El efecto nocivo sobre la salud de los alimentos de origen animal

Asignatura de 4º curso del grado de nutrición:

Por otro lado, como hemos comentado, aparece la dieta occidental, caracterizada por un consumo más elevado de energía, grasas, azúcares refinados y alimentos procesados y una disminución de alimentos de origen vegetal a favor de aquellos de origen animal cuyo efecto nocivo sobre la salud demuestran todas las investigaciones actuales. (fuente)

Lo demuestran todas las investigaciones actuales… por ejemplo las citadas en ese texto, que es ninguna. Es el problema de tener tanta evidencia científica y tan contundente a favor de tus creencias, que no sabes qué evidencia citar. Y dices “toda”, porque no te ves capaz de elegir.

Otra opción es que no tengas ninguna evidencia y te lo estés inventando, claro. O que tu evidencia científica sean estudios observacionales, es decir pseudociencia (ver).

Encontramos la misma basurilla ideológica en el libro de Carlos Ríos, en el que este señor nos cuenta que la dieta debe estar basada en vegetales…

Basa tu alimentación en alimentos mínimamente procesados, priorizando los de origen vegetal.

Nos dice Carlos Ríos que la carne, el pescado y los huevos (¡que pone en el mismo grupo que los cereales integrales!) son ¡¡alimentos neutros!! de los que no es conveniente abusar porque desplazan a los “alimentos protectores” y crean un patrón de alimentación no saludable:

Son alimentos saludables, pero si se priorizara este grupo de alimentos o se consumieran en cantidades que sustituyeran a los alimentos protectores, el patrón de alimentación no sería saludable. Aportan macronutrientes importantes para construir y reparar tejidos, como las proteínas, y también energía importante para el organismo, como las grasas y los hidratos de carbono. De nuevo, son estos aspectos que cabe destacar, pero hay mucho más. Estos alimentos son los tubérculos, los cereales integrales, el pescado, la carne, los huevos y los lácteos.

“El patrón de alimentación no sería saludable…”.

Me gustaría ver qué experimentos científicos son los que han establecido el patrón de alimentación saludable que vende Carlos Ríos, en el que consumir carne, pescado, huevos o lácteos es un peligro para la salud.

NOTA: tantos años diciéndonos que no existen los alimentos mágicos, pues ahora resulta que sí existen: son los “alimentos protectores”, como frutas y verduras. 

NOTA: cuando Julio Basulto dice que el huevo tiene un efecto neutro en la salud, nos rasgamos las vestiduras y con razón (ver). Ya vemos que no es él sólo quién realiza esa afirmación y ya vemos qué significa esa afirmación.

Leer más:

 

 

Beber mucha agua aumenta el riesgo de padecer diabetes

Es pura lógica (ver):

  1. Beber mucha agua hace que se orine con frecuencia
  2. Orinar con frecuencia está asociado a la diabetes
  3. Por tanto, beber mucha agua aumenta el riesgo de padecer diabetes

Siguiendo la misma lógica:

  1. Las dietas cetogénicas aumentan la acetona en el aliento
  2. La acetona en el aliento está asociada al hígado graso (ver)
  3. Por tanto, las dietas cetogénicas aumentan el riesgo de tener hígado graso (ver)

Y podemos obtener resultados mucho más interesantes:

  1. Una vaca tiene cuatro patas
  2. Una mesa tiene cuatro patas
  3. Por tanto, una vaca es una mesa (¡y viceversa!)

Y otros muy conocidos:

  1. Los huevos elevan el colesterol en sangre
  2. El colesterol en sangre se ha asociado con la enfermedad cardiovascular
  3. Por tanto, los huevos aumentan el riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular

Si alguien cree que su mesa muge, que no se asuste: tiene una explicación.