Breve resumen de ideas

Voy a intentar resumir en esta entrada mi opinión sobre cómo comer para estar bien. No puedo garantizar que estas ideas sirvan para adelgazar, porque no hay (al menos que yo sepa), estudios que demuestren que así se puede perder peso a largo plazo. En todos los estudios de larga duración que he visto en los que había una dieta low-carb, o bien las dietas no eran realmente low-carb, o con el tiempo los participantes retomaban la ingesta de carbohidratos. Sabemos que la restricción calórica y el ejercicio no funcionan para adelgazar a largo plazo, sabemos que las dietas bajas en hidratos de carbono superan al resto de dietas a la hora de perder peso, al menos en el corto-medio plazo, pero no hay evidencia científica de en qué medida la restricción de carbohidratos funciona a largo plazo. Dicho lo cual, a mí me está funcionando (llevo un año manteniendo el peso tras haber perdido más de veinte kilos), y no soy el único al que esta forma de comer le va bien (ver). Pero ahora mismo no hay una garantía al 100%.

Sé que mi propuesta no es sencilla de seguir, pero de eso hablaré en otra entrada del blog, de título “Se busca héroe (contrato temporal, con posibilidad de indefinido)“. En ésta me centraré solo en “qué comer” y trataré de condensar ideas de la forma más breve posible.

Gráficamente

circulo

Breve explicación:

  • Bebe agua 
    • O café o té. Sin azúcar. Libérate de otras bebidas. No las necesitas. No te hacen más feliz que el agua, ¡compruébalo!
  • Cero azúcar
    • Ni añadido por ti, ni añadido por los fabricantes de alimentos. Si tiene azúcar no lo consumas.
  • Olvida las calorías
    • Pensar en términos de calorías te hace tomar decisiones equivocadas sobre qué debes comer. Si adelgazas restringiendo las calorías dentro de dos-tres años pesarás lo mismo que ahora y tendrás más dificultades para adelgazar o mantener el peso.
  • Cero cereales
    • Básicamente son azúcar: aportan muchísimos hidratos de carbono y escasos nutrientes comparados con los alimentos de verdad. Olvida los cereales de todo tipo, incluyendo pan, pizza y pasta. Y su aporte de carbohidratos no es lo único malo que tienen.
  • Cuenta ingredientes
    • La carne, el pescado, la fruta, los frutos secos, la mantequilla, etc. solo tienen un ingrediente. No necesitan una industria que los procese para existir. Consume preferentemente productos frescos, los que sabes que no tienen ingredientes adicionales, los que existían tal cual hace miles de años. Busca alimentos de verdad, no inventos del ser humano.
  • No los introduzcas en tu casa
    • No tengas en tu casa los productos que no quieres consumir (cereales, galletas, dulces, rosquilletas, bebidas azucaradas, cerveza, etc.). Evita la tentación. Si los tienes en casa, acabarás consumiéndolos.
  • Resiste la tentación
    • No, no debes comer ciertas cosas. Sí, hace falta cierta dosis de sacrificio. Resígnate, porque no es casualidad que los alimentos más sanos sean menos deseables que los llenos de azúcar o trigo. Es indiscutible. Ése es en gran parte el problema. Es imposible comer sano sin renunciar a comer los “alimentos” que más nos apetecen.
  • Consume abundantes grasas naturales
    • Piérdeles el miedo. Los aceites de semillas no son grasas naturales.

Y un par de ideas más:

  • Cuenta hidratos de carbono
    • Si quieres perder peso y no lo estás consiguiendo con las ideas anteriores, plantéate contar y reducir tu ingesta de hidratos de carbono.
  • Reintroduce algunos alimentos
    • Si alcanzas un peso y un estado de salud que te gusten, puedes probar a reintroducir con moderación el arroz blanco, la patata asada o las legumbres. Puedes experimentar con esos alimentos y observar cómo reacciona tu cuerpo.

Algunos comentarios

Si te fijas en las ideas anteriores, te darás cuenta de que no son exactamente lo que nos dicen los “expertos”.

Ellos te dicen que no cambies tu dieta, que puedes y debes comer de todo. No es cierto. Te dicen que no es necesario restringir qué comes, pero sí quieren que tengas autocontrol con la cantidad de lo que comes. Ellos también te piden un sacrificio, pero uno que no sirve para nada. Yo creo que si no eliminas ciertos alimentos de la dieta, difícilmente vas a controlar tu peso. Mi propuesta supone cambiar de dieta y eliminar de ella “alimentos” que tienen mucha energía y pocos nutrientes, así que no veo razón para que te falte de nada.

Te dicen que los cereales deben ser la base de la alimentación, y yo creo que eso es una barbaridad que va a dañar tu organismo. La ciencia dice que tu cuerpo no necesita esos azúcares para nada.

Te dicen que no tomes mucho azúcar, y yo digo que “nada” es la cantidad ideal de azúcar en la dieta.

Te dicen que tomes productos desnatados, y yo te digo que evites todos los productos etiquetados como “bajos en grasa”. Consume los productos con su grasa natural.

Ellos te hablan de calorías, y yo creo que contar las calorías es contraproducente. Lo que realmente importa es que sea comida de verdad, comida con un único ingrediente como la que lleva consumiendo el ser humano durante cientos de miles de años.

Ésta es mi opinión, no un consejo médico. Si conoces a un médico competente, háblalo con él/ella antes de cambiar tu dieta.

Anuncios