Cada vez me gustan menos los meta-análisis…

Meta-análisis de experimentos controlados aleatorizados con dietas low-carb en pacientes con diabetes tipo 2, de título “Effects of low carbohydrate diets on weight and glycemic control among type 2 diabetes individuals: a systemic review of RCT greater than 12 weeks“.

Los autores llegaron a la conclusión de que no había diferencias concluyentes ni consistentes a favor de las dietas low-carb ni en peso corporal ni en HbA1c ni en el perfil lipídico. Como vamos a ver, los datos dicen una cosa muy distinta: todos y cada uno de los estudios incluidos en el análisis dieron un resultado favorable a las dietas low-carb.

Hay una tabla en la que resumen los artículos que han considerado. Las cuatro últimas filas muestran claramente que las dietas low-carb son mejores que las dietas con las que se compararon, así que me he entretenido mirando únicamente las cuatro primeras filas.

Selección_356

Samaha et al.A low-carbohydrate as compared with a low-fat diet in severe obesity

Según la tabla anterior no se dispone (NA) de los datos de pérdida de peso. Pincha en el enlace y verás los datos en el propio abstract del artículo, sin necesidad de buscar lo más mínimo. Low-carb -5.8 Kg, low-fat -1.9 Kg:

Selección_354

También los triglicéridos y la sensibilidad a la insulina mejoraron, pero no se cita en la tabla.

Por tanto, hay datos favorables a las dietas low-carb que se nos ocultan.

Nielsen et al.Lasting improvement of hyperglycaemia and bodyweight: low-carbohydrate diet in type 2 diabetes–a brief report.

Según la tabla no se informó de diferencias entre grupos. Pincha en el enlace anterior y verás las diferencias en glucosa en ayunas y HbA1c. La dieta low-carb mejoró más la glucosa en ayunas y el HbA1c que la dieta de control:

Selección_357

Nuevamente, hay datos favorables a las dietas low-carb que se nos ocultan en la tabla.

Según la tabla original no hay diferencias significativas entre dietas. Pero eso hace referencia a diferencias “estadísticamente significativas”, es decir con P<0.05. Precisamente uno de los argumentos para hacer un meta-análisis es poder combinar esos datos que por sí solos no son “estadísticamente” significativos, por lo que no entiendo que se omitan en este meta-análisis. Como mínimo deberían mostrar los datos y, en todo caso, comentar que la diferencia no fue estadísticamente significativa. Como se ve en la siguiente tabla, todo fue mejor con la dieta low-carb en comparación con la dieta low-fat. Y el ratio colesterol total / HDL sí mejoró de forma “estadísticamente significativa”, pero los autores del meta-análisis nos lo ocultaron:
Selección_355

Los propios autores de este artículo hablan de las diferencias entre dietas.

the low-carbohydrate diet had a more positive effect than the low-fat diet on total cholesterol to HDL ratio.

La dieta baja en hidratos de carbono tuvo un efecto más positivo que la dieta baja en grasa en el cociente entre colesterol total y HDL. 

O esta otra:

Insulin was reduced in approximately 85% of insulin using subjects in the LC group, but in only 22% of subjects in the LF group

Se redujo la dosis de insulina en el 85% de los sujetos que se inyectaban insulina en el grupo LC, frente a tan solo el 22% de los sujetos en el grupo LF.

Sí hubo diferencias entre dietas y sí fueron hechas notar por los autores de este artículo.

Curiosamente estos mismos autores se muestran preocupados por la cantidad de grasa saturada en la dieta. Creen que la grasa saturada empeora los indicadores de riesgo cardiovascular, y cuando obtienen como resultado que todos esos indicadores mejoran con más grasa saturada en la dieta, se olvidan de que no hay mecanismo fisiológico que permita acusar a las grasas saturadas de nada.

En resumen, otra vez se nos ocultaban datos que favorecen a las dietas low-carb.

McLaughlin et al.Clinical Efficacy of Two Hypocaloric Diets That Vary in Overweight Patients With Type 2 Diabetes

Un estudio en el que se comparan dos dietas prácticamente idénticas, muy altas en carbohidratos: 43% y 52% de las calorías.

Según la tabla del meta-análisis, en la dieta low-carb solo había 75g/día de carbohidratos. Eso son 300 kcal/día de carbohidratos. Si eso es el 43% de la ingesta, ¿estaban consumiendo los participantes tan solo 700 kcal/día? ¿No habrán confundido los autores del meta-análisis la reducción de -750 kcal/día con la cantidad total de calorías en la dieta? Puesto que ellos mismos fijaron en 130g/día la cantidad máxima de carbohidratos para incluir un estudio en el meta-análisis, dudo mucho que este estudio pase ese filtro y por lo tanto nunca debería haber formado parte de esa tabla y del meta-análisis.

Aparte de eso, este estudio es un desastre. Por ejemplo, porque los triglicéridos en este estudio mejoran más con la dieta de 52% que con la de 43% de carbohidratos, y puesto que en general el nivel de triglicéridos en sangre viene a ser un reflejo de cuántos carbohidratos se consumen (ver), no sé qué valor podemos darle a otros resultados, como que con ambas dietas se perdiera más o menos el mismo peso. Teniendo en cuenta que los datos de ingesta salieron de diarios de comida, ¿están seguros los autores de que hubo la más mínima diferencia entre ambas dietas? Ni los mismos autores podían explicar que los resultados fuesen incoherentes con sus propios resultados previos:

it is not clear why we could not replicate our earlier findings in this population of patients with type 2 diabetes

Como curiosidad, en ambas dietas la grasa saturada estaba restringida (8% y 9%). Hay un estudio (ver) en el que también limitaron la grasa saturada, y de forma sorprendente la dieta low-carb no hizo perder más peso que una high-carb. ¿Dietas low-carb con restricción de grasa saturada? Una ocurrencia sin fundamento y aparentemente sin ventajas de ningún tipo.

Y hasta ahí llega mi revisión de la tabla. Los autores nos dijeron que no encontraron pruebas consistentes ni concluyentes de las ventajas de las dietas low-carb. Al contrario: los artículos que ellos mismos incluyeron en el meta-análisis, excluyendo el de McLaughin por las razones antes comentadas, dejan bien claro que la primera opción para los pacientes con diabetes tipo 2 debería ser una dieta reducida en carbohidratos. Recomendarles dietas altas en carbohidratos es mala praxis médica.

Como comentario final, como casi siempre los autores se mostraron preocupados por los resultados a largo plazo de la dieta low-carb, la que mejores resultados daba a corto plazo:

further investigation on the long-term effects over cardiovascular outcomes and safety in subjects with type 2 diabetes is needed.

No señores míos, lo que hay que investigar es qué intereses hay detrás de seguir dañando la salud de diabéticos y no diabéticos con las dietas bajas en grasa y altas en carbohidratos, que son las que sistemáticamente demuestran ser peores para la salud en los estudios científicos.

Leer más:

Anuncios

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s