Prevención de la obesidad infantil: “no hacer daño es lo principal”, especialmente si es de forma no solicitada a los hijos de otros

La conducta médica realizada en contra de la voluntad del paciente o en ausencia de la manifestación de su consentimiento supone un ataque a su libertad, bien jurídico protegido penalmente (fuente)

¿Qué persiguen realmente los que alardean de “luchar contra la obesidad”? ¿Tienen derecho a intervenir en la salud de nuestros hijos, sólo porque quieren hacerlo?

Prevention of child obesity: ‘First, do no harm’

Health and education professionals who work in the treatment and prevention of child obesity also need to be aware of the fact that their best intentions may have the potential to inadvertently do more harm than good.

Los profesionales de la salud y la educación que trabajan en el tratamiento y prevención de la obesidad infantil también necesitan ser conscientes del hecho de que sus mejores intenciones tienen potencial para hacer más daño que bien, sin que se den cuenta.

The vast majority of overweight children and adolescents know that they are fat and subsequently develop a poor body image and a fear of food […] It is a common myth that overweight children and adolescents are unconcerned about their weight or make little effort to try to control their weight.

La gran mayoría de niños y adolescentes con sobrepeso saben que están gordos, y en consecuencia desarrollan una pobre imagen de su cuerpo y miedo a la comida […] Es un mito muy extendido que los niños y adolescentes con sobrepeso no están preocupados por su peso o que se esfuerzan poco por controlar su peso

Declaramos la guerra a la Obesidad, ¡comienza la lucha!

¿Qué persiguen estos héroes que declaran la guerra a la obesidad? ¿Por qué creen que decirle a alguien lo que ya sabe va a tener un efecto positivo? ¿Por qué se creen con derecho a hacerlo? ¿Por qué ignoran los posibles efectos negativos? ¿Por qué asumen conocer la solución y no ser en realidad ellos mismos la causa? ¿Cuál es la verdadera motivación para crear presión social para que el/la obeso/a se sienta obligado/a a perder peso con tratamientos que no funcionan y que pueden acabar pasándole factura en los planos físico y emocional (ver,ver,ver)?

The last thing that obese children need is a reminder of their undesirable weight status

Lo que menos necesita un niño obeso es que le recuerden su indeseable peso corporal

In most cases, participants associated their emergent awareness of body weight with overtly negative feelings or consequences; some participants said these negative experiences continued to affect them as adults […] clinicians should reframe the discussion to deconstruct obesity stigma (fuente)

En la mayor parte de los casos, los participantes asociaron su emergente conciencia del peso corporal con sentimientos negativos visibles o consecuencias negativas; algunos participantes dijeron que esas experiencias negativas siguieron afectándoles de adultos […] los médicos deberían redirigir el discurso hacia demoler el estigma de la obesidad

Quizá son los héroes los que necesitan ser educados:

Health professionals may need to examine their own beliefs and attitudes towards fat people and fat children before embarking on any child obesity prevention activities, and they may need specific training in order to undertake any role in child obesity prevention.

Los profesionales de la salud tienen que analizar sus propias creencias y actitudes hacia la gente obesa y los niños obesos antes de embarcarse en actividades de prevención de la obesidad infantil, y podrían necesitar formación específica para poder asumir un papel en la prevención de la obesidad infantil

victim-blaming approach is something that health educators ought to avoid, as it is likely to result in nothing more than the apportioning of more blame, guilt, shame and hopelessness on fat children and their parents.

la estrategia de culpar a la víctima es algo que los educadores en salud deberían evitar, ya que es probable que no tenga más efecto que la asignación de más culpa, remordimiento, vergüenza y desesperación en los niños obesos y sus padres

at the simplest level obesity results from long-term positive energy balance — the interaction of energy intake and energy expenditure

en el nivel más básico la obesidad es el resultado de un balance energético positivo a largo plazo — la interacción de la ingesta energética y el balance energético

Héroes tan sabios que creen que se engorda por consumir más calorías de las que se gastan, crean presión social para que los hijos de otras personas se sientan mal con su cuerpo. No recuerdo cuándo les hemos dado nuestro consentimiento para intervenir en la salud de nuestros hijos. O en la nuestra, ya que estamos.

Canadian Obsiry Network. Algunos derechos reservados

Leer más:

Anuncios

La incompetencia y engreimiento de nutricionistas y médicos son descorazonadores

A uno se le cae el mundo al suelo leyendo esto (ver):

La primera razón de engordar es tomar demasiada comida para la escasa actividad física que la mayoría de la gente hace, lo que tarde o temprano propicia la aparición de exceso de grasa “ya que la energía sobrante no se puede evaporar

Aunque intervienen muchos factores, lo esencial son las calorías que entran y salen

La energía sobrante no se puede evaporar“, ¡por favor, esto es insoportable!

Por lo pronto, acabemos ya con el Grado en Nutrición Humana y Dietética. Dejemos de poner titulados formados en pseudociencia en el mercado laboral. Los ciudadanos no tenemos por qué pagar con nuestra salud la decisión de crear esa titulación universitaria, porque no fue nuestra decisión, y cuanto más tiempo pasa, más complicado es revertir los problemas de salud que estos “profesionales” llevan décadas creando. No, no es la industria alimentaria la que habla de “calorías que entran y calorías que salen” (ver). No, no es la industria alimentaria la que engaña a sus clientes con la dieta hipocalórica.

Y en cuanto a los médicos, alucino con la arrogancia de algunos culpabilizando a los padres de un niño con sobrepeso porque no se dan cuenta de que a su hijo le sobra peso.

Plan global contra la obesidad en la sanidad pública. ¿Qué tal comenzar así ?No está fuerte, tiene sobrepeso. Cuida su alimentación, es su futuro (fuente)

“No es inteligente, es médico. Que se meta en sus asuntos hasta que aprenda a pensar”. ¿Qué tal comenzar así?

A ver si nos enteramos de una vez de que esos padres están recibiendo como “información nutricional” la estupidez propagada por esos mismos nutricionistas y médicos de que hay que seguir una “dieta equilibrada” y que el problema de la obesidad es un problema de “sobrealimentación“. No falta información nutricional: estamos sufriendo en nuestra salud las consecuencias de toda la malinformación procedente de los “expertos”, que, además. no dudan que que ellos eduquen a los demás es la solución a la obesidad. Porque ellos entienden el problema y la gente no: saben que engordamos porque comemos más de lo que gastamos y que adelgazar es una cuestión de calorías que entran y calorías que salen. Es muy sencillo pero la población se empeña en no entenderlo. ¡Cuánta arrogancia y cuánta incompetencia!

Si tu hijo tiene sobrepeso, este señor te dice que confíes en “tu” dietista-nutricionista. En mi opinión, es una temeridad hacerlo, igual que lo es confiar en un médico en temas de obesidad: las probabilidades son altísimas de que lo que encuentres sea un caloréxico que te diga que lo que tienes que hacer es recortarle calorías a tu hijo o ponerle a hacer ejercicio para que “queme más de lo que come”. Esos consejos, la teoría del balance energético, son una teoría pseudocientífica, y lo más probable es que a largo plazo tu hijo sólo pierda tiempo y autoestima. Y no me interpretes mal: no soy partidario de remedios o terapias alternativos a los que han demostrado funcionar en los experimentos científicos. Precisamente por eso digo que en temas de nutrición y exceso de peso no es una buena idea confiar en médicos y nutricionistas (ver).

Leer más:

¿Campañas públicas contra la obesidad? Dejadnos en paz, ineptos

While obesity is caused primarily by an imbalance between diet (energy in) and physical activity (energy out), it is also strongly related to societal, economic, environmental and cultural factors

Aunque la obesidad es causada principalmente por un desbalance entre la dieta (energía que entra) y la actividad física (energía que sale), también está relacionada con factores sociales, económicos, ambientales y culturales.

No one country or jurisdiction has a ground-breaking program or intervention, a compelling success story of how they combated the crisis, that the rest of us can follow as a model to improve diet, get people active and get obesity rates under control

Ni un sólo país o provincia tiene una intervención o programa revolucionario, una experiencia exitosa convincente de cómo se combate la crisis, que el resto de nosotros podamos seguir como modelo para mejorar la dieta, hacer que la gente sea activa y poner las tasas de obesidad bajo control

telling people how and why they need to change does not work

decirle a la gente cómo y por qué tienen que cambiar no funciona

What has become obvious, after repeated attempts to change individual behaviors, is that despite all the knowledge in the world, individuals’ behaviours don’t change

Lo que se ha vuelto evidente es que, tras repetidos intentos de cambiar los comportamientos individuales, a pesar de todo el conocimiento del mundo, los comportamientos de la gente no cambian

but we all know that we must try

pero todos sabemos que tenemos que intentarlo

O a lo mejor deberían dejar de intentarlo, porque son tan burros que sólo consiguen agravar las cosas.

El discurso está sacado de un documento oficial canadiense (fuente), pero creo que es representativo de lo que sucede en todos los países occidentales: los “expertos” tienen claro que engordamos porque nuestra ingesta energética supera nuestro gasto energético. Saben que son muy inteligentes, así que no dudan de que ellos entienden el problema y su solución es “educarnos” a los bobos en lo que tenemos que hacer para corregir nuestro comportamiento. Pero no funciona porque no les hacemos caso.

Son tan “sabios” que saben seguro que su diagnóstico es correcto y que su solución funciona, pero los obesos no cumplimos nuestra parte. Pero su diagnóstico de las causas es una absoluta y descomunal estupidez, basada en gravísimos errores de pensamiento (ver,ver,ver), y la solución que proponen, basada exclusivamente en esa misma estupidez, ha fracasado sistemáticamente en los experimentos científicos (ver,ver,ver). ¿Tienen que intentarlo? No, por respeto a la gente afectada por sus decisiones, deberían haber tenido algo de humildad y haber considerado que no necesariamente es la gente la que está fallando, sino que a lo mejor son ellos los que son unos burros. Pero pedir a estos ineptos que barajen la posibilidad de ser ellos los que se están equivocando es pedir demasiado.

Canadian Obesity NetworkAlgunos derechos reservados

Agravando el problema

Las campañas públicas contra la obesidad no sólo son una oportunidad perdida, además agravan el problema pues su mensaje es estigmatizante al establecer, explícita o implícitamente, que la obesidad es un problema que está bajo control personal, y que ser obeso es consecuencia de una elección de estilo de vida por parte del obeso:

“Los niños gorditos podrían vivir menos que sus padres”.

“No fueron unos huesos anchos los que me hicieron así. Mucha comida lo hizo”

“Los niños gordos se convierten en adultos gordos”

Primero no hacer daño: el estigma de la obesidad y la salud pública

Public health campaigns that highlight the notion that obesity is under an individual’s personal control, or that it is a lifestyle choice, can further exacerbate this problem.

Las campañas públicas que resaltan la idea de que la obesidad está bajo el control personal del individuo o que es una elección de estilo de vida pueden agravar aún más este problema

Prejuicios por el peso: llamamiento hacia la acción

Although more research is needed on the root causes of weight bias [49], one of the causal explanations for having weight-biased attitudes is holding the belief that obesity is ‘controllable’ by individuals

Aunque más investigación es necesaria sobre las causas raíz de los prejuicios por el peso, una de las explicaciones causales de tener actitudes prejuiciosas es tener la creencia de que la obesidad es controlable por el individuo

Reduciendo la obesidad y el estigma de la obesidad: diferencias socio-demográficas en las creencias sobre las causas y la responsabilidad por la obesidad

Belief in controllability is an important contributor to negative attitudes toward the obese

La creencia en la controlabilidad es un contribuyente importante a las actitudes negativas hacia los obesos

El enfoque de salud peso-inclusivo frente al peso-normativo: evaluando la evidencia para priorizar el bienestar frente a la pérdida de peso

Obesity-related public heath efforts were identified as potentially harmful because they (a) have been based on limited or poor quality evidence, (b) focus on preventing one extreme outcome at the expense of another extreme outcome (boomerang effects), (c) lack community engagement, and (d) ignore the root cause of the problems.

Los esfuerzos en salud pública relacionados con la obesidad han sido identificados como potencialmente peligrosos porque (a) están pasados en evidencia limitado o de pobre calidad, (b) están enfocados en prevenir un resultado extremo a cambio de potenciar otro resultado extremo (efecto boomerang), (c) no consiguen la colaboración de la comunidad y (d) ignoran la causa raíz de los problemas.

La inefectividad e involuntarias consecuencias de la guerra pública contra la obesidad

An unintended consequence of these policies and programs is excessive weight preoccupation among the population, which can lead to stigma, body dissatisfaction, dieting, disordered eating, and even death from effects of extreme dieting, anorexia, and obesity surgery complications, or from suicide that results from weight-based bullying.

Una involuntaria consecuencia de esas políticas y programas es una excesiva preocupación por el peso entre la población, lo que puede llevar a estigma, insatisfacción con el cuerpo, dieta, desorden de alimentación e incluso muerte por dieta extrema, anorexia, complicación en la cirugía por obesidad, o suicidio resultante de bullying basado en peso.

¿Cómo perciben y responden los individuos obesos a diferentes tipos de estigma por obesidad que encuentran en su vida diaria?

As a consequence of anti-fat messaging, predominantly from trusted authorities (such as governments and health professionals), and the media, participants stated that they increasingly believed that they deserved the public criticism for their weight.

Como consecuencia de los mensajes anti-obesidad, principalmente desde autoridades en las que se confía (como gobiernos y profesionales de la salud) y los medios, los participantes declararon que aumentaron su creencia en que merecían la crítica pública por su peso.

El estigma de la obesidad

attributions of controllability result in negative attitudes and stigma toward disadvantaged out-groups who are perceived to be responsible for their fates

creer que es controlable resulta en actitudes negativas y estigma hacia los grupos con los que no nos identificamos y que son percibidos como responsables de su destino

El resultado de estas campañas para el autoconcepto del obeso/a puede ser devastador. Como crees saber lo que tienes que hacer para perder peso, lo intentas y al principio funciona, lo que lamentablemente afianza tu creencia en que así puedes adelgazar, pero a los pocos meses dejas de perder peso. Y como no dudas del consejo y tampoco has sido 100% estricto/a con la dieta (¡se te dijo que era incluso contraproducente serlo!), te culpas del resultado: eres débil, poco constante y, en pocas palabras, te sientes “una mierda” por no haber podido hacer lo que sabes que tienes que hacer para mejorar tu salud. Lo necesitas, lo quieres, pero no tienes fuerza de voluntad para conseguirlo. No sólo no adelgazas, sino que en el proceso de intentarlo tu autoestima se viene abajo, lo que aumenta el riesgo de que acabes con un trastorno alimentario, una depresión o cosas peores.

La insatisfacción con el propio cuerpo no ayuda

Los sentimientos negativos hacia el propio cuerpo no son un estímulo ni efectivo ni aceptable para perder peso, pero sí un riesgo conocido para la salud.

Crear insatisfacción con el propio cuerpo es inefectivo, tóxico y contraproducente

Prevención integrada de la obesidad y los desórdenes de la alimentación: barreras, desarrollos y oportunidades

unintentionally, the increased investment in the prevention of obesity could have negative effects on areas such as body image, dieting, weight-related teasing, excessive weight preoccupation and other risk factors for ED, cancelling out the efforts and achievements in the field of the prevention of disordered eating and body dissatisfaction

involuntariamente, el incrementado esfuerzo en prevenir la obesidad podría tener negativos efectos en áreas como la imagen del cuerpo, hacer dieta, comentarios negativos relacionados con el peso, preocupación excesiva con el peso y otros factores de riesgo relacionados con los trastornos de alimentación, anulando otros esfuerzos y logros en el campo de la prevención de los desórdenes de alimentación y la disconformidad con el propio cuerpo

Calidad de vida y bienestar psicológico en la gestión de la obesidad: mejorando las opciones de éxito manejando la disconformidad

The social aspects of obesity play important roles in distress over obesity. One of the most damaging is stigma, which in many cases is both external (i.e. stemming from others) and self‐directed. […] Many individuals living with obesity internalise these feelings of stigmatisation and feel shame or distress about their own size and habits; this can contribute to low self‐esteem, impaired work and social life, and diminished overall psychological well‐being

Los aspectos sociales de la obesidad juegan un papel importante en el malestar por la obesidad. Uno de los más dañinos es la estigmatización, que en muchos casos puede ser tanto externa (i.e. procedente de los otros) como auto-dirigida. […] Muchas personas que sufren obesidad internalizan estos sentimientos de estigmatización y sienten vergüenza o disgusto sobre su propio tamaño y hábitos: esto puede contribuir a una baja autoestima, problemas en el trabajo y en la vida , y un menor bienestar psicológico en general

El estigma de la obesidad: consideraciones importantes para la salud pública

the available evidence challenges the assumption that weight stigma is a useful tool for changing health behaviors. Instead, research shows that weight stigmatization reinforces unhealthy lifestyle behaviors that contribute to obesity, and is an unlikely method of inducing successful weight loss.

La evidencia disponible cuestiona la presunción de que la estigmatización por el peso es una herramienta útil para cambiar comportamientos relacionados con la salud. Por el contrario, la evidencia científica muestra que la estigmatización por el peso refuerza el estilo de vida no saludable que contribuye a la obesidad, y es un método improbable para inducir pérdida de peso exitosa.

[The idea that stigma may be a useful tool of social control to discourage unhealthy behaviors] several lines of evidence fail to demonstrate this relationship with obesity […] a number of studies have consistently demonstrated that experiencing weight stigma increases the likelihood of engaging in unhealthy eating behaviors and lower levels of physical activity, both of which exacerbate obesity and weight gain.

[sobre la idea de que el estigma puede ser una herramienta útil para desincentivar comportamientos no saludables] diversas líneas de evidencia fracasan demostrando esa relación con la obesidad […] numerosos estudios han demostrado de forma consistente que sufrir estigmatización por el peso aumenta la probabilidad de embarcarse en comportamientos de alimentación no saludable y bajos niveles de actividad física, ambos promotores de obesidad y ganancia de peso

Estigma, ética y política: un comentario…

Where is the evidence that inculcating a sense of spoiled identity is a good way to get people to adopt healthier behaviors?

¿Dónde está la evidencia de que inculcar un sentimiento de identidad dañado es una buena forma de hacer que la gente adopte comportamientos saludables?

¿Es una crónica baja autoestima la causa de los desórdenes de alimentación?

eating disorders can best be viewed as a ‘symptom’ of chronic low self-esteem.

los desórdenes de alimentación se pueden entender mejor como un “síntoma” de una crónica baja autoestima

¿De qué sirve presionar a la gente para que adelgace mintiendo sobre la existencia de un tratamiento efectivo? Sólo sirve para agravar el problema.

¿Entonces no hacemos nada?

Sí, claro que sí: denunciemos la ineptitud de nuestras instituciones públicas en materia de nutrición y obesidad. Y plantemos cara a esa casta de médicos y nutricionistas que han contribuido y contribuyen al problema divulgando la pseudocientífica teoría del balance energético o promoviendo el estigma de la obesidad haciendo creer que es un problema que tiene solución con ayuda de un/a profesional y firme determinación.

Tener a ineptos dictando las políticas públicas referentes a obesidad y nutrición es inaceptable

Los “expertos” te van a hablar de motivación, de adherencia, de esfuerzo, de hábitos saludables, de lo que tienes que cambiar en tu dieta, y te dan a entender que sabes qué hay que hacer para resolver el problema de la obesidad: nada de eso tiene fundamento, pero están fabricando la culpabilización. Si el tratamiento funciona y no lo consigues: sólo hay un culpable, tú. No te dejes engañar por lo que no es más que retórica vacía: no hay evidencia científica de que los “hábitos saludables” que promueven los “expertos” resuelvan el problema de quien ya lo tiene y hay que sospechar que esos mismos hábitos son en realidad la causa directa del problema en quien todavía no lo tiene. El primer paso para resolver el problema actual de obesidad es ser conscientes de la ineptitud de los “expertos”. Confiar en quien no lo merece es parte del problema.

Leer más: