Mismo reparto de macronutrientes, pero distinto índice glucémico. Ya sabemos qué va a pasar… ¿no?

Sacado de twitter:

— si la ingesta de kcal supera al gasto, engordas, y si es inferior, adelgazas. No hay más. El cuerpo almacena las kcal sobrantes

— no es lo mismo 200 calorias de donuts, que de macarrones, que de aguacate. Para el cuerpo no es lo mismo

— nutricionamente no es lo mismo. Pero el número de calorías, o sea, el aporte energético, SÍ es lo mismo

Ése es el dogma del balance energético: nos dicen que a efectos de salud no es cuestión de calorías, pero que a efectos de pérdida/ganancia de peso lo único que cuentan son las calorías. Creemos que eso viene dictaminado por leyes inviolables de la física, pero es falso: la ideología del balance energético es un fraude. Ni siquiera hay conciencia de la propia ignorancia: creemos saber, cuando en realidad no hemos leído ni un estudio científico, ni hemos dedicado ni un minuto de nuestra vida a cuestionar nuestras creencias. No solamente estamos diciendo una estupidez colosal, sino que encima nos comportamos como si nuestro interlocutor fuera tonto. Hace tres años, yo lo habría hecho igual.

Effects of dietary glycaemic index on adiposity, glucose homoeostasis, and plasma lipids in animals

Experimento con ratas. Dos dietas con exactamente la misma distribución de macronutrientes: 69/20/11 de carbohidratos/proteína/grasa.

Macronutrient composition for both diets was 69% carbohydrate, 20% protein, and 11% fat, as a percentage of total energy. The high-GI diet contained 542 g/kg 100% amylopectin starch […] and the low-GI diet contained 542 g/kg 60% amylose/40% amylopectin starch

La diferencia entre ambas dietas es que los hidratos de carbono de una dieta son de bajo índice glucémico (low-GI) y los de la otra de alto índice glucémico (high-GI).

Los investigadores quisieron que el peso de ambos grupos fuera similar, por lo que a partir de cierto momento tuvieron que limitar la ingesta del grupo high-GI, porque estaba engordando demasiado (OMG! :mrgreen: ). En las gráficas vemos cómo la ingesta es menor en el grupo High-GI a partir de la octava semana, porque estaban ganando demasiado peso.

El resultado final fue que comiendo menos, el grupo de alto índice glucémico, el high-GI, acabó pesando lo mismo que el de bajo índice glucémico. No sólo eso: la composición corporal al final del estudio indica que las ratas que seguían la dieta high-GI, con menor ingesta calórica, tuvieron una adiposidad muy superior al grupo low-GI: 98 g de grasa corporal en los que menos han comido, 57 g en los que más han comido.

Selección_768

No hay duda de que estamos interpretando correctamente el resultado del estudio. En palabras de los autores del mismo:

a modest energy restriction was initiated at week 8 in the high-GI group to prevent excessive weight gain […] The difference in cumulative food intake between groups was 13%.
Body composition was measured at week 17 by the tritiated water method (table). Both groups had very similar mean bodyweights (p=0·9499) but the high-GI group had 71% more body fat (p=0·0152)

una modesta restricción energética fue iniciada en la semana #8 en el grupo de alto índice glucémico para prevenir una ganancia de peso excesiva […] La diferencia en el cúmulo total de comida entre grupos fue de un 13%.

La composición corporal fue medida en la semana 17 por el método del agua tritiada (tabla). Ambos grupos tuvieron un peso corporal muy similar (p=0·9499) pero el grupo de alto índice glucémico tuvo un 71% más de grasa corporal (p=0·0152)

Menor ingesta, más grasa corporal…

Menor ingesta, más grasa corporal…

Menor ingesta, más grasa corporal…

Same old, same old.

En el mismo estudio nos dan los datos de otro experimento, éste realizado con ratones. Lamentablemente, no nos dan datos de ingesta, pero aún así el resultado es interesante:

After 9 weeks, mice on the high-GI diet had decreased lean body mass and almost twice the body fat of those on the low-GI diet, though mean bodyweight did not differ between groups.

Tras 9 semanas, los ratones en la dieta de alto índice glucémico tenían menos masa no-grasa y prácticamente el doble de grasa corporal que los de la dieta de bajo índice glucémico, aunque el peso corporal no fue distinto entre los grupos.

25 % de adiposidad en un grupo, 14% en el otro. ¿Cómo explica el balance energético este resultado? ¿Acabas pesando lo mismo pero con el doble de grasa y perdiendo musculatura? ¿Alguien cree que la diferencia entre grupos es debida a haber comido más o menos calorías? ¿O más bien es el efecto del distinto índice glucémico de las dietas?¿Qué dicen las leyes de la física que ha causado que pierdan músculo, ganen grasa corporal y acaben pesando lo mismo? Y si han comido más calorías los de un grupo que los de otro, ¿cuál ha sido la causa?

Selección_855

Selección_854

Hay alguna cosilla más, también interesante, en el artículo, como por ejemplo cómo la dieta de alto índice glucémico creó islotes anormales en el páncreas (figura 4 del artículo). No me entretengo con eso en este momento. Prefiero centrar la atención en la falsedad del balance energético: no hacen falta mil estudios para demostrar el fraude; basta con uno. ¿Cuántos he comentado ya en el blog?

NOTA: Hazte un favor y no te fíes de mí: mira tú mismo/a los estudios que comento en el blog. Si puedes, no aceptes que nadie te resuma los resultados de los artículos científicos (ni siquiera los autores de los mismos).

ACLARACIÓN: el metabolismo de una rata no es como el de un ser humano, pero las leyes de la física, las que se nos dice —fraudulentamente— que validan la teoría del balance energético, sí son las mismas para humanos, ratas o ratones. Un estudio hecho con ratas o ratones es perfectamente válido para demostrar que el balance energético es un fraude. Es más, casi que es mejor que un estudio hecho en humanos, porque tienes la garantía de que está perfectamente controlado. No ha lugar a argumentar que el resultado es debido a que se han saltado la dieta.

Leer más:

Anuncios

2 thoughts on “Mismo reparto de macronutrientes, pero distinto índice glucémico. Ya sabemos qué va a pasar… ¿no?

  1. Donde dices: “Ése es el dogma del balance energético: nos dicen que a efectos de salud no es cuestión de calorías, pero que a efectos de pérdida/ganancia de peso lo único que cuentan son las calorías” Fijaté que esa es mi lucha ahora mismo. Sigo una dieta lowcarb y como ando estancada en mi perdida de peso (incluso he cogido dos kilos…quiensabepor…) busco info e incluso muchos defensores de la LCHF dicen que “quiza el problema sean las porciones” , pues ya me han liado!. La otra es la del movimiento….que si es suficiente 7 minutos de alta intensidad, pero aconsejan cardio también… Ciertamente esto del metabolismo humano continúa un tanto enredado… Me he descargado tu libro. Interesantisimo!!! 😀

    Me gusta

    • Hola Merche,
      muchas gracias por descargar el libro y por leerlo. Me hacéis un honor teniendo en cuenta mi opinión.

      Lo único que sé seguro de nutrición es que si no consigues tu objetivo, la culpa no es tuya. Porque nadie sabemos nada, ni hay métodos de adelgazamiento que se sepa que le funcionan a todo el mundo. De hecho ni siquiera se sabe seguro cuál ha sido la clave del éxito de la poca gente que ha adelgazado (i.e. mucho peso y mantenida la pérdida a largo plazo). Y lo peor de todo es cuando crees que sabes y en realidad andas tan perdido como todo el mundo. Por eso hay que leer mucho, para al menos saber que no sabes nada.

      No sé si vale la pena pesarse (y te lo dice quien mientras adelgazaba se pesaba todos los días dos veces, antes de acostarse y nada más levantarse), si eso te desmotiva de alguna forma. Mídete la cintura, no sea que estés ganando músculo y te estés preocupando sin motivo.

      Yo no me creo lo de las porciones. En mi opinión, esto no va de cantidades. Puede ser que algo no te siente bien (¿queso? ¿leche? ¿frutos secos?), puede ser que tu metabolismo esté alterado (¿algún tipo de desajuste hormonal?). No soy médico y no me imagino cuáles son las opciones posibles, pero para mí la respuesta está en el qué comemos y en las condiciones en que se encuentra la persona, pero no en el cuánto comemos (o al menos no en “cuántas calorías”, porque si lo que no te dejase adelgazar fuera el queso, por decir algo, comer el doble de queso sí sería contraproducente).

      De ejercicio físico no tengo ni idea 🙂 Yo hice HIIT en la época en la que bajé de peso y nunca he dejado de jugar al tenis. Cuando era obeso también jugaba al tenis, y eso no impidió que llegase a estar como una bola. ¿Me ayudó el HIIT para adelgazar? Puede que sí, puede que no.

      Muchas gracias por pasarte por aquí 🙂

      Me gusta

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s