La dieta paleo, una dieta peligrosa para la industria del cereal

Quizá hemos escuchado decir que las dietas paleo son una moda peligrosa (ver) o una “dieta milagro”  ¿Hay algo de cierto en eso?

Vamos a ver un estudio, publicado en 2009 en Cardiovascular Diabetology.

Beneficial effects of a Paleolithic diet on cardiovascular risk factors in type 2 diabetes: a randomized cross-over pilot study

El beneficioso efecto de la dieta paleo en los factores de riesgo cardiovascular en la diabetes tipo 2: un estudio piloto cruzado aleatorizado. Individuos con diabetes tipo 2. Se compara una dieta “paleo” con una dieta similar a las, lamentablemente, recomendadas actualmente para la diabetes. Cada dieta se prueba durante tres meses. Dos grupos de participantes, unos que empiezan por la “paleo”, otros que empiezan por la “oficial”, y a los tres meses pasan a la otra dieta.

En los macronutrientes no se percibe una gran diferencia entre ambas dietas, similar cantidad de grasa, similar cantidad de proteína, pero diferente cantidad de carbohidratos: 125 g diarios en la paleo, 196 g en la “oficial”. La dieta paleo tenía más fruta, más vegetales, más carne fresca, más frutos secos, más huevos y prácticamente nada de cereales, bebidas dulces o lácteos.

paleo

Los resultados dicen que la dieta “oficial” es lamentable en comparación con la paleo:

La paleo sube el HDL, la oficial lo baja:

hdl

La paleo baja la tensión arterial, la oficial la mantiene alta o la sube:

dbp

La paleo baja los triglicéridos, la oficial los sube:

tg

La paleo mejora la gestión de la glucosa, la oficial no la mejora.

hba1c

Los autores concluyen:

Based on the results of this 3-month randomized crossover study in subjects with type 2 diabetes, a Paleolithic diet improves glycemic control in association with improvement of several cardiovascular risk factors compared to a conventional diabetes diet.

A la vista de los resultados de este estudio cruzado aleatorizado de tres meses con sujetos que padecen diabetes tipo 2, la dieta paleo mejora el control de la glucemia y mejora además varios factores de riesgo cardiovascular en comparación con una dieta “para diabetes” convencional.

¿Cuál es la “dieta milagro”? ¿Qué dieta es la “moda peligrosa”?

Veamos otros estudio, publicado en 2007 en la revista Diabetologia.

A Palaeolithic diet improves glucose tolerance more than a Mediterranean-like diet in individuals with ischaemic heart disease

La dieta paleo mejora la tolerancia a la glucosa más que una dieta tipo mediterránea en sujetos con enfermedad isquémica del corazón. En la dieta paleo se consumen más vegetales, más fruta, más frutos secos, más carne fresca, más pescado, más huevos y menos cereales, menos lácteos, menos margarinas y menos bebidas dulces.

paleo2

Tras tres meses de dieta, se sometió a los participantes a un test oral de tolerancia a la glucosa. En la dieta paleo la glucosa se elevó un 26% menos (área bajo la curva) que antes de empezar el estudio. En la dieta tipo mediterránea ese mismo parámetro solo decreció un 7%. Una mala tolerancia a la glucosa aumenta el riesgo de la enfermedad cardiovascular

.glucosa

El descenso no guardó relación con la pérdida de peso conseguida ni con la reducción en el perímetro de la cintura. En la figura, la dieta Consensus es la dieta tipo mediterránea, y se muestra para cada dieta el área bajo la curva inicialmente, a las seis semanas y a las doce semanas.

¿Cuál es la “dieta milagro”? ¿Qué dieta es la “moda peligrosa”?

Unamos los puntos:

  • Los “expertos” en nutrición reciben dinero de la industria del cereal
  • Los “expertos” en nutrición recomiendan consumir cereales y critican las dietas “paleo”

NOTA: mi dieta, mi forma de comer, no es “paleo”.

Anuncios

2 thoughts on “La dieta paleo, una dieta peligrosa para la industria del cereal

  1. Hola! leo tus artículos con mucho interés, además llevo tiempo eliminando carbohidratos salvo vegetales y 1 fruta al día de mi dieta y la verdad es que he mejorado mucho, especialmente en lo referente a la ansiedad por comer (ahora que llevo casi 1 año así, me he dado cuenta de que no me apetece bollería!!! ni siquiera en los momentos en los que tengo Hambre de verdad: conclusión, es una auténtica adicción como dices en uno de tus post 😉

    Me ha chocado de este post lo de que no comes “paleo”. ¿Podrías explicarme cuales son las diferencias? ¿lo dices porque no te importa comer algún procesado? ¿O porque la dieta paleo no es necesariamente low-carb? espero que no te moleste mi pregunta 🙂

    un saludo!

    por cierto, cuanto me alegro de que tus padres estén probando lo de dejar los carbos refinados! ojala pudiera convencer a los mios también 😦

    Me gusta

    • Hola Ana,
      a mí se me hace la boca agua de pensar en una caracola de chocolate. Pensar en un filete de carne no me produce ese efecto. Creo que no estoy curado de mi adicción 🙂
      Una cosa diferente es que ni voy a comer bollería, ni acepto que esté “renunciando” a nada. No renuncio: escojo.

      Claro que no me molesta la pregunta :). Creo que en general en esas dietas no se consumen lácteos (fíjate en las tablas que muestro en esta entrada), pero yo bebo leche kefirada y consumo yogur griego y yogur natural (siempre en la versión no azucarada).
      Tampoco consumo patata, pues no le veo sentido cuando mi organismo me ha dicho claramente que no tolera bien los hidratos de carbono. O sea que sí, en parte porque la dieta paleo no es necesariamente low-carb.

      No consumo productos procesados. Cero. En ese aspecto veo mi dieta más cerca de lo “paleo” que de lo low-carb. De hecho yo empecé en lo low-carb consumiendo productos (mayonesas, mermeladas, refrescos light) que no tenían demasiados carbohidratos, y dejé de consumirlos cuando me di cuenta de que los carbohidratos solo son un factor más: también cuentan los aditivos o los aceites de semillas.

      Respecto de mis padres, la verdad es que sería desesperante que por culpa de los “expertos” (de todo tipo) estuviesen agravando sus problemas de salud. Por suerte me han hecho caso. Como detallaré en cuanto me sea posible, ya tienen los resultados de la analítica que se hicieron la semana pasada. Los resultados de mi madre, fantásticos. Y los de mi padre… con sorpresa negativa (pero creo yo que no debida a la dieta low-carb). Como digo, lo contaré en cuanto tenga un rato.

      Gracias por leerme 🙂

      Me gusta

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s