falacia que se denomina falacia ad consequentiam, que consiste en no aceptar un argumento porque no nos gustan las consecuencias que se derivan de que sea correcto. Este señor dice que no hay que llevar las cosas al extremo de pensar que no se puede hacer nada para adelgazar. Bueno, yo no he dicho que no se pueda hacer nada, lo que digo es que no hay razones para pensar que la dieta hipocalórica tiene que funcionar. Pero quizá a parte de las personas que tienen exceso de peso, otro tipo de dieta, basada en cuidar la calidad de lo que se come, sí pueda ayudar. Pero para parte de nosotros la obesidad puede ser irreversible, nos guste o no nos guste esa posibilidad. Una persona que tiene una marcada hiperplasia del tejido adiposo quizá no puede, con ninguna dieta perder el peso que le sobra y mantener un cuerpo delgado a largo plazo. Puede que no nos guste esta posibilidad, pero es posible.

      ¿Qué efecto tendría en personas que no pueden adelgazar con dieta insistir en el mensaje de que la dieta hipocalórica tiene que funcionar, si se hace bien? ¿Y si no es cierto? ¿Estamos pensando en las consecuencias que va a tener en la salud mental de esta persona hacerle creer que el fracaso, cuando se produzca, es culpa suya, de su falta de capacidad para esforzarse por tener salud? Y vuelvo a preguntar: ¿qué evidencia científica nos hace pensar que el método tiene que funcionar en lo que importa (a largo plazo y manteniendo un cuerpo sin grasa extra)?

      Y un comentario más: este señor dice que no le importaría debatir con personas que tengan una visión opuesta a la suya. Le invito a que lo haga, empezando por que justifique el origen de sus creencias:

      1. Que intente exponer lo que dice la Teoría CICO con rigor y sin emplear falacias (ver). O en caso contrario que reconozca que esa Teoría no es más que una hipótesis basada en juegos de palabras falaces.
      2. Que aporte la evidencia científica de que la dieta hipocalórica funciona cuando se sigue. Evidencia científica, no pensamientos, ni palabras, ni intuiciones. Hablo de perder el peso que nos sobra y mantener lo perdido a largo plazo
      3. Que explique cuál es la base real de su creencia de que esa dieta tiene que funcionar si se sigue.
      4. Que explique por qué, siendo que sus creencias no tienen ninguna base real, a la población se le hace creer que tienen que funcionar para adelgazar.

      Cuatro preguntas concretas que demandan respuestas a lo preguntado. La primera norma de un buen debate es no ignorar las preguntas del oponente.

      Edito: he dejado un comentario en la página del podcast enlazando a este comentario.

      Me gusta

      • Gracias por haber gastado parte de tu tiempo en contestar a mi podcast ya que me ha parecido enriquecedor e interesante a partes iguales, de hecho si me lo permites me gustaría añadir a un artículo aparte tu comentario enlazando a los respectivos artículos que también me has mencionado, o sino en los comentarios de mi blog de este podcast.

        En primer lugar me gustaría disculparme si a lo mejor mi expresión no fue la más acertada al referirme a tu tono, y me gustaría explicarme ya que no lo pretendía decir como una forma de ofensa, más bien me estaba refiriendo a que en materia de divulgación cada vez es más común un estilo mucho más directo que a mi personalmente y no de forma ofensiva me resulta más “agresivo” digamos que a mi por mi forma de ser me resulta algo más incómodo pero no pretendía que sonase como una forma de ofensa, y si así es me disculpo.

        Voy a intentar responder a los distintos puntos que expones, aunque unos me enlazan a otros y requeriría que estudiase muy a fondo cada uno de tus artículos (lo que por supuesto llevaría mucho más tiempo para exponer y argumentar de mejor manera) y a todos en los que enlazan, por lo que si me permites voy a intentar darte mi opinión ligeramente más resumida al respecto sin ahondar tanto, e irme leyendo poco a poco cada uno de los artículos enlazados y poder darte una respuesta más detallada y mejor planteada en forma de podcast, artículo, vídeo o simplemente en un mensaje de correo electrónico.

        Me comentas sobre el aspecto teórico que la teoria CICO es un fraude, me enlazas a dos artículos, uno de tu blog titulado ¿Qué dice la Primera Ley de la Termodinámica? al parecer la parte 2 y por supuesto me leeré en su momento todas las partes de esa línea de artículos. Respecto a ese artículo podría responderte que no baso la teoría CICO en un 2+2=4 sino que es algo más complejo ya que está respondido en la última frase “Por mucho que se complique la formulación CICO, siempre se va a llegar a esa conclusión, pues está implícita en su injustificada formulación.” el otro artículo es de otra web pero que va en la misma línea. Me he leído ambos y curiosamente estoy bastante de acuerdo pero opino que aunque siendo ciertos los puntos que se comentan (y teniendo en cuenta la de cosas que nos faltan por investigar y aprender acerca de las causas del aumento de peso) no implica una negación completa de la teoría CICO que aun considerándola incompleta no dejamos de hablar de modos de utilización de la energía en el organismo.

        Puede que sea cierto que la teoría CICO se centra únicamente en cambios en el tejido adiposo cuando esto es quedarse en la superficie teniendo en cuenta la cantidad de datos a tener en cuenta, como la respuesta hormonal, la respuesta fisiológica del organismo a las distintas situaciones que podemos someter, etc…

        Pero esto no creo que elimine completamente el apartado energético en toda esta situación, por poner un ejemplo hace poco comentaba con algunos compañeros de profesión que 200 supuestas kcal de un perrito caliente podían engordar más que 300 supuestas kcal de unos frutos secos; Entre mi planteamiento puramente teórico yo defendía la postura de que había una serie de aspectos tanto a nivel fisiológico, como psicológico como posiblemente hormonal que hiciesen que la utilización y absorción de unas y otras kcal no fuese igual en el cuerpo. E incluso la respuesta del organismo a largo plazo no fuese la misma; Pero esto no deja de implicar una utilización concreta de la energía por el organismo, intento explicarme.

        Puede que la absorción entre uno y otro sea mayor en el primer caso que en el segundo, puede que además el uso que se dé tanto a uno como a otro no sea el mismo y se generen distintas respuestas hormonales, pero al final implica una utilización de la energía que implica una serie de reacciones que dan lugar o no a un aumento de peso; Por eso yo intentaba en el podcast decir que prefiero moverme en una escala de grises y pese a no estar 100% de acuerdo con la teoría CICO creo que hay muchos más factores a tener en cuenta que no dejan de afectar a esto.

        Continúo con la segunda parte para que quede más clara mi opinión acerca de este tema, me comentas que en el aspecto práctico los experimento científicos observan un aumento de peso a largo plazo con una pérdida los primeros meses, me enlazas a otro artículo de tu blog en el que comentas varios estudios que observan esto; no he leído cada uno de los estudios pero confío en tu criterio y voy a responderte respecto a tu resumen (cuando escriba más detalladamente la respuesta me leeré dichos artículos también aunque seguramente alguno ya ha caído en mis manos en otra ocasión).

        Respecto a este punto creo que la segunda parte, es decir, el aumento de peso manteniendo dicho déficit acepta todo aquello que tu defiendes, aunque la primera parte defiende la teoría CICO.
        Exactamente existe una pérdida de peso por ese déficit energético es decir, la teoría CICO en ese sentido tiene razón, si tu consumes menos pierdes peso; ¿Pero qué ocurre? que claramente cuando esto pasa el cuerpo responde, no puedes mantener una “hambruna” prolongada, ya que el cuerpo decide utilizar la energía de otra manera, y quizás (pura suposición basada en mis conocimientos que por supuesto puede ser errónea) prioriza la acumulación de “grasa” debido a que considera que puede ser necesaria en algún momento, destinando energía que debería mandar a otro sitio concreto ya que siempre va a buscar su supervivencia, y aquí es donde fallaría la teoría CICO ya que puede que por más que sigas bajando calorías ese cuerpo no pierda más tejido adiposo e incluso llegue a ganarlo.
        Pero aquí sigo considerando que estaríamos en esa escala de grises, la teoría CICO falla a largo plazo por una utilización distinta de la energía que esta defiende, pero no quiere decir que esté mal a mi parecer, sino que le faltan puntos a tener en cuenta que probablemente no son salvables realizando una visión sesgada de come menos y haz más ejercicio.

        De hecho la siguiente pregunta “¿cuál es la base científica de la creencia de que el método tiene que funcionar y que si no funciona es porque no se ha acertado con la cantidad de comida o que el cliente se salta la dieta? ¿Por qué creemos que es así?”
        considero que no tiene porque ser así, hay ocasiones en las que puede ser porque se salte la dieta, pero no tiene ni siquiera porque ser la más común, ya que como bien me has expuesto existe ese aumento de peso a largo plazo que además se daba en gente que seguía supuestamente con su dieta hipocalórica. Creo que en esto estamos de acuerdo sino me equivoco que no todo se basa en calorías aunque quizás la parte que no estamos de acuerdo es que creo que las calorías son un aspecto a tener en cuenta también dentro de un todo.

        La siguiente frase a la que me gustaría hacer referencia de tu respuesta es la siguiente “lo que digo es que no hay razones para pensar que la dieta hipocalórica tiene que funcionar. Pero quizá a parte de las personas que tienen exceso de peso, otro tipo de dieta, basada en cuidar la calidad de lo que se come, sí pueda ayudar”
        Volvemos a estar casi de acuerdo pero como siempre digo tenemos esa pequeña diferencia de opinión que a mi parecer no es mala, empiezo con el desacuerdo para continuar con lo que estoy de acuerdo.

        Creo que la dieta hipocalórica funciona, pero ¿para qué? y ¿Cómo? Hemos visto en todos esos estudios que realmente esa dieta hipocalórica consigue un descenso de peso en un periodo de tiempo de aproximadamente 6 meses; Es decir, si alguien tiene un objetivo claramente estético ese planteamiento suele funcionar (suele, no siempre pero esto lo comento después) de hecho yo con mis pacientes que buscan un objetivo estético no les engaño y se lo dejo claro, les digo podemos intentar conseguir ese objetivo X en el tiempo X que pretendes, pero no te puedo prometer desde un principio que vayamos a conseguirlo hasta ver la evolución y ver como reacciona tu cuerpo y por supuesto lo más probable es que esa condición no seas capaz de mantenerla en un periodo de tiempo largo. En ese sentido suelo ser muy sincero ya que sé que sobre todo aquellas personas que piden salirse mucho de su característica actual es prácticamente imposible que pasen 4 años y sigan marcando abdominales en la playa incluso manteniendo un control estricto, y les recomiendo si pretenden mantener una condición un poco mejor a largo plazo cambiar además ciertas cosas que realizan en este momento para que no vuelvan a ellas en un futuro ya que pese a no ser mágico si puede ayudar y mucho.

        La parte en la que estoy de acuerdo es cuidar la calidad de lo que se come, de hecho si ves parte de lo que yo intento promulgar es el cambio de hábitos como método para conseguir salud y bajar peso; Además en eso baso un gran porcentaje de mis pacientes los cuales ni siquiera se “llevan a su casa” una dieta o menú o como queramos llamarlo, sino que trabajo con ellos el cambio de hábitos intentando respetar su realidad y su día a día y no les prometo que vayan a conseguir resultados con los que vienen que suelen ser bastante irreales, sobre todo a largo plazo. Intento animar, apoyar y motivar para que ese cambio de hábitos y cuidar esa calidad en lo que comen y en su actividad les sea más fácil. Pero de verdad si te pusiese en contacto con cualquiera de ellos te dirían que en ningún momento les prometí resultados que consideré irreales aunque en algunos casos se acercasen bastante a esos resultados.
        Al igual que algunos se han acercado a esos resultados hay otros que pese a estar contentos por haber cambiado sus hábitos prácticamente no han perdido peso, o han perdido muy poco y sus cambios en la composición corporal pese a haber existido no han sido tampoco muy llamativos, pero me referían un mejor estado de salud, y encontrarse mejor ¿Efecto placebo? puede ser, pero como profesional intenté hacerlo lo mejor que supe y los resultados parecieron ser buenos bajo su opinión subjetiva pese a que los datos no mostrasen grandes mejorías.

        Siguiendo con tu respuesta (me estoy fijando que te estoy tuteando espero que no te moleste de ser así reescribiré el comentario tratándote de usted) “Pero para parte de nosotros la obesidad puede ser irreversible, nos guste o no nos guste esa posibilidad. Una persona que tiene una marcada hiperplasia del tejido adiposo quizá no puede, con ninguna dieta perder el peso que le sobra y mantener un cuerpo delgado a largo plazo.”
        No tengo nada que objetar a esto, exactamente hay gente que por las razones que sea no van a conseguir ni adelgazar ni engordar, ya que he tenido también algunos pacientes con búsqueda de ganancia de peso y en alguno he observado una ganancia en periodos de tiempo muy cortos que pese a mantener las mismas calorías desaparecían rápidamente los resultados. Creo que por desgracia existen personas que nunca van a poder adelgazar ni engordar hagan lo que hagan o al menos en los que pueden quizás no a largo plazo. Respecto a estas personas que padezcan un sobrepeso u obesidad no tratables nos quedaría el saber si con un cambio en el estilo de vida, en lo que comen y lo que hacen pese a no disminuir su peso si puede mejorar su salud y evitar los problemas asociados, lo cual podría ser una victoria para todos de ser así.

        Luego me comentas acerca de los problemas de salud mental que puede derivar de culparles de ello, y de verdad yo nunca culparía a la persona de no seguir mis consejos, de hecho aunque en algunos casos me han dicho no seguirlos no les he culpado de ello, sino que intento apoyar e intento ser sincero, y esto me ha costado pacientes en ocasiones ya que otra persona por otro lado prometía el oro y el moro siguiendo su método.
        Puede ser, (y de ser así debería revisar como doy mis mensajes) que a nivel divulgativo pueda parecer que les culpo, espero que no sea así y tendré más cuidado en un futuro por si acaso. Pero a nivel personal en uno a uno con el paciente jamás le culparía ya que se realicen o no los supuestos pasos indicados no es culpa nunca del paciente.

        Seguimos con la última ronda de preguntas:
        La primera me enlazas a un artículo titulado “Se busca caloréxico inteligente para contestar a unas sencillas preguntas” en el que observo tres peticiones.
        “Me diga qué errores estoy cometiendo en mis argumentos” (Intentaré responder más a fondo en la respuesta detallada que te he comentado que daré, pero decirte un poco lo ya dicho anteriormente, creo que el error es negar que el contenido calórico también importa en la pérdida de peso al menos cuando hablamos a corto plazo. E incluso a largo plazo no siempre se recupera como bien has dicho en uno de tus artículos todo el peso perdido sino parte de él. De hecho existe una posible ganancia de peso incluso alimentandonos como nosotros consideramos actualmente correcto con raciones grandes, o aumentando la densidad energética de los platos consumidos para evitar la saciedad, y esto es basado en el contenido calórico aunque haya muchos otros factores que luego afecten también.

        “exprese lo que dice la Teoría CICO sin usar falacias y empleando en todo momento argumentos 100% rigurosos:
        Enunciado de la Teoría CICO. Sin falacias y con rigor.
        Defensa de la utilidad de esa teoría para gestionar nuestro peso corporal. ¿Qué conclusiones útiles se deducen de esa teoría? Sin falacias y con rigor.
        Explicación de cómo se aplica la Teoría CICO cuando ganamos peso porque aumenta el tamaño de un tumor.”
        Como bien creo que he comentado no apoyo al 100% la teoría CICO por lo que creo que no sería bueno para defenderla a capa y espada, las conclusiones útiles que quizás podemos sacar sería esa pérdida de peso cortoplacista como herramienta a tener en cuenta y seguir estudiando las posibles maneras de evitar enfrentarnos a la recuperación del peso perdido uniéndola a otras herramientas como el cambio de hábitos.

        La tercera petición hace referencia a preguntas de otro artículo, que creo que ya he respondido resumidamente a lo largo de esta respuesta, es decir que no todo es el exceso calórico porque puede que el cuerpo priorice realizar otras tareas con el contenido energético disponible aun siendo este bajo.

        “Que aporte la evidencia científica de que la dieta hipocalórica funciona cuando se sigue. Evidencia científica, no pensamientos, ni palabras, ni intuiciones. Hablo de perder el peso que nos sobra y mantener lo perdido a largo plazo”
        Como te he comentado me gustaría dar una respuesta mucho más científica aportando más datos por ahora solo he usado tus propias ideas y datos para dar mi opinión sin aportar nuevos ya que me ha parecido que servían para defender lo que expongo, por supuesto dudo mucho que pueda mostrar evidencia científica de mantenimiento de peso a largo plazo con la teoría CICO porque como te he dicho creo que es real pero que otros factores impiden que podamos centrarnos en ello a largo plazo, requiriendo el estudio de otras técnicas, que por supuesto si encuentro aunque sea una línea de investigación prometedora compartiré para que podamos intentar encontrar el mejor método para unir las herramientas de las que disponemos.

        “Que explique cuál es la base real de su creencia de que esa dieta tiene que funcionar si se sigue.” como ya he comentado a corto plazo tu mismo tienes evidencia que has mostrado de que funciona, y como ya he comentado lo suelo usar para motivos estéticos manteniendo informado al paciente de que su mantenimiento a largo plazo es muy probable que no se dé, e intentando añadir un cambio de hábitos que como tu también has comentado puede ser una estrategia prometedora.

        “Que explique por qué, siendo que sus creencias no tienen ninguna base real, a la población se le hace creer que tienen que funcionar para adelgazar.” creo que el fallo es que consideras que apoyo al 100% esa teoría cuando creo que es solo uno de los factores a tener en cuenta, y no creo que sea bueno para la población hacerle creer que comer menos y moverse más sea una buena forma de adelgazar, ya que me parece simple y absurdo.

        Por supuesto no pretendo ignorar estas preguntas, y pese a ser únicamente una respuesta resumida espero haber expuesto mi punto de vista basándome en los datos que tu mismo has aportado “ya que considero que también un buen debate puede basarse no únicamente en aportar datos si no en utilizar los ya aportados para dar otra perspectiva” y que sirva como buen punto de entrada para una respuesta más concreta y más trabajada.

        Vuelvo a agradecer que hayas aportado tu punto de vista, y siento si no te sientes suficientemente conforme con mi respuesta, pero es complicado en el tiempo que he dedicado ahora a responder a todos los artículos enlazados escritos durante un periodo de tiempo mucho más largo y con mucha mayor dedicación de tiempo; Cuando haya acabado de realizar una exposición mucho más argumentada por supuesto si te interesa te la haré llegar y si crees que hay detalles que debería tener en cuenta respecto a esta respuesta también estaré encantado de añadirlos o de volver a responder.
        Un saludo y espero que este tipo de debates, puntos de vista, opiniones y perspectivas nos ayuden a combatir contra lo que considero una gran pandemia que se extiende sin freno.

        Me gusta

    • Del mismo podcast:
      https://mykdiet.com/podcast-ep-5-por-que-resulta-tan-dificil-mantener-el-peso/

      El peso perdido se recupera porque no se hace un correcto cambio de hábitos

      ¿Afirmación basada en qué?

      ¿Es que la gente no deja poco a poco la dieta? Estoy convencido de que sí lo hace, pero eso no demuestra que el método funcione. No confundamos correlación con relación causa-efecto. La falta de resultados puede causar desmotivación y abandono de la dieta.

      Attendance decreased markedly over time in the present study, as in previous studies. It is unclear whether the poor attendance is a cause or a consequence of the poor weight loss, but in this study and in many previous studies, the two variables have been highly correlated. (fuente)

      No digo que sea lo que ha hecho este señor, pero es típico argumentar que la gente come más de lo que dice. Ninguna objeción a eso, pero sigue sin ser una demostración de que el método funciona. La dieta hipocalórica tiene TODA la evidencia científica en contra (a largo plazo para perder todo el peso que nos sobra): dar una explicación verosímil para el fracaso no convierte esa evidencia en prueba de éxito.

      Me gusta

      • Toda la razón de que puede ser que fuese demasiado simplista al decir esa frase, pero también quiero aportar que en muchas ocasiones si tienes que detallar y exponer cada una de las frases dadas sería eterno cada podcast/vídeo/artículo, en muchas ocasiones intentas dar la información de la mejor forma posible y esperas que si alguien te lle/ve/escucha a menudo entienda tu punto de vista y a que te estás refiriendo.

        Por supuesto con cambio de hábitos no me refiero a dejar la dieta, ya que en mi anterior respuesta ya he comentado como trabajo y en gran parte de las ocasiones no hay dieta por medio, sino que me refiero a una mejora en la alimentación basándome en los datos de los que disponemos actualmente e intento que además sean cambios acorde a su día a día siendo realista y aceptando cambios a “cosas menos malas” aunque no sean “buenas”.

        De acuerdo en que “La falta de resultados puede causar desmotivación y abandono de la dieta.” y hago una pregunta que no digo que esté bien o mal simplemente dejo la pregunta en el aire;

        La teoría CICO ha visto pérdidas de peso a corto plazo unos 6 meses, ¿Tan malo sería utilizar esa herramienta como método motivador para conseguir al mismo tiempo un buen trabajo en lo que respecta a cambiar hábitos más “nocivos”?
        No digo que la respuesta sea afirmativa pero creo que es una pregunta que abre otras preguntas y otras perspectivas.

        Me gusta

  6. Experimento mental.

    Tenemos dos gemelos idénticos que quieren perder peso. Primero lo intenta uno: baja 10 kg en 6 meses con una dieta hipocalórica, y luego, sin poder evitarlo, al ritmo de 5 g diarios va recuperando lo perdido, hasta que al cabo de 3 años y medio ya sólo tiene 4kg menos que antes de empezar.

    Supongamos que el primer gemelo ha anotado con total exactitud todo lo que come y todo el ejercicio físico que hace.

    El segundo gemelo hace exactamente lo mismo: baja 10 kg con la misma dieta que su hermano, y a partir de ese momento y durante los siguientes tres años y medio hace la misma actividad física que hizo su hermano y consume exactamente la misma comida (en todo, también en cantidad) que consumió su hermano, pero cada día consume 5g menos de grasa que su hermano.

    ¿Pesará más, menos o lo mismo que su hermano pasados esos tres años y medio?

    Mi creencia es que acabarían pesando lo mismo (bajo las condiciones ideales de este experimento mental en el que todo es idéntico, salvo esos 5g de grasa dietaria menos en la dieta del segundo gemelo).

    Me gusta

  7. cuando se paraliza la pérdida de peso, algunos de los defensores de esta pseudociencia lo atribuyen a que existe una “ralentización del metabolismo”. ¿Qué es esa ralentización? Un cambio en el término 2 de la ecuación, es decir, seguir manteniendo la injustificada premisa de que sólo los dos primeros términos de la ecuación tienen capacidad para cambiar por sí mismos.

    Esa idea lleva a la inevitable conclusión de que si el metabolismo se ralentiza, comer aún menos es la única solución posible.

    Calorías. ¿Qué hay de verdad en todo esto?

    Me gusta

    • De 3.25 kg de masa grasa a 8.75 kg de masa grasa, matando de hambre a los pobres animales.

      Opciones:

      — Los perros comían a escondidas. Todos los perros mienten.
      — Los perros calcularon mal las calorías y no estaban realmente en restricción calórica. Los perros son muy malos calculando la ingesta energética adecuada a su nivel de actividad física.

      No se me ocurre qué otra cosa podía estar pasando.

      Me gusta

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.