Pseudociencia del balance energético: definición, origen y consecuencias (II)

Algunos caloréxicos justifican su ideología recurriendo a falsas definiciones de la Teoría CICO, como, por ejemplo:

  • “Nuestro cuerpo necesita energía para funcionar”.
  • “La energía se tiene que conservar. Nuestro cuerpo no es ajeno a las leyes de la física”.

Puesto que la Teoría CICO se está usando para tratar de prevenir y revertir la obesidad, la definición de la Teoría CICO que está en cuestión es la que transmite utilidad/obligatoriedad de hablar de energía para entender por qué engordamos y qué hacer para adelgazar:

  • Engordamos cuando comemos por encima de nuestras necesidades energéticas.
  • Para adelgazar, hay que comer menos de lo que se gasta.

Todos conocemos esos mensajes, ¿verdad? Esos mensajes nos han hecho creer que la gestión de nuestro peso corporal es una cuestión de “balance energético”. Y lo realmente grave es que se nos ha hecho creer que esas ideas se derivan de las leyes de la física. No es así.

Vamos a ver algunos ejemplos.

Ejemplos de la Teoría CICO en cuanto a la causa de la obesidad

Cuando consumes más calorías de las que quemas, el exceso de calorías es principalmente empujado al tejido adiposo. Tu adiposidad o grasa del cuerpo, aumenta. Es realmente tan simple como eso. Stephan Guyenet, PhD

Cualquier energía que queda después de que el cuerpo ha utilizado lo que necesita es almacenada como grasa corporal. Stephan Guyenet, PhD

Cuando disminuye el gasto calórico y aumenta la ingesta calórica, la ecuación del balance energético deja solamente un resultado posible: ganancia de grasa. Hemos ganado grasa porque hemos consumido más calorías de las necesitábamos para permanecer delgados, dado nuestro nivel de actividad física. En otras palabras, hemos comido de más. Stephan Guyenet, PhD

Si nosotros engordamos es porque comemos más de la cuenta. Luis Jiménez

Ejemplos de la Teoría CICO en cuanto a qué hacer para adelgazar

si una persona gasta al día 2000kcal, le daremos una dieta de 1500kcal de manera que su organismo se vea obligado a acudir a las reservas para suplir esas 500kcal diarias que gasta y no le estamos proporcionando. Lucía Martínez

La restricción calórica es indiscutible si quieres que [el cliente] pierda grasa. Borja Bandera

unos alimentos serán más exitosos que otros a la hora de mantener una ingesta energética reducida, pero finalmente la reducción del peso es debida a una menor ingesta calórica. Jorge Ruíz-Carrascal

Adelgazar requiere una disciplina, ingerir menos calorías, y hacer más deporte. Y no hay más. José Miguel Mulet

De esta Teoría CICO estamos hablando, de la que nos habla de causas y soluciones para la obesidad, no de si la energía se conserva o de si el cuerpo necesita energía para funcionar.

Pseudociencia

Lo que se promociona como científico y avalado por una ley de la física (¡e incluso afirman que es esa ley de la física misma!), pero que en realidad es erróneo y basado en juegos de palabras y errores de pensamiento, es, por definición, pseudociencia. Y, como no ponemos en cuestión el fundamento de esa teoría —¡¡porque creemos que es una ley de la física!!—, llevamos 80 años usándola sin éxito para tratar de prevenir y revertir la obesidad (ver).

NOTA: pedí a los caloréxicos que definieran la Teoría CICO de forma que se justificara su uso para tratar la obesidad, pero siendo rigurosos y sin emplear falacias (ver). Por supuesto, nadie lo hizo, pues el único fundamento que tiene esa pseudociencia son los juegos de palabras falaces.

Leer más:

 

Anuncios

8 respuestas a “Pseudociencia del balance energético: definición, origen y consecuencias (II)

  1. El error está en pensar que esa afirmación evidente (evidente porque la premisa estaba incluida en la descripción de los términos: no es que para adelgazar haya que sacar más de lo que metes, es que ESA ES LA DEFINICIÓN DE ADELGAZAR) te sirve para diseñar una estrategia de adelgazamiento.

    Aquí solemos hacer el paralelismo (chorra) de que para volar hay que lograr un empuje vertical mayor que el peso (lo cual es cierto), pero que saber eso no nos dice nada sobre cómo volar ¿a que no?

    No, claro, porque no sabemos qué hacer para aumentar nuestro empuje, ni cómo reducir nuestro peso, ni cómo afectan los términos de un lado de la igualdad a los del otro lado, ni…

    Pues para adelgazar, lo mismo: claro que si comes menos de lo que gastas adelgazas, pero…

    ¿Cuánto comes, realmente? porque no todo lo que entra por tu boca se asimila y absorbe igual

    ¿Y cuánto gastas, realmente? porque no siempre gastas lo mismo, sino que, de hecho, lo que comes afecta (muchísimo) a lo que gastas. Y no sólo la cantidad, sino el tipo concreto de alimento.

    ¿Y todo lo que comes y no gastas se convierte necesariamente en grasa? Pues tampoco, oiga.

    Así que ¿De qué, exactamente, te sirve saber que lo que entra y no sale, se queda?

    (Smiling Jack)

    La tautología convertida mágicamente en estrategia de adelgazamiento. Y ahí seguimos, repitiendo una y otra vez la misma boludez, como si fuera un pensamiento inteligente.

    Me gusta

  2. Cualquiera se atreve a pontificar sobre qué hacer para revertir la obesidad. Ni conocen lo que se ha publicado en la literatura científica ni han dedicado ni un minuto de sus vidas a cuestionar la teoría del balance energético. ¿Para qué, si la explicación está basada en una inviolable ley de la física?

    La teoría CICO es un cáncer que tiene que ser presentado como lo que es: la mayor estupidez de la historia de la humanidad.

    NOTA: este señor es médico de formación.

    Me gusta

  3. Ejemplos de la charlatanería caloréxica:

    Si una persona gana peso porque tiene un tumor que está creciendo, la causa es un superávit calórico, lo que nos lleva a pensar que simplemente comiendo un poco menos ese crecimiento no habría sido posible.

    Si consigues que una persona pierda peso en hiperavit calórico lo podrias publicar en la revista que quieras. Borja Bandera

    Y, atentos, este señor es médico: ésta es la pseudociencia con la que se está formando en nuestras universidades. Es una vergüenza que no deberíamos consentir ni un minuto más.

    Y, por otro lado, la típica fantasía de que lo único importante de una dieta son sus calorías. Lo que originalmente se decía que venía impuesto por las leyes de la física (algo que es falso), ahora se defiende como que es lo que —oh qué casualidad— se comprueba en los experimentos científicos (ver). La fortuna sonrió a los charlatanes.

    imagen_2653

    imagen_2654

    imagen_2655

    Me gusta

  4. Esto es lo que dice la estúpida Teoría CICO:

    “Si comes más calorías de las que gastas, ganarás peso. Si comes menos calorías de las que gastas, perderás peso. Fin, luego ya, cada uno puede hacerse las pajas mentales que quiera y autoengañarse. (fuente)

    Me gusta

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.