Etiquetado: grasa abdominal

Hidratos de carbono y grasa abdominal

Estudio del año 2007, titulado «Monounsaturated fat-rich diet prevents central body fat distribution and decreases postprandial adiponectin expression induced by a carbohydrate-rich diet in insulin-resistant subjects«.

Tres dietas isocalóricas, pero con distinta distribución de macronutrientes. Todos los participantes tienen resistencia a la insulina y todos pasan por todas las dietas, manteniendo cada una durante cuatro semanas. Todas las dietas son muy altas en carbohidratos:

Dieta High-CHO High-MUFA High-SAT
 Carbs (%)  65  47  47
 Prot (%)  15  15  15
 Grasa (%)  20  38  38
 Desglose grasa 9% SAT; 23% MUFA 23% SAT, 9% MUFA

Las dietas estaban diseñadas para mantenimiento de peso, no para pérdida de peso.

Body composition remained unchanged, as indicated by stable total body fat and lean body mass. We observed increased accumulation of fat deposited in the trunk depot when experimental subjects were fed the CHOenriched diet.

La composición corporal no se vio modificada, como se deduce de la ausencia de cambios en la grasa corporal y en la masa magra. Se observó una mayor acumulación de grasa en el tronco cuando los sujetos se alimentaron con la dieta más alta en carbohidratos.

Es decir, no hubo pérdida neta de grasa con ninguna dieta, pero hubo una redistribución de la grasa corporal. La dieta más alta en carbohidratos llevó la grasa corporal al abdomen, mientras que las dietas con menos carbohidratos llevaron la grasa más hacia las piernas y menos hacia el abdomen. El cociente entre la grasa en tronco y la grasa en las piernas fue de 2.5 para la dieta más alta en carbohidratos, y 1.9 para la dieta alta en grasa saturada (y con menos carbohidratos).

Selección_312

El resultado de la dieta alta en MUFA fue intermedio entre las otras dos, aunque curiosamente (y significativamente) ésta fue la dieta resaltada por los autores tanto en el título del artículo como en el cuerpo del mismo. Los resultados de la dieta alta en grasa saturada fueron los mejores en términos de redistribución de grasa corporal, pero esa dieta fue ignorada a la hora de escribir conclusiones y título.

Una cosita más. Aunque las dietas eran isocalóricas, el gasto energético, medido por calorimetría indirecta, fue diferente con las distintas dietas, siendo un 9% mayor con la dieta alta en grasa saturada que con la dieta más alta en carbohidratos. Y nuevamente la dieta alta en MUFA obtuvo un resultado intermedio (ver):

High-SAT High-MUFA High-CHO P
 Energy expenditure (kJ/min) 5.49±3.90 5.23±0.37 5.02±0.36 0.30

Este estudio es una prueba más de que no todas las calorías son iguales: en este estudio un mayor porcentaje de carbohidratos, a igualdad de calorías ingeridas, aumenta la grasa abdominal y reduce el gasto energético, en comparación con dietas más bajas en carbohidratos.

Los «expertos» nos dicen que no hay alimentos que engorden más que otros, que todo es una cuestión de calorías. No es verdad, como acabamos de ver. Sí hay alimentos que engordan más que otros, a igualdad de calorías. Y no, no te equivoques: eso no viola ninguna ley de la física.

Leer más: