Óscar Picazo nos da lecciones de termodinámica…

Óscar Picazo insiste en afirmar que CICO es complejo pero correcto y que criticar CICO es lo mismo que decir que el ser humano escapa a la termodinámica (ver):


Por supuesto el señor Óscar Picazo no nos va a explicar cómo la crítica a CICO supone decir que el ser humano escapa a las leyes de la termodinámica (ver,ver,ver,ver), ¿verdad que no? Petición #1.

Esto es lo que Picazo defiende:

El balance calorías ingeridas – calorías gastadas determina el peso. Óscar Picazo

Y afirma que esa idea deriva de las leyes de la física:

con la materia y la energía, 2+2 son 4. Óscar Picazo

CICO es física y no es falso, y los balances de materia y energía son lo que son. Óscar Picazo

Las ideas del señor Picazo son charlatanería pseudocientífica. Voy a explicarlo, una vez más.

Ciencia es rigor

— Sabemos que h depende de los factores {l,m,n}. Eso se expresa con la notación “h(l,m,n)“.

— ¿Qué hacer para controlar h? ¿Entender los factores {l,m,n}? No. Planteamos una ecuación que involucra a h:

— En esa ecuación, eliminamos el término i, porque sí, porque nos apetece hacer eso:

— Además consideramos que k es constante, porque sí, porque nos apetece que sea así:

— Y, finalmente, damos por supuesto que h no depende de los factores {k,l,m}, porque sí, porque nos apetece suponer eso:

Como vemos, con este sencillo y riguroso análisis hemos concluido que

El balance f – K determina h

Y hemos deducido que simplemente estudiando {a,b,c}, que son los factores que afectan a f, ya podemos entender cómo controlar h. Y hemos deducido que los factores {l,m,n} que afectan directamente a h, son —¡sorprendentemente!— irrelevantes. Esto es CIENCIA, señores, con mayúscula. Aquí hay rigor a tutiplén. Si es que hay tanto rigor que no se puede aguantar.

Venga, señor Picazo, explíquenos por qué el tercer término de la ecuación del balance de energía (ver) sólo considera los cambios en la energía almacenada en el tejido adiposo, y no los cambios en el resto de energía almacenada en el cuerpo. Petición #2.

Y luego nos explica por qué eso no se hace con ningún otro tejido. Por ejemplo, nos puede explicar qué dice CICO sobre las causas del crecimiento de un tumor y qué hacer para reducir su tamaño. O más bien, explíquenos por qué es absolutamente estúpido intentar usar la hipótesis CICO para controlar el crecimiento de un tumor. Petición #3.

Y luego nos explica cómo considera CICO los cambios en la energía almacenada en el tejido adiposo que se producen por el efecto directo de factores fisiológicos en ese tejido. ¡Ah, ¿que eso no está permitido en CICO, que en CICO sólo se permite hablar de los términos CI y CO?! Vaya… Así que la premisa de que el tejido adiposo es pasivo, incapaz de cambiar por efecto directo de factores fisiológicos, es parte de CICO. ¿No decía Ud, señor Picazo, que CICO era sencillamente constatar lo que decía una ley universal? ¿2+2=4 decía Ud.? Petición #4

Señor Picazo, está defendiendo Ud. charlatanería. Le animo a que defienda su pseudociencia con argumentos, no con bravuconadas en twitter.

Leer más:

Anuncios

Crónicas caloréxicas (XII): Óscar Picazo

We all suffer severely enough from the maintenance and support of false beliefs and the fatally wrong actions which they lead to, and the evil born when one such belief is entertained is great and wide. But a greater and wider evil arises when the credulous character is maintained and supported, when a habit of believing for unworthy reasons is fostered and made permanent. William K. Clifford

Todos sufrimos severamente por el mantenimiento y apoyo de falsas creencias y las acciones fatalmente erróneas a las que conducen, y el mal que nace cuando una de esas creencias es sostenida es grande y extenso. Pero un mal mayor y más amplio surge cuando la personalidad crédula se mantiene y apoya, cuando se fomenta y se hace permanente un hábito de creer por razones inválidas.

El actual enfoque de la obesidad está basado en una hipótesis nacida de premisas injustificadas, que se nos cuenta como si fuera la simple expresión de una ley inviolable de la física. Este hecho es importantísimo, porque significa que el actual enfoque de la obesidad está basado en pseudociencia, i.e. una hipótesis que se se presenta como científica, pero que realmente no lo es.

Como los lectores habituales de este blog ya conocen, me refiero a la idea de que es el balance calorías ingeridas -vs- calorías gastadas lo que determina el peso/grasa corporal, una hipótesis que se promueve como si fuera exactamente lo mismo que decir que la energía se conserva, o que 2+2=4. Pero no son lo mismo.

El contenido de algunos de los tuits de Óscar Picazo muestra con claridad cómo se defiende esta pseudociencia (mis negritas):

  1. En resumen: contar calorías (llamado CICO) como estrategia dietoterápica pché, y en eso estamos de acuerdo. Pero aparte de eso, está CICO como concepto físico aplicando balance de materia y energía al organismo. Y esa es la causa última de ganancia o pérdida de peso. (Jul 9)
  2. Andrés, creo que eres ingeniero: balance de materia y energía. Se aplica a cualquier sistema físico. El ser humano lo es y no escapa a estas leyes. La causa última de ganancia o perdida es CICO. (Jul 9)
  3. Una caloría de comida es una caloría. Otra cosa diferente es el gasto metabólico y la utilización que se haga de ella (la parte del gasto). El error es pensar que CICO es solo las calorias ingeridas. (Jul 6)
  4. No veo de verdad el problema con CICO y con el resto de factores de comportamiento, saciedad, gasto energético y metabólico. ¿Donde está el problema? Que si, que contar calorías como dietoterapia regular, pero no es verdad que en última instancia, no sea CICO quien determina peso (Jul 6)
  5. Si, claro. ¿Por qué son incompatibles? Mira el tweet del estudio en ratones que compartió serdna975 . Precisamente, demuestra lo que comento. Que KD gastaron más energía. Vale. Más CO. No invalida CICO. Lo de los otros factores estamos de acuerdo. Y no iba por ti en concreto. (Jul 6)
  6. Ya he leído el estudio. No contradice CICO. El balance calorías ingeridas – calorías gastadas determina el peso. Que KD gastara más no implica que CICO sea falso. Solo que hay que tener en cuenta el TEE y otros factores que afectan al gasto energético. (Jul 6)
  7. Y creo que los que limitáis todo sois vosotros. CICO si o no. Blanco o negro. Una caloría es una caloría o no. Lo siento, pero no entro en el juego. Hay que ver todo en su conjunto. (Jul 6)
  8. Hay muchos estudios de intervención con distintas aproximaciones con dieta que demuestran que a los seis meses aproximadamente, con consumo ad libitum, hay rebote. Eso no significa que CICO sea falso, repito. Simplemente que como estrategia de cambio de hábitos, no es buena. (Jul 6)
  9. No hace falta llegar a esos extremos para demostrar lo que te estoy comentando. Ni CICO es erróneo ni tampoco es lo único que importa. Hay más factores. Pero con la materia y la energía, 2+2 son 4. (Jul 6)
  10. Y para pérdida de peso se pueden usar muchas aproximaciones distintas: lo importante precisamente es encontrar la que le vaya mejor al paciente. A algunos les gusta pesar todo, otros prefieren un enfoque cualitativo. Pero al final, CICO determinará si ganan o no peso. (Jul 6)
  11. En resumen: CICO en un ser humano es MUY complejo pero no falso. Ese es un tema, y otro los factores que hacen que la gente coma mas o menos, por distintos motivos: palatabilidad, saciedad, etc. No son aspectos incompatibles. (Jul 6)
  12. Simplemente no entiendo la polarización. CICO es física y no es falso, y los balances de materia y energía son lo que son. ¿Que la aproximación de la caloria del alimento en el calorímetro no tiene en cuenta el TEE? Cierto. ¿Que en sujetos “en libertad” juegan otros factores? Si  (Jul 6)
  13. Ni CICO es mentira ni es lo único que importa. Participan muchos factores. No es culpa, es falta de adherencia, como pasa con cualquier cambio nutricional (incluido low carb). A los seis meses en la mayoría de estudios, rebote. (Jul 6)
  14. Agree. Food quality affects satiety and caloric intake. CICO is main determinant of wght. Don’t mix them (Jun 2015)

Como vemos, este señor afirma que los problemas de su ideología son:

  • Que CICO fracasa en la práctica por falta de adhesión a la dieta.
  • Que CICO es complejo.
  • Que hay gente que cree que CICO es considerar un sólo término de la ecuación.

La realidad es que la formación de este señor es pseudocientífica. La hipótesis CICO ni es válida ni es una ley de la física: es una hipótesis basada en paralogismos y juegos de palabras (ver,ver). Como he explicado repetidamente en el blog, la complejidad que este señor cree que tiene su pseudociencia es una complejidad que sólo afecta a 2 de los 3 términos de la ecuación del balance de energía, mientras que el tercer término se supone que es pasivo y que es la energía almacenada en un único tejido del cuerpo. Esas injustificadas premisas no se corrigen complicando más esos 2 términos.

Leer más:

¿Qué dice la Primera Ley de la Termodinámica? (III)

Como he explicado en la segunda parte de esta entrada,

la teoría CICO NO es la Primera Ley de la Termodinámica,

ni es, por tanto, esencialmente correcta, ni es “lo que dice la física”, ni es una obviedad indiscutible.

Lo que quiero hacer en esta segunda parte de la entrada es resaltar cómo ésta es de hecho la charlatanería que están divulgando los gurús caloréxicos:

Any energy that’s left over after the body has used what it needs is stored as body fat. Stephan Guyenet, PhD

Cualquier energía que queda después de que el cuerpo ha utilizado lo que necesita es almacenada como grasa corporal

No dice que se gasta lo que queda después de que el tejido adiposo ha almacenado lo que necesita, ¿verdad?

When calorie expenditure decreases and calorie intake increases, the energy balance equation leaves only one possible outcome: fat gain. We gained fat as we ate more calories than we needed to remain lean, given our physical activity level. In other words, we overate“. Stephan Guyenet, PhD

Cuando disminuye el gasto calórico y aumenta la ingesta calórica, la ecuación del balance energético deja solamente un resultado posible: ganancia de grasa. Hemos ganado grasa porque hemos consumido más calorías de las necesitábamos para permanecer delgados, dado nuestro nivel de actividad física. En otras palabras, hemos comido de más.

Es clarísimo: fija falazmente (ver) ingesta y gasto energéticos y deduce que el tejido adiposo responde a los cambios en los dos primeros. Habla de “exceso calórico” como causa de la obesidad: eso es la teoría CICO.

When you eat more calories than you burn, the excess calories are primarily shunted into your adipose tissue. Your adiposity, or body fatness, increases. It really is as simple as that. Stephan Guyenet, PhD

Cuando consumes más calorías de las que quemas, el exceso de calorías es principalmente empujado al tejido adiposo. Tu adiposidad o grasa del cuerpo, aumenta. Es realmente tan simple como eso.

Es el “exceso de calorías” lo que se almacena como grasa corporal: este comportamiento fisiológico es la definición de la teoría CICO (ver).

Las dos siguientes citas las analizo en conjunto:

for insulin to cause fat gain, it must either increase energy intake, decrease energy expenditure, or both. Stephan Guyenet, PhD

the insulin hypothesis is not consistent with basic thermodynamics.Stephan Guyenet, PhD

para que la insulina cause ganancia de grasa, debe incrementar la ingesta energética, disminuir el gasto energético, o ambos.

la hipótesis de la insulina no es consistente con la termodinámica básica

Si crees —erróneamente— que el tejido adiposo acumula la diferencia entre lo ingerido y lo gastado, crees que cualquier factor que cause ganancia de peso (en este caso la insulina) tiene que tener efectos fisiológicos directos en el apetito o en el gasto energético. No concibes que la insulina pueda engordar directamente, al margen y con independencia de los términos del balance energético. Y si crees que los resultados científicos no confirman ese efecto, que sólo tú crees necesario que exista, deduces —erróneamente— que esa idea no es compatible con las leyes de la termodinámica. En realidad, esa idea no es compatible con la teoría CICO. La idea de que la insulina engorda encaja perfectamente en la otra formulación que vimos en la segunda parte de esta entrada, que también es compatible con la Primera Ley de la Termodinámica (ver).

Otro ejemplo: cuando crees que la teoría CICO es la Primera Ley de la Termodinámica misma, crees que es obviamente correcta y que es la simple constatación de un hecho físico: que la energía no puede desaparecer. Y no entiendes que la gente ponga en duda tus dogmas:

Ni CICO es erróneo ni tampoco es lo único que importa. Hay más factores. Pero con la materia y la energía, 2+2 son 4. Óscar Picazo

CICO es física y no es falso. Los balances de materia y energía son los que son. Óscar Picazo

El balance calorías ingeridas – calorías gastadas determina el peso. Óscar Picazo

balance de materia y energía. Se aplica a cualquier sistema físico. El ser humano lo es y no escapa a estas leyes. La causa última de ganancia o perdida es CICO. Óscar Picazo

El único problema que creen los caloréxicos que existe con su ideología es que al haber muchos factores implicados en los términos del balance energético, se pueden no estimar correctamente estos términos. Aparentemente no son conscientes de que el problema es que se están inventando el comportamiento del cuerpo humano al confundir su teoría con lo que dicen las leyes de la física:

sigue siendo balance energético. Tu cuerpo gasta una energía y consume otra energía. Lo q está mal es el cálculo q se hace de calorías que consumimos pero el balance existe. Jorge García Bastida

Otra cosa es qué factores afectan a la ganancia, cuales a la pérdida, y si somos capaces de establecer la ecuación del balance sin que se nos escape ningún factor. Eso es lo complejo. Óscar Picazo

Por mucho que los caloréxicos crean que están teniendo en cuenta muchos factores, al final del día siempre acaban en la misma solución, que es que “comiendo menos” se puede gestionar el peso corporal, pues esta conclusión está implícita en el error de base, que es confundir la teoría CICO con la Primera Ley de la Termodinámica y darla, entonces, por indiscutiblemente correcta. Cuando entiendes ese error y te planteas que la causalidad puede ser diferente de la que la teoría CICO propone, entiendes que reducir la ingesta energética no es la solución obvia al problema.

En definitiva, la teoría CICO es una idea pseudocientífica que no puede ser la base del tratamiento de la obesidad ni un minuto más (ver,ver).

Con la causalidad de esta segunda formulación, entender la causa fisiológica que hace crecer el tejido adiposo es la prioridad para revertirlo o para que deje de producirse. Entender la causa fisiológica es lo que se hace con todos los crecimientos de tejidos en los seres vivos, patológicos o no: todos son procesos fisiológicos, no energéticos, que se entienden hablando de las causas reales, hormonales/fisiológicas, que causan el crecimiento. Ningún crecimiento se entiende hablando del balance energético porque ningún crecimiento es un problema energético.

La teoría CICO no es una ley de la física. Y la estamos usando para tratar la obesidad como si lo fuera.

Basta ya. Los obesos no merecemos esto.

Leer más: