Las dietas hipocalóricas son dietas milagro (2 de 2)

Ir a la primera parte

hay un concepto en alza para abordar este problema de aumento de peso y es el de Balance energético

Los alimentos y bebidas son los que nos aportan las calorías que necesitamos para nuestras funciones vitales, y en cambio, la actividad física es la forma en que más influye en nuestro gasto calórico.

La teoría

Esa teoría, “comer menos y hacer más ejercicio”, la teoría del balance energético, pretende reducir el funcionamiento del cuerpo humano a sumas y restas de calorías. Pones más de aquí y menos de allá, y ya está: estás adelgazando.

Los hechos

Cuando hablan los hechos, sobran las teorías

¿Qué dicen los hechos? Dicen que esas ideas no permiten adelgazar a largo plazo (ver). En término medio, lo que cabe esperar es, al cabo de cuatro años, perder tres kilos si hacemos dieta (curva azul oscuro), cuatro kilos si la acompañamos de ejercicio físico (curva verde). Eso es lo que está publicado en la literatura científica: con el balance energético no salimos de gordos.

Selección_118

Cuando esto pasa en todos los estudios científicos en los que se aplica la restricción calórica, el problema tiene que ser intrínseco al método. “Restringir ingesta y aumentar el ejercicio” no falla porque la gente no siga el consejo: no funciona aunque la gente lo siga (ver,ver,ver). El problema es la propia teoría del balance energético.

La pregunta ineludible

“¿Dónde estoy metiendo la pata?”

Contar calorías, “comer menos y movernos más”, nos puede parecer razonable. Puede parecerlo cuando no has dedicado ni un minuto de tu vida a cuestionarlo. Pero los hechos dicen que es un camino equivocado. Ninguna persona con dos dedos de frente puede proponer un método para adelgazar que piensa que debe funcionar, pero que sabe que no funciona.

Cuando alguien te hable de una dieta hipocalórica, pídele un estudio que demuestre que haciendo eso vas a perder una cantidad importante de peso, y la vas a mantener pasados cuatro o cinco años. Las dietas hipocalóricas son dietas milagro: solo funcionan a corto plazo. Lo más probable es que a largo plazo no consigas nada. Da igual que el que te recomiende una dieta así tenga un título de lo que sea: no funcionan, ni con título ni sin título.

¿Dónde está el error? Lo importante es que los “expertos” que todavía hablan de calorías consulten la literatura científica y y se enteren de que el balance energético nunca ha demostrado ser útil para perder una cantidad importante de peso a largo plazo. Deben dejar de proponer soluciones milagro que contradicen la evidencia científica.

Leer más:

Anuncios

6 thoughts on “Las dietas hipocalóricas son dietas milagro (2 de 2)

  1. Hola! Yo estoy cambiando al estilo LCHF de hecho llevo ya como tres meses y los primeros 15 días baje 5 kilos, luego hice esto comer lo permitido sin contar calorías y la verdad es que no he logrado adelgazar nada eso si tampoco he aumentando mi peso, entonces no se que estoy haciendo mal, consumo suficiente grasa de la recomendada proteína de manera moderada y solo vegetales y no logro adelgazar no tengo excesivo sobre peso pero si me falta aun unos 7 kilos, pero me siento muy bien la verdad. Si me pudiera dar alguna recomendación mucho se lo agradecería. Gracias por todos sus artículos y la información que brinda de manera tan desinteresada.

    Me gusta

  2. Hola Vicente, yo sigo una dieta low carb. Normalmente yo com suficiente para llenarme y a veces un poquito mas. Hay dias que no desayuno o almuerzo o ceno porque no tengo hambre. Estoy cayendo en la trampa de las dietas hipocalóricas en esos dias? Debiera forzarme a comer mas?

    Me gusta

    • Hola Johnny,
      yo hago lo mismo: si no tengo hambre, no como.

      El problema de las dietas hipocalóricas es doble:

      • Por un lado, por pensar en términos de calorías, escoges mal qué comer
      • Por otro lado, estás haciendo pasar hambre a tu cuerpo, por lo que es de esperar cambios metabólicos y hormonales que se opongan a la pérdida de peso

      Si tu cuerpo está acostumbrado a quemar grasa, no creo que saltarte una comida tenga consecuencias negativas (ver,ver).

      Yo trato de hacer caso al hambre. Si estoy saciado, no como más. Si tengo hambre, como.

      Me gusta

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s