“También se puede acumular grasa corporal cuando la insulina está baja”

James Krieger afirma que la insulina ha sido injustamente atacada. En el artículo “Insulin…an Undeserved Bad Reputation” defiende esa idea con una lista de “mitos” que son supuestamente desmontados.

Vamos a ver lo que nos cuenta este señor. Creo que hay cosas interesantes.

MYTH: A High Carbohydrate Diet Leads to Chronically High Insulin Levels
FACT: Insulin Is Only Elevated During the Time After a Meal In Healthy Individuals
MITO: Una dieta alta en carbohidratos conduce a niveles de insulina crónicamente elevados
HECHO: en personas sanas la insulina sólo se eleva durante el tiempo después de una comida

El argumento es un clarísimo engaño: se desmiente un significado de “crónicamente elevados” que no es el significado empleado en el argumento que se quiere criticar. Crónicamente no significa que la insulina está constantemente elevada a lo largo de 24h, significa que las anormales subidas (postprandiales, obviamente) se producen día tras día (e.g. por culpa de una dieta en la que hay harinas y azúcar).

En el texto se presenta un gráfico y se afirma que la lipogénesis sólo supera a la lipólisis intracelular cuando “se consumen más calorías de las que se gastan”:

This is just a rough chart that I made, but the green area represents the lipogenesis occuring in response to a meal. The blue area represents lipolysis occuring in response to fasting between meals and during sleep. Over a 24-hour period, these will be balanced assuming you are not consuming more calories than you expend.

No pongo el cutre dibujo de esa página, sino una medida real, en la que vemos cómo varía el flujo de entrada de ácidos grasos en los adipocitos a lo largo de un día en el que hay tres comidas:

Selección_497

Como vemos, tras las comidas se almacena grasa de forma neta en el tejido adiposo (curva roja por encima de la recta azul, es decir, positiva) mientras que durante el ayuno nocturno se libera grasa corporal (curva roja por debajo de la recta azul, es decir, negativa).

  • si el área de la zona positiva y el de la zona negativa están equilibradas, no hay almacenamiento de grasa corporal,
  • si hay más área positiva que negativa se almacena grasa corporal,
  • si hay más negativa que positiva se libera.

La idea de que las áreas son diferentes porque consumes más calorías de las que gastas es una estupidez de dimensiones intergalácticas (ver,ver,ver,ver,ver,ver,ver,ver,ver). Lamentablemente, es la estupidez que a día de hoy todavía se explica en nuestras Universidades (ver).

Por otro lado, en individuos obesos los niveles de insulina están típicamente más elevados que en una persona sana y delgada (ver,ver):

En ese caso, los niveles basales de insulina elevados son posiblemente consecuencia de resistencia a la insulina, no teniendo nada que ver con la causalidad propuesta en la hipótesis carbohidratos-insulina (ver).

MYTH: Carbohydrate Drives Insulin, Which Drives Fat Storage
FACT: Your Body Can Synthesize and Store Fat Even When Insulin Is Low
MITO: Los hidratos de carbono suben la insulina, que impulsa el almacenamiento de grasa
HECHO: su cuerpo puede sintetizar y almacenar grasa incluso cuando la insulina es baja

La idea es sorprendente, pues a lo largo del día nuestro tejido adiposo libera grasa corporal en ayunas, cuando la insulina está baja, y la almacena en el periodo postprandial, cuando la insulina está alta (ver,ver).

In absence of insulin, glucose uptake decreases in the tissues and increases mobilization of lipids in adipocytes. In presence of insulin, glucose uptake increases in the tissues and decreases mobilization of lipids in adipocytes (fuente)

En ausencia de insulina, la captación de glucosa disminuye en los tejidos y aumenta la movilización de lípidos en los adipocitos. En presencia de insulina, la captación de glucosa aumenta en los tejidos y disminuye la movilización de lípidos en los adipocitos.

There is a rapid postmeal increase in adipose tissue blood flow and a rapid insulin-mediated suppression of adipocyte lipolysis enabling a reversal of the direction of FA flux in the tissue […] In the fasting state, the net movement of FA was directed from
the tissue to the capillaries (fuente)

Hay un rápido aumento postprandial en el flujo sanguíneo del tejido adiposo y una rápida supresión mediada por insulina de la lipólisis del adipocito que permite invertir la dirección del flujo de FA en el tejido. […] En el estado de ayuno, el movimiento neto de ácidos grasos fue desde el tejido hacia los capilares

In the fed state, under the influence of insulin, WAT stores excess energy as triacylglycerols (TGs) in the lipid droplet of adipocytes. When energy is needed between meals or during physical exercise, WAT delivers fatty acids (FAs) to be oxidized in peripheral tissues. (fuente)

En el estado alimentado, bajo la influencia de la insulina, el tejido adiposo blanco almacena el exceso de energía como triacilgliceroles (TGs) en la gota de lípidos de los adipocitos. Cuando se necesita energía entre las comidas o durante el ejercicio físico, el tejido adiposo blanco libera ácidos grasos (FA) que se oxidan en los tejidos periféricos.

It has long been recognized that a proportion of these fatty acids may be released directly into the plasma as NEFAs.This proportion is under nutritional control, via insulin, in adipose tissue. In the fed state, a larger proportion is directed into the tissue and a correspondingly smaller proportion released as NEFAs. This can be mimicked by infusion of insulin, which considerably alters the partitioning of LPL-derived fatty acids in adipose tissue. This effect of insulin is presumably brought about in two ways, each discussed earlier: suppression of the activity of the intracellular HSL will reduce the intracellular fatty acid concentration and increase the concentration gradient for fatty acid uptake, and stimulation of the pathway of fatty acid uptake and esterification will have a similar effect. The net effect is to increase fat deposition in adipose tissue in the postprandial period, and also to reduce postprandial circulating NEFA concentrations. (fuente)

Durante mucho tiempo se ha reconocido que una proporción de estos ácidos grasos puede liberarse directamente en el plasma como NEFA. Esta proporción se encuentra bajo control nutricional, a través de la insulina, en el tejido adiposo. En el estado alimentado, una mayor proporción se dirige hacia el tejido y una proporción correspondiente más pequeña se libera como NEFA. Esto puede imitarse mediante la infusión de insulina, que altera considerablemente la partición de los ácidos grasos derivados de LPL en el tejido adiposo. Este efecto de la insulina se produce presumiblemente de dos maneras, cada una de las cuales se discutió anteriormente: la supresión de la actividad de la HSL intracelular reducirá la concentración de ácidos grasos intracelulares y aumentará el gradiente de concentración para la absorción de ácidos grasos, y la estimulación de la vía de la absorción de ácidos grasos y la esterificación tendrán un efecto similar. El efecto neto es aumentar la deposición de grasa en el tejido adiposo en el período postprandial, y también reducir las concentraciones de NEFA circulantes posprandiales.

Como prueba de esa idea de que “se puede acumular grasa corporal con insulina baja“, se da el enlace a este artículo. En el experimento del mismo, lo que se hace es examinar el efecto de una carga de grasa dietaria (vía oral o vía intravenosa), no acompañada de carbohidratos ni proteína. Con la grasa dietaria la insulina no cambia demasiado en el caso de la carga intravenosa, algo sí con la ingesta oral (círculos blancos = intravenoso, círculos negros=oral):

¿Hubo acumulación neta de triglicéridos, a pesar de estar la insulina baja? No, no la hubo. Repito: estando la insulina baja en este experimento no se acumuló grasa corporal.

This is in contrast to what is seen in adipose tissue, where there is no significant trapping of fatty acids in the tissue with either oral or intravenous fat load.

Esto contrasta con lo que se ve en el tejido adiposo, donde no hay atrapamiento significativo de ácidos grasos en el tejido ni con la carga de grasa oral ni con la intravenosa.

O sea que en la supuesta prueba de que se puede acumular grasa corporal con la insulina baja, al comprobar lo que realmente se recoge en el artículo enlazado, vemos que no se acumuló grasa corporal estando la insulina baja. Sí es cierto que se suprimió la lipólisis intracelular, pero, por el contrario, en ausencia de insulina la grasa dietaria no recorrió todo el camino hacia el interior de los adipocitos. De hecho los autores dicen que el flujo de ácidos grasos fue en todo momento en sentido saliente del tejido adiposo, salvo en un momento en el que salía tanto como entraba. Y contrastaron esa observación con lo que sucede con una comida que sí tiene carbohidratos y proteína, es decir, cuando sí hay elevación de la insulina:

With both oral and intravenous fat load, NEFA transcapillary flux across adipose tissue was strongly negative (outward flow) in the fasting state, becoming close to zero at 180- 240 min before becoming strongly negative again (Fig. 7A). After a mixed meal, NEFA transcapillary flux becomes positive after 60 min and stays strongly positive until at least 300 min (15). The different responses can be attributed partly to the lack of reesterification after fat loading and partly to the earlier return of HSL activity.

Tanto en la carga de grasa oral como en la intravenosa, el flujo transcapilar de NEFA a través del tejido adiposo fue fuertemente negativo (flujo hacia afuera) en el estado de ayuno, llegando a cero a los 180-240 min antes de volverse nuevamente negativo (Fig. 7A). Después de una comida mixta, el flujo transcapilar de NEFA se vuelve positivo después de 60 minutos y permanece muy positivo hasta al menos 300 minutos. La diferencia en las respuestas puede atribuirse en parte a la falta de reesterificación después de la carga de grasa y en parte al retorno más temprano de la actividad de la HSL.

Negativo, luego cero, luego nuevamente negativo: en ningún momento hubo acumulación neta de triglicéridos: con insulina baja hubo liberación neta de triglicéridos, a pesar de la presencia de grasa dietaria que se podía almacenar en el tejido adiposo.

Ésta es la gráfica a la que se hace referencia:

O en otras palabras, sin insulina, aunque se ha suprimido la lipólisis intracelular y se ha activado la LPL, la reesterificación de ácidos grasos está tan reducida que el resultado final es que no ha habido acumulación neta de triglicéridos en el tejido adiposo:

These results suggest that insulin is not essential for HSL suppression or LPL activation in the postprandial period but may be important in reesterification of NEFA in adipose tissue, thus affecting NEFA partitioning between adipose tissue and the circulation. Circulating plasma NEFA concentrations strongly influence hepatic VLDL and, therefore, apoB secretion. This provides a link between defective fatty acid reesterification in adipose tissue and hyper-apoB. The upregulation of reesterification by insulin has been shown previously in experiments involving both glucose infusion (43) and insulin infusion (6) and after the eating of a normal meal (9). Insulin may therefore be necessary to give precise control to the pathway of net fat storage.

Estos resultados sugieren que la insulina no es esencial para la supresión de HSL o la activación de la LPL en el período postprandial, pero puede ser importante en la reesterificación de NEFA en el tejido adiposo, lo que afecta a la partición de NEFA entre el tejido adiposo y la circulación. Las concentraciones de NEFA circulantes en plasma influyen fuertemente en las VLDL hepáticas y, por lo tanto, en la secreción de apoB. Esto proporciona un vínculo entre la reesterificación defectuosa de ácidos grasos en el tejido adiposo y la hiper-apoB. La regulación al alza de la reesterificación por insulina se ha demostrado anteriormente en experimentos que involucran tanto la infusión de glucosa (43) como la infusión de insulina (6) y después de comer una comida normal (9). Por lo tanto, la insulina puede ser necesaria para dar un control preciso a la vía de almacenamiento neto de grasa.

O sea que no, que NO se acumuló grasa corporal estando la insulina baja. Más bien al contrario: los autores del artículo resaltan la necesidad de la insulina elevada para que la acumulación neta de grasa corporal se produzca. Este artículo se ha presentado como prueba de exactamente lo contrario que dicen sus resultados.

Por otro lado, recordemos que ya hemos visto en el blog otros resultados que van en la misma línea: por ejemplo éste, en el que en ausencia de insulina, las ratas perdían peso a pesar de estar alimentadas muy por encima de sus necesidades energéticas:

MYTH: Insulin Makes You Hungry
FACT: Insulin Suppresses Appetite
MITO: La insulina te da hambre
HECHO: La insulina suprime el apetito

En los experimentos científicos las dietas bajas en carbohidratos hacen reducir la ingesta energética, sin necesidad de pedírselo a los participantes (ver). Las elucubraciones fantasiosas sobre los mecanismos por los que en un mundo alternativo podría suceder lo contrario me parecen irrelevantes. Además, hablar de ingesta energética y gasto energético es hablar de los 2 términos de la ecuación de los que se habla en la Teoría CICO. Hablemos de la fisiología del tejido adiposo, no de la Teoría CICO.

MYTH: Carbohydrate Is Singularly Responsible for Driving Insulin
FACT: Protein Is a Potent Stimulator of Insulin Too
MITO: Los carbohidratos son los únicos responsables de subir la insulina
HECHO: La proteína también es un potente estimulador de la insulina

Falacia de hombre de paja: nadie dice que los carbohidratos sean el único estimulador dietario de la insulina (ver). Qué gran victoria decir lo que nadie niega. Que le den una medalla ahora mismo, por derrotar valientemente al hombre de paja.

Leer más:

Anuncios

11 respuestas a ““También se puede acumular grasa corporal cuando la insulina está baja”

  1. Hola Vicente,
    cuál sería el ratio ideal de insulina en ayunas?
    En mi última analítica me ha salido 5,4 (2,4-24)
    Y la glucosa 68 un poco baja.

    Muchas gracias Vicente…
    Me parece un post muy bueno revelador.

    Un saludo.

    Me gusta

  2. Lo leo, lo vuelvo a leer y aún no me lo creo ¿En serio este tipo presentó como prueba un estudio que concluye todo lo contrario a lo que él dice? Los calóricos se superan cada día.

    Saludos Vicente

    Me gusta

    • Siendo positivos, gracias a él hemos visto un experimento interesante. Yo no conocía ese experimento.

      Por otro lado, revisad siempre los artículos originales, no sea que meta la pata en mi interpretación de los resultados. En este caso el artículo es de acceso gratuito.

      Me gusta

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.