Yo también soy imbeciliaco

imagen_2382

El que no toma gluten sin ser celiaco es un imbeciliaco. J. M. Mulet

imbécil
adjetivo/nombre común
  1. [persona] Que padece imbecilidad (deficiencia mental).
  2. coloquial
    [persona] Que es poco inteligente o se comporta con poca inteligencia.

Mulet en otros tuits (ver) intenta hacer creer que se refería a los que se autodiagnostican celíacos sin serlo. Pero es evidente que Mulet miente, pues nadie se autodiagnostica celiaquía (ver): lo que sí sucede es que algunas personas creen que el gluten les sienta mal y lo dejan. No creen ser celíacos sin un diagnóstico médico, creen tener sensibilidad al gluten no celíaca. Mulet en lugar de rectificar sus palabras lo que hace es crear un hombre de paja: un argumento falso en el que tener razón.

¿Necesitamos permiso de Mulet para dejar de consumir gluten?

¿Necesitamos un diagnóstico médico para no consumir gluten?

¿Por qué es imbécil quien no consume gluten pudiendo hacerlo?

Mulet en la misma entrevista dice que debemos consumir “menos carnes rojas“. ¿Es imbécil el que reduce su consumo de carne roja sin un diagnóstico médico? Seguro que a Mulet los médicos le han diagnosticado algún problema con la carne roja.

¿Necesitas un diagnóstico médico para dejar de beber Coca-Cola? ¿Son imbéciles los que no consumen bebidas azucaradas pudiendo hacerlo? No dejes de beber Coca-Cola sin un diagnóstico médico. Ni sin permiso de Mulet.

Yo no he detectado ningún problema de salud relacionado con el gluten en primera persona. Quizá sí en mi hija mayor (ver). Nadie en mi familia toma gluten, porque creemos que es un riesgo para la salud y que no es comida. Al parecer merecemos los insultos de Mulet por decidir libremente qué queremos comer y qué no. Él puede dejar de comer carne roja y no pasa nada, pero si nosotros no consumimos gluten somos imbéciles.

¿Cuáles son los riesgos de no consumir gluten? Ninguno. Afirmar lo contrario es simple charlatanería (ver): el gluten no es ningún alimento mágico sin el cuál la salud se resiente.

Muchas personas deducen por sí mismas que son intolerantes al gluten. Sospechando que el gluten está causando su problema, simplemente lo evitan y se sienten mucho mejor. No hay nada malo en este enfoque, pero no es necesariamente bien recibido por los médicos. Es chocante la frecuencia con la que los médicos ignoran esta retroalimentación de sus pacientes. Peor aún, algunos proveedores de atención médica dan a sus pacientes la impresión de que al no comer trigo se están privando de algo tan nutritivo que no puede ser saludable. Esto es, por supuesto, absurdo. Millones de personas en este planeta no comen trigo y tienen muy buena salud. Stephen Wangen

¿Es razonable consumir gluten hasta que surjan los problemas de salud y entonces dejarlo? Supongo que eso es lo que el no-imbécil de Mulet está sugiriendo. Yo no estoy de acuerdo. No confío en que todas las posibles condiciones médicas causadas por el gluten sean detectables mientras se están produciendo, ni confío en que cuando llegue el momento de ir al médico éste vaya a acertar a diagnosticar que el problema lo ha causado el gluten. Además, no todas son reversibles, lo que hace absurdo jugar a la ruleta rusa con la salud. Y me fío más de mi opinión que de la de opinadores sin skin in the game, como Mulet.

Cada vez es mayor el número de enfermedades en las que se creen implicadas alteraciones en la permeabilidad intestinal relacionadas con cambios en la competencia de las TJ [uniones estrechas] (fuente)

El gluten es el alimento más ampliamente usado de todos los que detonan el desarrollo de múltiples enfermedades autoinmunes y desórdenes neurológicos (fuente)

El hecho de que los pacientes con NCGS [sensibilidad al gluten no celíaca] puedan tener las mismas complicaciones neurológicas que los que tienen una CD [celiaquía], hace que el diagnóstico bajo sospecha se extienda a un mayor porcentaje de pacientes neurológicos, ya que esta terapia está libre de efectos secundarios conocidos y consiste únicamente en cambios menores en la dieta (fuente)

Todas las personas, incluso aquellas con menor grado de riesgo, pueden por tanto verse afectadas por alguna forma de reacción al gluten a lo largo de sus vidas (fuente)

Múltiples estudios sugieren que una anormal integridad funcional del intestino, así como su impacto en el sistema inmune, podría de hecho contribuir en los inicios de la diabetes tipo 1 al desarrollo de esta enfermedad (fuente)

Posiblemente, la introducción [en la dieta] de los cereales que contienen gluten fue un “error evolutivo” que creó las condiciones para las enfermedades humanas relacionadas con la exposición al gluten (fuente)

Este estudio muestra cuán importante es descartar la sensibilidad al gluten y lácteos cuando hay discapacidad cerebral o nerviosa. Las pruebas deben ser minuciosas y observar las diferentes porciones inmunoreactivas tanto del gluten como de los lácteos. Aún mejor es averiguar si reaccionas a estos alimentos antes de que aparezcan los síntomas neurológicos. Se puede tener inflamación neurológica y autoinmunidad durante años o décadas antes de que se vuelva obvio. En ese punto, el daño puede ser significativo y permanente (fuente)

El gluten contribuye a la enfermedad autoinmune de tres maneras clave. En primer lugar, es la causa principal del intestino permeable porque el gluten desencadena la liberación de zonulina en los intestinos, una sustancia química que le indica a su intestino que se “abra”. En segundo lugar, es altamente inflamatorio, lo que significa que estresa tu sistema inmunológico. En tercer lugar, la proteína del gluten tiene una estructura química similar a algunos de los tejidos de su cuerpo (específicamente su tiroides), que puede conducir al mimetismo molecular, en el que su cuerpo confunde sus tejidos con gluten y los ataca. Amy Myers

La zonulina es el único modulador conocido de las TJ [uniones estrechas] intercelulares, regulando la permeabilidad intestinal (fuente)

está bien establecido que diferentes proteínas y péptidos en la leche y el trigo están involucrados en enfermedades autoinmunes […] Aunque los mecanismos exactos para la inducción de estas autoinmunidades no son definitivamente conocidos, hay un creciente cuerpo de evidencia que indica que estas enfermedades pueden resultar del mimetismo molecular entre gliadina o transglutaminasa y diversos antígenos tisulares, incluidas las proteínas del sistema nervioso (fuente)

La nutrición, especialmente el consumo de trigo, es un factor importante involucrado en el inicio de la diabetes tipo 1 (T1D) y otras enfermedades autoinmunes como la celiaquía (fuente)

Tales hallazgos respaldan la hipótesis de que el quebrantamiento de los mecanismos de control de barrera intestinal implica peligro y posiblemente enfermedad (fuente)

Por lo tanto, se recomienda que los pacientes con trastornos endocrinos autoinmunes (incluidos los pacientes con tiroiditis autoinmune, diabetes tipo I, enfermedad de Addison) y los pacientes con hipo e hiperparatiroidismo idiopático sean investigados rutinariamente por sensibilidad al gluten, con o sin enteropatía. (fuente)

Desafortunadamente, gran parte del mundo clínico aún no ha asimilado la idea de que el gluten pueda desencadenar trastornos autoinmunológicos distintos de la celiaquía (EC), lo que lleva a nociones engañosas de que solo los pacientes con EC deben ser estrictos con la dieta sin gluten (GFD), mientras que los pacientes con NCGS pueden “Hacer trampa” de vez en cuando. Las declaraciones como, por ejemplo, que los pacientes con “NCGS pueden ser más liberales y ajustar su exposición al gluten según sea necesario para evitar los síntomas”, [53] pueden ser perjudiciales para el paciente. La EC es un trastorno gastrointestinal en el cual los pacientes producen IgA elevada a gliadina y transglutaminasa-2 de tejido. ¿Qué pasa si el paciente NCGS produce niveles significativos de IgG contra gliadina y proteína del cerebelo? ¿Proteger el cerebro es realmente menos importante que proteger el intestino? (fuente)

La exposición intestinal a la gliadina conduce a la regulación positiva de la zonulina, al consiguiente desensamblaje de las uniones estrechas intercelulares y al aumento de la permeabilidad intestinal […] El aumento de la permeabilidad intestinal después de la exposición a la gliadina se produce en todos los individuos. (fuente)

Leer más:

 

En nutrición, ignora los cantos de sirena y busca los datos

Los ciudadanos de a pie estamos indefensos ante la avalancha de desinformación que existe en el campo de la nutrición. Todo el mundo opina. Todo el mundo dice hablar en el nombre de la ciencia. Todo el mundo se expresa con arrogancia que transmite dominio del tema. Y en muchos casos la fuente de desinformación son personas con una titulación académica relacionada, más o menos, con la nutrición, lo que hace creer que el mensaje tiene fundamento. Todo el mundo presume por igual de ser la opción segura frente a las posturas “alternativas”. Todo el mundo nos dice la verdad y desmonta los mitos erigidos fraudulentamente por los cantamañanas, que, casualmente, siempre son “los otros”.

Se nos intenta convencer diciéndonos que “la evidencia científica es abrumadora”, que cierta postura “es la opinión mayoritaria de los expertos”, o que “no podemos fiarnos más de lo que dice un tipo en youtube que de lo que te dice el médico”. ¿De quién te fías, del médico que ha estudiado seis años una carrera o de un desconocido que tiene un blog?

El siguiente vídeo es un ejemplo del caos que es la información sobre nutrición. El entrevistado es José Miguel Mulet, un profesor universitario. En un momento dado el entrevistador le pregunta cuál es el fundamento para adelgazar:

— ¿Es ése el fundamento número uno?

— Para adelgazar, sí: hacer ejercicio y comer menos

Es interesante ver el vídeo desde el principio.

Lo que quiero resaltar es cómo una persona que se reviste de “oficialismo”, que alerta contra las dietas milagro, que alerta contra la información que no proviene de vías oficiales, que presume de desmontar mitos, a la hora de la verdad propaga la pseudociencia del balance energético transmitiendo absoluta convicción. El contraste es cómo lo dice y que no tenga un fundamento científico: son creencias para las que no puede aportar evidencia científica que las respalde. En definitiva, lo reseñable es que no tiene ni idea del tema, pero una persona desinformada puede pensar que sabe de lo que habla.

Creencia: hacer ejercicio y comer menos es el principal fundamento para adelgazar

Hechos: tras décadas poniendo a prueba la efectividad de esa idea, el resultado obtenido en los experimentos científicos sólo se puede calificar como “fracaso sistemático”

Creencia: el método fracasa porque la gente se deja la dieta

Hechos: no hay ni un sólo estudio científico que dé soporte a la idea de que el seguimiento de la dieta hipocalórica garantiza la efectividad del método. Al contrario, hemos visto en el blog varios estudios científicos que, de ser correctos los datos, mostrarían lo contrario, que el método es inefectivo aunque se mantenga la dieta y el plan de ejercicios

Hipotéticamente, las dietas hipocalóricas podrían ser efectivas para adelgazar. Pero no se puede afirmar que sea así, porque sencillamente no existe evidencia científica de que sea así. Lo que dice la evidencia científica es que la restricción calórica provoca un efecto rebote que hace recuperar el peso perdido.

¿Palabra de uno frente a la palabra de otro? Sería un error interpretar así la información que se supone basada en ciencia. Ignora los cantos de sirena, ignora las opiniones, y busca el experimento científico que demuestra que una dieta hipocalórica es un método efectivo para perder una cantidad importante de peso (e.g. 25 kg) y mantener el nuevo peso a largo plazo (e.g. tres o cuatro años). Aunque sea a más corto plazo: ¿conoces algún estudio que demuestre que una dieta hipocalórica puede no producir efecto rebote? ¿Se te está enseñando ese estudio o se te está diciendo “cree en lo que te digo porque sé lo que digo“? Y ten cuidado con experimentos en los que se logra mantener el peso de forma artificial durante unos meses, mediante ingestas anormalmente reducidas sostenidas a medio o largo plazo. Eso no es adelgazar: es engañar y jugar con la salud.

Lo que quería resaltar con esta entrada es que cantamañanas y gente seria se expresan de la misma forma: misma contundencia, mismo “ego obeso”, misma terminología. Y que tengan un título académico no ayuda a distinguir unos de otros. Por ejemplo, todos te advierten de que no te fíes de los vendedores de aceite de serpiente, de la misma forma que lo estoy haciendo yo en este momento.

¿A quién creer? En nutrición, a nadie. Ciencia es desconfianza, y desconfianza no es creer en el “experto”, porque es “experto”. Al contrario, ciencia es creer que el experto es un ignorante:

ciencia

Y no te fíes de mí porque te digo “busca los datos”. Todos te lo vamos a decir. Tu única defensa frente al caos es hacerlo.

Leer más: