Escuchar a los expertos en nutrición: ¿consejo imprudente para la población general?

Artículo de 2012 titulado: “dieta sin gluten: ¿consejo dietario imprudente para la población general?” (Gluten-Free Diet: Imprudent Dietary Advice for the General Population?)

Sacado de ese artículo:

Hay datos que sugieren que seguir una dieta sin-gluten podría mejorar síntomas gastrointestinales y sistémicos en individuos con lupus sistémico eritomatoso, dermatitis herpetiforme, síndrome del intestino irritable, artritis reumatoide, diabetes tipo 1, tiroiditis y psoriasis. Las dietas sin-gluten han sido empleadas también en pacientes con desórdenes del espectro del autismo.

  • Bueno, pero aparte del alcantarillado, la sanidad, la enseñanza, el vino, el orden público, la irrigación, las carreteras y los baños públicos, ¿qué han hecho los romanos por nosotros?
  • Nos han dado la paz.
  • ¿La paz? ¡Que te folle un pez!

Quizá deberíamos plantearnos que si la eliminación del gluten alivia todas esas enfermedades (y más que estos autores no citan), eso significa que su consumo las ha estado agravando o incluso provocando.

  • Aparte de mejorar síntomas gastrointestinales y sistémicos en individuos con lupus sistémico eritomatoso, dermatitis herpetiforme, síndrome del intestino irritable, artritis reumatoide, diabetes tipo 1, tiroiditis, psoriasis y autismo, ¿qué aporta no consumir gluten?
  • Nos da la paz

Veamos cuáles son los grandes peligros de no consumir gluten, según estos “científicos”. Su artículo está organizado en varios apartados: “evidencia en la pérdida de peso”, “trigo y salud intestinal”, y “gluten y salud”.

Evidencia en la pérdida de peso

Evidencia: Cuando a los pacientes con celiaquía pasan a una dieta sin gluten, recuperan peso. 

Un estudio que nos pretende convencer de que no consumir gluten puede ser imprudente para la población general, ¿usa para ello resultados de personas con una condición concreta, celiaquía?

Y menudos resultados: dejar el gluten sana sus problemas intestinales, lo que aumenta la absorción de nutrientes y posiblemente contribuye a que se recupere el peso.

This may be due in part to enhanced absorption of nutrients associated with healing of intestinal lining while following a gluten-free diet.

¿Consideran esto una prueba de que dejar el gluten no adelgaza? ¿Alguien ve el positivo efecto de dejar el gluten, como algo que hable a favor del consumo de gluten?

Evidencia: una dieta sin-gluten podría ser deficiente en cereales integrales y fibra, habiendo sido relacionados ambos con el BMI

¿Deficiencia en cereales integrales? No sabía que se pudiera tener esa deficiencia.

¿Deficiencia en fibra? ¿La fibra de los cereales? ¿Cómo se puede ser deficiente en algo que el cuerpo no absorbe? No sabía que se pudiera tener esa deficiencia.

Y como pruebas citan estudios epidemiológicos que sólo hablan de gente que consume gluten. No comparan con gente que siga una dieta sin-gluten, por lo que son doblemente irrelevantes: por ser epidemiológicos, y por no tener que ver con la cuestión que se debate.

Trigo y salud intestinal

Evidencia: Carbohidratos no digeribles derivados del trigo hacen disminuir la glucemia posprandial y la insulinemia, reducen los triglicéridos y reducen el peso corporal

Texto sacado del artículo que citan: “probablemente debido a la novedad del concepto, no hay estudios con datos que permitan demostrar que la modulación de la microbiota intestinal por parte del NDC del trigo es capaz de manejar enfermedades metabólicas asociadas con la obesidad.” ¡Qué gran prueba! “No tenemos datos…”

En cualquier caso: ¿acaso tiene esa fibra propiedades mágicas que no puedan obtenerse de alimentos sin gluten, y por tanto potencialmente menos peligrosos para la salud? ¿Es que creemos en la existencia de alimentos milagrosos?

Es más: ¿consideran los autores que es importante reducir la glucemia, la insulinemia, reducir los triglicéridos y bajar de peso? En buen charco se han metido, porque precisamente esos son los efectos de seguir dietas bajas en hidratos de carbono (ver,ver), que son casi por definición ¡SIN CEREALES! Si quieres conseguir todo eso, un camino avalado por la evidencia científica es dejar los cereales (y por ende, el gluten).

Evidencia: una dieta sin-gluten podría llevar a reducir las bacterias intestinales beneficiosas

Citan un estudio de un mes de duración en el que se sustituyen productos con gluten por sus equivalentes certificados sin-gluten.

Primera pega: un mes de duración. ¿Vamos a ver en un estudio de un mes de duración los efectos de cuarenta años consumiendo gluten?

Segunda pega: no me interesan los productos sin-gluten. No se trata de eliminar el trigo y sustituirlo por cereales sin gluten. El trigo es el peor de los cereales para la salud, pero el resto no son buenos.

Estudio de un mes comparando comida basura con comida basura… ¡da igual el resultado!

Pero los autores ven otro charco y no pueden evitar chapotear. Dicen que se encontraron menos propiedades inmuno-estimuladoras en las muestras fecales. ¿De verdad quieren hablar del sistema inmune? Pues quizá deberían citar y explicar cómo el gluten aumenta la permeabilidad intestinal en todas las personas (ver), no sólo en las que sufren patologías concretas, aumentando el riesgo de sufrir enfermedades de origen autoinmune.

Según ellos, ese experimento de un mes en el que se comparaban las dietas con gluten con otros alimentos basura demuestra que una dieta sin-gluten produce cambios potencialmente adversos en la salud intestinal como resultado de no consumir los fructanos propios del gluten. Pues más bien no demuestra eso, porque la dieta empleada era un “hombre de paja”. Pero no tengo ganas de discutir, porque en el fondo estamos de acuerdo: por favor, que nadie consuma productos “sin-gluten”. Dos no discuten si uno no quiere. Eso sí, sigue siendo una falsedad que hayan demostrado algo sobre no consumir gluten.

Evidencia: incrementar el consumo de cereales integrales incrementa las bacterias intestinales beneficiosas

Citan un experimento en el que se comparan dos dietas diferentes, cada una aplicada durante tres semanas: una con cereales “de desayuno” integrales y la otra con salvado de trigo.

¡Qué interesante! ¿verdad? Comparan dos dietas con gluten para demostrar que el gluten es… ya me he perdido. ¿No estábamos hablando de los riesgos de no consumir gluten? ¿Qué aporta comparar dos dietas con gluten, aplicadas además durante tres miserables semanas? Por favor…

Dicen que ese resultado explicaría por qué los estudios epidemiológicos encuentran una relación inversa entre el consumo de cereales integrales y el riesgo de enfermedad cardiovascular. Nuevamente, una doble irrelevancia: por estudio epidemiológico, y por no tener que ver con dietas sin-gluten.

Gluten y salud

Momento culminante del artículo, cuando los autores dicen que el gluten de por sí, podría ser beneficioso para las personas con dislipidemia que no tengan celiaquía ni sensibilidad al gluten. ¡El gluten beneficioso! Plantear que una proteína que ha demostrado causar graves problemas en el ser humano es beneficiosa, es, como mínimo, sorprendente. (¿Hacen controles de alcoholemia a los autores de los artículos?)

Citan un estudio de dos semanas en el que comparan dietas con distintas cantidades de gluten. Nuevamente, dos semanas de duración para evaluar una sustancia que es sospechosa de causar enfermedades crónicas que pueden tardar años en manifestarse.

Y vuelven a las andadas: el experimento citado compara dietas todas con gluten en las que varían las cantidades de proteína, salvado y fibra. La dieta con menos hidratos de carbono y más proteína redujo los triglicéridos en un 13%. ¿Por ser gluten o simplemente por ser proteína y reducir los carbohidratos? Nuevamente un charco: ¿quieren hablar de qué dietas reducen los triglicéridos, según la evidencia científica? Las bajas en carbohidratos y por tanto SIN CEREALES (ver).

No sólo no demuestran nada, sino que dan argumentos para reducir el consumo de cereales.

Citan otro estudio en el que pacientes con hiperlipidemia se someten a una dieta con gluten o a otras dietas dietas con gluten, durante cinco semanas cada una. ¡Ummmmm! ¿Cómo puede ser el resultado de ese experimento, donde todas las dietas tienen gluten, una prueba de que no consumir gluten es imprudente?

Luego nos cuentan que el gluten podría jugar un papel en regular la presión arterial, y empiezan a contarnos experimentos en los que un hidrolizado de gliadina de trigo inhibe no se qué enzima y que eso podría facilitar reducir la presión arterial. Nuevamente un charco. ¿Quieren que hablemos de cómo las dietas bajas en hidratos de carbono, esencialmente SIN CEREALES, reducen la presión arterial? Menudo planteamiento: nos cuentan que un componente concreto del gluten “podría” hacer algo, que en realidad está demostrado por la evidencia científica que se consigue reduciendo los carbohidratos de la dieta (ver,ver). Consideran hipotéticos beneficios al tiempo que ignoran la evidencia científica. ¡Qué despropósito!

Y luego vuelven a las andadas con la misma estafa intelectual que ya hemos visto en un par de ocasiones: dicen que un estudio epidemiológico relaciona el consumo de cereales integrales con menor presión arterial. Irrelevante por epidemiológico, e irrelevante porque nada tiene que ver con una dieta sin gluten. Me pregunto qué veran de relevante en consumir más cereales integrales y menos refinados, cuando están intentando argumentar que las dietas sin gluten son malas para la salud.

Finalmente, afirman que el gluten podría estimular el sistema inmune. Primera prueba que dan para reforzar esa extravagante ocurrencia: dicen que tiene mucha glutamina y que en una revisión de estudios sobre los efectos de suplementar con glutamina a pacientes de cirugía, se observa una reducción de la mortalidad cercana al 20%. No veo razón en ese argumento para que la glutamina tenga que obtenerse del trigo, ni estamos comparando el efecto de usar glutamina procedente del trigo con glutamina procedente de los huevos, por decir algo. Los productos de origen animal son ricos en glutamina: no hay razón para consumir ni trigo ni gluten. Si en la dieta sin-gluten consumo huevos y carne, ¿cuál es el problema? ¿Cómo deducen de ese estudio que no consumir gluten sea imprudente?

En ese mismo sentido citan otro estudio, en el que hallaron que suplementar a 5 individuos sanos, durante 6 largos días, con un hidrolizado de gluten de trigo, incrementó la actividad de las células nulas (killer cells). Y en esos largos 6 días de estudio no se percibieron efectos secundarios… Es la prueba definitiva que necesitaba para decidir consumir gluten durante toda mi vida. O quizá he de interpretar que 6 días se ha demostrado seguro, pero más allá de 6 es jugársela. ¿Corremos el riesgo de consumir trigo durante más de una semana?

¿Había dicho “Finalmente”? Pues no, los investigadores se guardaban un as en la manga: dicen que la evidencia epidemiológica (¿no es eso contradictio in terminis?) sugiere que los cereales integrales protegen frente al cáncer, especialmente el trigo. Si consumes gluten en forma de cereales integrales tienes menos riesgo de cáncer que si consumes el gluten en forma de cereales refinados. Según estudios epidemiológicos… ¿Alguien ve esto como una evidencia en contra de seguir una dieta sin-gluten?

Y eso es todo.

Mis conclusiones

¡Qué rollo! No me apetecía nada coger el articulito en cuestión y ponerme a revisar las “evidencias” que nos daban los “investigadores”. Pero tenía la sospecha de que era una tomadura de pelo. Y no me equivoqué. Pero ha sido aburrido.

El problema es que este tipo de patochadas las pilla cualquier “experto” en nutrición, y nos cuenta que:

el otro día me tropecé con este fenomenal artículo que deja las cosas más que claras. Para quien quiera verlo, claro, porque para el resto ya sé que será difícil de convencerlos.

Hombre, no es eso, no es que no quiera verlo, es que después de leer el artículo con detenimiento y consultar los artículos que se citan como evidencia, no he visto que hayan aportado evidencia de ningún peligro por no consumir gluten. Al contrario: los propios autores dan una larga lista de condiciones médicas que mejoran cuando dejas el gluten.

(Por cierto, “difícil de convencerlos” no suena nada bien)

Pero además el “experto” se pregunta por qué el título del artículo es “¿imprudente recomendación dietética para la población general?“, con interrogante, cuando para él el artículo es clarísimo y no le quedan interrogantes, sólo certezas. ¿Lo habrá leído?

En cualquier caso, veamos las cosas con perspectiva: ¿existen los alimentos milagro, alimentos indispensables en la dieta y sin los cuales tu salud se resiente? Porque de eso va este artículo. ¿Será consciente el “experto” de que nos está presentando al gluten como un alimento milagro, un alimento con propiedades mágicas, tal que no consumirlo daña tu salud? Que yo sepa, no hay nada mágico en el trigo, nada que el ser humano no pueda obtener de alimentos de verdad con muchos menos carbohidratos. Y sin gluten. Más bien, al contrario: los cereales nutricionalmente son una castaña y el trigo en particular es causa/agravante de demasiados problemas de salud como para arriesgarse a consumirlo. Ningún alimento “mágico” nos va a dar la salud, pero algunos nos la quitan. Pero eso es para quien quiera verlo, claro.

El experto, finalmente trata con “gran respeto” a las personas que deciden seguir una dieta sin gluten:

Al parecer, según las actuales tendencias, hay algo de glamuroso en eso de recomendar dietas sin gluten

Yo más bien diría que hay algo económico tras las recomendaciones de consumir cereales. Pero claro, debo de ser uno de esos descerebrados que se dejan engañar por el glamur.

Y frente a los que ven glamur, hay otros como Alessio Fasano, que dicen que la evidencia de que el gluten genera problemas de salud aparte de la celiaquía (la llamada sensibilidad no celíaca al gluten) es creciente e indiscutible (ver). Es la opinión de un investigador con más de 200 publicaciones en revistas científicas y miembro del equipo que descubrió la zonulina, una proteína reguladora de la permeabilidad intestinal. Pero no es cuestión de apelar a la autoridad del verdadero entendido en la materia: la evidencia científica dice que el gluten actual es más tóxico que el de hace 100 años y que agrava/causa numerosos problemas de salud (ver).

Siendo que las evidencias científicas son “incuestionables” y “crecientes”, la gente que deja de consumir cereales y gluten no debería ser tratada con tan poco respeto. Especialmente cuando tienen todo el derecho del mundo a tomar decisiones sobre su salud, a diferencia del “experto” de turno, que no tiene derecho a decirle a nadie qué debe hacer.

Estas recomendaciones han sido escritas por personas pagadas por la industria farmacéutica, ¿cómo puede alguien creer en estas recomendaciones? (Uffe Ravnskov hablando en el documental Statin Nation sobre las recomendaciones para prescribir estatinas)

Sólo una cosa más: el artículo del que he estado hablando fue financiado en parte por una beca de la Grain Foods Foundation (“fundación de alimentos a base de cereales”). Uno de los autores del artículo es presidente del panel consultor científico (Scientific Advisory Board) de dicha fundación. Aquí lo puedes ver todo ufano en la web de la Grain Foods Foundation:

Selección_266

Ni siquiera creo que podamos hablar de “conflicto de intereses”, pues esta gente sólo tiene un interés. El lobby del cereal (ver) nos ha intentado meter miedo con un artículo que sólo es “científico” a simple vista, pero que no resiste una mínima lectura crítica. Y el tiro les sale por la culata, porque dado el gran interés económico que tienen en la defensa del gluten, si han sido incapaces de encontrar una sola razón real en favor de su consumo, es evidente que no hay razones para consumir gluten.

Leer más:

Anuncios

Ni gluten ni cereales, gracias

El mensaje oficial de nuestras autoridades y de los supuestos expertos en nutrición es que si no eres celíaco, no tienes problemas con el gluten.

¿Nos inventamos algunas personas que al dejar el gluten mejora nuestra salud? ¿Somos víctimas de un lavado de cerebro por parte de “predicadores” de la vida sin gluten, como el Dr. William Davis?

Responses of peripheral blood mononucleated cells from non-celiac gluten sensitive patients to various cereal sources

Estudio en 48 personas (39 mujeres y 9 hombres, de entre 20 y 67 años), que dicen padecer los efectos del gluten. En todos ellos se descarta la celiaquía y la alergia al trigo. Todos los pacientes se quejaban de efectos gastrointestinales (hinchazón, dolor abdominal, diarrea/estreñimiento, nausea, dolos epigástrico, reflujo gastroesofágico, estomatitis aftosa) o extra-intestinales (cansacio, dolor de cabeza, dolor muscular y/o en articulaciones, adormecimiento de los brazos, poca claridad mental, dermatitis/erupciones cutáneas, ansiedad, depresión, anemia) a las pocas horas o días de tomar gluten.

Los investigadores analizaron por separado el efecto de distintos tipos de trigo en células extraídas a dichas personas, y compararon el resultado con lo que sucedía en pacientes de control. En la parte superior de la gráfica, secreción de CXCL10 ante cuatro variedades de trigo en los sujetos del grupo control. En la parte inferior, en los pacientes que no son ni celíacos ni alérgicos al gluten, pero que relatan problemas de todo tipo cuando ingieren gluten.  Como se puede comprobar, la secreción de CXCL10 es diferente entre ambos grupos de pacientes.

CXCL10

 Y los investigadores concluyen que “los niveles de secreción de CXCL10 bajo estimulación por harinas que contienen gluten fueron significativamente más elevados en los pacientes NCGS (sensibilidad al gluten no celíaca) para los cuatro cereales testados“.

“the levels of CXCL10 secretion under stimulation by gluten-containing flours were significantly higher in NCGS patients for all four grains tested”

Es decir, algo hay fisiológicamente diferente en esas personas que dicen ser sensibles al gluten. Sus células reaccionan de forma distinta ante el gluten. Las células no se inventan las cosas, luego solo se puede concluir que esas personas no se inventan tener un problema con el gluten. Y los “expertos” en nutrición, una vez más, o no saben de lo que hablan o saben bien quién les da dinerito (¿Kellogg’s?¿Bicentury?¿General Mills?).

Pero el estudio muestra más cosas: las barras roja y naranja se corresponden con gluten moderno, mientras que las dos verdes proceden de variedades de trigo más tradicionales. Ante la misma cantidad de gluten, las variedades de trigo modernas producen peor efecto tanto en personas que dicen ser sensibles al gluten como en el resto de la población.

When we analyzed separately the effect of the modern grains from that of the ancient grains, we found that modern dwarf varieties (Manitoba and Claudio) behave differently from the old varieties (SenatoreCappelli and khorasan) in terms of chemokine secretion. Analyzing the differences in terms of CXCL10 secretion stimulated by modern vs. ancient grains, we verified that these differences were always significant, both in NCGS patients and in healthy controls (P < 0.01).

El trigo ha sido modificado en las últimas décadas para aumentar su rentabilidad, eso es un hecho contrastado, y los efectos sobre la salud del nuevo “frankentrigo” son peores que en el trigo tradicional. Es la misma conclusión que obtuvo este otro estudio, analizando de otra forma distintas variedades de trigo: “concluimos que, en general, la toxicidad de las variedades de trigo moderno se ha incrementado“:

“it is concluded from these data that in general the toxicity of modern wheat varieties has increased”

La toxicidad del trigo moderno ha aumentado.

Pero volvamos al asunto de la NCGS (sensibilidad al gluten no celiaca): otro estudio reciente (aleatorizado, con doble ciego, con placebo y cruzado), también encontró un mayor efecto del gluten en los individuos sospechosos de poseer esa sensibilidad al gluten. Un estudio demasiado corto, solo una semana, pero al parecer suficiente para detectar el efecto: “la severidad de los síntomas generales se incrementó significativamente durante una semana de ingesta de pequeñas cantidades de gluten, comparado con placebo“.

“the severity of overall symptoms increased significantly during 1 week of intake of small amounts of gluten, compared with placebo”

Tampoco los individuos de este último estudio tenían celiaquía ni alergia al trigo. Y el gluten no les sentaba bien.

Y nuevamente en otro estudio reciente se demuestra que el gluten, la gliadina en concreto, aumenta la permeabilidad intestinal en sujetos que no tienen celiaquía: “este estudio demuestra que la exposición a la gliadina induce un incremento en la permeabilidad intestinal en todos los individuos, independientemente de si tienen o no enfermedad celíaca“.

This study demonstrates that gliadin exposure induces an increase in intestinal permeability in all individuals, regardless of whether or not they have celiac disease

¿Quiere eso decir que todo el mundo debería seguir una dieta “sin gluten”? No exactamente. Las dietas “sin gluten” son un invento de los mismos que nos venden los productos “con gluten”. No se trata de cambiar la barra de pan por pan sin gluten, ni los cereales de desayuno por una variedad sin gluten, ni la barrita de cereales por una barrita sin gluten. Eso es seguir comiendo mal. Lo que hay que hacer es eliminar los cereales de la dieta y consumir alimentos de humanos, no productos creados con harina de semillas. Si a nadie se le ocurre basar su alimentación en el azúcar en polvo, es absurdo plantearse una alimentación en la que un polvo parecido, solo que peor, la harina de semillas, es el principal componente de la dieta. Los cereales no deberían ni ser parte de la dieta.

No hace mucho, una cadena canadiense emitió un documental titulado “La guerra al trigo“, con el objetivo de tratar de ridiculizar al Dr. William Davis, uno de los principales defensores de eliminar de la dieta los cereales. En ese documental, el presentador nos demostró que el trigo no había cambiado mordiendo un bollo hecho con trigo de variedades antiguas y luego mordiendo otro bollo hecho con una variedad moderna. No percibió diferencias. Eso es lo que se llama rigor periodístico. Siendo que Canadá es uno de los principales exportadores de trigo del mundo, a mí me parece que a esos periodistas el dinero no les dejó ver el bosque.

Leer más:

Snake oil merchants

(versión en español: pinchar aquí)

Last October it was published (in the Baylor University Medical Center Proceedings) an article criticizing gluten-free diets, and more specifically the book “Grain Brain” by Dr. David Perlmutter. The article’s title is “Gluten sensitivity: new epidemic or new myth?”.

The first thing that attracted my attention is that when they write about Dr. David Perlmutter they do not refer to him as a “Medical Doctor”:

In the book Grain Brain, for example, the author, David Perlmutter, lists Dozens of diseases and symptoms That I factotum believes are all related to gluten sensitivity and May just thus be prevented us or cured by a gluten-free diet.

Surprising, to say the least, the disrespect to Dr. Perlmutter. Then they compare the oratory of his book with the “snake oil” merchants of generations ago. I wonder what motivates the insults.

And they compare those times with the “placebo-controlled, randomized clinical trials”, which they call “the mainstay of proof of efficacy and safety in our modern era of health care”. Then they embrace the task of showing that diets high in carbohydrates are not bad. How would they do that? Logic says they would cite “placebo-controlled, randomized clinical trials”, they ones they just praised as the highest scientific proof. But they don’t! They start citing a systematic review of prospective cohort studies, then they refer to a prospective study and then cite another meta-analysis of several prospective cohort studies. In short: rubbish. That is an observational study as a scientific evidence. But wait! then they comment a randomized trial, which they say shows that a diet low in fat, using plant-based foods, reduces the cardiovascular risk. A quick review of that article reveals that the study is based on a vegan diet. What proof is that? How can they pretend to extrapolate the results of a vegan diet to other diets high in carbohydrates? Anyway, I decide to analyze the study. Its main features are:

  • There was no placebo group, therefore it is not a randomized clinical study with placebo group
  • The participants had diabetes type II, so the results in any case can be extrapolated only to people suffering from this condition
  • It is not a controlled study. No one knows what the control group ate (“Individuals at control sites made no dietary changes, were given no dietary guidance and no additional food was made available in those sites.”). That means we are comparing the vegan diet with “don’t-know-what” diet”. Awesome.
  • The vegan diet resulted in a reduction of the HDL and an increase of the triglycerides. That means the cardiovascular risk worsened with the vegan diet, compared with an unspecified diet. I can’t see reasons to celebrate.
  • The article’s authors emphasize that the HbA1c and LDL were reduced. In view of the changes in both HDL and TG, the profile of the LDL particles probably worsened, becoming denser and smaller (see). Don’t the authors know that LDL is a bad risk indicator, outperformed by the HDL and TG (see), and that, in any case, it’s the type and quantity of LDL particles, and not the concentration, what counts? As for the glycated hemoglobin, it seems logical to improve it if you remove the refined grains from the diet, even if you consume whole grains. That would not mean that whole grains are healthy, just that they are better than refined grains for blood glucose control. But saying that the control group consumed refined grains, is just a guess, because no one knows what they ate. In any case, this article doesn’t show that eating whole grains is better than eating no grains. It doesn’t even show that whole grains are better than refined grains.
  • Besides the above, LDL was not measured (except in extreme cases), but calculated with the Friedewald equation

As summary, for people with type II diabetes a vegan diet may worsen their cardiovascular risk when compared with eating “don’t-know-what” diet. What a great result! Even if the vegan diet performed better than the “don’t-know-what” diet, it would be irrelevant.

What did they try to show citing this article?

Would you say that this study shows that diets high in carbohydrates are not bad for our health? If these two people took the time to write an article that criticizes gluten-free diets, and all they are able to use are the referred “evidences”, which they say are “high level”, who are the “scientists” whose oratory is reminiscent of the snake oil merchants?