El efecto nocivo sobre la salud de los alimentos de origen animal

Asignatura de 4º curso del grado de nutrición:

Por otro lado, como hemos comentado, aparece la dieta occidental, caracterizada por un consumo más elevado de energía, grasas, azúcares refinados y alimentos procesados y una disminución de alimentos de origen vegetal a favor de aquellos de origen animal cuyo efecto nocivo sobre la salud demuestran todas las investigaciones actuales. (fuente)

Lo demuestran todas las investigaciones actuales… por ejemplo las citadas en ese texto, que es ninguna. Es el problema de tener tanta evidencia científica y tan contundente a favor de tus creencias, que no sabes qué evidencia citar. Y dices “toda”, porque no te ves capaz de elegir.

Otra opción es que no tengas ninguna evidencia y te lo estés inventando, claro. O que tu evidencia científica sean estudios observacionales, es decir pseudociencia (ver).

Encontramos la misma basurilla ideológica en el libro de Carlos Ríos, en el que este señor nos cuenta que la dieta debe estar basada en vegetales…

Basa tu alimentación en alimentos mínimamente procesados, priorizando los de origen vegetal.

Nos dice Carlos Ríos que la carne, el pescado y los huevos (¡que pone en el mismo grupo que los cereales integrales!) son ¡¡alimentos neutros!! de los que no es conveniente abusar porque desplazan a los “alimentos protectores” y crean un patrón de alimentación no saludable:

Son alimentos saludables, pero si se priorizara este grupo de alimentos o se consumieran en cantidades que sustituyeran a los alimentos protectores, el patrón de alimentación no sería saludable. Aportan macronutrientes importantes para construir y reparar tejidos, como las proteínas, y también energía importante para el organismo, como las grasas y los hidratos de carbono. De nuevo, son estos aspectos que cabe destacar, pero hay mucho más. Estos alimentos son los tubérculos, los cereales integrales, el pescado, la carne, los huevos y los lácteos.

“El patrón de alimentación no sería saludable…”.

Me gustaría ver qué experimentos científicos son los que han establecido el patrón de alimentación saludable que vende Carlos Ríos, en el que consumir carne, pescado, huevos o lácteos es un peligro para la salud.

NOTA: tantos años diciéndonos que no existen los alimentos mágicos, pues ahora resulta que sí existen: son los “alimentos protectores”, como frutas y verduras. 

NOTA: cuando Julio Basulto dice que el huevo tiene un efecto neutro en la salud, nos rasgamos las vestiduras y con razón (ver). Ya vemos que no es él sólo quién realiza esa afirmación y ya vemos qué significa esa afirmación.

Leer más:

 

 

¿Alguien sabe de qué tipo es la relación entre Hernán Sardi y Carlos Ríos?

Hernán Sardi no deja de insultarme. El nuevo arrebato es de hace unas horas:

O me difama con falsedades (ver,ver).

Como lo ha justificado por mis críticas al negocio de Carlos Ríos (ver), ¿alguien puede decirme qué relación hay entre Sardi y Ríos? ¿Tienen una relación comercial?

Carlos Ríos y el gran engaño de la “comida real”

Hace ya mucho tiempo que en el blog no hablo de “comida real”. En concreto, desde que me di cuenta de que la industria de la dieta sigue vendiendo la misma pirámide de la harina de siempre (ver), pero cambiándole el nombre: ahora la pirámide de la harina se llama “comida real”. Se ha corrompido el término “comida real” hasta dejarlo irreconocible. Eso sí, los vendedores de harina son más jóvenes que los de antes. Un gran avance. Bueno no, es un retroceso.

¿Es este polvo comida saludable?

¿Es la harina “comida real”? Si la harina es “comida real”, yo estoy totalmente en contra de la “comida real” porque me parece que la harina de trigo es comida basura, no un alimento que los seres humanos debamos consumir (ver,ver). Al margen de mi opinión, lo que quiero resaltar es el engaño de la “comida real”: no hay definición razonable de “comida de verdad” en la que podamos encontrar la harina. Por eso hablo de comida de humano, y no de comida real, para evitar la confusión que está creando la industria de la dieta. La comida de humano son los alimentos que encontramos tal cual en la naturaleza, con un procesamiento mínimo y por motivos de seguridad alimentaria. La comida de verdad la encontramos en las granjas, en los campos, en los bosques, en los ríos y en los mares. No viene de fábricas y no suele tener código de barras. ¿En qué árbol crecen los sacos de harina integral?

En la siguiente página web podemos ver cómo la harina es clasificada por Carlos Ríos como “comida real”, al mismo nivel que huevos, carne o verdura:


Sin procesamiento tenemos semillas, que no son comestibles. La harina siempre es un producto procesado. Y no pertenece a nuestra alimentación como los animales que somos. Que la industria no te la meta doblada.

NOTA: Por si hubiera dudas, Carlos Ríos da recetas para hacer pan con harina real.

NOTA: no es sólo Carlos Ríos:

NOTA: ¿Quién engaña más, el supermercado que te dice que ciertos productos son saludables, cuando obviamente no lo son, o Carlos Ríos que te dice que la harina es “comida real”, cuando obviamente no lo es? La respuesta es que la industria alimentaria y la industria de la dieta son tal para cuál.

imagen_3501