“Termodinámicamente no hay más cera que la que arde”

Es una idea que parece demasiado obvio que es correcta. Pero es tan estúpida esa idea de que engordamos porque comemos de más, porque consumimos demasiadas calorías. Parece una obviedad, pero es tan estúpida que a la comunidad científica le resulta muy complicado entender que puede ser errónea, porque entonces tendrían que plantearse cómo han estado creyendo en algo tan inane […] claramente, cuando lo piensas un poco, te das cuenta de que las leyes de la termodinámica no tienen nada que ver. Tienen lo mismo que ver como en cualquier otra enfermedad/estado biológico/fisiológico/patológico en un ser humano. Pero sólo se recurre a las leyes de la termodinámica en la obesidad. Gary Taubes (minuto 30 en adelante)

Diálogo visto en twitter entre dos defensores de la teoría del balance energético: un tal Jorge Ruíz-Carrascal y Luis Jiménez (es el que firma como Centinel). Es interesante porque hay auténticas “joyas” en este diálogo:

  • Los lácteos desnatados engordan menos que las versiones con su grasa natural porque “termodinámicamente no hay más cera que la que arde“. Sin embargo cuando al autor de estas palabras se le presentan estudios hechos con animales que contradicen esas teorías, los ignora alegando que no están hechos en humanos (ver) y enlazando un estudio de corta duración que, además, no aporta nada al debate. En lugar de argumentos: “será por papers: de todos los colores oiga“.  Lo malo de twitter es que se presta a este tipo de comportamientos.
  • y la pseudociencia del balance energético por todas partes:
    • La reducción de peso es debida a una menor ingesta calórica
    • “la restricción es necesaria”
    • “ganar peso es una cuestión mayormente termodinámica, y es debido por supuesto a comer más de lo necesario
    • “No sé quien niega la mayor, yo sé que exceso de calorías nos hace engordar
    • “somos incapaces de solucionar la causa raíz por la que comemos sin necesitarlo energéticamente
    • “Es atacar los factores que nos hacen desear comer de más
    • ¿hay alguna dieta que les permita perder peso sin una ingesta calórica menor que su gasto diario?

Del paradigma del balance energético he escrito una y otra vez en el blog. Me parece sencillamente indefendible:

NOTA: no estoy “en el mismo barco” que nadie, y la pseudociencia del balance energético me parece igual de dañina y criticable la defienda quien la defienda.

Anuncios

19 thoughts on ““Termodinámicamente no hay más cera que la que arde”

  1. Sin duda, como resalta Ana, es muy importante destacar que una ley universal “impepinable”, i.e. de cumplimiento ineludible, sólo “importa” en la obesidad.

    – ¿Tu hijo ya ha dejado de crecer?
    – Sí, por fin ha conseguido equilibrar su ingesta con su gasto energético.

    Me gusta

    • Hola Luis,
      este texto es tuyo:

      Este verano hemos sido testigos de una inexplicable explosión informativa en torno a un estudio comparando el consumo calórico siguiendo una dieta baja en grasas y otra baja en carbohidratos. Un ensayo interesante pero muy teórico, de corto plazo y realizado en unas condiciones muy específicas, en el que los autores encontraron ventajas a la dieta baja en grasas. Este resultado y su inflada repercusión tuvo como consecuencia una intensa reacción, sobre todo entre los defensores del low-carb (diez ejemplos: uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve ydiez). Así que era esperable que no pasara demasiado tiempo sin que viese la luz algún tipo de respuesta.

      Me calificaste de “defensor del low-carb”. No sé si eso también te hace gracia.

      Me gusta

        • Te recuerdo tu comentario:

          Vicente, me hace gracia que me califiques como “defensor del balance energético”, sin más. Ya veo que tú no te consideras de ningún barco, pero enseguida metes a los demás en alguno.

          Repito, te he llamado defensor de X exactamente del mismo modo que tú lo has hecho anteriormente conmigo. ¿Si lo haces tú es apropiado y si te lo hacen a ti es un agravio?

          ¿Te molesta que te llame defensor de la teoría del balance energético? Lo eres. Las ideas que estás defendiendo en ese diálogo son la teoría del balance energético: estás diciendo que engordamos porque “comemos sin necesitarlo energéticamente”. Y cuando tu interlocutor te dice que ganar peso es una cuestión termodinámica y que se engorda “por supuesto por comer más de lo necesario”, y dice que con frecuencia se niegan esos principios, tu respuesta es que no los niegas y que sabes que el exceso de calorías nos hace engordar. Tu interlocutor dice que si se pierde peso con una dieta es porque se reduce la ingesta calórica y tu respuesta es “cierto”. Reproduzco parte del diálogo:

          imagen_0211 imagen_0210

          Creo que tan correcto es llamarte a ti defensor de la teoría del balance energético, como lo es llamarme a mí defensor de las dietas low-carb.

          No he visto el vídeo que has enlazado. Si defiendes en él lo mismo que en el diálogo anterior, no veo qué aporta. ¿Defiendes algo distinto en el vídeo y en el diálogo que tuviste en twitter?

          No te he llamado idiota, ni lo ha hecho Taubes. Pero cuando dice que la teoría del balance energético es “tan estúpida”, para mi gusto se queda corto y pone poco énfasis. Parece que te molestan esas declaraciones, pero tiene todo mi apoyo, porque tiene razón. Afortunadamente mi problema de obesidad parece cosa del pasado, y gran parte del mérito lo tiene Taubes. Nada tengo que agradecer a los que defienden pseudociencia, al contrario.

          Me gusta

          • Vicente, es un agravio cuando se hace como tú lo has hecho, calificando a alguien basándote a un intercambio de tuits, que es una herramienta lamentable para exponer teorías e ideas. Yo te he calificado como defensor de las dietas low-carb en base a las decenas de veces que has defendido los resultados de ensayos de este tipo, en base a las decenas de artículos que has escrito criticando las dietas altas en carbohidratos y en base las decenas de veces que has citado a Taubes como ejemplo. Y, si no me equivoco, tú mismo te sientes (al menos en parte) identificado con ese calificativo.

            Tú podrías haber intentado contrastar mis ideas sobre el balance energético leyendo mis libros (no te pido que los compres, te los regalo), leyendo mis artículos sobre el tema o viendo ese vídeo de 10 minutos que parece que tanto te cuesta. Pero no, lees unos tuits y te sientes capacitado para meterme en el saco de los que “dicen estupideces”. Pues vale.

            Ya te adelanto que no comparto todos tus argumentos sobre el balance energético, pero calificarme como “defensor” del mismo y asociarlo a tener un diálogo de besugos y decir estupideces, personalmente me deja bastante claro qué es lo que pretendes y tu estilo.

            Que te vaya bonito.

            Me gusta

  2. En mi último libro dedico decenas de páginas a desacreditar la teoría del balance energético como estrategia para adelgazar, pero no es la primera vez, lo he hecho con frecuencia, incluso en charlas:

    Aunque sinceramente, no sé por qué te lo cuento, supongo que te la trae floja, consideras idiotas a todos los que no pensamos exactamente igual que tú. Dale besitos al Rey Taubes de mi parte.

    Me gusta

  3. ¿Se puede engordar comiendo más? Si.
    ¿Se puede engordar comiendo menos? Si.
    ¿Se puede adelgazar comiendo más? Si.
    ¿Se puede adelgazar comiendo menos? Si.
    ¿En alguno de estos cuatro supuestos se ha alterado algún principio termodinámico? No. En todos los casos se cumplen como no puede ser otra manera. El resúmen termodinámico de los principios es el concepto de rendimiento termodinámico o eficiencia. Cada individuo visto de manera individual representa una máquina termodinámica distinta a todas las demás, porque sus variables son independientes. Los alimentos son todos distintos en su composición y afectan de manera distinta al individuo. Un trozo de panceta causa variables termodinámicas distintas a un puñado de cereales de desayuno. Cada máquina termodinámica (individuo) actuará en función de sus propias variables.

    Me gusta

    • Hola Esteban,
      una eficiencia variable sin duda es muy relevante para entender por qué no ha lugar a hablar de calorías en nutrición. Lo planteemos como lo planteemos, somos máquinas fisiológicas, y las razones por las que un adipocito acumula grasa van a ser distintas en cada individuo, pero supongo que es posible llegar a encontrar factores que estadísticamente fomentan la acumulación de grasa en la mayoría de individuos.

      Tengo pendiente publicar la reseña de un estudio en el que se someten ratones de 9 cepas diferentes a dos dietas, y lo que se observa es que casi todas las cepas engordan más con la misma dieta, mientras que a tres cepas les engorda más la otra dieta. Y las calorías ingeridas no guardaban relación con ese resultado. Lo que quiero decir es que, aparte de las diferencias individuales, hay una fisiología que esencialmente es la misma y que es la que determina qué nos engorda a los seres humanos. O al menos a la mayoría.

      Me gusta

      • Hola Vicente, no sé si conoces algún estudio sobre obesos que hayan conseguido adelgazar y que lo hayan sido desde siempre, desde niños, comparándolo con personas que hayan engordado en la madurez.

        Saludos.

        Me gusta

        • Hola Esteban,

          no, no tengo conocimiento de ese estudio. Pero es que la cuestión es que prácticamente nadie consigue adelgazar, ni los que subieron de peso de jóvenes, ni los que lo hacen más tarde.

          La pregunta es muy interesante, porque efectivamente es una posibilidad que si aumentas de peso de joven la obesidad sea diferente, entre otras cosas quizá por un crecimiento mayor en el número de adipocitos. Que yo sepa, los resultados de algún estudio sugieren que eso puede dificultar (no sé si impedir) la pérdida de peso

          a comparison of the three groups of patients, subdivided depending on whether body weight at the 12th month had decreased, remained stable or increased with respect to body weight at the 6th month of therapy. Our findings were that subjects who demonstrated weight increase have more youthful mean age of onset of obesity and, above all, hyperplastic type adipose tissue cellularity. Obese subjects who showed a constant and progressive drop in weight were in the exact opposite situation: greater mean age of onset of obesity, smaller mean number of adipose cells and, above all, heavier mean fat cell weight.

          O en otras palabras, “observaron” (resalto que sólo es una asociación) que existía relación entre recuperar el peso perdido, y haber desarrollado la obesidad a una edad más temprana y también con tener hiperplasia. Y al contrario, encontraron una relación entre un mejor mantenimiento del peso perdido y tener menos adipocitos y haber desarrollado la obesidad en edades más avanzadas.

          Posiblemente la gente joven son los más perjudicados por toda la malinformación que recibe la población sobre cómo alimentarse. Es un crimen.

          Me gusta

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s