Trigo y sistema inmune (4 de 4)

Los hechos

  1. El gluten no es una proteína más. A diferencia del resto de proteínas ningún ser humano puede digerir la gliadina del trigo (fuente).
  2. El trigo aumenta la permeabilidad intestinal en todas las personas a través de la zonulina (fuente).
  3. Las enfermedades de tipo autoinmune están asociadas a un aumento de la permeabilidad intestinal y a un aumento de los niveles de zonulina (fuente).
  4. Las personas que dicen tener sensibilidad al gluten tienen una mayor translocación bacteriana que el resto de personas (fuente), lo que hace pensar en que tienen una permeabilidad intestinal alterada. También presentan anticuerpos frente al trigo con mayor frecuencia que el resto de la población (fuente).
  5. No sólo los celíacos desarrollan una respuesta inmune frente al trigo y un notable porcentaje de la población presenta en sangre anticuerpos contra el trigo (fuente,fuente,fuente).
  6. Existe cierta correlación entre desarrollar anticuerpos contra el gluten y desarrollar anticuerpos contra el propio cuerpo, lo que podría guardar relación con su reactividad cruzada (fuente,fuente,fuente).
  7. Los fragmentos no digeridos del trigo que son translocados al interior del cuerpo poseen mimetismo molecular con proteínas del cuerpo (fuente,fuente).
  8. La gliadina del trigo tiene más de 50 epítopos capaces de producir una respuesta inmune, ser citotóxicos o alterar la permeabilidad intestinal (fuente).
  9. Anticuerpos contra el gluten se han encontrado de forma mucho más frecuente en pacientes autistas y esquizofrénicos que en sujetos control o en la población general (fuente).
  10. Varias condiciones autoinmunes se sabe que son causadas o agravadas por el trigo (fuente,fuente).

Prevención frente a interés comercial

Entre un 8 y un 9% de la población sufre algún tipo de enfermedad de tipo autoinmune (fuente). Y, como hemos visto en la primera parte del artículo, no son las únicas personas que quizá podrían tener una mejor salud de no haber consumido nunca trigo.

¿Cuántas personas tendrían mejor salud si hubieran evitado el consumo de trigo?

¿No deberíamos haber tenido respuesta a esa pregunta antes de introducir el trigo en la dieta del ser humano? Porque no perdamos de vista que la harina de trigo es un producto que sólo existe en su estado procesado, que se obtiene a partir de la comida de otros animales y que en términos evolutivos es una moda de reciente aparición: la harina de trigo no es comida de humanos, es un experimento dietario que ha salido mal.

For 99.9% of its evolution, the human species based its diet on products that were naturally gluten free […] Possibly, the introduction of gluten-containing grains represented a “mistake of evolution” that created the conditions for human diseases related to gluten exposure (fuente)

Durante el 99.9% de nuestra evolución la especie humana basó su dieta en productos que eran “libres de gluten” de forma natural […] Posiblemente, la introducción [en la dieta] de los cereales que contienen gluten fue un “error evolutivo” que creó las condiciones para las enfermedades humanas relacionadas con la exposición al gluten

La postura oficial sobre el trigo es el silencio acerca de los riesgos en su consumo y promocionar la harina integral en base a estudios epidemiológicos. Algunos investigadores al menos dicen que cuando detectes que ya tienes una enfermedad autoinmune te hagas pruebas de sensibilidad al gluten y, en su caso, a partir de ese momento sigas una dieta sin gluten.

It is thus recommended that patients with autoimmune endocrine disorders (including patients with autoimmune thyroiditis, type I diabetes, Addison’s disease) and patients with idiopathic hypo- and hyperparathyroidism be routinely investigated for gluten sensitivity, with or without enteropathy. If simultaneously antibodies against glutamic acid decarboxylase, transglutaminase, thyroglobulin, thyroid peroxidase, heat shock protein and gliadin, gliadin peptide and gluteomorphins are detected, then the patient should be monitored closely after the institution of a gluten-free diet. (fuente)

Parece que con el trigo la prevención no es una opción.

Anuncios

Trigo y sistema inmune (3 de 4)

Higher constitutive IL15Rα expression and lower IL-15 response threshold in coeliac disease patients

Los autores nos explican que, en el modelo más aceptado de cómo se inicia la celiaquía, la gliadina desencadena una reacción innata caracterizada por la producción de interleucina 15 (IL-15) por parte de las células epiteliales:

gliadin toxic peptides (i.e. the 19-mer) trigger an innate immune response [10], mainly characterized by the production of IL-15 by epithelial cells

En este estudio encontraron que el sistema inmune de la mitad de las personas no celíacas percibe el gluten como un antígeno y se pone en marcha el sistema inmune innato segregando IL-15. Los autores interpretan textualmente esa observación como “dañino efecto“:

The data obtained in this pilot study support the hypothesis that gluten elicits its harmful effect, throughout an IL15 innate immune response, on all the individuals. This innate response is found in both patients with and without CD, although the triggering of an adaptive response is CD specific. (fuente,fuente)

La hipótesis de los autores es que las personas que sufren celiaquía necesitan niveles más bajos de la IL-15 para desencadenar la respuesta adaptativa, lo que explicaría que ellos sí tengan una respuesta inflamatoria cuando lo cierto es que el gluten no sólo produce la reacción del sistema inmune innato en esas personas:

The results shown here, the increased expression of both IL15Rα and pro-inflammatory mediators, and the higher response to IL-15, support the hypothesis that CD patients have a lower IL-15 threshold response. This hypothesis may explain why the (innate) IL-15-mediated response to gluten is not restricted to CD, though the secondary inflammatory response is only observed in genetically susceptible CD patients.

Intestinal cell damage and systemic immune activation in individuals reporting sensitivity to wheat in the absence of coeliac disease

En este estudio encontraron que las personas que sin ser celíacas decían tener sensibilidad al gluten tenían indicadores de translocación microbiana más elevados.

we measured the levels of LBP and sCD14 as indicators of the translocation of microbial products, particularly LPS, across the epithelial barrier. […] We found significantly elevated serum levels of both LBP and sCD14 in individuals with NCWS in comparison with patients with coeliac disease and healthy controls.

Lo que según ellos sugiere que la translocación de productos desde el tracto intestinal contribuye a la activación del sistema inmune innato y adaptativo observada en las personas que tenían sensibilidad al gluten no celíaca:

We found that levels of IgG and IgM antibodies to flagellin were significantly elevated in the NCWS cohort. Considering that no individuals in this study had evidence of infection, these observations are suggestive of a translocation of microbial products from the GI tract that contributes to the observed innate and adaptive immune activation in the NCWS cohort

Y cuando esos sujetos seguían una dieta sin trigo (o cereales relacionados) los marcadores de activación inmune, los marcadores de daño epitelial en el intestino y los síntomas mejoraban:

we examined the above markers in a subset of NCWS subjects before and after a diet that excluded wheat and related cereals. The results indicated a significant decline in the markers of immune activation and gut epithelial cell damage, in conjunction with the improvement of symptoms.

The Prevalence of Antibodies against Wheat and Milk Proteins in Blood Donors and Their Contribution to Neuroimmune Reactivities

Los datos de este artículo muestran que un notable porcentaje de personas presenta anticuerpos frente al trigo, es decir, una reacción del sistema inmune adaptativo ante los distintos antígenos del trigo.

Además en este estudio se encontró una gran coincidencia entre generar anticuerpos contra el gluten o la leche y generar anticuerpos contra proteínas del propio cuerpo:

Statistical analysis showed significant clustering when certain wheat and milk protein antibodies were cross-referenced with neural antibodies. Approximately half of the sera with antibody elevation against gliadin reacted significantly with GAD-65 and cerebellar peptides; about half of the sera with elevated antibodies against α + β-casein and milk butyrophilin also showed antibody elevation against MBP and MOG.

La gráfica muestra una análisis de grupos de dos vías de los coeficientes de correlación de Pearson entre proteínas de la comida y proteínas del cerebro:

¿Un resultado causado por la reactividad cruzada?

This cross-reactivity between α-gliadin and cerebellar peptides, and between milk butyrophilin and MOG peptides, could be responsible for the simultaneous detection of antibodies against these molecules in a small percentage of tested blood samples.

Ante estos resultados los autores plantean la posibilidad de que debido al “mimetismo molecular” entre el gluten y algunas proteínas del cuerpo, especialmente proteínas del sistema nervioso, la respuesta inmune ante el trigo acabe produciendo un problema neuroinmune en un pequeño porcentaje de personas:

With these experiments we demonstrated that cerebellar and MOG peptides, which are known to be important autoantigens in gluten ataxia and MS, can cross-react with wheat and milk proteins. The demonstration of molecular mimicry between α-gliadin, cerebellar peptide, milk butyrophilin, and MOG, and the simultaneous detection of antibodies against these proteins in a small percentage of the general population may have broader implications in the induction of neuroimmune disorders. In these individuals, due to a regulatory defect in mucosal immunity, the consumption of wheat and milk products provides a source of α-gliadin, γ-gliadin, and milk butyrophilin-derived peptides that can cross the gut mucosa to stimulate antigen-specific immune responses both locally in the gut as well as in the periphery. In the majority of the population the cerebellar and MOG normally remains sequestered behind the blood brain barrier (BBB). However, CNS inflammation and BBB breakdown can render the neural tissue antigens accessible to the cross-reactive antibodies and auto-reactive lymphocytes, subsequently resulting in neuroimmune disorder

Según uno de los autores del artículo, las personas con sensibilidad al gluten y los lácteos tienen un riesgo mayor de lo que se creía de desarrollar una enfermedad autoinmune neurológica:

those with a gluten and dairy sensitivity have a much higher risk of developing neurological autoimmunity than previously suspected (fuente)

Correlation of Tissue Antibodies and Food Immune Reactivity in Randomly Selected Patient Specimens

En la figura se muestra el mecanismo de reactividad cruzada que puede llevar a autoinmunidad: el cuerpo genera anticuerpos contra el gluten (gliadina) pero parte de esos anticuerpos confunden tejido del cerebelo con el gluten y se produce la neuroautoinmunidad.

Según los autores del artículo, el mecanismo de reactividad cruzada que acabamos de ver deja claro cómo de potencialmente dañina para el cuerpo humano es la gliadina, es decir, el gluten:

With this information, it is clear how potentially damaging gliadin can be to the human body.

En la siguiente gráfica se aprecia cómo el porcentaje de personas con anticuerpos IgG frente al gluten (gluten positive) que también tienen anticuerpos contra las propias proteínas del cuerpo es mucho mayor que en la población que no desarrolla anticuerpos contra el gluten (gluten negative).

Los autores del artículo resaltan que los médicos no han entendido todavía que no son los celíacos los únicos que deben ser estrictos con una dieta sin gluten, pues el daño en las personas que tienen sensibilidad al gluten no celíaca puede ser tan grave como el que sufre un celíaco:

Interestingly, the gluten-free diet (GFD) is generally recommended for specific autoimmune disorders, as the GFD may reduce systemic inflammation, cut down on the frequency of flares, or arrest the autoantibody production against targeted tissues [49-52].  Unfortunately, much of the clinical world has not yet grasped the idea that gluten can trigger autoimmune disorders other than CD, which leads to misleading notions that only CD patients have to be strict with the gluten-free diet (GFD), while NCGS patients can “cheat” once-in-a-while. Statements such as, patients with “NCGS can be more liberal and titrate their exposure to gluten as needed to avoid symptoms,” [53] can be harmful to the patient. CD is a gastrointestinal disorder in which patients make elevated IgA to gliadin and tissue transglutaminse-2. What if the NCGS patient makes significant levels of IgG against gliadin and cerebellar protein? Is protecting the brain really less important than protecting the gut?

Los autores del artículo resaltan que la prevención de la autoinmunidad de causa dietaria es posible: basta con retirar de la dieta la sustancia que detona el proceso autoinmune:

There are three main ingredients for environmentally-induced autoimmunity, genetic susceptibility, dysfunctional body barrier and environmental trigger [75-78]. If the environmental trigger is removed, even with a broken body barrier and a genetic susceptibility, autoimmunity can be evaded. Alternatively, if the environmental trigger, in our case, food protein is still present, once the intestinal barrier has been breached, the offending food protein ignites the immune system and pathogenesis begins its slow progression toward tissue damage. Autoantibody biomarkers can be detected at this point. A patient is at greater risk for developing a disease, if certain markers are present and the more detectable markers, the higher the positive predictive value for disease [79,80]. Prevention of environmentally-induced autoimmunity is possible.

Trigo y sistema inmune (2 de 4)

Vocabulario básico relativo al sistema inmune

Antígeno: sustancia normalmente tóxica y ajena al organismo que provoca la producción de anticuerpos.

Anticuerpos: son parte de las defensas del cuerpo (sistema inmune). Son específicos para cierta parte del antígeno, denominada epítopo. Se pueden generar simultáneamente anticuerpos para varios epítopos de un antígeno (fuente,fuente)

Cuando los anticuerpos se unen a los antígenos se ponen en marcha mecanismos de eliminación del “inmunocomplejo” formado.

Inmunoglobulinas y anticuerpos son lo mismo, aunque el segundo término se usa más para hablar de su función y el primero más para hablar de su estructura. Existen 5 tipos básicos de inmunoglobulinas: IgG, IgM, IgA, IgD, IgE. Son sintetizadas por los linfocitos B (IgM, IgD) y por las células plasmáticas derivadas de ellos (IgG, IgA, IgE).

No obstante, la primera línea de defensa del cuerpo no es adaptativa: es lo que se denomina el sistema inmune innato. Es el que proporciona una respuesta rápida que puede ser específica para el ataque pero que no es creada para el ataque. Sólo si el “intruso” persiste tras la actuación del sistema innato entra en juego el sistema inmune adaptativo, más lento en reaccionar pero que sí desarrolla una respuesta específica adecuada al intruso concreto. La enfermedad se desarrolla al tiempo que el cuerpo trabaja en crear una respuesta inmune específica que acabe con la enfermedad.

Citoquinas: las células del sistema inmune colaboran entre ellas y se comunican mediante unas proteínas denominadas citoquinas. Las interleucinas son un tipo de citoquinas.

Macrófagos: son parte del sistema inmune innato. Estas células engullen a los invasores (virus, bacterias o fragmentos de comida), trocean sus proteínas y presentan los fragmentos ante las células T circulantes, que son activadas. Esto activa otras partes del sistema inmune que a partir de ese momento entabla una lucha contra todas las proteínas que haya en el cuerpo que guarden parecido con esos fragmentos. (fuente,fuente)

Mimetismo molecular y respuesta autoinmune: cuando el fragmento de proteína que es presentado a las células T es parecido a parte de una proteína propia del cuerpo el sistema inmune puede no atacar sólo a los invasores sino también al propio cuerpo. El mimetismo molecular sería el parecido de partes de dos proteínas que en realidad son diferentes y es presuntamente la razón por la que el sistema inmune puede atacar a los propios tejidos, en lo que se conoce cono respuesta autoinmune (fuente).

Translocación: paso de bacterias o sustancias que hay en el lumen intestinal al interior del cuerpo (fuente).

imagen_1490

A mi entender las preguntas lógicas ante la exposición anterior son cómo llegan esas proteínas que desencadenan una respuesta inmune hasta el interior del cuerpo y qué productos alimentarios contienen proteínas sospechosas de tener mimetismo molecular con los tejidos del cuerpo. Algunas personas reaccionarán mejor que otras ante esos productos, pero no todo es genética: también tiene que llegar el antígeno hasta el interior del cuerpo.

that led us to put forward this new paradigm in which the recipe for autoimmunity is made not by two, but three ingredients: You have to be genetically predisposed, you have to have an environmental factor that is the instigator of the immune response, but at the same time you have to have a breach of this barrier so these two elements can interplay. Alessio Fasano

eso nos llevó a proponer este nuevo paradigma en el que la receta para la enfermedad autoinmune no tiene dos sino tres ingredientes: tienes que estar genéticamente predispuesto, tiene que existir un factor ambiental que provoque la respuesta inmune y tiene que haber un quebrantamiento de esta barrera para que esos dos elementos puedan interactuar.

The peptide sequences of foods such as milk and wheat are similar to those of human molecules, such as myelin oligodendrocyte glycoprotein, human islet cell tissue, and human aquaporin 4 (AQP4). This similarity can result in cross-reactivity that leads to food autoimmunity and even autoimmune disorders (fuente)

Las secuencias peptídicas de alimentos como la leche y el trigo son similares a las de las moléculas humanas, como la glicoproteína oligodendrocito de mielina, el tejido celular de los islotes humanos y el aquaporin humano 4 (AQP4). Esta similitud puede resultar en reactividad cruzada que conduce a la autoinmunidad alimentaria e incluso a los trastornos autoinmunes

Nutrition, especially wheat consumption, is a major factor involved in the onset of type 1 diabetes (T1D) and other autoimmune diseases such as celiac (fuente)

La dieta, especialmente el consumo de trigo, es uno de los principales factores involucrados en el desarrollo de la diabetes tipo 1 y otras enfermedades autoinmunes como la celiaquía.

Enfermedades de origen autoinmune en no-celíacos

Es creciente la evidencia de que la permeabilidad intestinal puede estar involucrada en enfermedades de tipo autoinmune (ver,ver,ver). Y la celiaquía está asociada a una mayor prevalencia de enfermedades de tipo autoinmune, lo que es coherente con esa hipótesis. Un incremento en la permeabilidad intestinal podría promover la translocación (entrada) de antígenos desde el lumen intestinal, y se ha propuesto que una mayor permeabilidad intestinal causada por el gluten podría estar involucrada, al menos en parte, en estas enfermedades en personas tanto celíacas como no celíacas, pues el gluten aumenta la permeabilidad intestinal en todas las personas, no sólo en los celíacos (ver).

both myocarditis and gluten sensitivity are known to occur in association with systemic autoimmune disorders. The observation that these entities can be combined in the same patient is of clinical relevance

gluten sensitivity is invariably associated with an increase of intestinal permeability, which could lead to the translocation of many intestinal luminal antigens (such as ingested food proteins, bacterial breakdown products, endotoxins, heat shock proteins and active enzymes) (fuente)

Leer más:

Trigo y sistema inmune (1 de 4)

A la hora de elegir una alimentación para nuestros hijos es imprescindible estar correctamente informados, pero también es relevante que estamos hablando de algo que nos importa: la salud de nuestros hijos. O, en otras palabras, los padres tenemos “skin in the game“.

¿Damos trigo a nuestros hijos? Esa pregunta sólo podemos contestarla los padres, nunca los que presumen de ignorar los riesgos de consumir cereales por su ideología al margen de la salud de nuestros hijos (ejemplo). En el caso de mi familia el análisis beneficio-riesgo de no consumir trigo es muy simple: no hay ningún riesgo y sí potenciales beneficios para la salud. Son mis hijas y la decisión de qué es lo mejor para ellas en este caso no puede ser más sencilla.

Como corolario de la reflexión anterior, cuando alguien dice (ver) que la harina de trigo es “comida real” o un producto que es “importante” que esté en nuestra dieta, para mí es evidente que esa persona no está pensando en la salud de nuestros hijos. No deberíamos confiar la salud de personas que nos importan a “profesionales” que no tienen “skin in the game“.

De todo el espectro de condiciones médicas relacionadas con el trigo centraré la atención en este artículo en las de tipo autoinmune.

Las cuatro partes de este artículo están organizadas de la siguiente forma:

  • Parte 1: visión general de los problemas de salud causados o agravados por el consumo de trigo. Es la parte en la que estamos.
  • Parte 2: breve repaso al vocabulario básico relacionado con el sistema inmune.
  • Parte 3: algunos resultados de experimentos científicos relativos al efecto del trigo en el sistema inmune.
  • Parte 4: resumen de lo que sabemos sobre el trigo y reflexión sobre la ausencia de políticas preventivas.

Espectro de enfermedades relacionadas con el trigo

Los problemas de salud causados por el trigo se pueden clasificar en tres grandes grupos (fuente,fuente):

  1. Enfermedades autoinmunes
  2. Reacciones alérgicas
  3. Sensibilidad al trigo/gluten

A diferencia de los dos primeros grupos, no hay un juego de marcadores clínicos que permita diagnosticar la sensibilidad al trigo/gluten, por lo que actualmente el diagnóstico se hace por descarte: si no tiene celiaquía, no tiene alergia al trigo y el paciente reporta que el trigo/gluten le causa molestias, se diagnostica “sensibilidad al gluten no celíaca” (NCGS, de sus siglas en inglés). No obstante, hay pruebas de que, aunque quizá no en todos los casos, es una condición real en muchas personas, no siempre el fruto de la imaginación de sujetos hipocondríacos. Por ejemplo, en un estudio se encontró que la mayoría de estas personas presentan anticuerpos para la gliadina, en un porcentaje por encima de lo normal, y que los niveles de dichos anticuerpos se normalizan con una dieta sin gluten (fuente,fuente).

1. Enfermedades autoinmunes

La celiaquía, la dermatitis herpetiforme y la ataxia por gluten son las condiciones de tipo autoinmune que están claramente relacionadas con el gluten. Pero algunos autores sospechan que no son las únicas. Una hipótesis reciente para la etiología de las enfermedades autoinmunes es que un antígeno presente en el lumen intestinal atraviesa la barrera gastrointestinal por culpa de una permeabilidad intestinal aumentada y a partir de ese momento, en los individuos genéticamente predispuestos, se desencadena el proceso autoinmune (fuente). Se sabe que la zonulina es una proteína que aumenta la permeabilidad intestinal y se sabe que el gluten estimula la liberación de zonulina y, en consecuencia, también aumenta la permeabilidad intestinal. Se cree que la zonulina está involucrada como mínimo en celiaquía, diabetes tipo 1, esclerosis múltiple y gliomas (fuente,fuente,fuente,fuente).

En este artículo comentaré resultados publicados en revistas científicas sobre la verosímil relación entre el trigo y las enfermedades de tipo autoinmune, se tenga o no se tenga celiaquía.

2. Reacciones alérgicas

La alergia al trigo es una reacción inmunológica a las proteínas del trigo. Los anticuerpos IgE específicos para el trigo juegan un papel principal pero también existe la alergia al trigo no mediada por los IgE (fuente). Los síntomas típicos son urticaria, angioedema, asma, rinitis alérgica, dolor abdominal, vómitos, exacerbación aguda de la dermatitis atópica y anafilaxia inducida por ejercicio (fuente):

Allergic responses to the ingestion of wheat can be divided into two types. WDEIA is a well-defined syndrome that is caused by a specific type of grain protein, ω5-gliadins. Other allergic responses include atopic dermatitis, urticaria and anaphylaxis and appear to be related to a range of wheat proteins (fuente)

La alergia al trigo es infrecuente, afectando a 1-6 personas de cada 1000 (fuente).

3. Sensibilidad al trigo/gluten

Muchas veces los síntomas englobados en el concepto de “sensibilidad al trigo/gluten” son gastrointestinales: hinchazón, dolor abdominal, diarrea/estreñimiento, nausea, dolor epigástrico, reflujo gastroesofágico, estomatitis aftosa, etc. pero también pueden ser extraintestinales: cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular y/o en articulaciones, adormecimiento de los brazos, poca claridad mental, dermatitis/erupciones cutáneas, ansiedad, depresión, anemia, etc. (ver,ver,ver,fuente). Los estudios sugieren que el gluten/trigo puede detonar los síntomas del síndrome de intestino irritable (fuente,fuente), una condición que afecta a 1 de cada 10 personas (fuente). Otra condición que puede mejorar al eliminar el gluten/trigo de la dieta es la fibromialgia (fuente,ver).

Hay experimentos in vitro o con doble ciego y grupo placebo que parecen confirmar que la sensibilidad al gluten es real y en general debida al gluten (ver,ver). Es posible que, además de por el gluten, el trigo también genere problemas de salud por su contenido en fructanos (fuente,fuente) o a causa de la aglutinina del germen de trigo, que provoca la segregación de citoquinas inflamatorias y que también puede aumentar la permeabilidad intestinal (fuente,fuente,fuente).

Además de la sintomatología descrita anteriormente, existe la sospecha de que el trigo/gluten podría detonar o agravar desórdenes mentales como esquizofrenia, autismo o demencia (ver,fuente,fuente,fuente).

Leer más:

 

Sensibilidad al gluten y síndrome de intestino irritable

Frente al mensaje de “el gluten solo es un problema para los celíacos”, lo cierto es que siguen publicándose estudios que dicen lo contrario.

Uno publicado recientemente: “Non-Celiac Gluten Sensitivity Has Narrowed the Spectrum of Irritable Bowel Syndrome: A Double-Blind Randomized Placebo-Controlled Trial“:

  • Pacientes a los que se les acaba de diagnosticar Síndrome de Intestino Irritable. Se descarta celiaquía. Se descarta alergia al trigo.
  • 72 participantes. A la mitad se le da unos polvos que tienen gluten, mientras que la otra mitad consume polvos sin gluten, es decir, placebo.

Un 84% de los participantes que consumieron el placebo manifestaron una mejoría sintomática, frente a un 26% de los que consumieron polvos con gluten.

Overall, the symptomatic improvement was statistically different in the gluten-containing group compared with placebo group in 9 (25.7%), and 31 (83.8%) patients respectively

No tienen celiaquía, ni tienen alergia al trigo, pero a esas personas el gluten no les sienta bien.

Leer más:

 

Trigo y síndrome de intestino irritable

Effect of Triticum turgidum subsp. turanicum wheat on irritable bowel syndrome: a double-blinded randomised dietary intervention trial

Estudio publicado el año pasado. 20 participantes que no son celíacos. Todos ellos padecen síndrome de intestino irritable. Estudio con doble-ciego, aleatorizado y cruzado. Anticipo que tiene una pega: financiado en parte por una empresa que vende cierta variedad de trigo, y como veremos al final, eso se nota en las conclusiones de los autores, que sin duda saben quién pone la pasta (en este caso, “las” pastas).

Se somete a los participantes a la ingesta de variedades de trigo antiguas y modernas, durante seis semanas en cada caso. Se les pregunta en una escala de 1-7 cuánto han mejorado (4 es ni fu ni fa. 7 es mejora sustancial). Cuanto mayor el resultado, mejor. Con círculos el resultado del trigo antiguo, con cuadrados el resultado del trigo moderno.

(a) intensidad del dolor abdominal

Selección_217

(b) intensidad de la hinchazón

Selección_218

c) satisfacción con la consistencia de las heces

Selección_219

d) intensidad del cansancio

Selección_220

e) intensidad de las náuseas

Selección_221

En general, los participantes mejoraron los síntomas con el trigo antiguo, pero no con el trigo moderno. En palabras de los autores:

the changes in the improvement for the different symptoms were also compared from baseline to the end of the intervention period, by showing a significant improvement in abdominal pain [..], bloating [..], satisfaction of stool consistency [..], tiredness [..], but not nausea [..] after consumption of the ancient wheat products. No significant difference was observed after consumption of the modern wheat products.

Las siguientes gráficas se han de interpretar de diferente forma. Muestran la intensidad de los síntomas (SSS) del síndrome de intestino irritable (IBS). Cuanto más alto el valor en la escala, peor:

a) dolor abdominal

Selección_222

b) frecuencia del dolor abdominal

Selección_223

c) hinchazón

Selección_224

d) consistencia de las heces

Selección_225

e) interferencia en la calidad de vida

Selección_226

 

Misma conclusión: el trigo antiguo mejoró la gravedad de los síntomas del IBS, no así el trigo moderno.

Entre sus conclusiones los autores dicen que este estudio demuestra el potencial para mejorar el IBS de una dieta en la que se empleen ciertas variedades de trigo. Yo, por el contrario (y siendo que no recibo dinero de ninguna empresa que venda trigo antiguo) lo que veo no es que el trigo antiguo mejore nada, sino que quitar el trigo moderno de la dieta mejora los síntomas. Este estudio muestra que el trigo moderno es claramente sospechoso de agravar, si no causar, el síndrome de intestino irritable (lo quitas de la dieta y mejora el IBS…, ¿qué otra cosa se puede pensar?), y que en ese aspecto el trigo antiguo testeado en este estudio parece menos malo, aunque no necesariamente bueno. Hubiese faltado en el estudio un grupo de control que no hubiese consumido nada de trigo, de ninguna clase, y hubiésemos visto cómo de bueno era el trigo antiguo. Pero seguramente ese grupo de control no hubiese sido del agrado de quien ponía la pasta.

 

Leer más:

Grains: junk food with pretensions

(versión en español: pinchar aquí)

It is often said that grains are a great source of nutrients (see or see). Is that so?

Suppose we take the same amounts of different foods (meat, fish, cereals, etc.) and we count how many calories they have and how much nutrients they provide. Forget for a second that not all calories are equal, and forget also that grains contain anti-nutrients that will prevent the absorption of food, and forget also that grains are addictive (especially wheat) and forget all other health problems associated to consumption of wheat. Were it true, and it is not, that the only things that matter are the nutritional content and the calories, would be grains, under those conditions, a good food for humans?

If we represent foods on a graph that considers the energy content and the nutritional content, the best foods would be those that provide lots of nutrients with little associated energy, while the worst foods would be those lacking nutrients but providing a lot of energy:

nutri2

The “king” of all foods is sugar: no nutrients, plenty of energy. What a gem!

Let’s compare (source) meat, fish and dairy foods (green triangles) with grain products (red circles):

cereals

Please note that the horizontal scale is logarithmic! (The middle point of the graphic corresponds to the nutritional score 100, while on the right side of the graphic the score is 1000, a ten fold difference). The best score for a grain is around 200, while the best food (liver) scores 900, with the same energy density.

Even the best grains can’t compete with foods like liver. There are dozens of foods in the above graph much more nutritious than grains. Whole-wheat bread (see the graph bellow), for example, is worst than almost all green foods. Lots of energy and low in nutrients. But sure, what a great marketing campaign!

Selección_069

As we have seen, when these two parameters (calories in food and nutritional content) are considered, the conclusion is that grains are junk food.

Finally, do not forget that this comparison is flawed: nutrients and calories are not the only things that matter. Wheat in particular is not only harmful because of its lack of nutrients and excess energy (see links at end of this document).

The main mistake we’ve made with grains is including them in the category of food for humans. They are not. They were not until a few thousand years ago. They can be used as food for birds or rodents, but grains are harmful for human’s health.

Reading further: