Fat Head Kids

naughton

Hace un par de días me llegó el libro (el primer capítulo se puede leer aquí). Tom Naughton lo ha escrito, su mujer Chareva lo ha ilustrado, y ahora mismo se están dedicando a preparar la versión película del libro. Tom Naughton es un comediante que hizo el interesante documental “Fat Head“. Si no me equivoco, se gana la vida como programador informático. Su blog de temas de nutrición: http://www.fathead-movie.com/

Lo he comprado para mi hija pequeña (10 años), aunque a la vista del primer capítulo, que es lo único que he leído, intuyo que las explicaciones van a ser demasiado complicadas para ella. Mi objetivo en este momento es que no se sienta presionada y que nazca de ella ponerse a leer, es decir, la dificilísima tarea de estarme calladito y esperar acontecimientos.

Please, stop helping us

(versión en español: pinchar aquí)

45 out of 100 spanish children are overweight

(read more)

And all our public health institutions have a vision problem. According to them, the causes of children’s obesity are: they do not eat breakfast, they do not exercise, they don’t eat enough fruits or -hold on tight!-  they don’t eat enough grains nor whole grain bread!

Tom Naughton summarizes this way the behavior of The Anointed, according to the book The Vision of The Anointed, by Thomas Sowell:

  • The Anointed identify a problem in society
  • The Anointed propose a Grand Plan to fix the problem
  • Because they are so supremely confident in their ideas, The Anointed don’t bother with proof or evidence that the Grand Plan will actually work
  • If possible, The Anointed will impose the Grand Plan on other people (for their own good, of course)
  • The Anointed assume anyone who opposes the Grand Plan is either evil or stupid
  • If the Grand Plan fails, The Anointed will never, ever, ever admit the Grand Plan was wrong

According to The Anointed, when the Grand Plan fails, it can only mean that:

  • The plan was good, but people didn’t implement it correctly because they’re stupid.
  • The plan was undermined by people who are evil.
  • The plan didn’t go far enough … in other words, we need to do the same thing again, only bigger.

If their wheat-based diet causes obesity then they say that it wasn’t enough wheat! or that young people are stupid and they do not eat what they are told!  but it is never The Anointed’s fault nor their dietary guidelines’ (the ones imposed on our children in schools)

Or the Grand Plan fails because suddenly young people have become sedentary (i.e. lazy), and again the scientific evidence is not important for The Anointed:

  • Being overweight leads to a sedentary lifestyle, not the other way (study)
  • Being overweight leads to a sedentary lifestyle, not the other way (study)

But yes, it is true: sedentarism causes obesity. But rather than sedentarism it is full-paralysis. It is the paralysis of our public health institutions what causes obesity. They are completely unable to even consider that THEY have created a health problem, and when they speculate on the possible causes they have lots of imagination, but they never consider their own dietary guidelines as the cause. I’ll give them a subtle hint, so they thought they find it out:

Your dietary guidelines are the cause!

Please, find it out soon because in the meantime our children will continue eating in the schools food that is making them sick.

Further reading:

Dejad de ayudarnos, por favor

(english version: click here)

45 de cada 100 niños españoles tiene sobrepeso

(ver noticia)

Y el 100% de nuestras instituciones públicas de salud tienen un problema de vista. Las causas de la obesidad en los niños para ellos son: que no desayunan, que no hacen ejercicio, que no toman suficiente fruta o ¡agarros fuerte! que no toman suficientes cereales y pan integral. Descorazonador.

Tom Naughton resume de esta manera el proceder de Los Mesías, según el libro La visión de Los Mesías (The Vision of The Anointed), de Thomas Sowell:

  • Los Mesías identifican un problema en la sociedad
  • Los Mesías proponen un Gran Plan para resolver el problema
  • Como tienen confianza ciega en sus ideas, Los Mesías no se preocupan por buscar confirmación o pruebas de que el Gran Plan funcionará
  • Si es posible, Los Mesías impondrán el Gran Plan a otras personas (por su propio bien, por supuesto)
  • Los Mesías asumen que cualquiera que se oponga al Gran Plan es malvado o estúpido
  • Si el Gran Plan falla, Los Mesías nunca, nunca, nunca admitirán que el Gran Plan estaba equivocado

Y cuando el Gran Plan falla, Los Mesías solo contemplan las siguientes causas:

  1. No funciona porque la gente no lo cumple
  2. No funciona porque la gente es malvada y lo sabotea
  3. No funciona porque es necesario aplicar una versión más radical del Gran Plan

Si la dieta basada en trigo genera obesidad, ¡es que no era suficiente trigo! o ¡Es que los jóvenes son estúpidos y no comen lo que les decimos! pero nunca es culpa de la dieta que ellos recomiendan (y que es impuesta a nuestros hijos en los colegios)

O el Gran Plan falla porque de repente los jóvenes se han vuelto sedentarios (o sea vagos), y nuevamente las evidencias científicas no son algo que quite el sueño a Los Mesías:

  • El sobrepeso lleva al sedentarismo, no al revés (estudio 1).
  • El sobrepeso lleva al sedentarismo, no al revés (estudio 2)

Y sí, el sedentarismo genera obesidad. Pero más que sedentarismo es parálisis. Es la parálisis de nuestras instituciones públicas de salud la que genera obesidad. Son totalmente incapaces de ver que ELLOS han creado un problema de salud y cuando especulan sobre las posibles causas tienen toda la imaginación del mundo, pero nunca consideran entre ellas sus propias recomendaciones dietéticas. Les daré una pista, pero con sutileza, para que piensen que lo han descubierto ellos:

¡Es culpa de vuestra dieta!

Y, por favor, que se den cuenta de una vez porque mientras tanto nuestros hijos seguirán comiendo en los colegios una dieta que les está enfermando.

Leer más:

Ciencia para gente inteligente

Un día sí y otro también nos encontramos en los periódicos con noticias sobre nutrición que nos dicen que tal o cual alimento nos va a matar. El problema es que muchas de dichas noticias están basadas en artículos científicos BASURA, que básicamente son de dos tipos: los estudios epidemiológicos y los realizados en animales. Algunos médicos llaman a los estudios epidemiológicos “armas de destrucción masiva” en nutrición. Gary Taubes escribió sobre ellos hace unos años. De los otros estudios solo cabe decir que los seres humanos no somos ratones y que es increíble que algunos “científicos” se atrevan a extrapolar resultados de ratones a seres humanos, especialmente cuando dichos resultados entran en contradicción con los resultados obtenidos en humanos. Veamos un ejemplo de cada tipo de estudios basura:

  1. Epidemiológico: “Las dietas altas en proteínas matan igual que el tabaco“. Véase el análisis que realiza el doctor John Briffa sobre dicho titular. Me gusta especialmente el ejemplo que pone sobre la relación entre los ataques de tiburones y la venta de helados.
  2. Estudios en animales: “Los pacientes obesos con dietas bajas en hidratos de carbono podrían desarrollar hígado graso no alcohólico“. Ése es el resultado en ratones, no en humanos, extrapolado a los humanos. ¿Cómo puede un científico serio y honesto extrapolar el resultado obtenido en ratones a los seres humanos, cuando los estudios experimentales en humanos dicen que las dietas bajas en hidratos de carbono mejoran el hígado graso no alcohólico (ver este estudio o este otro)? Mi hígado graso desapareció cuando empecé a comer “low-carb”…

Tom Naughton es un cómico estadounidense, autor del documental Fat Head (accesible en youtube). En su charla “Science for smart people” explica de forma muy amena cómo interpretar los datos procedentes de estudios científicos y cómo podemos distinguir la buena ciencia de la basura. Por ejemplo nos explica cómo interpretar los titulares que nos dicen que un alimento duplica, aumenta o reduce nuestro riesgo de sufrir un episodio cardiovascular, ¿debemos hacer caso a ese tipo de informaciones? Entender lo que nos están diciendo puede evitarnos tomar decisiones erróneas en nuestra alimentación.

Science For Smart People” by Tom Naughton