Hígado graso e índice glucémico de la dieta

Increased liver fat and glycogen stores following high compared with low glycaemic index food: a randomized cross over study

Estudio en humanos (ocho varones sanos) publicado hace diez días. Dos dietas idénticas en términos de macronutrientes y contenido energético, pero una es de mayor índice glucémico que la otra, es decir sus azúcares se absorben más rápidamente.

The energy intake and macronutrient content was matched for the HGI and LGI diets (71% carbohydrate, 14% protein, 14% fat per day)

La comida se le proporciona a los participantes.

During the diet week participants were provided with all the food required

Se mide la grasa hepática antes y después de 7 días de seguir la dieta. Se espera un mes y se repite el experimento de forma cruzada, i.e. con los participantes cambiando a la otra dieta.

El resultado es que, en sólo una semana de experimento, con la dieta de mayor índice glucémico la grasa hepática aumentó, mientras que con la dieta de menor índice glucémico la grasa hepática se redujo. La gráfica muestra el porcentaje de grasa en el hígado en dos momentos del día, en ayunas y 6 horas después de una comida de test.

imagen_0141

Según la —estúpida— teoría del balance energético, si en tu hígado se acumula grasa es que has comido más de lo que has gastado (ya sabes: “¡nadie puede saltarse las leyes de la termodinámica, son impepinables!“). Si tienes hígado graso, el remedio es obvio: come menos de lo que gastas. Sin embargo, según este estudio, la acumulación de grasa en el hígado no viene determinada por las calorías, pues las dietas eran isocalóricas, y ni siquiera lo establece el reparto de macronutrientes, pues también era el mismo en ambas dietas.

En definitiva, la acumulación de grasa en el hígado no viene determinada por las calorías de la dieta y sí por su composición (al margen incluso del reparto de macronutrientes). ¿Crees que eso viola alguna ley universal?

No sólo eso. Hemos leído en el blog (ver) como un médico contaba a los diabéticos que el índice glucémico no es importante, que lo que importa es la cuenta total de carbohidratos a lo largo del día y que esa cuenta debe mantenerse altísima, al igual que en el resto de la población. En este estudio la secreción de insulina fue claramente mayor con la dieta de mayor índice glucémico, lo que indica que, en un cuerpo sano, gestionar una dieta de mayor índice glucémico requiere una mayor dosis de insulina. Aunque no pongo la gráfica, en la Fig. 1a del artículo se ve cómo los incrementos de la glucosa en sangre producidos por la dieta de alto índice glucémico eran más del doble que con la otra dieta. Yo no entiendo cómo se pueden recomendar dietas que elevan la glucemia innecesariamente, sabiendo que debido a la enfermedad esa situación no se gestiona correctamente. Eso tiene un nombre: iatrogenia.

imagen_0142

 

Leer más:

Anuncios

2 thoughts on “Hígado graso e índice glucémico de la dieta

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s