Se busca caloréxico inteligente para contestar a unas sencillas preguntas

sethh, usuario del foro musclecoop, hablando de mí:

no entiendo como puede ser tan corto de miras y estar metido en un bucle casi de misticismo “religioso” de ir contra una teoria [sic] que todo el mundo inteligente entiendesethh (musclecoop)

Falacia ad populum: consiste en argumentar que la postura propia es correcta porque es lo que la mayor parte de la gente opina que es correcto (ver): “Si (supuestamente) todo el mundo dice que A es correcto, se deduce que A es correcto.”

¿Argumento? Ninguno. Es una falacia bien cutre. ¿Que mucha gente cree que la Teoría CICO es correcta o que es una ley de la física? Qué gran argumento… ¡No hablemos más entonces!

Esto es como si me da por ir contra el sistema metrico [sic] decimal o contra la medida de tiempo. sethh (musclecoop)

Falacia de falsa analogía. Por comparar A y B, ni A ni B heredan todas las propiedades del otro. O, dicho de otra forma, del hecho de que A y B sean similares en algún aspecto no se deduce que compartan todas sus propiedades.

Cuando en lugar de argumentar se recurre al insulto y a las falacias…

En el blog he explicado repetidamente que la Teoría CICO (también llamada Teoría del Balance Energético) no es la Primera Ley de la Termodinámica, y que la Teoría CICO es una teoría fraudulenta cuya supuesta utilidad nace de asumir una causalidad sin fundamento en dicha ley. Si tuviera que explicarlo de la forma más clara y sencilla posible, señalaría que la Teoría CICO está basada dos premisas injustificadas:

  1. La teoría CICO no permite que el tejido adiposo cambie por sí mismo (o en otras palabras, de forma injustificada se asume que su comportamiento es pasivo y su fisiología es ignorada), y
  2. La teoría CICO sólo considera posibles los cambios en la energía acumulada en el tejido adiposo. No permite cambios en ningún otro tejido/órgano.

Las explicaciones detalladas las podemos encontrar, por ejemplo, en estos artículos:

Si alguien quiere llamarme supertalibán, gurú de secta o corto de miras, primero debería molestarse en prestar atención a lo que estoy diciendo. Y no tergiversarlo tratando así de hacer creer que el oponente es obviamente estúpido (ver).

Voy a plantear tres peticiones, a ver si hay suerte y algún caloréxico inteligente se atreve a contestarlas. Advierto de antemano que marear la perdiz sólo salva los muebles ante los más fanáticos, que se conforman con cualquier cosa. Pregunto lo que pregunto y las evasivas y los insultos sólo demuestran que no se puede o no se quiere contestar a las preguntas.

Primera petición

Puesto que, de acuerdo con sethh, todas las personas inteligentes entienden la Teoría CICO, pido que un caloréxico inteligente:

me diga qué errores estoy cometiendo en mis argumentos.

Aparentemente, no estoy pidiendo nada del otro mundo: si toda persona inteligente entiende la Teoría CICO, se deduce que debe de ser relativamente sencillo encontrar un defensor inteligente de esa charlatanería que me explique los errores que estoy cometiendo en mis explicaciones en los artículos que he enlazado antes (ver,ver,ver).

Segunda petición

Pido que el caloréxico inteligente:

exprese lo que dice la Teoría CICO sin usar falacias y empleando en todo momento argumentos 100% rigurosos:

  1. Enunciado de la Teoría CICO. Sin falacias y con rigor.
  2. Defensa de la utilidad de esa teoría para gestionar nuestro peso corporal. ¿Qué conclusiones útiles se deducen de esa teoría? Sin falacias y con rigor.
  3. Explicación de cómo se aplica la Teoría CICO cuando ganamos peso porque aumenta el tamaño de un tumor.

Las bases detalladas de este desafío a los caloréxicos están planteadas en la parte final de esta entrada.

Tercera petición

Pido que el caloréxico inteligente:

conteste a unas sencillas preguntas sobre la aplicación de la Teoría CICO en el crecimiento de un tumor. Son las preguntas recogidas en esta entrada. Si la Teoría CICO es una estupidez aplicada al crecimiento de un tumor, pido también que explique por qué la Teoría CICO es errónea en ese caso.

Si, como dicen sus defensores, la Teoría CICO es la Primera Ley de la Termodinámica misma, una ley universal e inviolable, debe de ser igual de aplicable cuando ganamos peso porque crece un tumor y cuando ganamos peso porque crece el tejido adiposo. ¿Es o no es la Teoría CICO una inviolable ley de la física? Parece que algún cimiento de esta charlatanería se resquebraja con ciertas preguntas…

una teoría que todo el mundo inteligente entiende

Los defensores de la Teoría CICO no van a contestar a ninguna de mis peticiones. A ninguna. Lo doy por supuesto. Mi objetivo no es convencer a quien defiende charlatanería, sino poner negro sobre blanco que carecen de argumentos con los que defender sus dogmas. La Teoría CICO es una teoría pseudocientífica basada en juegos de palabras falaces y cualquier intento de usar argumentos rigurosos para defender esa teoría está abocado al fracaso. Dicho de otra forma:

No vamos a encontrar una exposición de la Teoría CICO que sea rigurosa y que esté libre de falacias.

En cuanto pides que sean rigurosos, a los caloréxicos se les apagan las luces.

Una persona inteligente es la que rectifica cuando ve que no puede contestar preguntas sencillas y es la que a continuación intenta averiguar en qué se estaba equivocando. Los que ven que no pueden rebatir argumentos y siguen repitiendo con fervor lo que todo el mundo dice, porque todo el mundo lo dice, no son inteligentes, son merluzos.

imagen_2161

 

Leer más:

Anuncios

“Yo prefiero ser burro que cuerpoalien”

Un par de capturas de un foro llamado http://foro.musclecoop.com:
musclecoop1musclecoop2

No voy a entrar al trapo del fat-shaming. ¿Estuve gordo? Sí, lo estuve. Obeso, con 95 kg. Nunca lo he negado y ahí están las fotos en el blog. Me centro en los argumentos.

Dice que las calorías no importan, aunque metas 6000 al día de realfood

Las falacias del argumento son varias. En primer lugar, nótese que el argumento incluye una cantidad desorbitada de comida para transmitir la idea de “exceso” y así identificar la cantidad de comida como causa del resultado. Y además se hace referencia a las calorías, señalando fraudulentamente a las calorías como causa del resultado. Por otro lado, se pretende extrapolar el resultado de esa hipotética situación extrema a una situación en la que una persona engorda sin forzarse a consumir una cantidad ingente de comida cada día. ¿De verdad son comparables esas dos situaciones, una en la que sabemos que un ser humano alimentado con comida de humano no engorda y una en la que estamos forzando al cuerpo a salir de su funcionamiento normal? (ver) Es una falacia de falsa analogía, entre otras cosas.

Creo que con la siguiente frase vamos a ver muy bien que se trata de un argumento ad-hoc, argumentos que son falaces pues son creados “para la ocasión” pero que no aguantan el más mínimo intento de ser generalizables:

Dice que los gramos no importan, aunque consumas cada día 4 kg de pasteles

¿Aceptamos la frase anterior como demostración de que los gramos importan? (ver) ¿Pero sí serviría para demostrar que las calorías “importan”? Argumento ad-hoc.

Yo no digo que no vayas a engordar si consumes cada día 4kg de pasteles, igual que no digo que no vayas a engordar si consumes cada día 6000 kcal de pasteles. La cuestión no es ésa, la cuestión es: ¿por qué atribuímos el resultado a los gramos o a las calorías? Y la otra pregunta es, ¿por qué para explicar una situación en la que la gente no se fuerza a comer 6000 kcal/d se recurre a supuestos extremos que no son esa situación? No sé si vale la pena insistir más. Creo que en el librito están suficientemente explicadas todas las trampas que encierra este argumento.

Cambiemos el supuesto: en lugar de una cantidad excesiva de comida que lleva falazmente a interpretar que el problema es de cantidad, supongamos lo siguiente: tenemos dos niños gemelos idénticos, a los que alimentamos desde pequeños con una dieta paleo. Pero a uno de ellos le damos todos los días 3 gramos extra de grasa dietaria respecto a lo que consume su hermano gemelo. Y 30 años después pesamos a esos dos adultos. Según los defensores de la pseudociencia del balance energético, tendría que haber una diferencia de decenas de kg entre ellos. ¿De verdad la habría? Yo no lo creo y en ningún caso se deduce de las leyes de la física que esa diferencia vaya a existir. Nótese cómo en este supuesto hipotético, no estamos introduciendo fraudulentamente el “exceso” como culpable prefabricado. Para que tengamos una referencia, Kevin Hall, un conocido defensor de la charlatanería caloréxica, dice que la epidemia de obesidad se explicaría si cada persona ingiriese un gramo de más de grasa cada día (ver). ¿Pesaría más un gemelo que el otro?

Otro supuesto: a uno de los gemelos lo alimentamos desde pequeño con una dieta paleo (igual que antes, sin azúcar, sin harinas y sin productos creados en fábricas), pero al otro lo alimentamos con una dieta que proporciona las mismas calorías pero en la que la mitad de las calorías de la dieta son azúcar y en la que el consumo de grasa saturada procedente de productos industriales es altísimo. ¿Pesarán lo mismo esas dos personas al cabo de 30 años de seguir esa alimentación? Yo no lo creo. Y las leyes de la física nada tienen que decir al respecto.

El fulano pregunta y los caloréxicos no van responder:

  1. ¿Por qué no se usa la teoría del balance energético para tratar de prevenir o tratar el crecimiento de un tumor? ¿Es consumir demasiada comida la Causa Próxima de que crezca un tumor? (ver)
  2. ¿Cuál es el mecanismo fisiológico mediante el cuál nuestro cuerpo mide la ingesta energética y cómo se transmite la orden a los adipocitos de que tienen que engordar? (ver)
  3. ¿Importan los gramos? En caso de respuesta afirmativa, ¿qué significa “importan”? (ver,ver)

Yo estuve gordo. Pero no soy yo el que tiene que salir por piernas de una conversación cuando se plantean ciertas preguntas, ni soy yo el que defiende postulados pseudocientíficos como si fueran válidos. Yo estuve gordo, pero son los caloréxicos los que se quedan mudos ante ciertas preguntas. Estar equivocado es una cosa, pero insistir en el error cuando no puedes defender tus creencias más que con falacias argumentativas, es una cosa bien diferente.

Añado (19/06/2018): he publicado mi lista de preguntas a estos dos individuos en una entrada posterior.

Leer más: