La mayor tontería del mundo

(english version: click here)

Hay un dogma en nutrición que dice que “la acumulación de grasa viene determinada por la diferencia entre las calorías que ingieres y las que gastas, sin que importe el origen de esas calorías“. De forma abreviada se suele decir que para adelgazar o engordar “lo único que importa es el balance energético” y que “una caloría es una caloría”.

Bastantes personas, por el contrario, pensamos que ese dogma es falso y que es absurdo contar calorías, pues es sumar peras con manzanas. 400 kcal de azúcar no tienen el mismo efecto en nuestro cuerpo que 400 kcal de mantequilla. Desprenden el mismo calor en un calorímetro, pero no causan el mismo efecto en una persona. Tiene sentido, ¿verdad? Esta opinión levanta las iras de algunas personas, y se nos acusa de negar las leyes de la termodinámica. ¡Son leyes del universo! he llegado a leer (ver nota al final del documento), llegando incluso a llamarnos “fanáticos” por negar el cumplimiento de esas leyes (algo que no hacemos).

Soy consciente del engaño en el que viven las personas ajenas al mundo de la nutrición. Si no te dedicas a este campo, si no le has dedicado ni un minuto de tu vida a pensar en qué era eso de las calorías, lo más probable es que sigas pensando que el dogma es cierto. Es normal. Yo he estado en esa situación y no me considero idiota por habérmelo creído. Simplemente es que ni lo había cuestionado.

Pero una cosa diferente es escuchar a supuestos expertos en nutrición decir que virtudes (reales o no) de una dieta como la mía, como producir una mayor pérdida de peso con la misma cantidad de calorías que otras dietas, “no son compatibles con las leyes de la termodinámica“. Bueno, eso, en boca de supuestos expertos en nutrición, es realmente grave, pues se supone que esas personas sí han tenido un par de minutos para pensar en el asunto. Si realmente esas personas son honestas cuando hablan de “incompatibilidad”, cuando se den cuenta de la magnitud de su error, seguramente desearán desaparecer del mapa. O borrar entradas de su blog, como tiene por costumbre hacer uno de ellos.

Es realmente muy sencillo. De forma muy muy simplificada, la energía gastada se saca de la comida ingerida y de la grasa corporal quemada:

Lo que gasto = lo que ingiero + la grasa que quemo

Pongamos que una persona, de normal, gasta 2500 kcal al día y hoy ha ingerido 3000 kcal. El dogma dice que ese día hay 500 kcal que nos van a hacer engordar. Y según el dogma:

2500 = 3000 + (-500)

donde el signo negativo indica que hemos acumulado grasa en lugar de quemarla. Muy importante: la primera ley de la termodinámica lo que dice es que la suma de los términos azul y verde tiene que ser igual al término en rojo. La igualdad tiene que cumplirse. Algo que es cierto en este caso, y por tanto ese reparto energético es posible, pues no incumple la ley. Sencillo, ¿verdad?

De acuerdo, ahora yo sugiero que ese exceso de 500 kcal puede alterar el gasto energético total de esa persona, aumentándolo en la misma cantidad, 500 kcal (exceso que se pierde en forma de un calentamiento adicional del cuerpo) y que por lo tanto puede no haber acumulación de grasa.

3000 = 3000 + 0

¿Viola eso las leyes de la termodinámica? No, la suma de los términos azul y verde sigue siendo igual al término rojo. No hay violación de las leyes de la termodinámica. Este otro reparto energético también es posible, pues no incumple dichas leyes.

De forma condensada, la idea es que esas 500 kcal “extra” no pueden desaparecer, tienen que ir a algún sitio (eso dice la primera ley de la termodinámica), pero la termodinámica no dice adónde tienen que ir, si a grasa acumulada o si a un aumento de la pérdida energética en forma de calor corporal. Y si fuera a parar a ambas cosas no nos dice en qué proporción a cada una.

¿Y qué determina que ese “exceso de comida” (suponiendo que tal cosa exista) se convierta en grasa corporal o sea eliminado en forma de calor? Es decir, ¿qué determina si un exceso de comida nos va a hacer engordar o no?

La primera ley de la termodinámica no nos va a dar esa respuesta.

Pongamos que yo digo que “la composición de la dieta, no las calorías, es clave a la hora de determinar si engordas o no”. Lo importante en esta pequeña disertación no es discernir si esta afirmación es correcta o no, sino entender que ¡es posible! y que de ninguna manera implica una violación las leyes de la termodinámica. Las leyes de la termodinámica solo dicen que la igualdad matemática que hemos visto antes se tiene que cumplir, pero no dicen qué valor concreto deben tener los términos de la ecuación. Cuando consumo un tipo de dieta puedo estar acumulando grasa, mientras que con las mismas calorías totales, otra dieta puede provocar que se elimine el exceso en forma de calor. En ambos casos se cumpliría la igualdad. En ambos casos se cumplen las leyes de la termodinámica.

Puede que con la dieta A se produzca: 2500 = 3000 + (-500)

y que con la dieta B se produzca: 3000 = 3000 + 0

Con las mismas calorías, es posible engordar o no, dependiendo de lo que se coma. Es muy sencillo de entender, ¿verdad?

Pues a partir de ahora, cada vez que leas que “A no engorda más que B porque tiene las mismas calorías“, te pasará como a mí, que dejarás de leer a esa persona, pues sabrás que no sabe lo que dice. Ahora ya entiendes que contar calorías carece de sentido. ¿Qué más dan las calorías de un alimento si no sabes adónde van a ir a parar esas calorías? Las calorías totales de la comida, sin conocer el reparto que va a hacer nuestro cuerpo de dicha energía, no aportan información útil.

Y cuando leas frases como éstas (proceden de dos personas diferentes):

“Creo que la verdad es mucho más sencilla y bastante más compatible con las leyes de la termodinámica (“I believe that the truth is far simpler and far more compatible with the laws of thermodynamics”)

La hipótesis de la insulina no es consistente con la termodinámica elemental (“the insulin hypothesis is not consistent with basic thermodynamics”)

te preguntarás lo mismo que yo, ¿cómo puede una persona que se dedica profesionalmente a la nutrición tener un error de concepto tan grave, pues es algo tan evidente y únicamente se necesita pensar en ello 5 minutos?

Solo una cosa más: el dogma de que la acumulación de grasa viene determinada por cuántas calorías ingieres, y no por la composición de la dieta, es falso, como se demuestra en multitud de experimentos científicos. Por ejemplo, lo que cuento en las siguientes entradas del blog no es posible desde el punto de vista del dogma de las calorías. O los experimentos son ciertos o el dogma es cierto, pero ambas cosas no pueden ser. Si una teoría no es compatible con los resultados científicos, es falsa.

Escribí sobre estas mismas ideas hace un tiempo (), pero al volver a leer el mismo comentario sobre la “incompatibilidad”, esta vez en boca de un vegetariano, de estos que van por la vida dándonos lecciones, me pareció importante volver a escribir sobre ello.

Leer más:

 

NOTA: la página en la que se dice que estamos violando leyes del universo ha sido eliminada. La url era:

http://sixpackabs.com/low-carb-and-paleo-dieting-as-religious-zealotry

Pero el autor la ha publicado nuevamente  aquí:

It’s quite simple. If you have a caloric deficit, you lose weight. If caloric balance is positive, you gain weight. Energy balance is a direct representation of the first law of thermodynamics, the one that says energy can neither be created nor destroyed. We’re not talking about a hypothesis here, or even a theory, but a physical LAW OF THE UNIVERSE. Ever hear of the law of gravity? A law is something scientists are so damn sure of there is no disputing it. You can’t deny the first law of thermodynamics any more than you can deny the fact that if you jump out of a high-flying airplane without a parachute, gravity will not be your friend. (Note to fans of The Secret: the “Law of Attraction” is not a real scientific law.)

And yes, I do know there are bestselling low-carb authors who question this law. They present themselves as “controversial.” They assert that years of accepted science is wrong. Let me ask you a question: The next time you get into an airplane, would you rather it was designed, built and tested in a scientifically proven manner, or a controversial one?

NOTA: he tratado de simplificar la explicación al máximo, aun a riesgo de cometer inexactitudes. El falso dogma del “balance energético” es una idea sencilla (hasta el más tonto la entiende) y para demostrar su falsedad he creído conveniente recurrir a explicaciones igual de sencillas.

Anuncios

6 thoughts on “La mayor tontería del mundo

  1. Lo del deficit calorico es un decir.Es una mala manera de medir la subida o bajada en la cantidad que ingieres.Los que definden el medir en calorias tambien te dicen que puedes bajar 500 calorias al dia y sin embargo no adelgazar porque tu cuerpo se ha adaptado, no creo que nadie sea tan ingenuo de pensar que es tan facil como hacer eso y bajar exactamente lo que la formula dice que tienes que bajar.

    Me gusta

  2. Hola Bertoni,
    estás desviando el tema y además lo que dices no es cierto.

    El tema de la entrada es si es posible que con las mismas calorías una dieta produzca más pérdida de peso que otra. Nada que ver con lo que tú comentas.

    Pero no voy a contestar a lo que dices porque estás desviando la cuestión y no me parece bien seguirte el juego.

    Me gusta

  3. Cada vez tengo mas dudas con la teoria CICO. Una
    pregunta que te queria realizar y que no tiene nada que
    ver con este post…
    Que dieta sería mejor, una baja en hidratos,moderada
    en grasas y mas alta en proteinas o baja en hidratos,
    moderada en proteinas y alta en grasas. Siempre me
    surje esta duda….

    Me gusta

    • Hola David,
      justamente otra persona me preguntó eso mismo hace unos días: yo, para mi, aplico la idea de que no debería preocuparme cuánta grasa o proteína como. Me da igual el contenido en grasa/proteína de frutos secos, salmón, carne, panceta o mantequilla. Solo miro que sean productos naturales, no procesados (sin ingredientes “extra”). Puede que sea una idea equivocada, pero pienso que consumiendo productos naturales nunca consumiré demasiada proteína, por lo que en ese aspecto no estoy nada preocupado.

      Pero no tengo una opinión negativa sobre las dietas altas en proteína. Por mucho que las acusen de peligrosas, yo no he visto evidencia científica en ese aspecto, y, como es patente, la opinión de los expertos me la repanfinfla. Si algún día veo esa evidencia, lo diré, pero a día de hoy no la he visto.

      Me gusta

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s