Etiquetado: Bárbara Sánchez

Gigantismo y obesidad. El contradictorio enfoque de estas dos patologías

Gigantismo

¿Por qué el cuerpo de este hombre es mucho más grande de lo normal? ¿Es porque ha comido más de lo que ha gastado?

La causa real, sea la que sea, ¿lo que hace es esencialmente aumentar el apetito y reducir el gasto energético? ¿Es así como se consigue un cuerpo de ese tamaño? ¿Dicen las leyes de la física que la única forma de obtener ese mismo resultado es comer mucho y llevar una vida sedentaria? ¿Es eso lo que obtendré siguiendo esa directriz?

Si un niño sufre de gigantismo, se busca la causa de su desajuste hormonal, nunca la razón por la que tiene un apetito desmedido o que le hace ser sedentario (ejemplo,ejemplo,ejemplo). ¿Por qué no se usa la teoría del balance energético para tratar esta patología?

¿Es cierta la siguiente afirmación?

Nos digan lo que nos digan sobre la causa del gigantismo, en última instancia ese cuerpo es el resultado de una ingesta aumentada y/o un gasto energético reducido

Obesidad

ya sabes, restringir carbohidratos, restringir grasa, restringir esto o lo otro, paleo, ya sabes,… todas se describen a sí mismas funcionando por otros mecanismos, pero la realidad es que todas funcionan porque te llevan a consumir menos calorías (fuente)

El mismo «razonamiento» que es claramente estúpido en el caso del gigantismo, es lo que cuentan los defensores de la pseudocientífica teoría del balance energético como si fuera algo de sentido común y como si supieran de lo que hablan.

 

En el caso del gigantismo cualquier alusión a las calorías de la dieta o al sedentarismo nos delataría como absolutos imbéciles. En la obesidad, por el contrario, estamos obligados a hablar de calorías y balance energético porque así lo imponen impepinables leyes de la física. Dos patologías y dos enfoques contradictorios entre sí. Endocrinología en un caso, teoría del balance energético en el otro. Ciencia en un caso, charlatanería pseudocientífica en el otro.

NOTA: no nos creamos lo de que la dieta hipocalórica «funciona». NO ES VERDAD. La dieta hipocalórica es una dieta milagro: está basada en pseudociencia y la evidencia científica dice que es inefectiva en el largo plazo (ver, ver,ver,ver,ver).

Leer más: