No es necesario consumir hidratos de carbono para que nuestro cerebro tenga energía

Ya hablé hace un tiempo (ver) de cuál es la necesidad real de ingerir hidratos de carbono: ninguna. CERO.

Pero cada dos por tres alguien nos cuenta que nuestro cerebro solo usa glucosa como fuente de energía.

la glucosa es la única fuente de energía para el cerebro, que consume alrededor de 100 gramos diarios (ver)

el cerebro sólo puede obtener energía a partir de esta fuente (ver)

El azúcar es la vida, es la única fuente de energía para el cerebro y los tejidos nerviosos (ver)

Es mentira.

Las gráficas que muestro a continuación están sacadas del artículo científico “Fuel metabolism in starvation

Se corresponden con experimentos en los que los participantes no comen (inanición). En la primera gráfica se muestra el uso que hace nuestro cuerpo de glucosa por hora. En las primeras horas tras iniciar la inanición hay un gran uso de glucosa, toda ella exógena, es decir, ingerida. Según la parte inferior de la gráfica “todos” los tejidos del cuerpo están usando la glucosa como fuente de energía. Pero ante la restricción en la comida, y al no recibir glucosa exógena, en las primeras horas nuestro cuerpo usa la reservas de glucógeno como fuente de glucosa para el cuerpo. Desde ese mismo momento ya se inicia la generación endógena de glucosa (a partir de aminoácidos y glicerol), o gluconeogénesis, por lo que en este experimento, en tan solo un día, el cuerpo ya está generando internamente la glucosa que necesita. Progresivamente los distintos tejidos van abandonando la glucosa como fuente de energía, y pasados unos días, según el texto bajo la gráfica, solo el cerebro, los glóbulos rojos y la médula renal usan glucosa. Nuestro cerebro no deja de usar glucosa, pero pasa a usar menos. Según el texto en la parte inferior de la gráfica, con el tiempo los cuerpos cetónicos se convierten en la principal fuente de energía del cerebro.

Selección_444

En la siguiente gráfica se muestra cuál es la fuente de energía que emplea nuestro cerebro antes y tras varias semanas de inanición. En este experimento (y en general cuando no ingerimos apenas hidratos de carbono), menos del 40% de la energía que usa el cerebro viene de la glucosa; el resto de la energía la obtiene de los cuerpos cetónicos.

Selección_443

Según el texto al pie de esta segunda figura, varios estudios sugieren que el cerebro puede sobrevivir sin glucosa, pero comprobarlo en la práctica es un experimento difícil y éticamente cuestionable. Aunque el cerebro también usa algo de glucosa cuando no se consumen apenas carbohidratos, eso no quiere decir que haya que consumirlos, pues lo que hemos visto es a) que la glucosa se genera internamente y b) que el cerebro obtiene la energía principalmente de los cuerpos cetónicos.

¿”La glucosa es la única fuente de energía para el cerebro”? Yo a eso lo llamo mentir.

Las mentiras no terminan ahí: también se nos dice que los carbohidratos “trabajan para evitar la formación de los cuerpos cetónicos. Estos cuerpos no son más que los deshechos que aparecen cuando el cuerpo utiliza las grasas en lugar de los azúcares para generar energía.” (¿”deshechos”? Deshechos es un adjetivo, no un sustantivo…)

Según este artículo periodístico, nuestro cerebro se alimenta de “desechos”, sin hache, cuando no ingerimos carbohidratos. Creo que el autor del artículo científico no estaría muy de acuerdo:

D-β-hydroxybutyric acid not only has permitted man to survive prolonged starvation, but also may have therapeutic potential owing to its greater efficiency in providing cellular energy in ischemic states such as stroke, myocardial insufficiency, neonatal stress, genetic mitochondrial problems, and physical fatigue.

El ácido D-β-hidroxibutírico no solo ha permitido al hombre sobrevivir una inanición prolongada, sino que también puede tener un potencial terapéutico debido a su mayor eficiencia proporcionando energía celular en estados isquémicos como ataque cerebral, insuficiencia miocárdica, estrés neonatal, problemas mitocondriales genéticos y fatiga física.

Es decir, que ese “desecho” es en realidad mejor combustible para nuestro cerebro que la glucosa. En ese sentido, es interesante el libro The Alzheimer’s Antidote, de Amy Berger (pdf con las primeras páginas).

¿Pero estos resultados no están sacados de personas que prácticamente no comían? Sí, y son la prueba de que no es necesario consumir carbohidratos para que nuestro cerebro tenga energía. Cualquier recomendación de ingesta que se base en la idea de que nuestro cerebro necesita que consumamos hidratos de carbono, es errónea de base. No hay ninguna razón para consumir carbohidratos, y quien afirma lo contrario (ver) nos está engañando.  Tampoco la cetosis es una “situación indeseable” ni los cuerpos cetónicos son productos “que se deben eliminar de nuestro organismo” (ver).

Yo consumo unos 60-70g diarios de hidratos de carbono. Unos días más y otros días menos. Llevo así unos dos años. Para mí comer de forma saludable es, en pocas palabras, evitar el azúcar, los cereales, los productos procesados y los aceites de semillas. Que alguien me cuente que esos no-alimentos son comida, que no consumirlos es un peligro para la salud (¡hala!), y que sin embargo los cuerpos cetónicos son tóxicos, me parece ridículo.

En resumen:

  1. No es cierto que el cerebro solo use glucosa como fuente de energía
  2. No es cierto que haya que consumir hidratos de carbono para proporcionar la glucosa que necesita el cerebro
  3. No es cierto que los hidratos de carbono sean imprescindibles en la alimentación. Las proteínas y algunas grasas son esenciales en la alimentación. Los hidratos de carbono NO lo son
  4. No es cierto que la cetosis sea una situación indeseable, ni los cuerpos cetónicos son productos de desecho que nuestro cuerpo tenga que eliminar

NOTA: que no te asusten hablando de cetoacidosis, porque la cetosis nutricional no es lo mismo que cetoacidosis, una condición que se puede dar en diabéticos tipo I en ausencia de insulina. Ana lo explica aquí: ¿Existe diferencia entre cetosis y cetoacidosis? 

Leer más:

Anuncios

8 thoughts on “No es necesario consumir hidratos de carbono para que nuestro cerebro tenga energía

  1. Sacado de una página del Ministerio de Sanidad español

    “Se necesita un mínimo de hidratos de carbono diarios para el funcionamiento correcto del sistema nervioso (cerebro, nervios) y para el funcionamiento correcto del corazón y de las células sanguíneas (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas)”

    “Ya que necesitamos un mínimo de hidratos de carbono diarios, si éstos no los aportamos con la dieta, destruiremos nuestra masa muscular para formar glucosa y alimentar así las células de nuestro sistema nervioso central, glóbulos rojos, etc.”

    “si la dieta es excesivamente rica en grasa puede producir un aumento de los cuerpos cetónicos en sangre (acetona), lo que lleva a la deshidratación y otros trastornos metabólicos, que en algún caso extremo han llevado a la muerte súbita por arritmia, mucho más si se tiene algún factor de riesgo cardiovascular previo, lo que sucede con muchas frecuencia en las personas que padecen obesidad.”

    Sin comentarios.

    Me gusta

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s