Recopilación de artículos acerca de la insulina (II)

Amplío de 17 a 21 la recopilación de artículos sobre la insulina que publiqué hace un tiempo (ver).

1. La fisiología de engordar (3 de 9)

En este experimento una mayor/menor activación de las proteínas transportadoras FATP1, que son dependientes de la insulina, ha resultado en un mayor/menor engorde.

2. “El exceso de energía puede no compensar el efecto catabólico de la deficiencia de insulina”

En ausencia de insulina, las ratas perdían peso a pesar de estar alimentadas muy por encima de sus necesidades energéticas.

3. Sin acción de la insulina no hubo engorde (en ratones)

Anulando los receptores de insulina del tejido adiposo se engordó menos, a pesar de una ingesta mayor en términos relativos al propio peso.

4. Sin subida de la insulina en sangre no hubo engorde (en ratones)

Sin diferencias significativas en la ingesta energética ni en la actividad física, al reducir la secreción de insulina se evitó el engorde característico de las dietas engordantes para ratones.

Experimento con ratas en el que con idéntica ingesta energética e idénticos niveles de actividad física, la inyección de insulina produjo mayor acumulación de grasa corporal.

Experimento en ratones. Con menor ingesta energética la inyección de insulina produjo mayor acumulación de grasa corporal.

Sin diferencias en la ingesta energética, inyectar insulina produjo una mayor acumulación de grasa corporal. En ratas.

Experimento en personas a las que se inyecta insulina. La ingesta energética se redujo, pero los participantes ganaron 8.7 kg en seis meses.

9. Menos insulina, menos ganancia de peso a pesar de una mayor ingesta

Experimento con ratas. Con un fármaco se reducen los niveles de insulina en el periodo postabsortivo. Aunque esos animales comieron más que los animales control, ganaron menos peso corporal.

10. Insulina. ¿Fisiología o magia?

La inyección de insulina en ratas produjo acumulación preferentemente de grasa subcutánea, lo que es inconsistente con la hipótesis de que la insulina engorda a través de la ecuación matemática del balance energético.

11. Misma ingesta calórica, menos insulina, menos engorde (en roedores)

Los grupos de ratas tratados con metformina tuvieron una insulinemia más baja en ayunas y ganaron menos peso corporal que las ratas que consumían la misma dieta pero no fueron tratadas con metformina. Sin diferencias en la ingesta de alimentos.

Experimento en humanos. Sin diferencias en la ingesta energética ni en el reparto de macronutrientes, una dieta diseñada para producir una baja respuesta insulínica resultó en una mayor pérdida de peso corporal.

13. “La hiperinsulinemia fetal es la fuerza motriz del excesivo crecimiento del feto”. La hipótesis de Pedersen

Las concentraciones de insulina en el cordón umbilical se correlacionan fuertemente con el crecimiento fetal. En estudios en humanos y animales.

14. La ciencia es asín (I)

Misma dieta y misma cantidad de comida, y los ratones a los que se inyecta insulina acumulan grasa corporal, más cuanta más insulina se inyecta.

15. “El excepcionalmente potente efecto engordante de la insulina, independientemente de las calorías consumidas”

Los ratones pinchados con insulina ganaron mucho más peso corporal. El consumo de comida fue similar al del resto de ratones.

16. La vena portal hepática y la grasa visceral (III)

En este experimento se encontró una correlación entre el engorde sufrido en ciertas partes del cuerpo y la concentración de insulina que afectaba a esas partes del cuerpo.

17. Lesiones del hipotálamo ventromedial

Una lesión en el hipotálamo puede causar excesiva secreción de insulina, que viene acompañada por acumulación de grasa corporal incluso en ausencia de un incremento en la ingesta de comida.

18. Inyecciones de insulina causan acumulación de grasa corporal sin un aumento de la ingesta energética (en ratones)

Sin aumento de la ingesta y sin cambios en el balance energético, los ratones a los que se inyectó insulina almacenaron grasa corporal.

19. Pérdida de grasa corporal con un fármaco que reduce la secreción de insulina

Administrar un fármaco que, supuestamente, reduce la secreción de insulina, causa una clara pérdida de grasa corporal. En humanos.

20. “También se puede acumular grasa corporal cuando la insulina está baja”

Al administrar una comida que sólo contiene grasa, en ningún momento hay tráfico neto entrante de ácidos grasos en el tejido adiposo.

21. La hipótesis CICO no puede explicar la acción local de las inyecciones de insulina

La hipótesis CICO no puede explicar que ante la inyección de insulina la grasa corporal se acumule en los puntos de inyección, pues ni un aumento de la ingesta ni una reducción del gasto energético pueden explicar la relación local insulina-acumulación de grasa corporal.

Leer más:

Anuncios

19 respuestas a “Recopilación de artículos acerca de la insulina (II)

  1. ¿Por qué no engordaba la gente, salvo excepciones, hace 40. 50, 60 años, cuando se llevaba una alimentación altísima en hcs?
    ¿Qué ha cambiado exactamente?
    Porque cuando hablan de la comida industrial normalmente tiene una composicíon de hcs medios y grasas media altas.
    La salvedad tal vez sean zumos y refrescos, algo que hace unas décadas no se consumía tanto.
    pero por otro lado, si se vene estadísticas de consumo de estos, hay como un 40% de consumo de refrescos sin azúcar, con diferentes edulcorantes.

    Y hablar de menos actividad es un poco espinoso. En las ciudades ya había transporte público y el uso del coche estaba muy extendido desde los años 70 en España.

    Saludos.

    • Muy buena pregunta, Leroy.

      Para mí lo realmente importante es no cometer el error de creer que conocemos la respuesta. Y me refiero a la idea errónea de que, puesto que al engordar se acumula energía en el cuerpo, se acumula porque entra más de la que sale.

      No tengo respuesta, pero sí tengo otras preguntas. ¿Qué estrategia puedo seguir con mi familia para tratar de evitar este problema cuyas causas no entiendo demasiado bien? No hacer nada también es hacer algo. ¿Qué es lo más sensato que puedo hacer, que no entrañe ningún riesgo para su salud? ¿Qué se está intentando ahora mismo a nivel de toda la población y no está funcionando? ¿Qué características comunes encontramos en las poblaciones que no tienen un problema de obesidad?

      No quiero convencerte de nada. Mi respuesta a las preguntas anteriores es conocida por cualquier lector habitual del blog, pero si quieres que cuente mi opinión de forma explícita, lo hago.

      • Sí, he leido bastantes cosas de tu blog, pero sigo teniendo unas cuántas dudas.
        – Por ejemplo, cereales.
        Un alimento que tú consideras desaconsejable o casi no apto para los humanos.
        ¿Cómo es que en todas las civilizaciones agrícolas han sido la base de la alimentación durante milenios y la obesidad epidémica es un fenómeno de hace apenas 30- 40 años?
        ¿Son los cereales un factor que contribuye a esta pandemia?
        ¿Y por qué no ha pasado antes?

        – Calorías.
        Yo no creo que el modelo de que si ingieres más calorías las almacenes sea exacto tal cual.
        Y menos si es lo que se propone para perder peso. Comer mucho menos y hacer más actividad física no me parece sostenible en el tiempo.

        Pero también es cierto que cuando hay obesidad hay una ingesta excesiva de comida.
        ¿Por qué no usar las calorías como medida de referencia de la ingesta calórica?
        ¿Qué otra opcion hay para comparar dietas?
        Por que los defensores de la hipótesis de la insulina a veces usan muchos circunloquios para no decir eso, exceso de comida o calorías.
        ¿O habría que medir por la respuesta insulínica?
        Pero esto es un tanto espinoso, ¿no?
        Porque ante diferentes situaciones y sujetos esta cambia mucho.
        Por ejemplo, por cambios de temperatura, o actividad física antes o después de las comidas, etc.

        Saludos.

        • Sí, he leido bastantes cosas de tu blog, pero sigo teniendo unas cuántas dudas.
          – Por ejemplo, cereales.
          Un alimento que tú consideras desaconsejable o casi no apto para los humanos.
          ¿Cómo es que en todas las civilizaciones agrícolas han sido la base de la alimentación durante milenios y la obesidad epidémica es un fenómeno de hace apenas 30- 40 años?
          ¿Son los cereales un factor que contribuye a esta pandemia?
          ¿Y por qué no ha pasado antes?

          Mis hijas comen arroz y maíz. Son cereales.

          El trigo es otra historia (ver,ver). Si estando informado quieres seguir consumiendo su harina, adelante: sobre tu salud mandas tú.

          En cuanto al control del peso, como te decía en el comentario anterior, no sabemos exactamente qué está pasando. Y a lo mejor elementos de la dieta que eran relativamente inocuos en otro contexto, actualmente actúan de forma sinérgica con otro factor o factores que por sí mismos tampoco produciría obesidad. A lo mejor ese arroz no causa un problema de por sí, pero sí agrava los efectos en un cuerpo dañado por el consumo de azúcar en formato líquido. A lo mejor ciertos elementos de la dieta no son perjudiciales para la salud por sí mismos, pero sí lo son en el contexto de una permeabilidad intestinal aumentada por gluten o por productos químicos añadidos a la comida. No estoy afirmando que sea así: estoy desarrollando mi respuesta.

          – Calorías.
          Yo no creo que el modelo de que si ingieres más calorías las almacenes sea exacto tal cual.
          Y menos si es lo que se propone para perder peso. Comer mucho menos y hacer más actividad física no me parece sostenible en el tiempo.

          Que no sea sostenible es el argumento tradicional en contra de ese consejo. La realidad es que el consejo es de origen pseudocientífico y las causas por las que no funciona pueden ser fisiológicas. Pero la pseudociencia del balance energético se basa precisamente en hablar de sólo 2 de los 3 términos de la ecuación del balance de energía. En esa pseudociencia la fisiología del tejido adiposo no existe: se le considera de forma tramposa “pasivo”.

          https://novuelvoaengordar.com/2017/10/25/en-respuesta-a-la-restriccion-calorica-nuestro-cuerpo-prioriza-almacenar-grasa-en-el-tejido-adiposo-1-de-6/

          Pero también es cierto que cuando hay obesidad hay una ingesta excesiva de comida.
          ¿Por qué no usar las calorías como medida de referencia de la ingesta calórica?

          Cuando un tumor crece también hay una ingesta excesiva de comida. ¿Por qué no hablamos de calorías en ese caso? No son preguntas retóricas: es importante responder a la pregunta.

          ¿Qué otra opcion hay para comparar dietas?

          Se puede hablar de lo naturales que son los alimentos o de lo naturales que van a ser las respuestas hormonales que provoquen.

          Por que los defensores de la hipótesis de la insulina a veces usan muchos circunloquios para no decir eso, exceso de comida o calorías.

          Exceso calórico es un concepto falaz. Su mero uso ya supone dar por válida una hipótesis pseudocientífica (ver,ver).

          No sé si me consideras un defensor de la hipótesis de la insulina, pero para mí el concepto de “exceso de calorías” como causa de la obesidad es el problema. No hago circunloquios para terminar hablando de eso. Al contrario: explico el fraude que se comete al usar esos términos (ver). Sí hay nutricionistas que dicen que hablan de hormonas pero que siguen pensando que, al final, la causa por la que engordamos es una ingesta energética que supera nuestro gasto energético. Ésa es la charlatanería que yo denuncio en el blog.

          ¿O habría que medir por la respuesta insulínica?
          Pero esto es un tanto espinoso, ¿no?
          Porque ante diferentes situaciones y sujetos esta cambia mucho.
          Por ejemplo, por cambios de temperatura, o actividad física antes o después de las comidas, etc.

          La hipótesis CICO sólo considera 2 de los 3 términos de la ecuación del balance de energía. ¿Cuáles? Ingesta energética y gasto energético. El tercer término, (i.e. cambio en toda la energía almacenada en el cuerpo, en todo formato) es fraudulentamente sustituido por la energía acumulada en un único tejido del cuerpo que, además, de forma injustificada se considera pasivo. ¿Por qué repito esta idea? Porque los dos términos que CICO considera, el CI y el CO, son los únicos que se pueden medir con la tecnología actual. Simplemente por considerar que habría que medir en el otro término, en lo que sucede en el tejido adiposo, ya te has salido de CICO. ¡Bienvenido al “lado oscuro” de la nutrición!

          Que algo sea imposible de medir (actualmente) no quiere decir que no exista. CICO lo que hace es ignorar toda la fisiología, toda la complejidad del tejido del que estamos hablando. La utilidad de CICO es una utilidad fraudulenta (que además se ha demostrado inútil en la práctica) conseguida mediante trampas en el lenguaje: “el desbalance entre calorías consumidas y calorías gastadas determina los cambios en el peso corporal”. ¿Dónde está ahí la fisiología del tejido adiposo? En la ecuación del balance energético sí estaba: era el tercer término. David Copperfield estaría orgulloso: nos han hecho desaparecer la estatua de la libertad en nuestras propias narices.

  2. Dices: “Lo naturales que son los alimentos y las respuestas hormonales que causan”
    Bueno, eso habría que medirlo con un glucómetro o con un medidor de esos porque no es nada sencillo.
    Yo puedo tener tablas de IGs pero luego las mezclas, proporciones, sujetos y otros factores como los que mencioné hacen que sea imposible cuantificar eso de una manera general.
    Mientras que decir “esto tiene X calorías”, “o 2X” si es cuantificable.

    Porque si yo me pongo un plato y tú uno de los mismo que pesa el doble ¿no te parece adecuado medirlos en calorías?
    ¿Y crees que para ser obeso no hay que ingerir muchas calorías? ¿o cómo lo dirías?
    ¿O crees que eso depende por completo de la composición de la dieta?
    Que con un dieta muy alta en grasas ¿se llega mejor a la saciedad?

    Igual que me parece que la hipótesis de la insulina no tiene en cuenta que mucha gente sí se sacia aunque coman alimentos muy ricos en hcs. Es decir, que no todo el mundo responde de la misma manera ni mucho menos.

    Pero aún así sí creo que la respuesta insulínica ante la ingesta sí es un factor esencial que no se tiene en cuenta. Eso no obsta para que sí me parezca útil comparar cantidades de calorías, a modo de referencia.
    Igual que creo que si bien hay gente que no tiene problema alguno en manejar hcs, la estadística creciente de obesidad demuestra que otro gran porcentaje sí los tiene en un contexto de sedentarismo y de comida por todas partes. Y que a mucha gente le va a funcionar una dieta baja en hcs para perder peso.

    En fin, para alguien de mi generación el crecimiento de la obesidad es algo bastante sorprendente, ya que crecí en un entorno en el que eso era una rareza o una patología.

    Lo que no se es qué se puede hacer de manera preventiva, porque lo más grave que veo es el crecimiento de la obesidad infantil.

    Saludos.

    • Dices: “Lo naturales que son los alimentos y las respuestas hormonales que causan”
      Bueno, eso habría que medirlo con un glucómetro o con un medidor de esos porque no es nada sencillo.
      Yo puedo tener tablas de IGs pero luego las mezclas, proporciones, sujetos y otros factores como los que mencioné hacen que sea imposible cuantificar eso de una manera general.
      Mientras que decir “esto tiene X calorías”, “o 2X” si es cuantificable.

      Ser cuantificable no es un bien en sí mismo ni una condición imprescindible para considerar un factor.

      El azúcar no es un alimento, sólo una sustancia comestible. Sus efectos en el cuerpo no son naturales. No sólo la glucemia, también cómo puede afectar al hígado, y a su vez cómo eso puede condicionar el efecto de otros elementos de la dieta. No necesito cuantificar nada para tener en cuenta si lo que consumo es natural o no y si puede causar efectos no naturales en el cuerpo.

      Porque si yo me pongo un plato y tú uno de los mismo que pesa el doble ¿no te parece adecuado medirlos en calorías?

      Depende del objetivo, ¿con qué objetivo quiero medir las calorías?

      En tu pregunta dejas al margen el contexto, y el contexto en este tema lo es todo:

      • Pasado: venimos de 80 años de una creencia inválida sobre qué causa la obesidad.
      • Presente: la población sigue creyendo válida esa hipótesis
      • Futuro: si no cambiamos nada, esta pseudociencia nos va a enterrar a todos.

      Si tú usas un cuchillo en tu casa para cortar la carne, no hay ningún problema con usar un cuchillo. Si eres un delincuente que se encuentra en un callejón oscuro, tu uso de un cuchillo es un tema completamente diferente.

      No podemos justificar el uso del cuchillo que hace el delincuente, con el argumento de que tú en tu casa lo usas con otra finalidad. Yo podría (no lo hago) pesar la comida para saber cuántos gramos consumo al día, por curiosidad. Ningún problema. Ahora, si trato de controlar mi peso corporal controlando cuántos gramos consumo, porque los científicos llevan 80 años cometiendo un error gravísimo en la interpretación de la ley de la conservación de la materia, en ese caso “contar gramos” es una estupidez.

      El problema no es “contar calorías”, es lo que significa “contar calorías” en el contexto en el que nos encontramos.

      ¿Y crees que para ser obeso no hay que ingerir muchas calorías? ¿o cómo lo dirías?

      No contestaste a mi pregunta:

      Cuando un tumor crece también hay una ingesta excesiva de comida. ¿Por qué no hablamos de calorías en ese caso?

      Hazlo en tu próximo comentario, por favor.

      Para que un tumor aumente su tamaño, en el cuerpo tiene que entrar más energía de la que se gasta. Tu pregunta es: “¿crees que para que eso suceda no hay que ingerir muchas calorías?”

      “hay que”… ¿ves que el problema de tu pregunta está ahí? En tu pregunta hay una causalidad injustificada. Supongo que con el caso del tumor lo ves claramente: no hay que ingerir muchas calorías para que crezca el tumor.

      Lo que yo creo: que la mala calidad de la comida convierte la dieta en engordante y, puedo aceptar que posiblemente también en “excesiva” en términos de cantidad. Ese (hipotético) “exceso” agrava los efectos, pero no es la causa: la causa es la selección de alimentos que se ha hecho. No me enrollo con esto, pues está explicado en esta entrada.

      ¿O crees que eso depende por completo de la composición de la dieta?

      No, no por completo. Lo que digo es que con la selección adecuada de alimentos no me creo que mis hijas vayan a tener un problema de obesidad, sin prestar atención alguna a la cantidad. O sea que para mí la cantidad sólo es un agravante cuando hemos escogido una dieta equivocada.

      Y es absurdo plantear que si comen por 10 van a engordar. Mis hijas no comen por 10, comen normal. Si ese caso hipotético fuera probable, habría que prestarle atención. Su improbabilidad lo convierte en falacia.

      Que con un dieta muy alta en grasas ¿se llega mejor a la saciedad?

      Esa es una idea perteneciente a la pseudociencia del balance energético: sus defensores creen que la ventaja de una dieta es si es más saciante que otras o si te hace consumir más o menos calorías al final del día. No conciben que una dieta pueda afectar al medio hormonal y, de esa forma, directamente al tejido adiposo. En su pseudociencia eso no está permitido.

      Igual que me parece que la hipótesis de la insulina no tiene en cuenta que mucha gente sí se sacia aunque coman alimentos muy ricos en hcs. Es decir, que no todo el mundo responde de la misma manera ni mucho menos.

      Habría que determinar en primer lugar por qué nos interesa hablar de saciedad. Como digo, es parte de la pseudociencia del balance energético, pues es hablar de cantidad de comida.

      Pero aún así sí creo que la respuesta insulínica ante la ingesta sí es un factor esencial que no se tiene en cuenta. Eso no obsta para que sí me parezca útil comparar cantidades de calorías, a modo de referencia.

      Como decía antes: contexto. No se puede defender contar calorías, con lo que eso significa en el contexto actual, con el argumento de que te parece útil como referencia. Haces como si el contexto no existiera, y sí existe.

      Igual que creo que si bien hay gente que no tiene problema alguno en manejar hcs, la estadística creciente de obesidad demuestra que otro gran porcentaje sí los tiene en un contexto de sedentarismo y de comida por todas partes. Y que a mucha gente le va a funcionar una dieta baja en hcs para perder peso.

      En un contexto de comida procesada por todas partes y de “expertos” en nutrición recomendando basar nuestra dieta en la harina, porque sí, porque hay que vender la producción.

      En fin, para alguien de mi generación el crecimiento de la obesidad es algo bastante sorprendente, ya que crecí en un entorno en el que eso era una rareza o una patología.

      Yo del colegio sólo tengo recuerdo de un niño obeso. Del resto, ni siquiera recuerdo haber pensado que tenían sobrepeso.

      Lo que no se es qué se puede hacer de manera preventiva, porque lo más grave que veo es el crecimiento de la obesidad infantil.

      Propongo un experimento: dieta paleo para todo el mundo durante 50 años. Y al cabo de esos 50 años hablamos de la obesidad infantil.

  3. – Pero el azúcar está presente en muchos alimentos, sobre todo frutas, en la miel y algunos tubérculos.
    De hecho, en la leche materna. La humana es muy alta en lactosa, un disacárido, un azúcar.
    ¿Eso no son alimentos?

    – El conteo de calorías da una referencia que puede ser muy útil en muchos casos
    Por ejemplo, para saber cuánto comes. Casi todos pensamos que comemos menos.
    Para gente que por fines estéticos o deportivos quiera bajar algo grasa también es muy útil.
    Para comparar dietas de diferentes repartos de macros, etc.
    Es que si no nos quedamos con vaguedades.

    – Lo del tumor lo desconozco por completo.
    ¿No crees que la acumulación de grasa tiene un fin evolutivo, estacional o migracional, como pasa con muchas especies animales?
    ¿Cómo se llega a ser obeso?
    Y a veces hablas de la hipertrofia. Para conseguirla hace falta comer mucho. Los fármacos ayudan porque permiten más asimilación proteica. Hablo de anabolizantes.

    Entonces crees que con comida “de buena calidad” ¿no comemos en exceso? ¿cómo cuantificas el “exceso” si parece que no puedes recurrir a algo tan simple como contar las calorías que ingieres?

    – La saciedad depende de factores hormonales, ¿no?
    ¿Por qué ves mal hablar de ella?
    En cierta gente parece que algo falla y comen de manera compulsiva. ¿no crees que eso tiene que ver con los mecanismos de la saciedad? ¿o lo ves como una pauta adictiva causada por el tipo de alimentos?

    – Bueno, las harinas son la base de nuestra alimentación desde hace milenios. No porque lo diga el lobby de los cereales.
    Hay incluso un arqueólogo español, Mercader, que dice haber encontrado pruebas de que hace 100.000 años ya se molía sorgo.

    – Dices dieta paleo. Y cuándo ves que los humanos presentamos adaptaciones en la saliva para asimilar cereales o que casi todos los occidentales producimos lactasa de adultos, y todo ello desde apenas 6-8.000 años ¿no pìensas que tal vez no seamos tan inflexibles genéticamente como presuponen los defensores de esa dieta?

    Saludos.

    • – Pero el azúcar está presente en muchos alimentos, sobre todo frutas, en la miel y algunos tubérculos.
      De hecho, en la leche materna. La humana es muy alta en lactosa, un disacárido, un azúcar.
      ¿Eso no son alimentos?

      Yo no he usado el argumento de que si tiene azúcares es malo y si no los tiene es bueno. Creo que estás rebatiendo un hombre de paja que has creado tú. Si quieres rebatir mis argumentos, usa mis argumentos.

      Mis hijas comen fruta con libertad. Pero en mi casa no hay helados.

      – El conteo de calorías da una referencia que puede ser muy útil en muchos casos
      Por ejemplo, para saber cuánto comes. Casi todos pensamos que comemos menos.
      Para gente que por fines estéticos o deportivos quiera bajar algo grasa también es muy útil.
      Para comparar dietas de diferentes repartos de macros, etc.
      Es que si no nos quedamos con vaguedades.

      Ya contesté a esto. En el contexto actual, la prioridad es explicar que pretender controlar nuestro peso corporal contando calorías es una idea pseudocientífica. No existe sólo el hipertrofiador que quiere bajar temporalmente a un 7% de grasa corporal, existe también la persona obesa a la que se está engañando con esa pseudociencia.

      Dices “casi todos pensamos que comemos menos”, yo diría “a todos nos han hecho creer que podemos controlar nuestro peso corporal comiendo menos”. Sólo tú ves el interés en cuantificar cuánto comes en términos de calorías. Para mí esa cuantificación es lo que hay que denunciar. Llevamos 80 años pretendiendo controlar nuestro peso contando calorías. Es el contexto.

      – Lo del tumor lo desconozco por completo.

      La pregunta era:

      Cuando un tumor crece también hay una ingesta excesiva de comida. ¿Por qué no hablamos de calorías en ese caso?

      Dices que no lo sabes.

      ¿No sabes entonces si un tumor crece porque se consumen calorías en exceso? ¿Acaso crees que un tejido puede crecer sin que se consuman calorías por encima de nuestras necesidades energéticas?

      ¿De verdad no sabes qué contestar?

      Pues yo te lo digo: no se habla de calorías porque a nadie en su sano juicio se le ocurre aplicar en ese caso las mismas trampas en las que se basa la pseudociencia del balance energético: un tumor no crece porque se consuman más o menos calorías, ni porque se haga más o menos ejercicio físico. Para entender el crecimiento de un tumor hay que hablar de su fisiología. Pero eso está prohibido en CICO: CICO sólo es correcto si el tejido tiene un comportamiento pasivo y sólo un tejido puede cambiar su energía almacenada. En el caso del tumor está claro que no se puede usar CICO y en la obesidad, si queremos avanzar, hay que empezar por destapar el fraude que es la pseudociencia del balance energético.

      ¿No crees que la acumulación de grasa tiene un fin evolutivo, estacional o migracional, como pasa con muchas especies animales?

      No entiendo el origen de este argumento. ¿He dicho yo eso? Como el argumento no es mío, no entiendo a dónde quieres ir a parar.

      En cualquier caso, ¿sabes lo que es la adipogénesis?

      https://novuelvoaengordar.com/2016/03/09/hasta-que-punto-es-reversible-la-obesidad-14/

      ¿Sucede la adipogénesis de forma evolutiva, estacional o migracional en alguna especie animal?

      Pero ya digo que no entiendo qué pretendes transmitir con este argumento, que no es mío.

      ¿Cómo se llega a ser obeso?
      Y a veces hablas de la hipertrofia. Para conseguirla hace falta comer mucho. Los fármacos ayudan porque permiten más asimilación proteica. Hablo de anabolizantes.

      Dices “hace falta”. No lo tengo tan claro. Hará falta para que el proceso vaya a mayor velocidad, pero ¿no puedes ganar músculo al tiempo que pierdes grasa corporal? ¿Seguro? En tal caso no hace falta, ¿verdad?

      El tejido muscular no crece porque se “coma más”, sino que tienen que producirse estímulos fisiológicos que hagan crecer el tejido. Es curioso, porque es justo lo que la teoría CICO dice que no puede suceder en la obesidad. Pero sí pasa en la hipertrofia muscular. Qué caprichosas son las leyes de la física, cuando son manipuladas por los caloréxicos.

      Entonces crees que con comida “de buena calidad” ¿no comemos en exceso? ¿cómo cuantificas el “exceso” si parece que no puedes recurrir a algo tan simple como contar las calorías que ingieres?

      Ya hemos pasado por aquí. El concepto de “exceso” sólo está en tu cabeza, no en la mía. Sólo tú introduces la cantidad de comida en el tema. ¿No come en exceso la persona que tiene un tumor que está creciendo? Dices que no contestas a estas preguntas. Pues deberías contestar, en lugar de insistir en usar términos injustificados y falaces. ¿Come en exceso la persona que tiene un tumor que está creciendo? ¿Y es eso relevante?

      Te vuelvo a poner un enlace que ya te puse y otro adicional:

      https://novuelvoaengordar.com/2017/06/30/exceso-calorico-no-digas-mas/

      https://novuelvoaengordar.com/2018/01/21/cronicas-calorexicas-iv-layne-norton/

      Léelos. Sólo tú hablas de exceso. Yo no lo hago: exceso es un concepto tautológico y falaz. Si intentas introducirlo en un debate, vas a tener que delimitar claramente a qué estás haciendo referencia. Y no vas a poder introducirlo si eres riguroso, igual que no puedes hacerlo en el caso del tumor.

      – La saciedad depende de factores hormonales, ¿no?
      ¿Por qué ves mal hablar de ella?
      En cierta gente parece que algo falla y comen de manera compulsiva. ¿no crees que eso tiene que ver con los mecanismos de la saciedad? ¿o lo ves como una pauta adictiva causada por el tipo de alimentos?

      ¿Conoces algún pueblo que consumiendo su dieta tradicional tenga un problema de conducta adictiva con la comida o que tenga una incidencia significativa de trastornos de la alimentación?

      ¿”En cierta gente parece que algo falla”? Sí, el haber creído que los “expertos” en nutrición eran personas competentes. Ése es el error que están cometiendo. El error está en lo que comemos, no en las personas.

      Saciedad es un concepto que habla de cantidad de comida. Yo creo que debemos hablar de calidad de la comida. La saciedad no me parece relevante. No escojo lo que come mi familia por ser productos saciantes. Si quieres hablar de saciedad, tendrás que justificar por qué lo haces.

      – Bueno, las harinas son la base de nuestra alimentación desde hace milenios. No porque lo diga el lobby de los cereales.
      Hay incluso un arqueólogo español, Mercader, que dice haber encontrado pruebas de que hace 100.000 años ya se molía sorgo.

      Lo dicho, si quieres consumir harina de trigo, adelante: es tu salud, haz con ella lo que te apetezca. Para cualquier persona que lea esto, yo primero me informaría sobre los efectos de la harina de trigo en el cuerpo. En mi casa no se consume trigo.

      – Dices dieta paleo. Y cuándo ves que los humanos presentamos adaptaciones en la saliva para asimilar cereales o que casi todos los occidentales producimos lactasa de adultos, y todo ello desde apenas 6-8.000 años ¿no pìensas que tal vez no seamos tan inflexibles genéticamente como presuponen los defensores de esa dieta?

      Misma maniobra que ya intentaste: vuelves a meter todos los cereales en el mismo saco y, además, reduces los argumentos en contra del trigo a que los defensores de paleo (yo lo soy, aunque mi dieta no lo sea) dicen que somos “inflexibles genéticamente”.

      Si quieres rebatir mis argumentos, usa mis argumentos. Si quieres rebatir los argumentos de otra persona, busca a esa persona y habla con ella, no conmigo. Estos son mis argumentos. Si quieres hablar de ellos, adelante:

      https://novuelvoaengordar.com/2017/11/24/trigo-y-sistema-inmune-1-de-4/

      https://novuelvoaengordar.com/2017/11/25/trigo-y-sistema-inmune-2-de-4/

      https://novuelvoaengordar.com/2017/11/26/trigo-y-sistema-inmune-3-de-4/

      https://novuelvoaengordar.com/2017/11/27/trigo-y-sistema-inmune-4-de-4/

      https://novuelvoaengordar.com/2017/11/11/el-pan-y-otros-agentes-comestibles-de-enfermedad-mental/

      https://novuelvoaengordar.com/2018/06/11/puede-la-vitamina-d-reducir-los-efectos-del-trigo/

      • – Azúcar: yo no hablo ni de que sea malo ni bueno ni digo que tú hables de eso.
        Me refiero a tu comentario: “El azúcar no es un alimento, sólo una sustancia comestible. Sus efectos en el cuerpo no son naturales”
        Y por eso te pregunto.
        Y no quiero rebatir ningún argumento tuyo.
        Te estoy preguntando.

        – Conteo de calorías:
        Sucede lo mismo. No se si le ayuda a un obeso o no.
        Se que en los casos que menciono sí ayuda. Igual que le ayuda a gente el funcionar con “porciones”, menos preciso.
        No lo estoy extrapolando al caso de la obesidad, aunque puede que tenga utilidad en cierta gente que no es consciente de lo mucho que puede llegar a comer.

        – Tumor:
        Como te he dicho, no tengo ni idea de cómo crece un tumor.

        – Finalidad evolutiva de la acumulación de grasa
        Tan sólo te hago una pregunta. ¿Crees o no que tiene una finalidad evolutiva acumular grasa? No es capciosa ni quiero sacar conclusión alguna. Pregunto por tu opinión. No digo que tú hables de eso.

        – Hipertrofia
        Yo diría que ganar masa muscular y perder grasa simultáneamente sólo sucede si consumes anabolizantes. En circunstancias normales ganar masa muscular exige comer mucho.
        Creo que sí se da la acumulación de grasa en ciertos peces antes de migraciones, aves, etc.

        – Exceso
        Me refiero una vez más al concepto de “saciedad”. Y exceso, a que esos mecanismo de saciedad, que imitan uestra ingesta alimentaria, y que parecen ser inconscientes no funcionen.
        Es lo que te preguntaba antes: ¿no crees que existan tales mecanismos?
        ¿No crees que un obeso come mucho más, sea en gramos, calorías o lo que sea, que alguien que no lo es?
        ¿No crees que eso se pueda cuantificar o que sea útil el cuantificarlo?

        – Dieta tradicional:
        En el mundo actual hay numerosas poblaciones que comiendo altísimo en hcs y en creales de todo tipo no tienen esos problemas de obesidad. Basta con ver la mayor parte de las poblaciones del África rural.
        Ahí me lío, porque ¿propugnas por una parte la dieta paleolítica y por otro la “tradicional”?
        Porque la tradicional española es muy alta en hcs, agrícola, con un elevado consumo de trigo.

        – No busco rbatir tus argumentos, te pregunto por lo que dices.
        Eres tú quien habla de “50 años de dieta paleo”. A eso viene mi pregunta.
        Ya he visto por comentarios que haces que no sigues excatamente esa dieta al 100%.

        Que quede claro que yo no me tomo esto como un combate a ver quien gana. Soy curioso, no tengo creencias claras y me limito a preguntar.
        Me interesa ver puntos de vista difrentes desde el respeto aunque no comparta todo lo que dicen o sólo lo haga en parte, o en nada, como me pasa a veces.

        Saludos.

        • Azúcar: producto refinado (sacarosa o jarabe de maíz de alta fructosa) que posteriormente se añade como ingrediente en un producto procesado.

          Tradicional o ancestral o como quieras llamarla: basada en productos frescos, los que esos pueblos encuentran tal cual en la naturaleza, nunca en harinas.

          se ha reportado ampliamente que a menos que aparezcan los granos [cereales] o los alimentos refinados, todos tenían remarcablemente baja incidencia de las “enfermedades de la civilización”, incluida la obesidad […] Aquellas poblaciones que se pasan a la dieta occidental, sin excepción desarrollan las enfermedades metabólicas de occidente

          Ya te puse el enlace. Léelo en lugar de inventarte lo que quiero decir. Si has leído algo de este blog, ¿de verdad interpretas que puedo estar haciendo referencia a lo que dices?

          https://novuelvoaengordar.com/2018/06/20/si-no-entendemos-las-causas-de-la-obesidad-vamos-a-seguir-sin-poder-prevenirla/

          ¿No crees que un obeso come mucho más, sea en gramos, calorías o lo que sea, que alguien que no lo es?

          Insistes en las mismas preguntas sin contestar a lo que yo te digo.

          ¿Come en exceso la persona que tiene un tumor que está creciendo? ¿Y es eso relevante?

          Para mí el diálogo acaba aquí porque me parece que me estás tomando el pelo.

          Un saludo

  4. Pues no, nada más lejos de mi intención.

    Y lo del tumor, te repito: desconozco lo que sucede cuando la gente tiene un tumor.

    Pero bueno, gracias por las respuestas.

    Saludos.

    • Ojiplático estoy, Leroy.

      No eres capaz de usar en la misma sentencia “exceso” y “crecimiento del tumor”, porque dices que desconoces cómo se produce ese proceso.

      No te creo. Creo que es obvio para cualquiera que la causa del crecimiento de un tumor no es un “exceso calórico”, pues de otro modo se podría evitar el crecimiento sin más que controlar la ingesta energética. No te creo, pero da igual: acepto tu argumento. Si no conoces las causas no te atreves a hablar de exceso.

      Y sin embargo con la obesidad, exceso, exceso, exceso, exceso, exceso, exceso, aun cuando ya te he explicado que para mí el problema de cantidad de comida es inexistente: creo que la causa raíz de la obesidad es qué comemos.

      ¿Eres la misma persona cuando no quieres hablar de exceso en un caso, porque dices que no entiendes qué sucede, que cuando insistes una y otra vez en hablar de exceso, siendo obvio que no sabes qué sucede?

      Sencillamente no te creo.

  5. Pues no me entero.
    Evidentemente no creo que un tumor se deba a un exceso calórico.
    Pero ¿qué tiene que ver un tumor con la obesidad? ¿es un fenómeno mediado por las hormonas?
    Lo desconozco, ni he pensado en ello.

    Con respecto a la obesidad sí creo que hay una hormona que influye de manera esencial: la insulina.
    Además que es como la pescadilla que se muerde la cola. A más peso, menos sensibilidad a la insulina y esto se convierte en un círculo vicioso.

    Pero que esto no se da en el vacío.
    Es decir, que si coges a los del experimento de Minnesota no se van a poner obesos aunque la dieta tenga los alimentos que sean.

    Hace falta, como se ve en el caso de los obesos, come cantidades grandes de comida y hasta ingentes para llegar a los obesos como los que aparecen en un documental como el del Peso de la Nación. Y durante años.
    Y eso sí me parece cuantificable.
    Además de que sí tengo la impresión de que nuestro organismo tiene mecanismos para que eso no suceda pero que tienen límites.

    ¿Es cierto tipo de alimentos el que hace que estos fallen? Puede ser perfectamente plausible.
    ¿La comida muy procesada influye en esto? Puede ser, aunque también puede pasar con comida casera.
    ¿Se debe a ingesta de harinas y azúcares? Pues en determinada gente me parece muy plausible. De hecho, en un porcentaje alto por las cifras crecientes de obesidad que vemos.

    Y desde luego me parece más lógico intervenir en la composición de la dieta que en la cantidad. Con dietas hipocalóricas no se soluciona. Cuando la gente pierde mucho peso suceden fenómenos peculiares como que presentan un RMR extrañamente bajo. Con el tiempo, incluso siguiendo a dieta, recuperan kilos.

    ¿Por qué te parece un problema hablar de “exceso” refiriéndose a las ingestas de comidas de grandes obesos? Eso no lo entiendo.
    En documentales es los que aparecen comiendo lo hacen en cantidades industriales. Se meten en una comida lo que tú y yo juntos comemos en uno o dos días.

    • Pues no me entero.
      Evidentemente no creo que un tumor se deba a un exceso calórico.
      Pero ¿qué tiene que ver un tumor con la obesidad? ¿es un fenómeno mediado por las hormonas?
      Lo desconozco, ni he pensado en ello.

      “Evidentemente no creo que un tumor se deba a un exceso calórico.”

      Evidentemente.

      “¿qué tiene que ver un tumor con la obesidad?”

      Es un crecimiento de un tejido. Se acumula energía. La causa no es un “exceso calórico”. Es un ejemplo de por qué “exceso” no es una obviedad en el caso de la obesidad.

      Si me preguntas si un tumor crece por un exceso calórico, te digo: no es aceptable usar el término “exceso” porque implica una causalidad injustificada.

      Si me preguntas si la gente obesa come en exceso, te digo lo mismo. No acepto el uso del término: nuestro cuerpo no funciona así.

      Con respecto a la obesidad sí creo que hay una hormona que influye de manera esencial: la insulina.
      Además que es como la pescadilla que se muerde la cola. A más peso, menos sensibilidad a la insulina y esto se convierte en un círculo vicioso.

      Pero que esto no se da en el vacío.
      Es decir, que si coges a los del experimento de Minnesota no se van a poner obesos aunque la dieta tenga los alimentos que sean.

      Lo que demuestra es que comer poco afecta a la salud mental.

      Lo que demuestra es que sabiendo seguro que “comieron poco” en todo momento, recuperaron toda la grasa corporal. (ver,ver,ver).

      Lo que demuestra es que seguimos pensando en términos de cantidad, hasta el punto de que un experimento que demuestra que el cuerpo se defiende de la escasez de comida, se usa como justificación para una dieta pseudocientífica que lleva 80 años fracasando.

      Hace falta, como se ve en el caso de los obesos, come cantidades grandes de comida y hasta ingentes para llegar a los obesos como los que aparecen en un documental como el del Peso de la Nación. Y durante años.
      Y eso sí me parece cuantificable.

      Si tienes un tumor que pesa 20 kg tienes que haber consumido grandes cantidades de comida. Igual de cuantificable.

      Seguro que han comido en exceso.

      Además de que sí tengo la impresión de que nuestro organismo tiene mecanismos para que eso no suceda pero que tienen límites.

      ¿Es cierto tipo de alimentos el que hace que estos fallen? Puede ser perfectamente plausible.
      ¿La comida muy procesada influye en esto? Puede ser, aunque también puede pasar con comida casera.
      ¿Se debe a ingesta de harinas y azúcares? Pues en determinada gente me parece muy plausible. De hecho, en un porcentaje alto por las cifras crecientes de obesidad que vemos.

      Seguro que el que tiene un tumor que está creciendo tiene los mecanismos de saciedad alterados. ¡El problema está en el cerebro!

      Y desde luego me parece más lógico intervenir en la composición de la dieta que en la cantidad. Con dietas hipocalóricas no se soluciona. Cuando la gente pierde mucho peso suceden fenómenos peculiares como que presentan un RMR extrañamente bajo. Con el tiempo, incluso siguiendo a dieta, recuperan kilos.

      No es necesariamente así. El RMR puede no ser el principal afectado. En cualquier caso, la tuya es una explicación que es fiel a CICO.

      https://novuelvoaengordar.com/2018/10/11/la-ralentizacion-del-metabolismo-y-la-tumba-metabolica/

      https://novuelvoaengordar.com/2017/10/25/en-respuesta-a-la-restriccion-calorica-nuestro-cuerpo-prioriza-almacenar-grasa-en-el-tejido-adiposo-1-de-6/

      ¿Por qué te parece un problema hablar de “exceso” refiriéndose a las ingestas de comidas de grandes obesos? Eso no lo entiendo.

      Da igual. No tenemos por qué entendernos. Si no entiendes por qué no quiero hablar de exceso calórico en el caso de un tumor, pues no pasa nada.

      En documentales es los que aparecen comiendo lo hacen en cantidades industriales. Se meten en una comida lo que tú y yo juntos comemos en uno o dos días.

      Y todos han engordado comiendo brócoli y carne.

  6. Gracias por las aclaraciones.
    A modo de lo que a mí (que puedo equivocarme, eh) me parece un resumen de tus tesis -y con esto acabo-, copiopego 2 textos de tu blog

    “En definitiva, la idea que quería transmitir es que hablar de comer demasiado o de comer en exceso es dar por bueno el falso paradigma de las calorías. Evitemos esas expresiones.

    “La gente está gorda porque come demasiado“. No, la gente engorda por razones que no conocemos del todo y acaban comiendo más comida de la que consumirían de no estar engordando. No es algo evidente que comer mucho, probablemente otra consecuencia de comer mal, sea en realidad la causa de engordar.”

    “El hecho contrastado es que el comportamiento de nuestro cuerpo NO viene determinado por la cantidad de calorías de la comida, ni en términos de grasa corporal ni de salud. Eso no quiere decir que alterar la cantidad de comida no pueda tener un efecto en nuestro cuerpo. Pero decir que las calorías importan es engañar, porque es mandar el mensaje de que son las que controlan el comportamiento de nuestro cuerpo, y eso es falso.”

    Es decir, la cantidad de calorías no importa y además las calorías no son iguales. Lo relevante es el efecto insulínico de los alimentos que ingerimos. Hablar de “exceso” es sostener el paradigma CICO que tú ves completamente erróneo y en gran parte culpable de que no funcionen las medidas habituales contra la obesidad.
    Y hay alimentos que están en el origen de la epidemia de obesidad actual. Destacas azúcares, harinas, aceites vegetales y productos procesados.

    Lo único que me sorprende de esto último es que muchos de estos cereales que consideras problemáticos, como el trigo, llevan con nosotros milenios (ya se que se aduce que desde la revolución verde han sido modificados, etc, pero ¿esto es tan relevante a efectos de la obesidad?), o los aceites.
    Y no había pandemia de obesidad.

    Y por último, aunque hablas de los beneficios del deporte en algún post, ¿no consideras la inactividad física actual como un factor muy importante en el crecimiento de la obesidad? ¿no lo ves aocmo algo esencial? ¿qué opinión tienes a este respecto?

    Y con esto me despido. Gracias de nuevo.

Deja un comentario. Si los comentarios no contribuyen/aportan a los artículos publicados no los publico. Tampoco los publico si intentan forzar un debate o una toma de postura que el autor no ha planteado o que ha dado por cerrada. No publico comentarios descalificativos ni críticas fuera de lugar o que considere que no aportan nada. Si percibo intención de molestar en lugar de participar, o si no detecto vida inteligente, tampoco será publicado.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.