¿Es esto adelgazar? (XXI)

The Impact of a Long-Term Reduction in Dietary Energy Density on Body Weight Within a Randomized Diet Trial

Estudio aleatorizado. Las participantes eran supervivientes de cáncer de pecho y la intervención consistía en reducir la “densidad energética” de la dieta, con la esperanza de que eso redujera la ingesta energética y en consecuencia el peso.

Como veremos a continuación, los participantes reducen su ingesta energética y aumentan su actividad física. El resultado al cabo de 4 años es una ganancia de 1.8 kg de peso corporal.

imagen_0693

En las gráficas se muestra que las participantes (barras grises) aumentaron sus niveles de actividad física y redujeron su ingesta energética. Y ganaron peso.

imagen_0691imagen_0690imagen_0692

 

Leer más:

Anuncios

¿Es esto adelgazar? (XI)

Long-term effects of a randomized, controlled, tailor-made weight-loss intervention in primary care on the health and lifestyle of overweight and obese women

Intervención para pérdida de peso personalizada. Las participantes, mujeres obesas, se reúnen varias veces con un dietista que analiza sus hábitos nutricionales y de actividad física, y de común acuerdo se establecen unos objetivos personalizados en cuanto a dieta y actividad física. También se les ofrecen clases de actividad física supervisadas por un fisioterapeuta.

The intervention lasted 2.5 y and consisted of visits to the dietitian and participation in physical activity classes, supervised by a physiotherapist.

Tanto el dietista como el fisioterapeuta son gratuitos para las participantes. La mayoría de las participantes se reunieron al menos 6 ó 7 veces con alguno de ellos. Un tercio de las participantes se reunió tanto 6 ó más veces con el dietista como  7 ó más veces con el fisioterapeuta.

En palabras de los autores, este estudio demuestra que con el enfoque personalizado es posible influir en los hábitos a largo plazo de la gente:

The present study provides evidence that a tailor-made weightloss intervention contributes to long-term behavioral changes. Physical activity was significantly higher in the intervention group until the end of follow-up time. Weight loss was overall higher in the intervention group, but no significant difference was found at the end of follow-up.

Y como se ve en la gráfica (línea continua), en todo momento las participantes tuvieron mayor actividad física que la que tenían previa al experimento:

imagen_0030

En la gráfica se muestra la evolución del peso corporal (línea continua): a los 6 meses las participantes habían perdido, en media, 1 kg y cuando finalizaron los dos años y medio de la intervención tenían medio kilo menos que antes de empezar. Mantuvieron ese medio kilo perdido en el seguimiento que se hizo a los 6 años.
imagen_0031No se dan datos de ingesta, pero quizá tampoco hubiese sido especialmente útil, pues el enfoque de este experimento era de un tratamiento con objetivos personalizados. No era la misma intervención para todo el mundo.

El objetivo del enfoque personalizado era buscar que la motivación y adhesión a la dieta y plan de ejercicios fuera muy alta, si bien los autores concluyeron que de haber habido mayor adherencia a la dieta, el resultado habría sido mejor:

it is expected that higher compliance rates could result in greater effects

Medio kilo perdido. ¿Cómo podría el resultado haber sido mejor?

Leer más:

¿Es esto adelgazar? (III)

This question, so deceptively simple, had never before been experimentally answered. After all, we already thought we knew the answer (Dr. Jason Fung en The Obesity Code)

Esta cuestión, tan engañosamente simple, nunca antes se había contestado experimentalmente. Después de todo, creíamos conocer la respuesta.

Persistent Metabolic Adaptation 6 Years After “The Biggest Loser” Competition

Artículo publicado recientemente. 16 personas perdieron peso, mucho peso, en el concurso televisivo “The Biggest Loser” y se dan datos de 14 de ellos seis años después de acabar el concurso.

Como vemos en la tabla, los participantes pasaron de tener 73 kg de grasa corporal inicialmente, a sólo 26 kg al final de la competición. Pero seis años después la grasa corporal ya ha subido a 61 kg.

Selección_902

Los autores del estudio son creyentes en el balance energético, e interpretan que la causa de que los participantes hayan recuperado gran parte del peso y grasa corporal perdidos es que su metabolismo está ralentizado.

Metabolic adaptation acts to decrease energy expenditure and thereby impedes the rate of weight loss during an intervention.

Según ellos, la reacción metabólica reduce el gasto energético y eso ha hecho recuperar el peso perdido. Pero esta cadena de causalidad no tiene justificación científica. Hablar de energía en la gestión de la grasa corporal no es ciencia, es charlatanería, salvo que expliquen cómo los términos del balance energético afectan a la captura o liberación de ácidos grasos en los adipocitos.

Según se ve en la tabla anterior, su tasa metabólica en reposo (RMR) está reducida en 500 kcal/día (respecto de lo esperado de acuerdo a su composición corporal). Y, cuidado, que ese dato de -500 kcal/día es el que se ha medido en solo una parte (gasto en reposo) del gasto energético total: esta cifra no muestra la dimensión real del problema (ver). 500 kcal/día menos de gasto energético es una barbaridad, pero el fenómeno de interés no es la energía: el fenómeno de interés es la recuperación de la grasa perdida, y ya hemos visto que han recuperado gran parte de lo que perdieron a base de comer menos y matarse a hacer ejercicio. Que la tasa metabólica en reposo esté tan reducida es un indicador, un síntoma de que la causa de la recuperación de la grasa corporal es fisiológica, y de que no tiene nada que ver con un defecto en la fuerza de voluntad. Repito: la energía no es el problema real, sólo un síntoma del problema que, en este caso, exculpa del fracaso a los participantes y señala como culpable al método.

Aunque está claro que están recuperando el peso original por culpa del “efecto rebote”, no han dejado de ser activos físicamente, con un gasto en actividad física de unas 1300 kcal/día (más incluso que tras acabar el concurso). Y eso no ha impedido que recuperen el peso perdido.

Al cabo de seis años sólo mantienen, en término medio, una pérdida de 12 kg de grasa corporal respecto de los niveles de partida. Y habiendo recuperado gran parte del peso y de la grasa corporal, su metabolismo no es como el de una persona nunca-obesa de ese mismo peso, lo que hace prever que van a seguir recuperando peso durante un tiempo, quieran o no. En definitiva, su gasto energético en reposo está cientos de calorías por debajo de lo esperado y ya han recuperado gran parte del peso perdido. ¿Cómo sigue la historia?

Selección_903

Leer más: