En respuesta a la restricción calórica nuestro cuerpo prioriza almacenar grasa en el tejido adiposo (1 de 6)

Los datos que voy a exponer en este largo artículo (seis partes nos esperan) sugieren que restringir la cantidad de comida —es decir, el hecho de pasar hambre— cambia la fisiología de forma que se promueve aumentar la grasa corporal.

— ¿”Comer menos” cambia la fisiología de forma que se fomenta “ganar grasa corporal”?

— Exacto.

En esta primera parte del artículo voy a repasar los resultados de un experimento con ratas que ya comenté en el blog, pero que me parece conveniente recordar en este momento. En este experimento, tras la restricción de comida y perder algo de peso, estos animales:

  1. comen lo que corresponde a su nuevo peso corporal, y, pese a ello,
  2. recuperan en muy poco tiempo toda la grasa corporal perdida durante la restricción calórica.

Nótese que estas ratas:

  • no comen “de más” (signifique eso lo que signifique),
  • no comen a escondidas,
  • no tienen un problema de fuerza de voluntad.

Sabemos cuánto han comido las ratas, sabemos que han recuperado la grasa corporal perdida y sabemos por tanto que no ha sido por comer “de más”.

En palabras de los autores del estudio, está claro que existe una adaptación fisiológica importante en la recuperación del peso perdido cuando se sigue la dieta hipocalórica:

it is clear that this metabolic component, predisposed by a past experience to low food intake, is an important factor in the resistance to slimming (27) and in the ease of regaining body weight rapidly after an initial period of weight loss (11).

está claro que esta componente metabólica, fomentada por una experiencia previa de restricción de la comida, es un factor importante en las dificultades para adelgazar y en la facilidad con la que se recupera el peso corporal tras un periodo de pérdida de peso

Hay otro comentario del artículo que quiero resaltar antes de entrar en el detalle del experimento:

An understanding of the physiologic mechanisms underlying this metabolic adaptation and how it can be influenced by diet, exercise, or drugs would be of value in the design of long-term interventions to minimize excessive fat accumulation and the associated health hazards.

Una comprensión de los mecanismos fisiológicos subyacentes a esta adaptación metabólica y cómo puede ser influenciado por la dieta, el ejercicio o las drogas sería de valor en el diseño de intervenciones a largo plazo para minimizar la acumulación excesiva de grasa y los peligros de salud asociados.

Sin una correcta comprensión de los procesos fisiológicos que se están produciendo, si por ejemplo confundimos síntomas con causas, el remedio puede acabar incluso agravando los problemas (ver).

Vamos allá con los detalles del experimento.

Adaptive changes in energy expenditure during refeeding following low-calorie intake: evidence for a specific metabolic component favoring fat storage

Tenemos un grupo de ratas (grupo PFR) al que durante 30 días le damos únicamente la mitad de comida que consumen ratas de su misma edad. Pasados esos 30 días el grupo PFR ha reducido su peso corporal. Ahora cogemos un segundo grupo de ratas (grupo WM) que son unas semanas más jóvenes y que tienen el mismo corporal que el grupo PFR tras la pérdida de peso. Y al grupo PFR le damos tanta comida como consumen ratas de su nuevo peso (es decir, tanta como consume el grupo WM).

Acaban de perder peso con restricción calórica y no comen “de más”. ¿Qué sucederá?

Como vemos en la tabla que hay bajo estas líneas, en los siguientes 25 días el grupo PFR consumió la misma cantidad de comida que el grupo WM (lo que era de esperar, pues como he comentado antes, es así por diseño del experimento), pero acumuló más del doble de grasa corporal, sin diferencias notables en el aumento de la proteína corporal. Es decir, básicamente

  1. recuperaron exclusivamente grasa corporal, y
  2. lo hicieron sin comer “más de la cuenta”.

Enlace a la descripción del experimento en una imagen.

Un síntoma de los cambios fisiológicos subyacentes que están produciendo la recuperación de grasa corporal es una reducción del gasto energético. Pero sólo la pseudociencia del balance energético hace pensar que ésa sea la causa de una mayor acumulación de grasa corporal, especialmente siendo que nada en la intervención de este experimento estaba destinado a causar esa reducción. No comparto en absoluto la reflexión de los autores transformando el proceso fisiológico de recuperar la grasa perdida en un problema de energía, algo que me parece simple y llana charlatanería:

In conclusion, the data presented here provide direct evidence indicating that an adaptation to low energy intake per se is an important predisposing factor for subsequent diminished energy expenditure when normal food consumption is returned. The energy saved as a result of this metabolic adaptation is entirely laid down as fat, and its magnitude (a net 15% reduction in energy expenditure) is uninfluenced by the duration of the period of food restriction studied.

Como conclusión, los datos presentados en este estudio proporcionan evidencia directa de que la adaptación ante una ingesta energética reducida es de por sí un factor importante que predispone a un gasto energético reducido cuando se retoma un consumo normal de comida. La energía acumulada como resultado de esta adaptación metabólica es grasa en su totalidad y su magnitud (una reducción neta del 15% en el gasto energético) no se ve influenciada por la duración del periodo de restricción de comida estudiado.

La restricción calórica no predispone a un gasto energético reducido: predispone a acumular grasa corporal, que es el fenómeno fisiológico del que estamos hablando. 

¿Es el resultado de este experimento un hecho aislado? No. Hemos visto otras veces en el blog que con animales, y por tanto en condiciones absolutamente controladas, el efecto esperado de la restricción de la ingesta es que la fisiología cambie y se fomente acumular grasa corporal. Recomiendo encarecidamente la lectura de estas cuatro entradas del blog:

A la vista de que lo que sabemos que sucede en animales, ¿es razonable asumir que el ser humano no sufre esta adaptación fisiológica, porque así lo establecen inviolables y universales leyes de la física? (ver)

Teniendo en cuenta el fraudulento origen del tratamiento (ver) y considerando el fracaso de la dieta hipocalórica como método para adelgazar, algo constatado sistemáticamente en la evidencia científica (ver), yo creo que es indiscutible que no falla la gente obesa: fallan los “expertos” en obesidad.

El resto de partes de este artículo hablan de resultados en humanos.

Anuncios

5 thoughts on “En respuesta a la restricción calórica nuestro cuerpo prioriza almacenar grasa en el tejido adiposo (1 de 6)

  1. — La dieta hipocalórica es la que se sabe que funciona. El resto de dietas son dietas milagro.
    — Estás mintiendo. Es la dieta con la que has engañado a tus clientes durante años y es humano que mientas. Pero mientes en tu favor y tus mentiras hacen daño a la gente que necesita adelgazar. Eres una charlatana y lo sabes.

    Me gusta

  2. Se ha contrastado que, independientemente de que hagas una u otra dieta, los que terminan adelgazando son las personas que se fidelizan a ese cambio, y que da igual que hagas la dieta Dukan, que hagas la dieta de los Weight Watchers, que hagas la dieta de los colores o la de los astronautas.

    Con falsedades como ésta se convierte una condición fisiológica en un problema de comportamiento. Y ponemos el fracaso en los hombros de la víctima.

    Me gusta

  3. the very public assertion that a healthier lifestyle is the solution to the obesity problem places blame for obesity treatment failure squarely on the shoulders of the obese, thereby sparing from any accountability the scientific community and health care providers, who have accomplished so little where nonsurgical obesity treatment options are concerned. Second, it turns a blind eye to the disorder of energy homeostasis that lies at the heart of why obesity is so resistant to treatment. Efforts to identify more effective treatment strategies have long been hindered by our limited understanding of how the defended level of body weight becomes elevated in the first place. Treatment breakthroughs will continue to prove elusive if the scientific community, health care providers and public health officials choose not to acknowledge the underlying problem.

    la tan extendida afirmación de que un estilo de vida más saludable es la solución para el problema de la obesidad pone la culpa del fracaso del tratamiento de la obesidad directamente en los hombros de los obesos, por lo tanto, librando de cualquier responsabilidad a la comunidad científica y a los profesionales de la salud, que tan poco han logrado en el área del tratamiento no quirúrgico de la obesidad. En segundo lugar, seguimos ignorando el desorden de la homeostasis de la energía que yace en el corazón de por qué la obesidad es tan resistente al tratamiento. Los esfuerzos para identificar estrategias de tratamiento más eficaces han sido obstaculizados desde hace mucho tiempo por nuestra limitada comprensión de cómo el nivel de peso corporal defendido se eleva en primer lugar. Los avances en el tratamiento seguirán resultando esquivos si la comunidad científica, los proveedores de atención de salud y los funcionarios de salud pública deciden no reconocer el problema subyacente.

    An inconvenient truth about obesity.

    Verdades inconvenientes para algunos, verdades necesarias para los obesos.

    Me gusta

  4. Está claro que el karma cósmico importa, pero no hay que despreciar el papel que juegan las hormonas…

    Lo que se ve desde fuera cuando alguien dice “está claro que el balance energético es importante, pero…”

    Me gusta

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s