La parábola de la familia (II)

Anuncios

One thought on “La parábola de la familia (II)

  1. No me gusta la analogía. Induce a confusión, porque la grasa corporal no guarda la relación con ingesta y gasto energético que sí guardan los beneficios con los ingresos y los gastos.

    Sería más bien como decir que si quieres que tu hijo vaya menos al cine tienes que reducir sus ingresos o aumentar sus gastos.

    La estupidez del balance energético es de tal calibre (ver) que los “expertos” nunca van a reconocer motu proprio haber defendido una teoría tan estúpida durante tanto tiempo, porque eso les deja como unos absolutos idiotas. En la era de la información su estupidez está documentada en los libros que han escrito, en lo que han respondido en entrevistas, en los artículos científicos que han publicado.

    https://novuelvoaengordar.com/2016/01/08/las-leyes-de-las-matematicas-y-las-tautologias/

    Me gusta

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s